Ambrogio Maestri es Scarpia en el Liceu

Es el barítono de moda, portada en revistas como Opera News (Estados Unidos) u Ópera Actual (España). Premiado por la crítica barcelonesa como mejor cantante de la temporada pasada por su Dulcamara (L’elisir d’amore) en el Gran Teatre del Liceu, Ambrogio Maestri regresa en marzo a ese mismo escenario con un personaje que nada tiene que ver con el divertido dottore de Donizetti: vuelve para ser el malo malísimo de la Tosca pucciniana, el temible barone Vittelio Scarpia, un mago del poder y del deseo que sucumbe a manos de la celosa protagonista y que este semestre también cantará en Viena, Múnich y Berlín. “Me gusta mucho hacer de malo”, afirma el cantante
italiano; “Scarpia es un personaje de detalles, no solo de fuerza bruta: tiene que saber mandar con una mirada, no gesticular ni moverse demasiado. Para eso tiene a sus servidores y policías. Es un noble siciliano, malvado, pero siempre con una elegancia sutil y perversa”.

Llega a Barcelona después de triunfar en el Met neoyorquino con su incomparable Falstaff, uno de los personajes que ha hecho suyo y que ha cantado por medio mundo y en los mejores escenarios. En el Liceu barcelonés estará los días 8, 11, 14, 17, 20 y 23 de marzo junto a un reparto que completan Sondra Radvanovsky y Riccardo Massi, bajo la dirección musical de Paolo Carignani y en una nueva coproducción que firma el director de escena español Paco Azorín para el Gran Teatre y el Teatro de La Maestranza de
Sevilla.

Apasionado de la buena mesa y de las nuevas tecnologías, Ambrogio Maestri cuelga periódicamente en su canal Youtube recetas de cocina realizadas por él mismo, mientras que los concursos que organiza en su perfil de facebook tienen cada vez más seguidores.