EspañolEnglishDeutsch

René Jacobs y la Freiburger Barockorchester traen al CNDM los Oratorios Barrocos

Rene JACOBS

Una de las noticias más celebradas de los últimos años dentro de la Música Antigua fue el descubrimiento de las obras de Antonio Caldara, el autor que, conjuntamente con Händel, mejor ha compuesto para la voz durante el periodo barroco. El camino de su reposición se inició hace algo más de 25 años cuando René Jacobs, volcado ya brillantemente en la dirección de orquesta, rescató el manuscrito de la obra Maddalena ai piedi di Cristo (1697-1698) en Viena, y la llevó al disco en una mítica grabación multipremiada que aún a día de hoy nos sigue conmoviendo profundamente. Aquella música extraordinaria de Caldara, repleta de lirismo, de juegos retóricos y giros operísticos, regresa el 10 de abril a las 19:00 horas al Centro Nacional de Difusión Musical (CNDM), bajo la dirección del mismo Jacobs que la devolviera a la luz en 1996 y abrazada por una de las orquestas referenciales en el repertorio del siglo XVIII, la Freiburger Barockorchester.

La Maddalena de Caldara es mucho más que un oratorio veneciano. Funciona en realidad como una especie de ópera sacra que gracias al genio del compositor se transforma en un compendio de bellezas donde lo terrenal y lo espiritual del ser humano compiten por hacerse hueco entre sus arias. Es, en definitiva, el viejo conflicto entre el deseo y la razón al que tanto ha necesitado cantar y escribir el ser humano. Lo que convierte este concierto en uno de los acontecimientos de la temporada no es sólo la vuelta a los escenarios de la partitura privilegiada de Caldara, sino el hecho de hacerlo de la mano de uno de los directores que mejor entienden el fenómeno del canto, René Jacobs, y arropada por la que durante muchos años ha sido y sigue siendo tal vez la punta de lanza de las orquestas especializadas. De ese espléndido tándem han surgido algunas de las grabaciones y conciertos más memorables de las últimas dos décadas.

Para afrontar esta composición que Caldara imaginó tan exigente, es necesario un reparto de garantías, que en este caso encabeza la codiciada soprano Giulia Semenzato, una voz versátil capaz de deslumbrar a la Royal Opera House como Sussana en Le nozze di Figaro y al Festival de Aix-en-Provence con su Nannetta en Falstaff. La mezzo Marianne Beate Kielland y el tenor Joshua Ellicott acompañan a Semenzato en un reparto que completan algunas de las voces más interesantes del panorama barroco, como el contratenor (ganador del X Les Jardin des Voix) Alberto Miguélez Rouco,  el barítono Johannes Weisser y la contralto Helena Rasker.

La Freiburger Barockorchester, en un inmejorable estado de forma, regresa a Madrid tras su exitoso concierto con el Requiem de Biber de la temporada pasada. Pocas orquestas pueden presumir de mantener durante más de tres décadas estándares de calidad tan altos dentro de la interpretación históricamente informada, y una responsabilidad tan marcada a la hora de recuperar repertorio olvidado a través de los años. Algunas de sus grabaciones, como el Don Giovanni mozartiano precisamente con Jacobs, se mantienen a día de hoy como referencias indiscutibles.

En una música con tanta carga retórica resulta esencial contar con una guía que traduzca los códigos barrocos hasta nuestros días. Así, y como parte de la iniciativa pedagógica «Contextos Barrocos» del CNDM, a las 18:00 horas tendrá lugar en el Salón de Actos del Auditorio Nacional de Música una charla a cargo de Eduardo Torrico, especialista y redactor jefe de la revista SCHERZO, y donde, de manera tan informada como desenfadada, se irán desgranando los secretos fundamentales de la obra .

Cuando René Jacobs dio el salto del canto a la dirección musical, pocos podían imaginar su sentido del color a la hora de enfrentar la tímbrica de la orquesta y su desarrollado gusto por el matiz. Varias décadas más tarde y con casi trescientas grabaciones a sus espaldas, podemos verle de nuevo en acción con una de sus obras fetiche, y al cargo de la orquesta con la que mejor química mantiene, todo ello en el escenario de la Sala Sinfónica del Auditorio Nacional, con localidades que van de 15 a 40 euros, a la venta en las taquillas del Auditorio Nacional de Música, teatros del INAEM, www.entradasinaem.es y en el teléfono 91 193 93 21.

©Photo Philippe MATSAS