Temporada de ópera 2012-2013

Temporada 12-13

La temporada de ópera que se inicia a partir de este mes de septiembre lo hace con cierta inquietud. La subida del IVA que afecta de manera especial a todo tipo de espectáculos, la amenaza de huelga por parte de los trabajadores de algunos teatros, solo son algunos de los problemas que pueden empezar también en septiembre.
Ante perspectivas tan negativas, el mejor antídoto es una buena programación, no necesarimente a través de un gran desembolso económico, sino gracias a una gestión inteligente. Esperemos que quienes se encargan de este tipo de negociado nos sorprendan y demuestren, no sería la primera vez, que los tiempos de penumbra también pueden resultar muy inspiradores.

TEATRO REAL
El Teatro Real de Madrid es uno sobre los que planea la sombra de la huelga. Empieza la temporada el 7 de septiembre con cierta polémica, ya que la primera producción, Moses und Aron, de Arnold Schönberg en versión concierto, supone una inversión siimilar a la de otras producciones escenificadas.
El 28 de septiembre, la ópera Boris Godunov de Musorgski. Por primera vez en el Teatro Real se representará la ópera completa con sus 10 escenas y el acto polaco incluido, lo que permitirá apreciar la genialidad de Musorgski.
Del 2 al 15 de noviembre es el turno del programa doble, Il prigionero, de Luigi Dallapiccola, y Suor Angelica, de Puccini.
El mes de diciembre es para Macbeth. No podía faltar un Verdi este año en Madrid, y la obra elegida ha sido la más apreciada por el compositor, que tanto admiraba a Shakespeare.
El año comienza con una ópera en versión concierto, Parsifal. Para este año Wagner, la más madura de sus obras. Thomas Hengelbrock dirigirá, entre otros, a Matthias Goerne y Angela Denoke. El 22 de enero se estrena el encargo del Teatro a Philip Glass, The Perfesct American, dedicada a la figura de Walt Disney y basada en la novela del mismo título de Stephan Junk.
Tal vez para contrarrestar a las críticas que le acusan de despreciar el repertorio tradicional, esta temporada Mortier se ha decidido, nada menos, que por tres Mozart.
El 23 de febrero el primero, Così fan tutte, que tiene como uno de sus máximos atractivos la realización de la escenografía por Michael Haneke.
Don Giovanni en abril. Iba a ser este el estreno de Ainhoa Arteta en el Real, dejémoslo en re-estreno. El tercer Mozar es para el verano, 29 de junio y 2 y 4 de julio una Flauta Mágica dirigida musicalmente por Sir Simon Rattle y escenográficamente por Robert Carsen.
El 3 y 7 de marzo una nueva ópera en versión concierto, Roberto Devereux, escrita en momentos muy difíciles para su compositor, Gaetano Donizetti, que acababa de perder a su mujer y al hijo que esperaba.
Marzo termina con la última ópera en versión concierto de la temporada, Les pêcheurs de perles, de Bizet. En esta ocasión, Nadir, el pescador que, ciego de amor, sacrifica la amistad por la pasión, será interpretado por Juan Diego Florez. El trío protagonista se completa con Patrizia Ciofi y Mariusz Kwiecien.
En mayo será Ricardo Muti quien regrese al Real con otro título de Mercadante, de quien es perfecto conocedor de su obra. La rappresaglia es otra perla del compositor napolitano en España que el Maestro italiano ha rescatado para la actualidad.
Ya en el mes de junio, del 3 al 20, la ópera de Alban Berg, Wozzeck, basada en la obra de Georg Büchner, convierte en protagonista a un antihéroe, erigiéndose en símbolo de la opresión del hombre por el hombre. Esta obra supone el estreno en el Real del innovador director de escena Christoph Marthaler.
La temporada de ópera termina en julio con Il postino, del compositor mexicano Daniel Catán. Nueva producción del Teatro Real y excusa perfecta para el concurso de Plácido Domingo, que no podía faltar tampoco esta temporada. Trata de la ficticia amistad entre Pablo Neruda y un cartero, que tanto éxito cinematográfico tuvo.
Las noches del Real, que esperemos tengan más éxito que las de la temporada pasada, las inicia un concierto dirigido por Ingo Metzmacher y al piano Roger Muraro. La segunda noche es para el barítono Mattthias Goerne dirigido por Teodor Currentzis.
En la tercera, el protagonismo es para el flamenco, que empiza a ocupar el lugar que le corresponde. El guitarrista Cañizares, el 9 de diciembre.
El 26 de enero, en la cuarta, el director Semyon Bychkov compartirá escenario con las pianistas Katia y Marielle Labèque.
La quinta noche la mezzosoprano Joyce DiDonato y el director Alan Curtis ofrecerán un completo recital el 8 de marzo.
Sexta noche, es el turno de Titus Engel y María Bayo y la séptima noche, disfrutaremos del piano de Maurizio Pollini.
La octava, la soprano Meash Brueggergosman, acompañada a la batuta por Sylvain Cambreling.
La novena, que serán dos, 1 y 3 de julio, Teodor Currentzis dirige a Veronika Dzhioeva, Violeta Urmana, Jorge de León e Ildebrando D´Arcangelo en el Requiem de Verdi.
La última noche está reservada a Rufus Wainwright. Acompañado por la Orquesta Titular del Teatro Real.

GRAN TEATRE DEL LICEU
Doce óperas presenta el Gran Teatre del Liceu en una prometedora y equilibrada temporada. A estas doce hay que sumarle las tres que en versión concierto, formarán el Festival de Bayreuth que el Teatro ha organizado para celebrar un nuevo año Wagner.
La temporada da comienzo en octubre, con la ópera La forza del destino, de Verdi, de quien también se conmemora el bicentenario. L´elisir d´amore de Donizetti, con la participación de Rolando Villazón, y Rusalka de Dvorák nos llevarán hasta final de año.
Enero da comienzo con dos obras en versión concierto, Il pirata, de Bellini y Iolanta de Chaikovski. Febrero es para Los cuentos de Hoffmann con una Natalie Dessay que borda su personaje.

La ópera contemporánea, a modo de concesión, llegará en marzo y estará representada por Street Scene, de Kurt Weill.
Marzo continua con Madame Butterfly de Puccini con Roberto Alagna en el papel de Pinkerton.
En abril y mayo, El oro del Rin, Wagner, y Il turco in Italia, Rossini.
La temporada de ópera termina con la versión concierto de Rienzi, Wagner y Lucio Silla, el Mozart de esta temorada.

Donde más pueden notarse los recortes quizá sea en los conciertos y recitales. Estos últimos se limitan a dos, el contratenor Bejun Metha, el tres de diciembre, y la mezzosoprano Joyce DiDonato, el seis de marzo.
En el resto de programación de conciertos resaltar a Jordi Savall que presentará la Tragedia lírica en Francia en tiempos de Luis XV, el quince de febrero.

PALAU DE LES ARTS
Pero es el Palau de Les Arts de Valencia donde la escasez de recursos se hace más evidente al compararlo con anteriores temporadas. El Teatro cerró desde el catorce de julio hasta el veintisiete de agosto, esperando con ello ahorrar unos 200.000 € en mantenimiento del edificio.
Este teatro siempre ha sido de los últimos en anunciar sus temporadas, pero este año se está prolongando demasiado. Probablemente haya aún algunas cosas sin cerrar. Lo que produce pánico entre los aficionados de Valencia y alrededores. Lo que sabemos hasta ahora, y esperando que se confirme, es que la temporada dará comienzo el diez de noviembre con Rigoletto, que junto a I due foscari, con Plácido Domingo, y Otello, conforman el homenaje que el Palau rinde a Verdi en este año. Otro título que compone el repertorio de esta temporada es La Boheme, Puccini, dirigida por Ricardo Chailly.
Damiano Michieletto regresa al Palau con una colorista versión de Il barbiere di Siviglia de Rossini. Cerrando la temporada de ópera una Flauta mágica de Mozart en abril.

TEATRO DE LA MAESTRANZA
El Teatro de la Maestranza de Sevilla presenta esta temporada siete títulos operísticos. Comienza el veinticinco de octubre con Thaïs, de Massenet, cuyo principal intérprete estará a cargo del incombustible Plácido Domingo. Diciembre se estrena con Sigfrido, el Wagner que la Maestranza ha programado.
Ya en febrero de 2013 un programa doble, Sánka, de Janàcek y Caballería Rusticana, de Mascagni.
El diecisiete de marzo una ópera en versión concierto, La Princesa de Navarra, de Rameau.
En el mes de mayo una obra de Manuel Penella, El gato montés que da paso a un final de temporada más que interesante. Un Rigolatto con la participación de Leo Nucci, Mariola Cantarero, Ismael Jordi, Celso Albelo y Mª José Montiel, entre otros.

Dos recitales ha programado la Maestranza para las sopranos Ainhoa Arteta, el tres de diciembre, y María Bayo el veintiséis de enero.

Publicado en Críticas