ABAO-OLBE estrena nueva producción de La Forza del Destino, de Giuseppe Verdi

La forza del destino

ABAO-OLBE despide 2013 con el estreno de una nueva producción de La Forza del Destino, la ópera más singular del repertorio verdiano en la que escenas de emotivo lirismo y elegancia alternan con grandes momentos satíricos. Se trata del último título de los tres que esta temporada han hecho su aportación al emblemático proyecto Tutto Verdi. Los próximos días 16, 19, 22 y 25 de noviembre, con el patrocinio del INAEM y 20 años después de su última representación en el Coliseo Albia, sube a escena esta obra de madurez del maestro italiano en su versión de 1869.

Esta ópera en cuatro actos, basada en la pieza teatral de Ángel Pérez de Saavedra, duque de Rivas, “Don Álvaro o la fuerza del sino”, considerada como el primer drama romántico español, y en “Wallensteins Lager” de Schiller, narra los desdichados amores de Leonora, hija del marqués de Calatrava y Don Álvaro, descendiente de la familia real inca. Para dar vida a sus protagonistas y afrontar su complejidad musical ABAO-OLBE ha reunido un elenco encabezado por el tenor italiano Roberto Aronica quien debuta en el papel ‘Don Álvaro’, el rol de su enamorada ‘Leonora’ recae en la soprano italiana Chiara Taigi, cierra el trío protagonista el barítono búlgaro Vladimir Stoyanov dando vida a ‘Don Carlo di Vargas’ y su sed de venganza. A su lado el bajo ucraniano Ievgen Orlov interpreta los roles de ‘Padre Guardiano’ y ‘Marqués de Calatrava’, la mezzosoprano Ana Ibarra debuta en Bilbao para poner voz a la gitana ‘Preziosilla’ y el bajo-barítono Bruno de Simone a ‘Fra Melitone’. Completan el amplio cartel el tenor Jon Plazaola como ‘Trabuco’, la mezzosoprano Marifé Nogales como ‘Curra’, el bajo David Aguayo como ‘Cirujano’ y el bajo-barítono Fernando Latorre como ‘Alcalde’.

El maestro Pietro Rizzo, uno de los directores con más talento de su generación y gran conocedor de la ópera italiana, debuta en ABAO para al frente de la Orquesta del Teatro Regio di Parma poner música a esta extensa y hermosa partitura cuya famosa obertura (sinfonía) se interpreta en esta versión antes del inicio del Acto II, siguiendo el ejemplo de las recientes producciones en la Ópera de París, el Liceo de Barcelona o la Ópera de Washington. Este apartado lo completa el Coro de Ópera de Bilbao, dirigido por Boris Dujin