Artemandoline

Si bien autores como el abate Ranieri Capponi, Niccolò Susier, Nicola Romaldi, Giovanni Pietro Sesto da Trento o Francesco Piccone en la actualidad no son tan conocidos por el gran público como Vivaldi, Bach o Händel, su obra merece la pena rescatarla del olvido al tratarse de auténticas joyas del Barroco. Es lo que han realizado Juan Carlos Muñoz y Mari Fe Pavón, miembros fundadores del afamado grupo Artemandoline que, con sus instrumentos originales, vienen brindando nueva vida al repertorio de la mandolina barroca en todas sus expresiones. En Italian Baroque Mandolin Sonatas, su nuevo trabajo discográfico, ambos revisan obras maestras de los compositores antes citados aportando, además, primeras grabaciones mundiales de cinco obras nunca antes editadas en CD.

El repertorio del disco, producto de años de investigación musicológica, pertenece a un período muy fértil en la historia del instrumento y de la forma sonata. En la época del Barroco la mandolina estaba en pleno auge y eran muchos los músicos que se interesaron en explorar los nuevos medios de expresión que ofrecían, consolidando un gran refinamiento estético gracias al pleno desarrollo de la técnica interpretativa.

La sonata italiana, que llega a su punto álgido en este período, es la forma que predomina en un disco que se pasea entre los siglos XVII y XVIII centrado en creadores que resultaron ser auténticos precursores tanto de la forma como de la técnica interpretativa. “Al acercarnos a las sonatas de mandolina en esta grabación nos sedujo inmediatamente su alta calidad de escritura, su variedad y su lado jubiloso”, afirma Juan Carlos Muñoz. “Las sonatas son animadas y están imbuidas de movimientos contrastantes, marcados por cambios de carácter y de tempo”.

Se trata de composiciones de gran libertad en la estructura, “aspecto que, como intérpretes, también nos deja muy libres en la interpretación”, apunta Mari Fe Pavón. “El uso frecuente de patrones de bajo ostinato permite una forma más creativa de tocar que resalta en la interpretación la búsqueda de colores como modo de expresión. En relación a las posibilidades de articulación, los cambios de tempi y matices, podemos, en esta música, transcribir afectos y emociones abriendo un camino directo al corazón del público”. Juan Carlos Muñoz también puntualiza que “los colores buscados no se deben al azar, porque nuestro objetivo es que las sonatas ganen siempre en novedad y frescura. El bajo continuo, en este sentido, permitió muchas variaciones en instrumentos como el clavecín, órgano, violonchelo, tiorba, guitarra y violone”.

Para comprender mejor la tradición de la sonata italiana e identificar los rasgos estilísticos del repertorio instrumental “hay que saber apreciar el aporte de compositores como Capponi, Romaldi, Trento o Susier, relegados con demasiada frecuencia a un segundo plano en comparación con los compositores de esa época”, explica Mari Fe Pavón. “Se trata de músicos que con su obra contribuyeron al modelo compositivo de la sonata de principios del siglo XVIII, un género independiente en la vida musical de la época que se convirtió en parte integral del entretenimiento cortesano”.

Italian Baroque Mandolin Sonatas propone un programa ambicioso y fascinante que se pasea por lo mejor de la creación de la mandolina barroca de la época deteniéndose sobre todo en centros de producción tan importantes como fueron Florencia y Roma.

Con su disco más reciente, Venice’s Fragrance, grabado junto a la soprano Núria Rial, Artemandoline ha conseguido una nominación para los International Classical Music Awards 2021.

Artemandolina

Artemandoline

La Venecia musical más desconocida del siglo XVII renace en Venice’s Fragrance, el último disco del aclamado conjunto Artemandoline, en el cual voz y mandolina dialogan en joyas escrupulosamente escogidas por Juan Carlos Muñoz y Mari Fe Pavón, brindando nueva vida a obras de escritura brillante, de grandes contrastes y que traen a la actualidad lo mejor del barroco veneciano. Con casi dos décadas de trayectoria en el circuito más selecto de la música antigua, el conjunto de cuerdas Artemandoline fue fundado por Juan Carlos Muñoz y Mari Fe Pavón con el propósito de recrear, con instrumentos originales y criterios filológicos, obras del pasado bebiendo de las fuentes originales. En una búsqueda continua de partituras olvidadas, intentan recuperar y actualizar la belleza del repertorio que ofrece la mandolina barroca y los diferentes instrumentos de cuerda pulsada de la época, tanto en solitario como combinados con la voz humana. Y para ello no hay mejor vehículo que el de la música veneciana del siglo XVII. La ciudad de los canales, centro cultural e intelectual por excelencia del barroco, atrajo en su momento a los más grandes creadores, y por este motivo Venice’s Fragrance incluye piezas de absoluta excelencia seleccionadas de óperas y oratorios, así como de música instrumental, de autores como Traetta, Galuppi, Lotti, Conti, Manna, Arrigoni o del célebre Antonio Vivaldi.

Artemandoline, en un mano a mano con la soprano Nuria Rial –que participa en seis de las 17 piezas del disco–, ya ha conseguido excelentes valoraciones de este trabajo, como el sello Selección ÓPERA ACTUAL que otorga la revista española especializada en música vocal y en la que se destaca tanto el virtuosismo de la cantante como del conjunto. Rial, con una brillante carrera internacional, es una reconocida especialista en el repertorio y lleva más de 15 años codeándose con los mejores directores y conjuntos del barroco internacional, además de haber desarrollado una prolífica carrera discográfica. La exquisita propuesta musical de Venice’s Fragrance está teniendo una gran aceptación en el circuito centroeuropeo al ofrecerse en concierto, veladas que acostumbran a finalizar con el público aplaudiendo de pie este repertorio sorprendente. Próximamente el disco se presentará con actuaciones en el Bern Zentrum Paul Klee y en festivales como el Münster Barock, Mainzer Musiksommer o el 1001 nuits de Limoges. “Se trata de una música que seduce por su espíritu y su perfecto equilibrio de virtuosismo, fervor, teatralidad y riqueza, sellos en los que la mandolina tiene un lugar privilegiado”, afirma Juan Carlos Muñoz respecto del contenido de Venice’s Fragrance, mientras que Mari Fe Pavón asegura que las piezas reflejan “el carácter del barroco italiano, en el que abundaban las celebraciones, los fuegos de artificio, las máscaras, la magnificencia, etc.; nuestra ambición es clara: a través de los conciertos en vivo y del disco, intentamos extraer de estas piezas únicas la emoción, la humanidad y la modernidad capaces de seducir al público de hoy en día”. Para ambos músicos españoles afincados en Luxemburgo la música conocida como “antigua” no pertenece solo al pasado ni es un tesoro exclusivo para una élite erudita y privilegiada, “ya que posee un valor intemporal y universal que encuentra su lugar en la actualidad; es labor de todos nosotros hacer llegar esta idea al público”, concluye Juan Carlos Muñoz. Nuria Rial, ganadora de varios premios en centroeuropa por su discografía, vuelve a colaborar con Artemandoline en este nuevo CD después de la excelente acogida que obtuvieron en su anterior trabajo conjunto, Sosopiri d’amanti (2015).

Artemandoline

Nuria Rial