ABAO Bilbao Opera

El escenario virtual #ABAOenCasa de ABAO de Bilbao Opera logra un gran respaldo popular. Esta iniciativa digital, compuesta por 36 actividades y puesta en marcha el pasado 12 de abril por la asociación a través de su página web para ayudar a la sociedad a sobrellevar esta situación excepcional y fomentar el disfrute del bien esencial que constituye la cultura, ha conseguido que las visitas a la página web de ABAO se hayan multiplicado por cinco con respecto al tráfico habitual que registra la página durante la temporada.

Durante estos días ha sido también relevante la actividad de las redes sociales de la Asociación (Facebook, Instagram, Twitter y YouTube), canales directos de interactuación de ABAO con sus socios y aficionados, han conseguido un notable incremento de seguidores, llegándose además a registrar 151.361 visualizaciones de las mismas.

Hasta la fecha y como reflejan las 92.405 visitas registradas en la web, un gran número de aficionados a la ópera han podido disfrutar desde sus casas de ocho grandes títulos de la lírica programados en diferentes temporadas de la Asociación Bilbaína: Eugene Onegin de Chaikovski, Rigoletto de Verdi, Rusalka de Dvořák, La Bohème de Puccini, Billy Budd de Britten, Fidelio de Beethoven, Les pêcheurs de perles de Bizet y Lucia di Lammermoor de Donizetti. Además, se han podido ver también tres grandes conciertos: Messa da Requiem de Verdi, el Concierto de Jessica Pratt “Delirio” y el Concierto de Leo Nucci y Daniela Barcellona,

Cinco son los títulos de las temporadas de ABAO TXIKI que los más pequeños de la casa han podido y pueden seguir disfrutando en línea por el momento: La capucha, ópera original en euskera basada en la conocida historia de Caperucita; los inolvidables cuentos El gato con botas de Perrault y El Sastrecillo valiente de los Hermanos Grimm; el clásico de Dickens Cuento de Navidad, y el original y divertido Ni fú ni fa sostenido.

Los aficionados han mostrado también interés por las conferencias del ciclo “El ABC de la Ópera”, el programa de la Asociación Bilbaína para conocer todas las claves de los compositores, voces y títulos de las dos últimas temporadas con la musicóloga Eva Sandoval, los críticos Luis Gago, Rubén Amón y Andrea Merli, la directora de orquesta y soprano Pilar Jurado y los periodistas Mariela Rubio y Rafael Bernardo y el ciclo de conferencias Opera Bihotzetik, una iniciativa desde la que se promueve, de forma cercana y accesible, el conocimiento de la lírica a través de la experiencia de grandes figuras. Hasta ahora son dos las conferencias de este ciclo disponibles con François Le Roux y Ruggero Raimondi como protagonistas.

A este escenario virtual se incorporó dentro del proyecto “Ópera y +”, un programa especial para el canal de televisión interno del Hospital Universitario de Cruces. Los pacientes y personal médico pueden disfrutar en abierto de una selección de fragmentos de distintas óperas de las últimas temporadas. ABAO contribuye de este modo al bienestar emocional dentro del proceso de la enfermedad, proporcionando momentos placenteros vinculados con la música y la ópera, y también una forma de ayuda, adhesión y ánimo, en esta situación en la que no se permite el acompañamiento familiar. El programa cuenta con el patrocinio de la Fundación Repsol y Petronor y la colaboración de obra social LaCaixa.

Durante los próximos días la iniciativa #ABAOenCasa continuará ofreciendo a los amantes de la lírica tres nuevos estrenos cada semana entre los que se incluyen momentos inolvidables de la historia operística de la Asociación como los Momentos Fundación BBVA y los Momentos Tutto Verdi. Los primeros recogen las mejores escenas de óperas patrocinadas por el principal patrocinador de la Asociación, la Fundación BBVA y en los segundos se agrupan las actuaciones singulares de algunos de los 29 títulos del repertorio verdiano que ABAO ha puesto en escena en el proyecto Tutto Verdi, un gran proyecto cultural único en todo el mundo. Además, seguirán ofreciéndose conferencias así como una programación específica para los más pequeños.

La pequeña Cenicienta, sus sueños e ilusiones, regresan a la temporada de ABAO TXIKI para revivir en clave de humor esta historia con final feliz donde triunfa la bondad y los sueños se hacen realidad. Esta adaptación del famoso cuento de Perrault ideada por Joan Font, director de la compañía teatral Comediants sobre la alegre partitura de Rossini, sube a escena en “sesiones en familia” el sábado 29 de febrero a las 18:00h y el domingo 1 de marzo en doble función a las 12:00h y a las 18:00h. El lunes 2 tiene lugar la “sesión escolar” a las 11:00h.

Durante aproximadamente una hora, los asistentes disfrutarán de un espectáculo recomendado a partir de cinco años, con una historia muy popular y conocida pero contada de una forma nueva y diferente. Una ratoncita es la encargada de contar el cuento de una cenicienta llamada Angelina. Angelina barre, limpia, obedece, se aguanta… pero cae la noche y entonces sueña que todo es posible, tanto que hasta una pequeña cenicienta puede convertirse en una princesa. En la ópera de Rossini, Angelina planta cara a sus hermanastras, no hay madrastra sino padrastro y un filósofo y maestro del Príncipe es el encargado de sustituir al hada madrina.

Una divertida y original versión con una puesta en escena llena de alegría y movimiento que reúne los momentos musicales más significativos con gran teatralidad, efectos especiales y juego escénico.

El vestuario chillón e imaginativo, obra de Joan Guillén, caricaturiza a los personajes coronándolos con gigantes pelucas.

El músico catalán Albert Romaní ha realizado la adaptación musical de esta ópera infantil reduciendo la partitura orquestal a una versión para piano y fagot a cargo de Olga Kobekina y Pau Santacana. La obra aúna todos los ingredientes musicales del compositor belcantista con arias y melodías rítmicas y cómicas.

El Teatro Arriaga es el escenario al que suben los intérpretes de esta ópera: Helios Pardell como el príncipe ‘Don Ramiro’, Lluís Martínez-Agudo como su servidor ‘Dandini’, Xavi Fernández da vida al malvado padrastro ‘Don Magnífico’, Maia Planas y Laura Ortiz se encargan de las burlonas y envidiosas hermanas ‘Clorinda’ y ‘Tisbe’, Marta Valero interpreta el rol de la protagonista ‘Angelina’ y la actriz Marta Rosell se pone en la piel de la ‘Ratita’, maestra de ceremonias que nos cuenta la historia.

La siguiente cita con ABAO TXIKI será en mayo con Guillermo Tell, la compañía La Baldufa crea una trepidante y divertida adaptación entorno a las emocionantes aventuras del héroe suizo creada a partir de la inmortal ópera de Rossini.

Entradas a la venta

Las localidades pueden adquirirse en las taquillas, webs y venta telefónica de ABAO y del Teatro Arriaga, y en los cajeros multi-servicio de la BBK.

ABAO

ABAO Bilbao Opera pone en marcha un nuevo ciclo con el fin de ofrecer otra forma de acercarse al género lírico, creando un espacio para todos los públicos con espectáculos de calidad a precios muy reducidos. Los días 22 y 23 de mayo en el centro cultural Sala BBK de la Gran Vía bilbaína con la colaboración de Fundación Juan March y el Teatro de la Zarzuela, ABAO Bilbao Opera estrena la ópera de salón Il Finto Sordo compuesta por Manuel García, uno de los tenores más célebres de la historia de la ópera, con libreto de Gaetano Rossi.

Esta ópera bufa para un grupo reducido de voces con acompañamiento de piano está considerada como una pequeña joya del patrimonio musical, donde el autor sevillano hace gala de una libertad sin precedentes y la comedia sobrevuela el argumento de una manera sutil e inteligente. Basada en el esquema de la Commedia dell’arte italiana, su trama está llena de enredos y engaños articulándose de acuerdo a la forma cerrada tradicional: exposición, nudo, desenlace, manteniendo además las tres unidades clásicas: acción, tiempo y lugar.

La coproducción está dirigida e interpretada al piano por Rubén Fernández Aguirre, experto en la música del compositor y tenor sevillano. La puesta en escena concebida por Paco Azorín está inspirada en la película “The grand Budapest Hotel” de Wes Anderson y sitúa la acción en los maravillosos años 20 del siglo XX. El vestíbulo de un lujoso hotel con estética Art Decó constituido por varios ascensores y un piano bar, rebosante de un loco tráfico de gente, maletas, anécdotas y vida, es el escenario donde se dan cita unos personajes extremos, instalados en el dolce far niente, para llegar a un final sorprendente y excéntrico, donde como no podía ser de otro modo, triunfa el amor.

Para dar vida a los locos protagonistas de esta ópera ABAO Bilbao Opera ha reunido un excepcional elenco encabezado por la soprano Cristina Toledo como ‘Carlotta’, en la que es su presentación en Bilbao, a su lado el barítono Gerardo Bullón como ‘Pandolfo’, el debut del tenor Francisco Fernández Rueda como ‘Capitano’, el barítono César San Martín como ‘Pagnacca’, la mezzosoprano Carol García como ‘Lisetta’, el barítono Damián del Castillo como ‘Francuccio’ y el actor Riccardo Benfatto como ‘Lobby boy’.

Las funciones de las 11:00h de los días 22 y 23 son funciones didácticas destinadas a centros educativos con entradas a 10€, y la representación del miércoles 22 de mayo a las 19:30h será abierta a todos los públicos con un precio único de 20€ para menores de 35 años y 35 € para mayores de esa edad.

Perez-Sierra

La ABAO cierra su 64 temporada con el estreno, este sábado, de El barbero de Sevilla de Rossini, dirigido por José Miguel Pérez-Sierra.

El director madrileño, considerado uno de los especialistas rossinianos, fue el director más joven en subirse al podio de la Rossini Opera Festival de Pésaro (Italia) en 2006 dirigiendo Il vaggio a Reims. A lo largo de su carrera ha dirigido muchas de las obras del autor italiano, pero en esta ocasión será la primera vez que lo haga con El barbero de Sevilla. Una obra que se estrenó hace 200 años en Roma, y que es una de las más representadas del autor.

El público bilbaíno, podrá volver a disfrutar de la batuta del Mtro. José Miguel Pérez-Sierra, que no ha dejado la capital vizcaína tras dirigir a la Bilbao Orkestra Sinfonikoa en La Sonnambula (Bellini) y a la Orquesta Sinfónica de Euskadi en el Festival Musika-Música para, en esta ocasión, dirigir a la Orquesta Sinfónica de Navarra.

El elenco lo completan: Marco Caria (Figaro), Annalisa Stroppa (Rossina), Michele Angelini (Il Conte D’Almaviva), Carlos Chausson (Bartolo), Nicola Ulivieri (Basilio), Susana Cordón (Berta), Alberto Arrabal (Fiorello), Mitxel Santamarina (Ambrogio), y el Coro de Ópera de Bilbao, dirigido por Boris Dujin.

Emilio Sagi firma la puesta en escena de esta obra producida en el Teatro Real de Madrid, que se podrá ver en Bilbao los días 14, 15, 17, 20 y 23 de Mayo. El 15 de Mayo será la función de “Opera Berri”, la iniciativa de la ABAO para acercar la ópera a nuevos públicos.

Los próximos compromisos llevarán al Mtro. José Miguel Pérez-Sierra a dos conciertos sinfónicos con la Orquesta Sinfónica de Galicia, a dirigir Il Trittico (Puccini) en la Opèra-Théâtre Metz Métropole, Lucrezia Borgia (Donizetti) en ABAO y un Ciclo Sinfónico con la Orquesta y Coro Nacional de España.

www.josemiguelpereziserra.com

Perez-Sierra

El ascendente maestro español José Miguel Pérez-Sierra comenzará el mes de marzo dirigiendo nuevamente en Bilbao, esta vez a la Euskadiko Orkestra Sinfonikoa. La cita es en el festival Musika-Música que convierte a la ciudad del Guggenheim en capital musical internacional al llenarse de actuaciones en un fin de semana, un atractivo inexcusable para los melómanos. Después de triunfar en la temporada lírica de la Asociación Bilbaína de Amigos de la Ópera (ABAO-OLBE) con una de las obras maestras de Vincenzo Bellini, La Sonnambula, José Miguel Pérez-Sierra vuelve a Bilbao con dos programas “de gran vuelo sinfónico y que permiten sacar lo mejor de la orquesta de Euskadi y de sus profesores”, según comenta el maestro: el día 4 de marzo dirigirá Preludio y muerte de amor, selección cargada de lirismo y brillo de la ópera Tristan und Isolde, de Richard Wagner, seguido del intenso poema sinfónico Muerte y transfiguración, Op. 24, de Richard Strauss. Ambos compositores son los que también articulan el programa del día siguiente: el sábado 5 de marzo será el turno de la Obertura de la ópera Tannhäuser (Wagner), obra que se escuchará junto al poema sinfónico Also sprach Zarathustra, Op. 30 (Strauss). “Son obras maestras que exigen un gran dominio técnico y en el que la orquesta siempre tiene que ir a una”, apunta Pérez-Sierra.

Jerusalem

La coproducción de ABAO-OLBE y el Theater Bonn del Jerusalem de Verdi, con puesta en escena del mexicano Francisco Negrín, se ha estrenado el pasado fin de semana en la ciudad cuna de Beethoven con rotundo éxito de público y crítica.

Se trata de la primera colaboración entre la Asociación Bilbaína de Amigos de la Ópera y el célebre teatro alemán y para los responsables de ABAO “esta coproducción supone otro hito en la historia musical de la institución y refuerza el prestigio internacional de la asociación bilbaína, cuya colaboración concita el interés artístico de teatros y festivales líricos de referencia”.

Con un excelente trabajo de dirección musical, elenco y escena, la premier del pasado domingo concluyó con una cerrada ovación de 19 minutos, con el público del teatro puesto en pie. El propio Negrín compartía en redes sociales la emoción del momento, “¿Quién lo hubiera imaginado? Estrenamos Jerusalem, una pieza de Verdi temprana y desconocida -en realidad fue el estreno en Alemania- y resulta que ¡es un gran éxito! El público nos dio una ovación de pie de ¡¡¡más de 19 minutos!!!”

La propuesta escénica de Francisco Negrín ha logrado, con la impactante escenografía de Paco Azorín y el cuidado vestuario de Domenico Franchi, una escena moderna y sugestiva, que llama la atención de forma inteligente sin caer en el exceso y sin desvirtuar la trama. Es una propuesta tremendamente innovadora y original que incentiva el espectáculo lírico propiamente dicho.

La crítica ha alabado la puesta en escena que sitúa la acción en la época de las cruzadas como un trabajo que aúna tecnología, historia y elementos actuales para recrear un universo verdiano tremendamente simbólico, con una ejecución virtuosa y expresiva cuyo resultado es un impactante golpe de efecto teatral. El diario alemán General Anzeiger subraya que Francisco Negrín ha traído “un momento musical mágico, que el público supo celebrar con vigor la noche del estreno”; “Un espacio increíblemente sugestivo, con una arquitectura móvil que se extiende hasta el infinito e impactantes efectos de luz”, “Una noche absolutamente redonda”. Por su parte, WDR3 lo ha calificado como “un impresionante espectáculo de grandiosa fuerza escénica”.

Jerusalem, duodécima ópera de Verdi se verá en Bilbao en próximas temporadas dentro del proyecto Tutto Verdi que pondrá en escena todas las óperas del maestro de Busetto. El sector cultural nacional e internacional ha dado impulso a la aventura verdiana de ABAO, que se inició en 2006 y culminará en 2021.

Camarena

Javier Camarena se ha convertido en el furor del mundo de la ópera, siendo el tercer cantante en los últimos setenta años en ofrecer un bis en el Metropolitan de NY, junto con Pavarotti y Flórez. Esta hazaña la repitió este mismo año en el Teatro Real de Madrid, al interpretar 18 “do de pecho” perfectos al bisar el Aria “Ah! Mes amis quelle jour de fête” de La fille du régiment. El tenor mexicano es el primero en bisar en dos funciones consecutivas en la historia de ambos teatros.

El 7 de junio el tenor mexicano ofrecerá un concierto en Bilbao, patrocinado por la Fundación BBVA, acompañado por la Orquesta Sinfónica Verum bajo la dirección del joven maestro Iván López Reynoso, y un coro de treinta voces masculinas.

PROGRAMA

Obertura “Romeo et Juliette”, C. Gounod
“Ah! Lève-toi, soleil!” de la ópera “Romeo et Juliette“, C. Gounod
“Je crois entendre encore” de la ópera “Les pêcheurs de perles“, G. Bizet
Obertura “Il barbiere di Siviglia”, G. Rossini
“Si, ritrovarla io giuro!” de la ópera “La cenerentola“, G. Rossini
“Ah, mes amis! Quel jour de fête!” de la ópera “La fille du régiment“, G. Donizetti

PAUSA

Obertura “Luisa Miller”, G. Verdi
“Ella mi fu rapita… Parmi veder le lagrime… Possente amor mi chiama” de la ópera “Rigoletto“, G. Verdi
Intermezzo de “La leyenda de beso”, R. Soutullo y J. Vert
“Te quiero, morena” de “El trust de los tenorios“, J. Serrano
“No puede ser” de “La tabernera del puerto“, P. Sorozábal
“No extrañéis, no, que se escapen” de “La Bruja“, R. Chapí

 

Rigoletto

Interpretar más de 500 veces a un mismo personaje sin caer en lo rutinario, es más que un mérito, es arte, oficio y pasión. Y Leo Nucci, sobrado de facultades, a estas alturas de su vida está lleno de recursos en escena, y también fuera de ella. Sabe muy bien como gestionar las emociones de un público, el de Bilbao, que le esperaba con entusiasmo después de sus últimas cancelaciones en I Due Foscari y Nabucco.

Su interpretación de Rigoletto fue de menos a más. El calentamiento de su voz y del público llegó con el dúo Ah!, solo per me l´infamia, que fue el preámbulo a un magnífico Cortiggiani vil raza y una impecable y dramática vendetta que fue bisada. A pesar de alguna carencia en el fiato, que le llevó a acortar alguna frase, la capacidad vocal de Leo Nucci es prodigiosa en un hombre de 71 años. Demostró gran conocimiento de la partitura y del concepto de drama verdiano. Su voz conserva su color y características casi intactas a pesar de los años. Y Rigoletto es sin duda su personaje. No interpreta a Rigoletto, se transforma en él.

Y si Leo Nucci se había llevado todo el protagonismo inicial, la noche reservaba una gran sorpresa, la soprano rumana Elena Mosuc en el personaje de Gilda. Era su debut en Bilbao y eso siempre genera una cierta expectación, más bien esperanza, esa que nunca se pierde. Y tuvimos la ocasión de asistir a un acontecimiento cada vez más escaso, sobre todo tratándose de una obra tan clásica. Una de esas obras que cada uno tiene referenciadas en la cabeza con sus cantantes, director, escenario… y que difícilmente hacen hueco a ninguna otra versión.
Apareció Elena Mosuc, con esa discreción y delicadeza escénica con la que Verdi describió al personaje de Gilda. Llegó entonces Caro nome, y empezaron a temblar los recuerdos para dejar paso a este momento. Elena Mosuc posee unos recursos canoros que dificilmente se despliegan ya sobre un escenario. Bien por falta de ellos, por miedo o por vergüenza. La facilidad para el legatto. Apianar una nota con lánguido abandono y terminarla con un sutil crecendo. Todo ello con una finezza y un gusto exquisito. Se permitió algún sobreagudo y agilidades como regalo a un público que en ese momento estaba absolutamente entregado. El oficio y experiencia tanto de Leo Nucci como de Elena Mosuc, se observó también en el perfecto empaste de las dos voces protagonista.

La interpretación de Ismael Jordi, como Duca di Mantova, bajó algún escalón el nivel interpretativo respecto a los otros dos protagonistas. Empezó algo destemplado y mejoró en el segundo y tercer acto. Su voz ha mejorado en los últimos años pero no termina de convencer. Su color cambia con facilidad y es muy evidente el cambio de pasaje que desestabiliza algunos agudos. Pero su canto es refinado y elegante. No tiene mala presencia en escena, pero quizá el porte es escaso para el personaje de Duca. Sobre todo cuando apareció en el escenario María José Montiel con una Magdalena temperamental, exuberante y, sobre todo, castiza. Muy bien en el cuarteto, equilibró y redondeó el magnífico cuadro de cantantes. No estuvieron a su altura sus compañeros de correrías, ni Felipe Bou, como Sparafucile, ni Javier Galán interpretando a Marullo.
Ainhoa Zubillaga, como Giovanna, tampoco convenció. No posee una bonita voz. La sensación es de pesadez, de un angustioso dolor en la emisión. La nitidez en el fraseo es inexistente.

La dirección musical ha sido con diferencia lo más flojo durante toda la representación. Sorprendió la cancelación del director Daniel Oren, que ha sido sustituido por Miguel Ángel Gómez Martínez. La dirección de éste último ha pecado de una lentitud excesiva. Unos tiempos dilatados en exceso, que no favorecían el dramatismo pero sí el hastío en algunos momentos.

Hay escenografías que envejecen muy mal. Tal es el caso de la que nos ocupa, de Emilio Sagi, que se estrenó en este mismo teatro hace siete años. Su reposición ha estado a cargo de Ricardo Sánchez-Cuerda y el resultado es oscuro y pobre. No se reconocen en él elementos clásicos o conocidos. Los cambios y transiciones se realizan a la vista del público mediante plataformas móviles. Obligaba a los cantantes a moverse entre los elementos como en un laberinto. La dirección de actores falla en algunos momentos en los que Rigoletto queda fuera de escena siendo el protagonista. Quiere ser una escenografía sencilla, pero se queda en simple.
La iluminación, a cargo de Eduardo Bravo, quiere ayudar a crear una atmósfera tenebrosa, pero resulta tacaño y la luz, escasa.

La Bilbao Orkestra Sinfonikoa tuvo una actuación discreta, más por carencias de la dirección musical que de recursos de los maestros que la forman.
El coro brilló y contribuyó al éxito de la representación. Bien en las entradas y contundente en los cuadros de conjunto.

Habrá quienes opinen que el éxito del estreno de este Rigoletto es exagerado, que en la sala se encontraba mucho tiffosi nucciniano. La realidad es que la ópera y quienes participan en ella solo tienen una obligación, encender pasiones. Misión cumplida.