El Cuarteto Quiroga y Jörg Widmann estrenan el segundo encargo realizado por el CNDM al maestro Peter Eötvos

Cuarteto Quiroga

El sábado 9 de febrero a las 19.30 horas, el Centro Nacional de Difusión Musical (CNDM) presenta en la Sala de Cámara del Auditorio Nacional al laureadoCuarteto Quiroga, reciente Premio Nacional de Música 2018, junto al prestigioso clarinetista y compositor Jörg Widmann. La razón de este excepcional cruce de caminos es el estreno absoluto de Joyce, encargo que el CNDM ha realizado junto a la Sociedad Filarmónica de Badajoz al compositor húngaro Peter Eötvös. Esta es la segunda obra que nuestra institución solicita a este maestro internacional, tras el cuarteto para cuerda y soprano Ciclo sirenas coencargado en 2015 en coproducción con el Wigmore Hall de Londres, la TonhalleGesellschaft de Zúrich, la Alte Oper de Fránkfurt, el IRCAM – Centre Pompidou de París, ProQuartet – Centre Européen de Musique de Chambre de París y el Südwestrundfunk estrenado por el Cuarteto Calder y la soprano Audrey Luna. De hecho, esta nueva pieza nace de uno de los movimientos de aquel ciclo, pero esta vez, para cuarteto de cuerda y clarinete. El programa lo completarán el Cuarteto nº 2 de Béla Bartók (obra incluida en Terra, último disco del Cuarteto Quiroga) y el Quinteto para clarinete y cuerdad en si bemol mayorde Carl Maria Von Weber. Las últimas entradas para estos dos conciertos, con un precio general de 10 a 20 euros, están a la venta en las taquillas del Auditorio Nacional, teatros del INAEM, www.entradasinaem.es y 902 22 49 49. Al día siguiente, el concierto se repetirá en Badajoz dentro del X Ciclo de Música Actual y, como complemento a estos dos conciertos, el lunes 11 de febrero, el Cuarteto Quiroga participará en un encuentro en la Universidad San Pablo CEU.

Kafka, Joyce y Eötvös

Peter Eötvös, compositor, director de orquesta y profesor húngaro, es, sin duda alguna, uno de los intérpretes de música del siglo XX más importantes del mundo. Nacido en Transilvania en 1944, es considerado desde hace mucho tiempo uno de las personalidades más significativas e influyentes de la escena musical internacional y uno de los directores y compositores más importantes, gracias a sus óperas, trabajos orquestales y conciertos escritos para los artistas más destacados. Para Eötvös es vital transmitir su extenso conocimiento a otros, objetivo que consigue a través de su trabajo como profesor de los Conservatorios de Colonia y Karlsruhe y de sus clases magistrales y seminarios impartidos por toda Europa, además del apoyo que ofrece a jóvenes compositores y directores gracias a dos instituciones radicadas en Budapest: el “International Eötvös Institute” (creado en 1991) y la “Eötvös Contemporary Music Foundation” (fundada en 2004).

La idea de Joyce procede de The Sirens Cycle (2015-2016) para cuarteto de cuerda y soprano, pieza dividida en diez movimientos que «tradujo» a lenguaje musical textos de Homero, Joyce y Kafka. El punto de partida de aquella composición era el extraño relato de Kafka El silencio de las sirenas. La temática cautivó a Eötvös hasta el punto de crear nexos entre el motivo de las sirenas kafkianas y otros dos atribuidos a Joyce y Homero. De este modo surgió un ciclo en tres partes muy diferentes entre sí que, no obstante, encarnan en su diversidad al canto o, en palabras de Kafka, al silencio de las sirenas. A ello hay que añadir otro Joyce para clarinete solo —escrito por Eötvös pensando en el gran Jörg Widmann— que es el germen de esta nueva perspectiva que ahora nos ofrece del lenguaje de James Joyce, ampliándolo en esta ocasión con un cuarteto de cuerda. Según Francisco García Tortosa, su editor y traductor, en el Ulises de Joyce «el estilo queda a merced de la lengua». Y esa lengua, esa voz, esa confrontación, pero también complementariedad de estilos, es lo que aquí nos llega en forma de sonido.

Según Eötvös: “Mis composiciones tienen siempre un carácter narrativo. Por lo general parten del lenguaje hablado. Eso se evidencia a través de la temática de mis piezas y la propensión a una articulación musical muy minuciosa. Componer para instrumentos de cuerda me produce un placer especial, ya que son los más cercanos al habla, gracias a su rica paleta de colores y a su enorme ámbito, que abarca desde los sonidos más graves a los más agudos y chillones”.

Cuerdas mayúsculas

El Cuarteto Quiroga, cuarteto residente en el Palacio Real de Madrid, responsable de su colección palatina de Stradivarius decorados, está considerado hoy como uno de los grupos más singulares y activos de la nueva generación europea, internacionalmente reconocido entre crítica y público por la fuerte personalidad de su carácter como grupo y por sus interpretaciones audaces y renovadoras. El grupo nació con la voluntad de rendir homenaje al gran violinista gallego Manuel Quiroga, uno de los instrumentistas más importantes de nuestra historia musical. Formado con Rainer Schmidt, Walter Levin y Hatto Beyerle (cuartetos Hagen, LaSalle y Alban Berg) en la Escuela Reina Sofía, la Musikhochschule de Basilea, y la European Chamber Music Academy (ECMA), en su personalidad musical han influido también maestros como György Kurtág, Ferenc Rados, András Keller, Eberhard Feltz y Johannes Meissl. Galardonado en los más prestigiosos concursos internacionales para cuarteto (Burdeos, Paolo Borciani, Pekín, Ginebra, París, etc.), es habitual de las salas más importantes del escenario camerístico internacional (Wigmore Hall London, Philarmonie Berlin, Frick Collection y Lincoln Center New York, Invalides Paris, Auditorio Nacional Madrid, Heidelberger Frühling, National Gallery Washington DC, Concertgebouw Amsterdam, Da Camera Los Ángeles, Martinu Hall Praga, Nybrokajen Estocolmo, Stadtcasino Basel, Mozarteum Salzburg, etc.). Recientes ganadores del Premio Nacional de Música 2018, entre sus galardones también destacan el Premio ‘Ojo Crítico 2007’ de RNE y la Medalla de Oro 2006 del Palau de Barcelona. El Cuarteto comparte escenario habitualmente con músicos de la talla de Martha Argerich, Javier Perianes, Richard Lester, Vladimir Mendelssohn, Alain Meunier, David Kadouch, Darío Mariño, Enrique Bagaría, Carles Trepat, y miembros de los cuartetos Alban Berg, Hagen, Meta4, Casals, Doric, Arcanto, Galatea y Ardeo, entre otros.

Fuertemente implicados con la enseñanza de la música de cámara, son profesores en el Curso Internacional de Llanes, responsables de la Cátedra de Cuarteto y Música de Cámara del Conservatorio Superior de Música de Aragón e invitados regularmente a impartir clases en la JONDE y en Conservatorios Superiores y Universidades de toda Europa, Estados Unidos y América Latina. Su primer disco, Statements, cosechó el aplauso unánime de la crítica especializada y fue galardonado con el Premio al “Mejor Álbum 2012” por la Unión Fonográfica Independiente. Su segundo trabajo, (R)evolutions, dedicado a la música temprana de la Segunda Escuela de Viena, ha sido recibido con las mejores críticas y las más altas distinciones por la prensa especializada europea y norteamericana. En España ha sido distinguido con el sello ‘Excepcional’ de la revista Scherzo y como “disco para la historia” por la revista Ritmo. Sus siguientes trabajos discográficos, Frei Aber Einsam (Cobra), dedicado a los Cuartetos Opus 51 de Johannes Brahms y su colaboración discográfica con Javier Perianes para Harmonia Mundi, dedicada a los Quintetos para piano y cuerdas de Granados y Turina, han cosechado premios y reconocimientos en revistas como Scherzo, Ritmo, Melómano (España), The Strad, Gramophone, BBC Music Magazine (UK), Pizzicato (Luxemburgo), Luister (Holanda) y en medios como Radio France (“Disco recomendado”), NDR-Deutschland (“Disco del Año”), Klara Belgium (“Disco del Mes”), ICMA (finalista 2017) etc. La pasada temporada salió a la luz su quinto CD, Terra, con obras de Bartók, Ginastera y Halffter, grabado también para Cobra Records. El Cuarteto Quiroga tiene su residencia oficial en la Fundación Museo Cerralbo de Madrid. Cibrán Sierra y los demás miembros del cuarteto desean expresar su gratitud a los herederos de Paola Modiano por su generosa cesión del violín Nicola Amati “Arnold Rosé” de 1682.

La agrupación integrada por Aitor Hevia (violín), Cibrán Sierra (violín), Josep Puchades (viola) y Helena Poggio (violonchelo) acaba de iniciar una gira junto a la artista argentina Martha Argerich, que continuarán en abril por varias ciudades de Italia. En estos primeros meses del año, su agenda incluye actuaciones en numerosas ciudades españolas y europeas, una gira por Estados Unidos y la publicación de su sexto álbum, una antología de música de su género creada en el entorno del Madrid de Goya. El disco, que incluye primeras grabaciones de obras inéditas de artistas como Boccherini o Brunetti, fue grabado a mediados del mes de diciembre en Flandes y saldrá a la venta en el sello Cobra Records.

Fotografía: Igor.cat

 

Etiquetado con: , , , ,