El legendario Daniel Barenboim regresa a Ibermúsica con su nuevo piano

Daniel Barenboim

El pianista y director de orquesta Daniel Barenboim, uno de los intérpretes más singulares y profundos de la escena musical actual, actuará el próximo domingo 27 de noviembre dentro de la 47ª temporada de Ibermúsica. Barenboim abordará al piano obras de Schubert (Sonata en La Mayor, D. 664 y Sonata en La Mayor, D. 959); Chopin (Balada núm. 1 op. 23); y Liszt (Funérailles y Vals Mefisto núm. 1). La actuación, que tendrá lugar en el Auditorio Nacional de Música de Madrid, será la tercera de su gira española. Primero ofrecerá un recital en Zaragoza (miércoles, día 23) y en Barcelona (jueves, día 24). Las entradas están agotadas en Zaragoza y Madrid, últimas entradas disponibles en Barcelona.

Barenboim, Premio Príncipe de Asturias de la Concordia en 2002, es el artista más fiel de los ciclos de Ibermúsica con 130 actuaciones programadas dentro de los mismos por toda España hasta la fecha. Se trata de uno de los grandes intérpretes de los siglos XX y XXI y una figura clave que ha incorporado a su trabajo un credo ético e intelectual insobornable. Le acompaña en esta gira un piano diseñado por él mismo junto al fabricante belga Chris Maene y que protagoniza su último álbum, publicado a principios de noviembre por el sello Deutsche Grammophon. Lleva por título On my new piano. Este nuevo instrumento, basado en la versión restaurada del piano de Liszt que Barenboim utilizó en un recital en 2011, tiene las cuerdas rectas y paralelas en lugar de diagonales, lo que genera un sonido más transparente y cálido que el producido por los pianos modernos.

La 47ª temporada de Ibermúsica, en la que se encuadra esta actuación, arrancó el pasado 24 de junio con el concierto inaugural de la Filarmónica de Viena. Desde entonces, y hasta mayo de 2017, Ibermúsica ha programado 25 conciertos con 12 de las mejores orquestas del mundo. Se trata de la marca que lleva cerca de medio siglo trayendo lo mejor de la música a España. La institución, fundada por Alfonso Aijón, ha evolucionado en concordancia con los tiempos y ha sabido preservar el interés por la música clásica.

DANIEL BARENBOIM

Barenboim nació en Buenos Aires en 1942 en el seno de una familia de músicos. Recibió sus primeras clases de piano a los cinco años y ofreció su primer concierto público a los siete. En 1952, se trasladó con su familia a Israel. Cuando apenas tenía 11 años, participó en las clases de dirección de Igor Markevich, en Salzburgo y, ese verano, fue presentado al veterano director de orquesta Wilhelm Furtwängler, que lo calificó de fenómeno único.

Su precoz talento y brillantez al piano propiciaron su debut internacional a los 10 años en Viena y Roma; más tarde, actuó en Londres (1956) y Nueva York (1957), con Leopold Stokowski. Desde entonces, ha realizado frecuentes giras por Europa, Estados Unidos, Sudamérica, Australia y Asia.

Comenzó a ejercer como director de orquesta en 1967 tras su debut al frente de la Philharmonia Orchestra, en Londres. Desde entonces, ha dirigido las más prestigiosas agrupaciones de todo el mundo. Entre 1975 y 1989, ocupó el puesto de Director Titular de la Orchestre de Paris. Asimismo, como director de ópera, Barenboim debutó en el Festival de Edimburgo de 1973 con Don Giovanni de Mozart. De 1991 a 2006, fue Director Titular de la Chicago Symphony Orchestra y, más tarde, fue nombrado por los músicos Director Honorífico Vitalicio. En 1992, asumió el cargo de Director Musical de la Ópera Estatal Unter den Linden, el teatro de ópera más importante de Berlín y uno de los más relevantes de Alemania. En 2000, la Staatskapelle Berlin lo nombró Director Vitalicio. Tanto en el terreno operístico como en el concertístico, Daniel Barenboim y la Staatskapelle Berlin han desarrollado un amplio repertorio de obras sinfónicas. El próximo mes de diciembre volverá a ponerse al frente de esta agrupación en un concierto en la capital alemana en el que abordarán Má vlast, una de las obras más célebres del compositor checo Bedřich Smetana.

En 1999, fundó, junto con el literato e intelectual palestino Edward Said (fallecido en Nueva York en 2003), el West-Eastern Divan Workshop, que reúne a jóvenes músicos de Israel y países árabes cada verano para tocar juntos y promover así el diálogo entre las diversas culturas de Oriente Medio. En 2014, coincidiendo con el 15 aniversario de la orquesta, ofrecieron un recital en Emiratos Árabes. Entre los numerosos premios y distinciones de los que ha sido merecedor, cabe destacar el Premio Príncipe de Asturias de la Concordia en 2002, compartido con el propio Said. Además, Barenboim es autor de varios libros: una autobiografía, Mi vida en la música; Paralelismos y Paradojas, con Edward Said; El sonido es vida: El poder de la música; Diálogos sobre música y teatro. Tristán e Isolda, con Patrice Chéreau (2008); y, el más reciente, La música es un todo: Ética y Estética (2012).

A principios de este mes de noviembre Deutsche Grammophon lanzó un nuevo álbum Barenboim, Batiashvili & Staatskapelle Berlin perform Tchaikovsky & Sibelius, el primer proyecto junto a la violinista Lisa Batiashvili. Al mismo tiempo también veía la luz su LP On my new piano (Deutsche Grammophon) con piezas de Scarlatti, Beethoven, Chopin, Wagner y Liszt. En él, se perciben las asombrosas cualidades tonales del piano diseñado por el propio Barenboim y Chris Maene, cuyos apellidos bautizan este nuevo instrumento. El pianista se embarcó en este proyecto en 2011, tras ofrecer un concierto con el piano restaurado de Liszt, con la intención de unir el sonido de antes con las innovaciones técnicas de hoy en día.

PROGRAMA DOMINGO 27 NOVIEMBRE

Auditorio Nacional de Música, Sala Sinfónica, 19:30 horas

Duración aproximada 110 minutos

PROGRAMA MUSICAL
Schubert Sonata en La Mayor, D.664
Schubert Sonata en La Mayor D.959
Chopin Balada núm. 1 op. 23
Liszt Funérailles
Liszt Vals Mefisto núm. 1