Emocionante Matthias Goerne

Goerne

Inolvidable recital de Matthias Goerne en el Teatro de la Zarzuela. Una indisposición del barítono alemán, obligó al cambio de fechas, del 5 de febrero al 30 de mayo. A tenor del resultado, el aplazamiento y la espera han merecido la pena.
Un recital cuidadosamente elaborado, donde las obras de R. Schumann y G. Mahler se alternan con milimétrica perfección. Un programa coherente en lo profundo, cargado de melancólicos textos de amor y despedidas. Y una interpretación magistral como vehículo del verdadero y exacto carácter de cada una de las obras.

Apareció Goerne en el escenario sobre el que se concentró unos minutos. Silencios como obertura a los noventa minutos que, sin descanso, y perfectamente agrupados por temáticas, fue ofreciendo de manera continua cada uno de los títulos programados. Con una intensidad que fue creciendo y arrebatando al propio Goerne y con él, al público. Una interpretación sentida, delicada y enérgica, según el requerimiento de la obra en cada momento. Pero siempre cargada de emotividad. Esa emotividad que una siempre espera y que tan pocas veces llega. Esa expresión intensa en la interpretación emocionada que derriba cuanto encuentra a su paso para alojarse en el cuarto de las cosas que no se olvidan.

Ich bin der Welt abhanden gekommen”, (Me he retirado del mundo), es el título de una de las más emocionantes lied de Mahler que interpretó Matthias Goerne, y sí, durante noventa minutos, nos retiró del mundo…