nicht veröffentlichten Partituren von Mozart

Mozart Noten

letzte 2 August 2009, und 240 Jahre, nachdem sie gemacht, Österreichische Pianist Florian Birsak gespielt, erste enpúblico, und in der ursprünglichen Komponisten Piano Forte, in seiner Familie zu Hause, zwei nicht veröffentlichte Werke von Mozart präsentierte die Mozarterum International Foundation in Salzburg.

Zwei kurze Werke geschrieben von Mozart in Amadeus Kindheit. Sie wurden geschrieben speziell wenn Mozart 7 in 8 Jahre alt. Se trata de un movimiento de concierto para piano de unos cinco minutos de duración. Una partitura “de extraordinario virtuosismo, un Molte Allegro que, offensichtlich, constituye el primer movimiento de un concierto para clavecín en Sol Mayor.
Compuesto entre 1763-64, es una sensación histórica, que arroja nuevas luces sobre el desarrollo del talento de Mozart”. Según explicó Ulrich Leisinger, investigador de la Fundación, Pressekonferenz.
La otra obra es un Preludio de poco más de un minuto y también de extraordinaria calidad.
Las composiciones halladas forman parte de un conocido manuscrito, “Libro de Música de Nannert”. Este libro es un conjunto de piezas y ejercicios musicales que Leopold Mozart había recopilado en 1759 para su hija María Anna (llamada cariñosamente Nannert).

Aunque este libro se había publicado en 1950, estas dos obras pasaron desapercibidas. Al no estar firmadas por ningún autor se pensó que Leopold Mozart se limitó a transcribirlas para su hija de algún autor anónimo.
Los expertos de la Fundación están hoy seguros que fueron escritas por el joven Mozart. Como éste no dominaba suficientemente la escritura musical, la interpretó al piano para su padre y éste escribió las partituras. Leopold Mozart no contaba con los conocimientos técnicos musicales suficientes para haber compuesto estas piezas.
Para Leisinger “la pieza refleja la extraordinaria capacidad técnica que tenían los jóvenes hermanos Mozart para tocar el piano y que hasta ahora sólo se conocía por comentarios escritos por contemporáneos. Este hallazgo es la primera prueba de ello”.