El Teatro Real retransmite al aire libre Tosca y La Novena de Beethoven

Tosca

Se acerca el final de una temporada de ópera que el Teatro Real ha vivido con especial intensidad, ya que ha sido el único teatro lírico del mundo que ha presentado una programación completa en el periodo 2020-2021, y en la que cada vez que se ha levantado el telón se ha sentido como una recompensa artística y humana en defensa de la cultura segura.

Con este ánimo, el Teatro Real quiere compartir con todos estas citas, antes del descanso estival y cuando se cumple justo un año de la reapertura después del confinamiento, retransmitiendo en pantallas al aire libre, en la Plaza de Oriente y en la Plaza de Isabel II (Ópera), dos de sus espectáculos de esta Temporada. Para ello, se ha adaptado el espacio público a la normativa de seguridad sanitaria de la Comunidad de Madrid frente a la COVID-19, procurando un aforo limitado, con distancia de seguridad, al que se accederá con localidades gratuitas obtenidas previa reserva en la página web del Teatro a partir del 5 de julio a las 11.00 horas.

Ese mismo día, para quienes no puedan desplazarse o vivan fuera de la Comunidad, la ópera también se retransmitirá gratuitamente, a las 21.00 horas, en MyOperaPlayer (donde pasará a formar parte del catálogo) y en los canales de YouTube del Teatro Real y de RTVE, coproductora de la producción audiovisual. Al día siguiente, 11 de julio, a las 23.00 horas, Tosca será emitida en La 2 de TV.

La gran fiesta comenzará el sábado a las 12.00 horas con la retransmisión de la Novena Sinfonía de Beethoven, Sinfonía nº 9 en re menor, op. 125 “Coral”, interpretada en el Teatro Real el pasado mes de septiembre para conmemorar el 250 aniversario del nacimiento del compositor alemán, dirigida por Gustavo Dudamel al frente de la Orquesta Titular del Teatro Real.

El concierto contó también con la participación de los Alumnos de la Escuela Superior de Música Reina Sofía, el

Orfeo Català, el Cor de Cambra del Palau de la Musica Catalana, la soprano Susanne Elmark, la mezzosoprano Aigul Akhmetshina, el tenor Leonardo Capalbo, y el barítono José Antonio López.

A las 21.00 horas, una hora y media después del inicio de la ópera en el escenario, para evitar el calor y la excesiva claridad que puede haber a las 19.30 horas, dará comienzo la retransmisión de Tosca, de Giacomo Puccini, uno de los títulos más bellos y populares del repertorio lírico. La obra estará protagonizada por las voces de la soprano Sondra Radvanovsky (Floria Tosca), el tenor Joseph Calleja (Cavaradossi) y el barítono Carlos Álvarez (Scarpia).

Al frente del extraordinario elenco y del Coro y Orquesta Titulares del Teatro Real estará el maestro Nicola Luisotti, director principal invitado del Teatro Real, cuya presencia ha sido fundamental durante este largo período de convivencia con la pandemia, dirigiendo la excepcional Traviata después del confinamiento estricto (hace justo un año) e inaugurando la presente temporada, el pasado septiembre, con Un ballo in maschera, estimulando con su dedicación, confianza y entrega, tanto a los artistas como a los trabajadores.

El director de escena Paco Azorín concibe la ópera como concebida como un viaje del exterior al interior de los personajes, con apoyo de proyecciones y un decorado circular que evoluciona del realismo del primer acto a un progresivo lenguaje más conceptual y simbólico, llevando al espectador a penetrar en la atmósfera revolucionaria, caótica y despiadada de las luchas napoleónicas y contrarrevolucionarias, germen de los movimientos que llevarían a la unificación de Italia años más tarde.

Haciendo un paralelismo entre la trágica historia amorosa de la protagonista y la lucha contra un poder corrupto y autocrático, Tosca lucha por el hombre al que ama hasta la humillación y el asesinato, encarnando simbólicamente la defensa a ultranza de los ideales revolucionarios.

En la producción que se verá en el Real se ha mantenido la dramaturgia original, pero se han introducido algunos cambios, como la incorporación de un personaje inspirado en el cuadro La libertad guiando al pueblo, de Eugène Delacroix, que simboliza la revolución, o el nuevo diseño del vestuario del personaje titular, concebido por Ulises Mérida, con el que se pretende reforzar el carácter de diva operística de Tosca, completando el figurinismo original de Isidre Prunés, fallecido en 2014.

Fotografía: Javier del Real