Recital de Matthias Goerne

Matthias Goerne

16 de noviembre. Hoy está programada en el Teatro Real una de sus noches, la segunda. Pero no cualquier noche, esta es especial. El barítono alemán Matthias Goerne regresa a este teatro después de cinco años de ausencia. Y para completar el cartel, el joven director griego, Teodor Currentzis, que se encuentra ya ensayando el próximo Macbeth, estará al frente de la orquesta. Con un recital de esta altura, y con la mayoría de las entradas a ocho y doce euros, no deja de sorprender que haya quedado demasiado papel en taquilla. ¿Qué está fallando? Tal vez la planificación de un recital como este en la temporada no sea la más adecuada. Lo cierto es que las alarmas empiezan a sonar en el Real.

Matthias Goerne es sin duda uno de los más excepcionales liederistas, y volvió a demostrarlo el viernes. De una expresividad indudable, canta con exquisito gusto, con carácter y contundencia. Con momentos muy delicados y bellísimos. Ha mejorado el falseado de sus agudos aunque continúa teniendo problemas en los graves. Por algo es barítono y no bajo puro.

Pero pasemos a sus dificultades. A estas alturas de su profesión, abandonemos ya toda esperanza de que Goerne consiga un apoyo natural y deje de cantar engolado.
Se sufre viéndole tan apurado, obligándose con todo el cuerpo para conseguir la emisión, necesitando sonoras aspiraciones. Si el aire que sale de sus pulmones lo hiciese con fluidez, todo su cuerpo estaría relajado y no sería necesario observar como las venas de su cabeza y su cuello tomaban volumen. Le vimos sudar la gota gorda sin necesidad, pero como digo, ya es tarde.

Magnífica fue la dirección de orquesta. Currentzis no es un especialista en Mahler. Tal vez por eso sea aún más meritoria su actuación. Extrajo de la Orquesta del Teatro gran cantidad de matices, delicadeza, expresividad, brío y energía. Lo hizo con sus manos libres, sin batuta, haciendo fluir los movimiento de manera natural y segura, siempre atento y lleno de dinamismo. Promete un Macbeth de gran altura.

Publicado en Críticas