Chailly y Kavakos, mejor disco del año

Chailly

Dos artistas de Decca, Riccardo Chailly y Leonidas Kavakos, han sido condecorados en los Premios Gramophone 2014, ganando los premios a la Mejor Grabación del Año y Artista del Año, respectivamente, en los “Oscars” de la música clásica en Londres.
Ambos músicos estuvieron presentes en la ceremonia celebrada en St John’s Smith Square, en la que Chailly – que está recuperándose de un brazo roto – también recibió el Premio Orquestal por su monumental ciclo de las cuatro sinfonías de Brahms con la Orquesta de la Gewandhaus de Leipzig. Las Sinfonías de publicarán en Pure Audio (Blu-ray disc) el 22 de septiembre en Decca Classics.

La Orquesta de la Gewandhaus de Leipzig – la orquesta más antigua del mundo – tiene muy a gala sus lazos históricos con Brahms. El propio director dirigió a la orquesta en los estrenos en Leipzig de sus sinfonías primera, segunda y tercera, así como en los estrenos mundiales de varias otras obras fundamentales, por lo que este álbum constituye un homenaje muy apropiado al gran compositor.

James Jolly, Redactor Jefe de la revista Gramophone, ha declarado: “Puede garantizarse que Riccardo Chailly va a hacernos escuchar de nuevo a los clásicos del repertorio, y este álbum dedicado a Brahms no constituye ninguna excepción. Con la Orquesta de la Gewandhaus en una forma extraordinaria, estamos ante una grabación que compendia el modo en que la música clásica se reinventa a sí misma y sigue resultando relevante para cada una de las nuevas generaciones”.

El violinista griego Leonidas Kavakos estuvo presente para recoger su Premio al Artista del Año, decidido por medio de una votación pública internacional. James Jolly afirmó al respecto: “En algo que resulta inusual, Leonidas Kavakos ha tenido que esperar 23 años desde que recibió su primer Premio Gramophone (el Concierto para violín de Sibelius en su versión original allá por 1991). Este Premio, decidido por votación pública, honra a un músico en su mejor momento que es requerido en todo el mundo y que nos ha ofrecido notables grabaciones del Concierto para violín de Brahms, las Sonatas para violín de Beethoven y las tres Sonatas de Brahms (todas para Decca)”. Le entregó este premio la Artista del Año del año pasado, la trompetista Alison Balsom.

Por otro lado, el director Sir Neville Marriner, una leyenda musical, en el año de su 90º cumpleaños, recibibió el Premio a un Logro Sobresaliente, creado especialmente para él. De su premio, que le fue entregado por el gran pianista Alfred Brendel, James Jolly afirmó: “Sir Neville Marriner – cuyo trabajo es sinónimo de la Academy of St Martin the Fields, que él mismo fundó hace más de medio siglo – ha enriquecido el catálogo discográfico como lo han hecho muy pocos directores. Un intérprete siempre elegante y vibrante de música que va desde el Barroco hasta la época actual, las grabaciones de Sir Neville deben figurar con seguridad en la colección de todos los amantes de la música”. Decca Classics publicó recientemente una caja de 28 CD con el nombre de “Neville Marriner: Los Años de Argo”.

El clavecinista Mahan Esfahani, que ha firmado recientemente con Deutsche Grammophon, ganó el premio a la mejor grabación instrumental barroca por su disco para el sello Hyperion que contiene las Sonatas de Württemberg de Carl Philipp Emanuel Bach.

Los ganadores ya previamente anunciados del resto de las categorías discográficas recibieron también cada uno de sus premios. A la ceremonia asistieron figuras fundamentales de la industria y músicos como Iestyn Davies, Kyung Wha Chung, Mahan Esfahani, John Butt y George Benjamin, y los lectores de Gramophone pudieron vivirla por primera vez en muchos años.

El número dedicado a los Premios de Gramophone se publicará el 18 de septiembre con información completa sobre los Premios y los ganadores de los mismos.