Liceu 2010-11

Liceu 2010-2011

Si en la mayoría de las programaciones para la próxima temporada se nota un considerable recorte de presupuestos, no se puede decir lo mismo del Teatro del Liceu. Se puede decir que en la temporada 2010-2011 tirará la casa por la ventana.

Comienza la temporada el cuatro de septiembre con Iphigénie en Tauride, de Christoph Willibald Gluck, dirigida por Jan Michael Horstmann.
Le segruirá el 27 de septiembre una nueva producción del Liceu con el Teatro Massimo de Palermo y el Regio de Turín, Carmen, de Georges Bizet y dirigida por Marc Piollet. En las distintas representaciones a lo largo de la temporada contará con un amplio reparto de voces: Béatrice Uria-Monzon, Roberto Alagna, Marina Poplavskaia, Erwin Schrott, Eliana Bayón, Itxaro Mentxaka. Jossie Perez, Brandon Jovanovich, Neil Schicoff ,Barbara Haveman, Anna Caterina Antonacci, Fabio Armiliato, María Bayo, Kyle Ketelsen, Jossie Perez, Neil Shicoff, Ainhoa Artet, María José Montiel, Germán Villar, Ainhoa Garmendia y Àngel Òdena.
En noviembre otra coproducción del Liceu, esta vez con el Gran Teatro de Ginebra, Lulu, de Alban Berg. Dirigida por el titular del Coliseo barcelonés, Michael Boder y con la interpretación de Patricia Petibon, Michael Volle, Paul Groves, Andreas Hörl, Franz Grundheber, Julia Juon, Marisa Martins, entre otros.
En diciembre un clásico de repertorio, Fastaff, de Giuseppe Verdi. Dirigido por Fabio Luisi y con las voces principales de Ambrogio Maestri, Fiorenza Cedolins, Ludovic Tézier, Mariola Cantarero, Elisabetta Fiorillo, Maite Beaumont, Joel Prieto, Raúl Giménez.
2011 comienza con Anna Bolena, de Gaetano Donizetti. Una nueva producción del Liceo dirigida por Stefan Anton Reck y con las voces, en sus dos repartos de Edita Gruberova, Elina Garanña, Josep Bros, Carlo Colombara, Sonia Prina, Simón Orfila y Jon Plazaola.
También, Fiorenza Cedolins, Sonia Ganassi, José Manuel Zapata, Simón Orfila y Marina Rodríguez-Cusí, entre otros.
A partir del 20 de febrero, otra de repertorio, Parsifal, de Richard Wagner. Michael Boder a la batuta y con Klaus Florian Vogt, Anja Kampe, Alan Held, Hans-Peter König, Boaz Daniel, Ante Jerkunica, Anna Puche Rosado, Inés Moraleda, Estefania Perdomo en los papeles principales.
En abril un programa doble, también clásico, Cavalleria rusticana / Pagliacci, de Pietro Mascagni y Ruggero Leoncavallo. Bajo la dirección musical de Daniele Callegari interpretarán los personajes principales Ildiko Komlosi, Ángeles Blancas, Marcello Giordani, Marco di Felice, Carlos Álvarez, Josephine Barstow, David Alegret, Ginger Costa-Jackson, Luciana D’Intino, Inva Mula, José Cur, Paoletta Marrocu, Olga Mykytenko, José Ferrero, Piero Giuliacci, Vittorio Vitelli, Gabriel Bermúdez, Jorge de León, entre otros.
En mayo se presenta Der Freischütz, de Carl Maria von Weber que viene del Staatsoper de Hamburgo y estará dirigida por Marc Albrecht.
A finales de junio se estrena la ópera LByron, del compositor catalán Agustí Charles, dirigida por Martin Lukas Meister.
El 6 y 9 de julio, versión concierto de Tamerlano de Händel. Dirigida por William Lacey y con un importante reparto: Plácido Domingo, Bejun Mehta, Max Emanuel Cencic, uno de los mejores contratenores del panorama actual, Sarah Fox, Anne Sofie von Otter y Vito Priante.
La temporada de ópera termina con Daphne, de Richard Strauss, también en versión concierto, dirigida por Pablo González e interpretada por: Ricarda Merbeth, Janina Baechle, Burkhard Fritz, Rainer Trost y Robert Holl.

Un apartado que merece toda la atención, por los excepcionales intérpretes que lo forman, es el de recitales y conciertos.
Comienza el 4 de octubre con una de las voces más admiradas en el Liceu, al que no suele faltar ninguna temporada. La soprano Violeta Urmana, acompañada al piano por Jan Philipp Schulze.
También en octubre, pero el 10, El tenor Jonas Kaufmann. Una de las voces más prometedoras del panorama operístico, acompañado por Helmut Deutsch al piano.
Y el 16 de mayo, una de las voces más delicadas y hermosas, el contratenos Andreas Scholl. Acompañado por Tamar Halperin al piano.
El 11 de marzo, La soprano canadiense Measha Brueggergosman, junto al Ensemble Intercontemporain, bajo la dirección musical de Peter Eötvös.
El 3 de abril será el turno del tenor Rolando Villazón, acompañado por la Orquesta del Gran Teatro del Liceu y dirigido por Michael Hofstetter.
Y, por último, el 26 y 28 de mayo el concierto de la Orquesta del Gran Teatre del Liceu, dirigida por Josep Pnos, contará con una de las más aclamadas sopranos europeas, Diana Damrau.
En resumen, una programación que seguiremos atentamente.

Publicado en Críticas