Jakub Józef Orliński prepara nuevo disco, “Anima Aeterna”

Jakub Józef Orliński

Anima Aeterna, es la nueva aventura del contratenor de origen polaco en la que explora arias sagradas y motetes del siglo XVIII. Sigue la línea de Anima Sacra, publicado en 2018, que anunciaba la llegada de Jakub Józef Orliński, tal y como describió la revista Gramophone, “una voz con un gran futuro”.

Al igual que Anima Sacra, el nuevo álbum incluye varias grabaciones de estreno mundial. A Jakub se unen nuevamente los instrumentistas de Il pomo d’oro, dirigido en esta ocasión por Francesco Corti. Una innovación que encontramos en este nuevo álbum es la participación del coro Il Pomo D´Oro y la presencia de otra solista vocal; la cautivadora soprano Fatma Said, cuyo reciente álbum debut El Nour causó sensación a nivel mundial. Fatma se une a Orliński para el brillante motete ‘Laetatus sum’ del compositor bohemio Jan Dismas Zelenka. El coro contribuye a otro motete, y a una de las grabaciones de estreno mundial, “Laudate Pueri, laudate Dominum” del compositor napolitano Gennaro Manna.

“Anima Aeterna pretende ser una continuación de Anima Sacra”, dice Jakub Józef Orliński. “Ofrece una especie de diálogo, una conversación entre los dos programas. Siempre quise que mis álbumes en solitario fueran declaraciones artísticas y presentaran ideas, contando grandes y pequeñas historias, creando conexiones y argumentos a través de sus programas”.

Para concebir e idear esta segunda Anima, Orliński volvió a trabajar con el músico y musicólogo polifacético Yannis François. Además de Zelenka (también representada por un virtuoso motete solo, ‘Barbara dira effera’, compuesta para el célebre castrato Domenico Annibali) y Manna, ofrece obras de Handel, Fux y dos compositores que, como Manna, son ‘redescubrimientos’: Francisco António de Almeida y Bartolomeo Nucci. De hecho, Yannis François cree que el aria de Nucci, de un oratorio sobre la historia de David y Goliat, constituye la primera aparición del compositor toscano en todo el catálogo grabado. La edición en LP de Anima Aeterna incluye una pista adicional y otra grabación de estreno mundial: “Gratias agimus tibi” del compositor napolitano Davide Perez.

“Una vez más, este álbum no trata tanto del lado religioso de las obras del programa como de las emociones que contienen”, continúa Orliński, “y de los diferentes instrumentos y voces que presentan. Puede encontrar composiciones con orquestaciones totalmente diferentes: con trompeta solista, violín, fagot, violonchelo, órgano y viola di bordone [un tipo de viola también conocida como baryton]. También hay un motete completo con coro y la maravillosa soprano, Fatma Said.

“Todo esto muestra aún más los matices y colores que se escuchan en la música sacra de la época barroca y, lo más importante, cómo pueden tocar el alma de las personas, incluso hoy. Anima Aeterna significa “alma eterna”, que para mí significa naturaleza. Algo tan fuerte y duradero … Algo tan vital, salvaje y peligroso, pero también tan tranquilo, fascinante y curativo “.