Amor brujo

El Teatro Real ofrecerá cinco funciones, entre el 29 de diciembre y el 3 de enero, de una nueva versión coreográfica de Víctor Ullate para una de las obras cruciales de la música española del siglo XX, El amor brujo, de Manuel de Falla, de la que se celebrará el centenario de su estreno en 2015.

La producción, revisión de la estrenada en 1994, pero con escenografía y vestuario completamente renovados y nuevos pasos coreográficos, estará interpretada por el Víctor Ullate Ballet – Comunidad de Madrid y contará con la participación especial de Estrella Morente, el bailaor Rubén Olmo y la dirección musical de Josep Vicent al frente de la Orquesta Titular del Teatro Real.

Esta nueva versión coreográfica de El amor brujo, cargada de fantasía, tiene en su espectro narrativo una presencia más definida del mundo de los muertos, “oscuro y fantasmagórico”, en palabras de Ullate, dibujado también en la parte musical con una apuesta rompedora, con la inclusión del grupo In Slaughter Natives y efectos musicales creados por Luis Delgado para la versión original de la partitura de Manuel de Falla. El espectáculo incluye también tres canciones populares escritas por el compositor gaditano: Nana, Polo y Asturiana, además de una variación de Paco de Lucía para José el eterno amante.

Estrella Morente se enfrentará al difícil reto de interpretar una de las grandes partituras de la música española, en la que la intervención de la voz requiere de fuerza e intensidad dramática que, unidas, trasladen la emoción, el embrujo y la raíz gitana de la obra. “Su voz es como la de un ángel y su presencia como una pintura de Julio Romero de Torres. Siempre me ha servido de inspiración y por eso decidí unir mis coreografías con las notas musicales que salen de su garganta mágica”, explica Ullate.

El amor brujo servirá de puente para despedir 2014 y recibir el nuevo año, con cinco funciones: el 29 y 30 de diciembre, y el 2 y 3 de enero, este último día con dos sesiones, a las 17.00 y a las 20.00 horas.

La temporada de danza del Teatro Real cuenta, un año más, con el apoyo de la Fundación Loewe.