Imogen Holst. Choral Works. Benjamin Britten

Imagen Holst

El proceso de creación de un quinteto, mediante la inclusión de un violonchelo al cuarteto clásico, supone siempre un reto para el compositor, ya sea Boccherini, Onslow o Schubert. En este caso, Schubert planteó en su opus 163 póstumo un cambio con respecto a la regla, mediante un color más grave y con un control de la forma magistral, que busca una evidente dimensión orquestal y metafísica tan sobrecogedora que la obra se ha convertido en una de las cimas de la música de cámara. El cuarteto Arcanto cuenta con la colaboración del violonchelista Oliver Marron en esta grabación.

Publicado en CDs/DVDs