Nancy Fabiola Herrera

Nancy Herrera Fabioloa

After performing this season at the Paris National Opera as Maddalena in Rigoletto, now he comes to Madrid, the Teatro de la Zarzuela, with his recital "Gypsy".
With the same serenity that shows on stage and sensuality of an enveloping voice, Canarian mezzosoprano Nancy Fabiola Herrera receives us in Madrid newcomer Brazil, after giving two successful concerts there.

CLASSIC ELAN: He continued his studies in the USA and developed most of his professional career in the American Continent.. Does America Offer More Artistic Opportunities Than Europe?

NANCY FABIOLA HERRERA: NYC is a nerve center for the arts, the most important in the whole continent. European record companies are also represented and carry out their casting and auditions. For all this, and more if you have done your studies there, it is very comfortable to live and work there. Professionally it is the best place for me and it is where my pianist is also, my preparers, my teacher and I don't have to go to other places to audition. Above all it offers comfort.

B.C: Spoken of "Gypsies", which is the production that brings you to the Teatro de la Zarzuela in Madrid, What's different?

N.F.H.: This concert is a recital to use. It differs from the initial show in that we have dispensed with the corps de ballet and part of the stage representation. The main idea is to use works in which the protagonist is the Spanish gypsy woman within the world of lyric, symphonic, opera and zarzuela. This role of woman is the protagonist of the show.

B.C: The characters she plays are usually very temperamental women with an important dramatic demand. At some point there is a clash between both techniques, the vowel and the artistic?

N.F.H.: To avoid this you must have great versatility and mastery. Each character has a different vocal requirement, apart from the dramatic requirement. The vocality of a zarzuela is not the same as, if it is complete, you have to combine the spoken part with the sung part, with an opera that has no dialogue. The requirement is different.
This recital is about women, all of them temperamental, and that offers the opportunity to show a very diverse color palette.. These works represent different aspects of that gypsy woman. Represents the passionate part, the superstition part, of magic, the gypsy who emigrates, the one who dies of love. So you have to have a great chameleon capacity to be able to go from one character to another in a single night and give each one its specific characteristics..
This is not easy but it is a very nice challenge. It means that you can take the audience on a journey of emotions under the same common thread, which is the gypsy woman seen through the eyes of different composers. They are characters that touch me deeply and that have a part that I really like, which is their spiritual component..

B.C: And is there in the representation a certain margin of improvisation or do we have to abide by the dictatorship of the stage direction?

N.F.H.: When we talk about a staging we always start from an initial concept, but there is nothing unforgiving. You can have a director with a very specific concept, see a character in a certain way and make a scenic proposal, but the artist also has to agree with that proposal. If the agreement is not complete, dialogue must be sought until it is achieved to be convincing in the interpretation. If you do not believe in the scenic proposal it is very difficult to reach the public. One has to be convinced of what it does, but there is usually no dictatorship except in very extreme cases. Forever, in the interest of the director, as in the artist's, a dialogue is established and a joint creation is reached. Ideas are shared and the result is the result of the idea of ​​both.

B.C: It has a very versatile and forceful instrument and we see how it grows and matures. With its characteristics and regarding the repertoire, Where do you think your voice is evolving?

N.F.H.: The voice is a changing entity. Attending to that change, there are two main issues: one is the repertoire that by nature is most comfortable with your voice and another, is the one that you adapt as the voice matures.
Dentro de lo que me resulta más apropiado cantar me gusta ser versátil, interpretar diferentes personajes con tesituras vocales distintas. Siempre dentro de mis características. Me interesan los personajes que tienen algo que decir, que tienen riqueza y diferentes estilos. No me gusta decir que soy especialista en un repertorio concreto y ceñirme a él, aunque esto también sea muy bonito y un auténtico arte. Pero en mi caso pienso que hay una paleta tan variada de obras y estilos que no me resisto a hacer incursiones en cada una de ellas.
La voz es algo que uno va observando como cambia, como adquiere solidez y cambian sus características. Se va definiendo entonces un repertorio que, maybe, no era el más adecuado en un principio pero al que se llega después de una evolución de la voz.
Dentro de poco me veo haciendo incursiones en obras de Verdi, un Verdi temprano, más lírico. Roles tal vez más adecuados a la madurez actual de mi voz. Por ejemplo una Dalila o una Gioconda. Son roles que van siendo de un gran peso y madurez. Yo voy absorbiendo y probando, cuando veo que algo está lo suficientemente maduro y resulta adecuado y cómodo a mis características, voy hacia delante con ello.

B.C: Respecto a la captación de nuevos públicos, tanto espectadores como artistas, ¿cómo ve el fututo de la ópera?

N.F.H.: Creo que los teatros están haciendo un gran esfuerzo para presentar propuestas más cercanas a todo tipo de público. Desde hace varios años se están ofreciendo espectáculos que hacen la lírica más popular.
Creo que el concierto de los tres Tenores marcó un antes y un después en este tipo de acontecimientos. Ya no era solo un grupo exclusivo el que podía tener acceso a la lírica. No quedó casi nadie en el mundo que no supiera que se había producido ese concierto, y sus protagonistas se hicieron populares y eran reconocidos por todos los públicos. Es importante sumarse a propuestas diferentes para llegar a más gente, pero siempre respetando la esencia de las obras a representar.
Soy optimista con el futuro, es un mundo en constante transformación. Respecto a los artistas, hay una cantidad de voces maravillosas y creo que ahora los cantantes tienes más oportunidades de formarse, de prepararse realmente para esta carrera. El hamdicap puede estar en que vivimos en el mundo de la rapidez y la inmediatez. Parece que no hay tiempo suficiente para madurar, que falta tiempo, lo queremos todo ya y la voz es un proceso físico interno.
Hoy en día parece que lo que prima en un cantante a la hora de interpretar un personaje es el componente físico, parece que la voz ha pasado a un segundo plano, y estamos hablando de ópera, donde lo más importante es la voz, el instrumento. Que el rol que se interpreta sea el adecuado. Pero no siempre sucede así. El peligro es que a un artista joven se le exijan roles que no son los adecuados. Si no se cuidan estos aspectos se puede acortar la carrera de un artista. Se debe ser paciente, cosa muy difícil cuando se es joven, Y, especially, en estos momentos en los que lo inmediato es tan importante. Parece que perdiéramos el tren.
La necesidad de madurar, de tener una proyección a largo plazo, permite desarrollar mejor una carrera. A veces hasta los propios agentes o teatros caen también en ese error. Parece que se trata de ofrecer algo a corto plazo sin importar demasiado lo que pueda pasar después. Los jóvenes artistas deben tomar conciencia y no ceder a la inmediatez. Deben ser observadores de su voz y sus características y elegir muy bien lo que es conveniente en cada momento. Lo contrario puede pasar factura.
While, tenemos que ser imaginativos para atraer al público, hacer que asista a los teatros a ver cualquier expresión artística. Que no se conformen con ver un vídeo o la televisión. Que se acerquen a disfrutarlo en vivo y aprecien la diferencia. Que se sorprendan.

B.C: Ud. Tiene una gran capacidad de transmitir sobre el escenario, ¿cómo se canaliza toda esa energía que llega al público?

N.F.H.: Creo que ante todo somos comunicadores. The actor, the singer, the painter… tratamos de comunicar con nuestro arte. En ese momento te conviertes en un canal de energía en el que, through music, estimulas los sentidos y sentimientos de quienes nos escuchan.Cr
Creo que es muy importante ser honesto con uno mismo y no ignorar tu interior. Hay que ser capaz de atreverse a mostrar la alegría, el sufrimiento, the passion… y todo de manera muy honesta.
Cuando tengo que interpretar un personaje, en ese momento me convierto en él, de esa manera observo que llego al público con más intensidad. Si adopto el personaje, si me lo creo, quien me escuche lo va a creer también. Si no es así, es difícil convencer a nadie. La energía no miente, llega o no llega.
Hay gente que interpreta con tal honestidad, con una capacidad de comunicación de corazón a corazón que te mueve por dentro, que no te deja indiferente y eso es lo que el público busca. No quieren salir del teatro igual que entraron. Para eso hay que dejar que fluya la energía y se produzca la magia de la comunicación.
Para que esto se produzca hay que trabajar mucho con el propio cuerpo, para responder a esa exigencias vocales y al llegar al escenario, no tener que pensar ni calcular, sino dejar que todo fluya.