Aurélien Pontier publica su nuevo álbumVienna Joyful apocalypse 

Aurelien Portier. Vienna Joyful Apocalypse

El pianista francés Aurélien Pontier ha concebido Vienna, Joyful Apocalypse como «un homenaje a la Viena de finales del siglo XX», reuniendo las 14 piezas solistas del álbum en «una narración dramática, que abarca una celebración de la alegría de vivir vienesa -ambigua en su energía, inspirada en los últimos destellos de vida antes de la catástrofe final- y también la nostalgia que impregna la literatura y la música vienesas de este periodo».

Las últimas décadas del Imperio Austrohúngaro ejercen un atractivo ambivalente. Vibrante, pero también decadente, fue una época de oro y sombras. Viena estaba en plena efervescencia cultural e intelectual, inspirándose en la tradición y abriendo nuevos horizontes en la música, la literatura, las artes visuales, la arquitectura y la psicología. La Primera Guerra Mundial y la disolución del Imperio en 1918 pusieron fin a esta época.

Aurélien Pontier, alumno premiado del Conservatorio Nacional Superior de Música de París, ha sido elogiado por la revista Diapason por su «dominio del teclado, sus sonoridades claras y densas y su integridad de enfoque». Aunque es parisino, puede presumir de tener «Wiener Blut» corriendo por sus venas, ya que algunos de sus antepasados procedían de Austro-Hungría. Ha dado forma a Viena, Apocalipsis gozoso para culminar en la suntuosa pero siniestra obra maestra de Ravel, La Valse, terminada en 1920. No es casualidad que el compositor pensara titularla simplemente Wien. En palabras de Pontier, es «simultáneamente una apoteosis y un apocalipsis».

El álbum se abre con música que ejemplifica el lado exuberante y divertido de Viena: valses de la opereta de Johann Strauss II Die Fledermaus (representada por primera vez en 1874) en una «paráfrasis de concierto» del pianista nacido en Praga Alfred Grünfeld (1852-1924). Strauss también está representado con versiones virtuosas de la Polca Pizzicato (adaptada por Otto Schulhof) y el vals vienés más famoso de todos, El Danubio Azul (adaptado por Adolf Schulz-Evler).

Otros valses proceden del vienés Franz Schubert y de compositores nacidos más lejos: Liszt, Tchaikovsky y Godowsky (cuya apacible Alt-Wien -Viena Vieja- destila un encanto melancólico). Godowsky fue el dedicatario de la Polka de W.R, un chispeante arreglo de Rachmaninov de una pieza del compositor alemán de salón Franz Behr (W.R indica la transcripción alemana del nombre del padre de Rachmaninov: Wassily Rachmaninoff). El gran violinista vienés Fritz Kreisler está representado por su alegre Liebesleid, en otro arreglo de Rachmaninov.

La Valse está precedida por piezas de dos grandes compositores que nos llevan del Romanticismo al Modernismo: el sublime «Adagietto» de la Sinfonía nº 5 de Mahler (arreglado por Aurélien Pontier) y – escrita como homenaje a Mahler el año de su muerte a los 50 años – la última de las seis Klavierstücke op19 de Arnold Schoenberg, una breve y enigmática elegía.

En su introducción a Vienna, Joyful Apocalypse, Aurélien Pontier cita al periodista y novelista Joseph Roth, nacido en 1894 en los límites orientales del Imperio austrohúngaro, en lo que hoy es Ucrania. Se trasladó a Viena en 1914 y en 1932 escribió Radetzkymarsch – llamada así, por supuesto, por una famosa pieza de Johann Strauss I. Saga familiar, la novela también traza el declive y la caída del Imperio. Como escribió Roth, Viena «pasó casi en un instante de la representación de una opereta al espantoso teatro de la guerra mundial». Esta brutal progresión tiene algún eco en la visión que Maurice Ravel tiene de La Valse como «una especie de apoteosis del vals vienés, que se funde en mi mente con la impresión de un movimiento giratorio a la vez fantástico y fatal».

TRACKLIST

Alfred Grünfeld Soirée de Vienne, Op. 56 (Paraphrase on Waltz Motives from Johann Strauss’ Die Fledermaus).
Leopold Godowsky Triakontameron: No. 11, Alt Wien.
Otto Schulhoff 3 Bearbeitungen nach Motiven von Johann Strauss, Op. 9: No. 2, Pizzicato- Polka.
Sergei Rachmaninoff Polka de W.R. (After Behr’s La rieuse, Op. 303).
Piotr Ilyich Tchaikovsky 6 Pieces, Op. 51: No. 6, Valse sentimentale.
Piotr Ilyich Tchaikovsky Valse-Scherzo, Op.7.
Fritz Kreisler 3 Alt-Wiener Tanzweisen: No. 2, Liebesleid (Arr. Rachmaninoff for Piano).
Franz Schubert An die Musik, Op. 88 No. 4, D. 547 (Arr. Pontier for Piano).
Franz Schubert 12 Waltzes, Op. 18, D. 145: No. 6 in B Minor.
Franz Schubert Waltz in G-Flat Major, D. Anh. I/14 «Kupelwieser-Walzer».
Adolf Schulz-Evler Arabesken über «An der schönen blauen Donau» (After Johann Strauss’ Op. 314).
Franz Liszt 4 Valses oubliées, S. 215: No. 2 in A-Flat Major.
Gustav Mahler Symphony No. 5 in C-Sharp Minor: IV. Adagietto (Arr. Pontier for Piano).
Arnold Schönberg 6 Kleine Klavierstücke, Op. 19: No. 6, Sehr langsam.
Maurice Ravel La Valse, M. 72.