Ángeles Blancas debuta en Bruselas

Artista poliédrica y de sólida personalidad, la soprano española Ángeles Blancas se siente estimulada ante los retos difíciles. Prueba de ello es haber afrontado en los últimos años algunas de las obras maestras más complejas del siglo XX. El repertorio centroeuropeo ha marcado su carrera en las pasadas temporadas, algo bastante inusual para un intérprete latino, siendo cada vez más solicitada internacionalmente para obras de autores como Janáček (su Kostelnička en Jenůfa dejó recientemente sin aliento al público del Teatro Massimo de Palermo) sin olvidar otras de Richard Strauss o incluso de Richard Wagner, autores que ensanchan su repertorio de cabecera. Ahora es el turno de dos pesos pesados de la música contemporánea que asumirá en un doble programa en La Monnaie de Bruselas. Il Prigioniero, del italiano Luigi Dallapiccola, y Das Dehege, del alemán Wolfgang Rihm, óperas de extrema dificultad y programadas en la misma sesión, tendrán como protagonista absoluta a Ángeles Blancas los días 16, 18, 19, 21, 23, 25 y 27 de enero de 2018. “Me he encerrado –literalmente– durante semanas para asimilar técnica y orgánicamente ambas obras, de muchísima dificultad, tanto en la parte rítmico-musical como vocal”, afirma la intérprete. En la obra de Dallapiccola, uno de los primeros compositores italianos en abrazar la dodecafonía, la soprano española se meterá en el papel de La Madre; se trata de una ópera de un solo acto de gran intensidad dramática, cuya acción se desarrolla en una prisión en Zaragoza durante la época de la Inquisición. Estrenada en Italia en 1949, en España no vio la luz hasta el año 2010; Blancas lo debutó en 2014 de la mano de Antonio Pappano.

En la segunda parte de la velada se representará Das Gehege, de Rhim (1952), un compositor clave en la escena musical europea. “He descubierto con esta obra que mis límites estaban más lejos de lo que creía”, afirma la cantante; “mi personaje, Anita, es de una complejidad arrolladora y metérmelo en la piel ha sido todo una prueba de fuego; es muy exigente en todo sentido –musical y escénico¬– ya que el peso dramático recae sobre él –no hay otros roles que te permitan dar un respiro– y por eso mismo me apasiona y conmueve”, sentencia.

En La Monnaie Ángeles Blancas estará dirigida musicalmente en ambas óperas por Franck Ollu, en una puesta en escena que lleva la firma de Andrea Breth, quien para Blancas es “una directora que trabaja de un modo minucioso, muy construido y elaborado, dando sentido a cada detalle; su visión de Das Gehege es interesantísima: la psicología del personaje es de grandes contrastes y Breth saca punta tanto a su lado dramático como al cómico. En esta historia, Anita libera un águila de su jaula antes de matarla, para lo que Breth se ha inspirado en Une semaine de bonté, una serie de dibujos potentísima creada por Marx Ernst, artista fundamental del movimiento dadá y del surrealismo. En cualquier caso, ambas obras forman un díptico que explora la relación compleja y ambivalente entre una víctima y su verdugo, un tema de rabiosa actualidad”. Se trata de una coproducción entre el coliseo belga y la Ópera de Stuttgart, teatro en el que también se representarán varias funciones de este díptico durante la primavera, siempre con la artista madrileña como protagonista.

Más información

Etiquetado con: , , ,