El Stabat Mater de Pergolesi abre las puertas a la Navidad

Academia Bizantina

El domingo 18 de diciembre a las 19.30 horas, el ciclo Universo Barroco del Centro Nacional de Difusión Musical (CNDM) presenta en la Sala Sinfónica del Auditorio Nacional de Música de Madrid su última cita del presente año. Este concierto navideño estará protagonizado por el Stabat Mater de Giovanni Battista Pergolesi, con la Salve Regina en la menor de este mismo autor y el Concerto grosso nº 5 en re menorde Domenico Scarlatti y Charles Avison para completar el programa. Los encargados de darle vida serán el conjunto italiano Accademia Bizantina, con el clavecinista Ottavio Dantone a la dirección y un elenco vocal excepcional protagonizado por grandes voces internacionales especializadas en este repertorio: la soprano Silvia Frigato y la contralto Sara Migardo.

El “sublime poema del dolor”

Como recuerda el musicólogo José María Domínguez:”Para Vincenzo Bellini el Stabat Materde Giovanni Battista Pergolesi (1710-1736) era un `sublime poema del dolor´. El Romanticismo encontró en esta obra y en la fama de su compositor un emblema de la escuela napolitana, por analogía con Mozart y su Requiem. Según la leyenda, el doloroso carácter del Stabat procedía del amor imposible de Pergolesi por su alumna, la noble María Spinelli, en cuyas exequias dirigió la obra, ya moribundo. En realidad, según la hipótesis más plausible, el Stabat fue encargado en 1734 por una cofradía napolitana para sustituir la homónima composición de Alessandro Scarlatti con una obra más moderna, inspirada en una religiosidad intimista y subjetiva. Aquella leyenda fue creada por Francesco Florimo, el estudioso amigo de Bellini que fabricó una identidad común para la legión de compositores de fama internacional forjada en Nápoles desde siglos atrás, inventando el concepto de escuela napolitana, cuyo máximo exponente sería Alessandro Scarlatti. Pero el fundamento histórico de la propuesta de Florimo ha sido cuestionado desde hace décadas. Es imposible distinguir la música napolitana de la escrita en Roma o en Venecia sobre bases estilísticas. Y, sin embargo, algo de escuela hay en el origen de la obra religiosa de Pergolesi. El Stabat está de hecho hoy en el centro de la agenda musicológica internacional interesada por los métodos didácticos que se utilizaban en los prestigiosos conservatorios de la ciudad. Se trata de los partimenti, ejercicios para aprender los fundamentos de la composición a través de la práctica. A modo de puzzle, los partimenti eran esquemas de bajo continuo que encerraban diversas posibilidades combinatorias. Las obras religiosas de Pergolesi, como las sonatas de Domenico Scarlatti, son producto de una forma mentis entrenada en el método de enseñanza de los conservatorios de Nápoles, verdadera apoteosis de la escuela napolitana.”

Accademia Bizantina se fundó en Rávena en 1983 con la intención de “interpretar música como un gran cuarteto”. Desde entonces el grupo se gestiona de forma autónoma gracias a sus miembros, garantizando así el enfoque de la música de cámara en sus interpretaciones, que es lo que siempre les ha distinguido. Una serie de personalidades destacadas del panorama musical internacional apoyaron el desarrollo y crecimiento de la orquesta, entre otros Jorg Demus, Carlo Chiarappa, Riccardo Muti y Luciano Berio. A lo largo de los años también han disfrutado de la colaboración de varios músicos importantes, como Stefano Montanari, que ha sido un miembro fundamental de la orquesta durante más de 20 años. Esto ha permitido al conjunto, que toca instrumentos de época, especializarse aún más en los repertorios de los siglos XVII, XVIII y XIX. Gradualmente, la orquesta desarrolló una voz distinguida por adoptar su propio estilo interpretativo basándose en un idioma común y una forma de interpretar compartida, reflejando la tradición más noble de la música de cámara italiana. En 1989, Ottavio Dantone se unió a la orquesta como clavecinista y en 1996 fue nombrado director musical y artístico, garantizando así el prestigio y la calidad artística del grupo. Bajo su experta dirección, Accademia Bizantina incorporó la investigación filológica y un enfoque estético a la interpretación de la música del período barroco. Las habilidades de Dantone, su imaginación y sofisticación se han combinado con el entusiasmo y la empatía artística de cada miembro de la banda, dando a sus interpretaciones la profundidad que les convierte en uno de los conjuntos más prestigiosos de la escena musical internacional actual. En 1999, Accademia Bizantina puso en escena su primera ópera, Giulio Sabino de Giuseppe Sarti. La orquesta se ha ido especializando en el redescubrimiento e interpretación de óperas barrocas, desde grandes obras hasta óperas que nunca se han interpretado en los tiempos modernos. El conjunto actúa en salas de conciertos y en festivales de todo el mundo. Sus muchas grabaciones, principalmente para Decca, Harmonia Mundi y Naïve, han recibido numerosos galardones, incluyendo el Diapason d’Or, Midem y una nominación a los Grammy de la música por “O Solitude” de Purcell con Andreas Scholl. De especial relevancia son sus colaboraciones con los violinistas Viktoria Mullova y Giuliano Carmignola y con el contratenor Andreas Scholl, con quien han realizado las principales giras internacionales y proyectos de grabación (para Onyx, Deutsche Grammophon, Harmonia Mundi y Decca). Entre las nuevas producciones inerpretadas por la orquesta durante 2016 han estado la L’incoronazione di Dario de Antonio Vivaldi, Alcina y Belshazzarde Haendel y El arte de la fuga de J. S. Bach.

Las entradas, con un precio general de 12€ a 30€, y descuentos hasta del 60% para los menores de 26 años y desempleados (entradas de “Último minuto”, con compra desde una hora antes del inicio del concierto en las taquillas de la sala) ya están a la venta en las taquillas del Auditorio Nacional y teatros del INAEM, además de venta online en www.entradasinaem.es y por teléfono en el 902 22 49 49.

Etiquetado con: , , , ,