Christian Gerhaher en el Ciclo de Lied

El Centro Nacional de Difusión Musical (CNDM) en coproducción con el Teatro de la Zarzuela, presentarán el próximo lunes 13 de enero (20h00), en el XXVI Ciclo de Lied, al barítono alemán Christian Gerhaher junto a su pianista habitual Gerold Huber. Ambos artistas abordarán la clausura del monográfico dedicado a Gustav Mahler que se inició el pasado 30 de septiembre de 2019.

Las entradas, con un precio general de 8 a 35 euros, ya están a la venta en las taquillas del Teatro de la Zarzuela, teatros del INAEM, entradasinaem.es y 902 22 49 49.

Durante sus estudios de Medicina, el barítono Christian Gerhaher (Straubing, Alemania, 1969) perfeccionó su formación vocal en las clases de Dietrich Fischer-Dieskau, Elisabeth Schwarzkopf e Inge Borkh. Gerhaher asistió a la Escuela de Música y Teatro de Múnich y, junto con su pianista habitual, Gerold Huber, estudió Interpretación con Friedemann Berger y recibió clases de canto de Paul Küen y Raimund Grumbach.

Sus ejemplares interpretaciones de lied junto a Huber han creado escuela. Ambos actúan frecuentemente en escenarios internacionales, como en el Lincoln Center de Nueva York, el Concertgebouw de Ámsterdam, la Philharmonie de Colonia y de Berlín, el Konzerthaus y el Musikverein de Viena o el Wigmore Hall de Londres, entre otros. Gerhaher es también invitado habitual en festivales como el Rheingau Music, los Proms de Londres, los festivales de Edimburgo y Lucerna y el Festival de Salzburgo.

En la pasada temporada, centrada particularmente en recitales de lied, presentó cinco programas diferentes con Gerold Huber en Salzburgo, Milán, Múnich, Berlín, Leipzig, Viena, Baden-Baden, Ginebra, París, Londres, Madrid y Schwarzenberg, así como en una gira por Estados Unidos. Es artista exclusivo de Sony Classical. Intérprete asiduo del CNDM, Gerhaher ha participado en doce ediciones del Ciclo de Lied.

Fotografía: ® Gregor Hohenberg / Sony

Mahler había dicho “soy apátrida por triplicado: nativo de Bohemia en Austria, austríaco entre los alemanes y judío en todo el mundo. Siempre un intruso, nunca bienvenido”, era prisionero de la época que le tocó vivir. El imperialismo vienés entraba en decadencia y se abrían paso las nuevas corrientes artísticas, intelectuales y filosóficas, encabezas por Klimt, Olbrich, von Hoffmannstahl o Freud, su amigo personal.

Tardó en llegarle el reconocimiento. La originalidad de sus composiciones, por un lado, y el auge del nazismo en Alemania y Austria por otro, hicieron que su obra fuera catalogada como “degenerada”. A esto se unía el ambiente antisemita de la sociedad vienesa de la época que, tras una campaña en la prensa destinada a su expulsión de la Ópera de Viena, logró que en 1907 Marler se trasladara a Nueva York, donde dirigió la Ópera Metropolitana entre 1908 y 1910. Al año siguiente regresaría a Viena donde falleció el 18 de mayo, aquejado de una grave enfermedad.

Tras la Segunda Guerra Mundial, dos de sus alumnos más brillantes, Bruno Waltter y Otto Klemperer, comenzaron la difusión de su obra, tras más de 50 años de indiferencia.

Gran admirador de Wagner, había intentado sin éxito componer ópera, pero si desarrolló una brillante carrera como compositor de sinfonías y lieder orquestales. Aunque se trata de dos géneros diferentes, en Mahler no se entiende el uno sin el otro. A lo largo de su carrera compositiva, ambos géneros se retroalimentaban. A partir de 1890, Mahler orquestó todas sus canciones, dotándolas de una entidad sinfónica que enriqueció notablemente su música vocal.

El Teatro de la Zarzuela dedica en su XXVI Ciclo de Lied dos series completas de las obras de lied de Gustav Mahler. En esta primera entrega se interpretan las Llieder eines fahrenden gesellen (1884-1885), canciones del camarada errante. Este fue el primer ciclo de canciones como tal, que compuso al término de su tormentosa relación amorosa con la soprano Johanna Richter, mientras era director de la Casa de Ópera en Kassel, Alemania.

Las Lieder acompañadas de piano no deben considerarse como obra menor. Mahler era un pianista extraordinario y es el conocimiento absoluto del instrumento, junto a la claridad y perfección que buscaba en sus composiciones, las que hacen que estas versiones de voz y piano estén tratadas como una versión orquestada, llena de matices y texturas sinfónicas.

Christian Gerhaher y Gerold Huber elevan a su máxima expresión el término compenetración. Ambos fueron alumnos del gran Dietrich Fischer-Dieskau, lo que se nota, entre otras cosas, en la fiel interpretación que realizan. Dieskau pensaba que a Mahler no hay que leerlo entre líneas, “solo observando exactamente sus instrucciones puede ponerse de manifiesto plenamente el arte de Mahler”.

Gerhaher moduló su voz para ofrecer un registro más claro, más cercano al tenor que a su natural voz de barítono. Demostró una vez más su capacidad de articular, de decir el verso delineado y exacto con una voz depurada y fluida. Como siempre, sin necesidad de adornos estilísticos. Realiza con precisión el viaje hacia lo más profundo en la interpretación del lied. Nadie como él transita por los diferentes caracteres y exigencias que contienen estos ciclos de canciones. Dota de una profunda intimidad expresiva las Canciones del camarada errante, donde nada es accesorio. Desemboca entonces en Des knaben wunderhorn (El cuerno maravilloso del muchacho) y su voz se eleva con una rotundidad concluyente.

El broche final llegó con una honda interpretación de Kindertotenlieder (canciones sobre la muerte de los niños). No abandona la elegancia nunca, ni se deja llevar por el dramatismo, pero otorga a cada una de estas canciones una intensidad abisal y siempre sobria.

Una magnífica forma de comenzar este tradicional Ciclo de Lied del CNDM y el Teatro de la Zarzuela. Sin duda, la calidad de este Ciclo supone ya un patrimonio cultural muy importante para Madrid. Que cunda el ejemplo.

Fotografía: Elvira Megías

El Centro Nacional de Difusión Musical (CNDM) y el Teatro de la Zarzuela inauguran el próximo lunes 30 de septiembre el XXVI Ciclo de Lied. Los elegidos para abrir esta edición son el barítono alemán Christian Gerhaher y el pianista Gerold Huber, uno de los dúos más exitosos y destacados del panorama liderístico actual, que presentarán la primera parte de un monográfico dedicado a Gustav Mahler. La segunda cita de este programa se celebrará el 13 de enero de 2020.

Con diez conciertos programados de septiembre de 2019 a junio de 2020, esta temporada visitarán el ciclo de Lied las voces líricas más importantes de la actualidad, con variados y sugerentes programas de gran interés musical. Matthias Goerne, Nancy Fabiola Herrera, Christoph Prégardien, Simon Keenlyside, Manuel Walser, Ian Bostridge, Anna Lucia Richter y Marlis Petersen, interpretarán a Schubert, Schumann, Shostakóvich, Strauss, Wolf, Brahms y Wagner, entre otros. Les acompañarán en escena pianistas de la talla de Julius Drake, Gerold Huber, Alexander Schmalcz, Mac McClure, Caroline Dowdle, Igor Levit o Stephan Matthias Lademann.

Las entradas para todos los conciertos, con un precio general de 8 a 35 euros, ya están a la venta en las taquillas del Teatro de La Zarzuela, red de teatros del INAEM, 902 22 49 49 y entradasinaem.es.

Dos citas para Mahler

Según apunta Luis Suñén en el programa de mano: “Alguna vez ha dicho Christian Gerhaher que su máxima aspiración como cantante es llegar a lo más hondo en la interpretación de la canción de arte alemana”. Como parte de esta aspiración, el barítono bávaro desgranará el lenguaje liederístico de Gustav Mahler en dos sesiones: durante la cita inaugural del ciclo (30 de septiembre) y a principios del próximo año (13 de enero 2020). En este primer recital, Gerhaher y Huber nos introducirán en el mundo mahleriano más cercano a la tradición popular a través de los legendarios ciclos Lieder eines fahrenden Gesellen (Lieder del caminante) y Des Knaben Wunderhorn (El muchacho de la trompa mágica) (selección), así como en el alucinado lirismo de los Kindertotenlieder (Canciones de los niños muertos).

Durante sus estudios de Medicina, el barítono Christian Gerhaher (Straubing, Alemania, 1969) perfeccionó su formación vocal en las clases de Dietrich Fischer-Dieskau, Elisabeth Schwarzkopf e Inge Borkh. Gerhaher asistió a la Escuela de Música y Teatro de Múnich y, junto con su pianista habitual, Gerold Huber, estudió Interpretación con Friedemann Berger y recibió clases de canto de Paul Küen y Raimund Grumbach.

Sus ejemplares interpretaciones de lied junto a Huber han creado escuela. Ambos actúan frecuentemente en escenarios internacionales, como en el Lincoln Center de Nueva York, el Concertgebouw de Ámsterdam, la Philharmonie de Colonia y de Berlín, el Konzerthaus y el Musikverein de Viena o el Wigmore Hall de Londres, entre otros. Gerhaher es también invitado habitual en festivales como el Rheingau Music, los Proms de Londres, los festivales de Edimburgo y Lucerna y el Festival de Salzburgo. En la pasada temporada, centrada particularmente en recitales de lied, presentó cinco programas diferentes con Gerold Huber en Salzburgo, Milán, Múnich, Berlín, Leipzig, Viena, Baden-Baden, Ginebra, París, Londres, Madrid y Schwarzenberg, así como en una gira por Estados Unidos. Es artista exclusivo de Sony Classical. Intérprete asiduo del CNDM, Gerhaher ha participado en doce ediciones del Ciclo de Lied en el Teatro de la Zarzuela.

Fotografía: Christian Gerhaher © Sony_Gregor Hohenberg

Gerhaher y Huber

Comenzaba en el Teatro de la Zarzuela el celebrado Ciclo de Lied que conjuntamente organiza con el Centro Nacional de Difusión de la Música. Esta temporada, además, celebra los 25 años del ciclo. Y para empezar por todo lo alto, Christian Gerhaher y su álter ego al piano, Gerold Huber, han hecho las delicias de todos con las Schwanengesang, de Franz Schubert.

Schwanengesang (El canto del cisne), está formado por textos de distintos autores y no tienen nada en común entre ellas, a diferencia de los otros dos ciclos de Schubert, Die schöne Müllerin (La bella molinera) y Winterreise (Viaje de invierno), que hemos tenido oportunidad de escuchar en temporadas anteriores en la voz de Matthias Goerne y del propio Gerhaher. La que hoy nos ocupa fue publicada de manera póstuma por el editor Tobias Haslinger quien, tras la muerte del compositor, negoció la compra de los borradores de las ultimas canciones compuestas por Schubert con su hermano Ferdinand. 14 canciones inéditas con acompañamiento de piano que no forman un corpus, como las dos anteriormente citadas, pero cuya calidad no deja lugar a dudas.

Gerhaher y Huber forman un binomio perfecto para la nostalgia de la que partir hacia los textos de Fridrich Rückert y Heinrich Heine. Dos de las principales referencias románticas de la época a los que puso música un Schubert conocedor ya, en aquel momento, de la cercanía de su muerte. Las Schwanengesang son un conjunto de canciones que transitan entre la alegría y la tristeza producidas, principalmente, por situaciones amorosas disfrutadas, como Liebesbotsschaft, (Mensaje de amor) o desgarradas, como Der Atlas (El Atlas).

Gerhaher huye de cualquier elocuencia expresiva. Solo abandona la discreción cuando su voz se eleva, firme y rotunda, llevado por el dramatismo del momento, como en Aufenthalt (Lugar de reposo). Pero siempre desde un elegante e inalterable hermetismo interpretativo que no necesita para trasmitir la elocuencia de los textos de Rükert, Ellstab, Heine y Seidl.

Gerold Huber, que maneja el pedal como nadie, camina siempre en paralelo a Gerhaher, recreando una atmósfera llena de matices y vinculada con precisión a la voz del barítono. Entre ambos configuran un tándem indisoluble.

Una noche romántica y exquisita en un Teatro de la Zarzuela que esta vez dio cabida a un nutrido número de jóvenes aficionados. Esperemos que se consoliden. No en vano, el Teatro de la Zarzuela está realizando un notable esfuerzo para que así sea.

Christian Gerhaher

El ciclo, que cumple un cuarto de siglo este año, ha unido a dos nombres indispensables del género para la ocasión: Gerhaher y Schubert.

Esta serie musical es una coproducción entre el Centro Nacional de Difusión Musical y el Teatro de La Zarzuela y se extenderá de septiembre de 2018 a junio de 2019.

Christian Gerhaher interpretará el ciclo de canciones Schwanengesang de Franz Schubert junto a otras obras del genio austriaco, acompañado al piano por Gerold Huber.

Además de Gerhaher en esta vigésimo quinta edición pasarán por Madrid otras estrellas líricas internacionales como Ekaterina Semenchuck, Franz-Josep Selig, Ainhoa Arteta, Adrianne Pieczonka, Sarah Connolly, Andrè Schuen, Bernarda Fink, Thomas Quasthoff, Florian Boesch, Michaek Schade y Dorothea Röschmann.

Madrid, 6 de septiembre de 2018.- El próximo martes 11 de septiembre el Centro Nacional de Difusión Musical (CNDM) inaugura el XXV Ciclo de Lied en el Teatro de La Zarzuela, que lo coproduce.Los elegidos para abrir esta edición son el barítono alemán Christian Gerhaher junto al pianista Gerold Huber, uno de los tándem más exitosos del lied mundial, que interpretarán un monográfico dedicado a Franz Schubert, compositor clave del género. Las entradas para todos los conciertos, con un precio general de 8 a 35 euros, ya están a la venta en las taquillas del Teatro de La Zarzuela, teatros del INAEM, www.entradasinaem.es y 902 22 49 49

Con diez conciertos programados de septiembre de 2018 a junio de 2019, este año de nuevo visitarán el ciclo las voces líricas más importantes de la actualidad: desde Ekaterina Semenchuck a Thomas Quasthoff, pasando por Franz-Josep Selig, Adrianne Pieczonka, Sarah Connolly, Andrè Schuen, Bernarda Fink, Florian Boesch, Michael Schade y Dorothea Röschmann, un amplio grupo que incluye timbres, extensiones, caracteres y estilos de diversa índole y programas siempre cargados de interés, con lieder y canciones del más diverso signo.

Por su parte, la soprano Ainhoa Arteta estrenará Sendero mágico, ciclo de canciones encargado por el CNDM al compositor Lorenzo Palomo, con motivo de este aniversario tan especial.

Gerhaher: la técnica emoción del lied

Christian Gerhaher (Straubing, Alemania, 1969) estudió con Paul Kuen y Raimund Grumbach en la Academia de Ópera de la Musikhochsule de Múnich y, junto con su acompañante habitual Gerold Huber, Lied con Friedemann Berger. Mientras completaba sus estudios de Medicina perfeccionó su técnica vocal en clases magistrales con Fischer-Dieskau, Elisabeth Schwarzkopf y Inge Borkh. Actualmente es profesor honorario en la Musikhochsule de Múnich. Ha recibido la Orden Maximiliana de las Ciencias y las Artes, y el título de Bayerischer Kammersänger. En 2016 le fue concedido el Premio de la Primavera de Heidelberger. Junto a Gerold Huber actúa frecuentemente en escenarios internacionales, como en Nueva York, el Concertgebouw de Ámsterdam, la Philharmonie de Colonia y de Berlín, el Konzerthaus y el Musikverein de Viena y el Wigmore Hall de Londres.

Es también invitado habitual en festivales como el Rheingau Music, Proms de Londres, los festivales de Edimburgo y Lucerna y el Festival de Salzburgo. En la presente temporada se centra particularmente en recitales de lied, con cinco programas diferentes con Gerold Huber en Salzburgo, Milán, Múnich, Berlín, Leipzig, Viena, Baden-Baden, Ginebra, París, Londres, Madrid y Schwarzenberg, así como una gira por los Estados Unidos. La temporada finalizará con actuaciones de Die schöne Magelone de Brahms en Heidelberg, Londres y Múnich, de las cuales se grabará un disco en primavera. Además de su actividad en concierto y recital, ha recibido varios premios operísticos como el Laurence Olivier y el Der Faust. Un hito en su carrera fue su debut en el papel principal de Wozzeck de Berg en 2015 en la Ópera de Zúrich, con escenografía de Andreas Homoki y dirección de Fabio Luisi. En 2016/17 cantó en dos producciones en la Ópera de Baviera, como Posa en Don Carlo y como Wolfram von Eschenbach en Tannhäuser con Kirill Petrenko. En 2017/18 actuó en el Festival de Múnich como Amfortas en Parsifal y en Zúrich como Nikolaus Lenau en el estreno de Lunea, de Heinz Holliger. Ha actuado junto a directores como Harnoncourt, Rattle, Blomstedt, Nagano, Jansons, Harding, Haitink y Thielemann en las principales salas del mundo. En la temporada 2016/17 actuó en gira con la Mahler Youth Orchestra, así como por vez primera con Philippe Jordan, cantó con Daniel Harding un programa con los Altenberg Lieder de Berg, arias de Schubert y Les nuits d’été de Berlioz, actuó como invitado con la Filarmónica de Berlín y Bernard Haitink, con la Accademia di Santa Cecilia de Roma y Antonio Pappano, así como con la WDR Symphony Orchestra y Kent Nagano. Como artista en exclusiva de Sony Music ha grabado con Gerold Huber varios ciclos de Schumann y todos los ciclos de Schubert, entre otros. También ha grabado con orquestas como la Filarmónica de Berlín, la de Cleveland, la Sinfónica de la Radio de Baviera y el Concentus Musicus Wien.

GUSTAV MAHLER JUGENDORCHESTER

Con un programa que recorre las composiciones más exquisitas del siglo XIX, la Gustav Mahler Jugendorchester llega a Madrid de la mano de Ibermúsica con dos citas los próximos días 20 y 21 de marzo. Ambos conciertos están programados dentro de la gira que celebra los 30 años de la agrupación y que pasará también por el Palau de la Música de Barcelona en el ciclo BCN Clàssics (día 26 de marzo) y Zaragoza (día 27 de marzo, Auditorio).

El proyecto que comenzó como un sueño en la mente del director Claudio Abbado se ha convertido a día de hoy en la orquesta juvenil más sobresaliente a nivel continental y cuenta con 31 músicos españoles en sus filas, el país que aporta más miembros. Bajo la batuta de Daniel Harding, en sus actuaciones en España, estarán acompañados también por el extraordinario barítono alemán Christian Gerhaher.

Con tres décadas a sus espaldas, la Gustav Mahler Jugendorchester (GMJO) está considerada la base ideal para que los nuevos talentos de Europa tengan su primera gran experiencia orquestal. La selección rigurosa de las más de dos millares de solicitudes que reciben cada año, así como su impecable trabajo artístico, han hecho de esta agrupación una de las más habituales en festivales como Lucerna, Salzburgo o los BBC Proms. GMJO debutó en Ibermúsica en 1994 bajo las órdenes de Abbado. Desde entonces, el público del ciclo ha podido disfrutar con frecuencia de esta orquesta juvenil.

En la primera de las actuaciones en Madrid abordarán Cinco piezas para orquesta, op.16, de Schoenberg, una obra fechada en 1909 por este gran revolucionario de la música; y Les nuits d’été, de Berlioz, inspirada en una serie de poemas de Théophile Gautier. Cerrará el programa la Sinfonía núm. 2 en Do mayor, op.61, de Schumann. El programa del 21 de marzo incluye Altenberg Lieder, de Berg, discípulo de Schoenberg; la ópera Alfonso y Estrella, de Schubert; y, por último, la Sinfonía núm.5 “Fantástica” según la denominó el propio compositor se percibe toda la esencia compositiva de Bruckner.

GUSTAV MAHLER JUGENDORCHESTER

Fundada en Viena en la temporada 1986/1987 por iniciativa de Claudio Abbado, está considerada como una de las principales orquestas de jóvenes del mundo y fue premiada por la Fundación Cultural Europea en 2007. Además de apoyar a jóvenes músicos en su labor, Abbado mostró especial interés en promover que los jóvenes austriacos pudieran tocar con sus colegas de las antiguas repúblicas socialistas de Checoslovaquia y Hungría. De este modo, la agrupación fue la primera orquesta internacional de jóvenes que ofreció audiciones abiertas en los países del antiguo Bloque del Este. En 1992, la Orquesta se abrió a músicos de hasta 26 años, procedentes de toda Europa, con esta cuota excepcional de españoles.

Su repertorio en gira abarca desde la música clásica hasta la contemporánea, con especial énfasis en las grandes obras sinfónicas de los períodos romántico y romántico tardío. El alto nivel artístico y reconocimiento internacional de la orquesta han atraído a muchos de los más importantes directores y solistas para colaborar con ella. Además de Abbado, David Afkham, Herbert Blomstedt, Pierre Boulez, Myung-Whun Chung, Sir Colin Davis, Christoph Eschenbach, Iván Fischer, Daniele Gatti, Bernard Haitink, Paavo Järvi, Mariss Jansons, Philippe Jordan o Vladimir Jurowski la han dirigido desde su fundación.

Muchos antiguos miembros forman parte actualmente de las principales orquestas europeas, algunos de ellos en los puestos de solistas de sus respectivos instrumentos. En 2012 fue anunciado un proyecto de intensa colaboración con la prestigiosa Staatskapelle Dresden, que incluye conciertos y proyectos que cuentan con la participación de miembros de ambas agrupaciones. La Gustav Mahler Jugendorchester fue nombrada Embajadora de UNICEF de Austria.

DANIEL HARDING

Daniel Harding es Director Titular de la Orquesta Sinfónica de Radio Suecia, Principal Director Invitado de la London Symphony Orchestra, Socio Musical de la Filarmónica de New Japan y, a partir de la temporada 2016/2017, es también Director Titular de l’Orchestre de París. Fue nombrado Director Laureado de la Mahler Chamber Orchestra. Además, es invitado habitual para dirigir algunas de las agrupaciones más importantes del mundo como la Staatskapelle Dresden, la Filarmonica della Scala o la Royal Concertgebouw Orchestra. También se ha puesto al frente de la Berliner Philharmoniker, la Münchner Philharmoniker, la National de Lyon, la Filarmónica de Oslo, la London Philharmonic o la Orquesta Filarmónica de Estocolmo. Entre las orquestas americanas con las que ha trabajado se incluyen la Filarmónica de Nueva York, la Philadelphia Orchestra, Los Angeles Philharmonic y la Chicago Symphony Orchestra.

En 2005 inauguró la temporada de La Scala, dirigiendo una nueva producción de Idomeneo. Desde entonces ha regresado cada temporada para dirigir grandes producciones como Falstaff, que abrió las celebraciones Verdi de La Scala en 2013. Su experiencia operística incluye Otra vuelta de tuerca y Wozzeck, en el Covent Garden; Ariadne auf Naxos, Don Giovanni y Las bodas de Fígaro, en el Festival de Salzburgo junto a la Filarmónica de Viena.

Entre su extensa discografía se encuentra la Sinfonía núm. 10, de Mahler, también con la agrupación vienesa; Carmina Burana, de Orff; Sinfonía núm. 6, de Mahler; Escenas de Fausto, de Schumann, con la SO des Bayerischen Rundfunks; y Billy Budd con la London Symphony (ganador del Grammy a la mejor grabación de ópera).

En 2002 fue nombrado Chevalier de l’Ordre des Arts et des Lettres por el gobierno francés. Harding se presentó por primera vez en España de la mano de Ibermúsica en 1998, con la Mahler Chamber Orchestra. Ha regresado en varias ocasiones junto a esa agrupación, así como al frente de la London Symphony. Ésta es la primera ocasión que dirige a la GMJO en el ciclo Ibermúsica.

CHRISTIAN GERHAHER

El barítono Christian Gerhaher fue alumno de Paul Kuen y Raimund Grumbach en la Escuela de Ópera de la Academia de Música de Múnich. Estudió interpretación de lied con Friedemann Berger y el pianista Gerold Huber, acompañante habitual en sus recitales. Mientras completaba sus estudios de Medicina, perfeccionó su formación vocal en las clases magistrales impartidas por Dietrich Fischer-Dieskau, Elisabeth Schwarzkopf e Inge Borkh. Gerhaher no había regresado a Ibermúsica tras su debut en 2009.

Además de su principal actividad como concertista y en recital, con frecuencia también aborda el escenario operístico. Ha recibido varios premios, incluyendo el Premio Laurence Olivier y el premio de teatro “Der Faust”. En la temporada 2015/2016 debutó en el papel de Wozzeck, en la Ópera de Zurich, escenificada por Andreas Homoki y dirigida por Fabio Luisi. Interpretó el papel de Pelléas en dos ocasiones -con la Berliner Philharmoniker y dirección escénica de Peter Sellars- y en versión concierto junto a la London Symphony Orchestra, en ambos casos bajo la dirección de Sir Simon Rattle.

Es artista exclusivo de Sony Music. Ha grabado, con Gerold Huber, ciclos de Schumann, Schubert y otras series de lieder. Su más reciente grabación en directo, Folkslied (BRmedia), contiene canciones de Beethoven, Britten y Haydn. También ha grabado discos como solista. En 2015 fue editado en formato CD su segundo recital de ópera: Arias de Mozart, con la Freiburger Barockorchester; álbum que fue presentado en gira con conciertos en Barcelona, Estocolmo, Colonia, Viena y Nueva York, entre otras ciudades. Su muy elogiada interpretación de lieder, también junto a Huber, le ha hecho merecedor de numerosos premios. El CD Nachtviolen ganó un Classical Music Award en 2015, en la categoría de “Solista vocal”.

PROGRAMA LUNES 20 DE MARZO
Auditorio Nacional de Música, Sala Sinfónica, 19.30 horas

Duración aproximada 115 minutos

Programa musical

Schoenberg Cinco piezas para orquesta
Berlioz Les nuits d’été

Schumann Sinfonía núm. 2 en Do Mayor, op. 6

PROGRAMA MARTES 21 DE MARZO

Auditorio Nacional de Música, Sala Sinfónica, 19.30 horas
Duración aproximada 115 minutos

Intérpretes

Gustav Mahler Jugendorchester
Daniel Harding, director
Christian Gerhaher, barítono

Programa musical
Berg Altenberg Lieder
Schubert Dos arias de “Alfonso y Estrella”
Bruckner Sinfonía núm. 5

Christian Gerhaher

Ofrecía Christian Gerhaher su ya tradicional recital en el Ciclo de Lied del CNDM en el Teatro de la Zarzuela. Lo hacía, también como siempre, acompañado de su fiel Gerold Hubert. En esta ocasión una selección de obras de Schumann del Liederbuch (Libro de canciones). Obras que Schaumann compuso en 1840, su año más fértil en cuanto a composición de este tipo de obras, que tan buena aceptación comercial tenían en la época. La felicidad del matrimonio Schumann, a pesar de las penurias económicas, supuso una caudalosa fuente de inspiración en este tipo de repertorio.

Considerado uno de los mejores liederista de la actualidad, Christian Gerhaher confirma en cada actuación la calidad de su instrumento y de su técnica. Sin aparente esfuerzo es capaz de pasar del piano a la media voz y de esta a una enérgica voz plena que sobrecoge por su intensidad. La claridad de su timbre, poco habitual en un barítono lírico como él, rebosa matices y colores. Su dicción y fraseo son impecables y elegante su línea de canto. Transita del dramatismo más contenido al más desbordado y siempre con una admirable expresividad. El texto más trivial quedará siempre lleno de contenido.

El pianista Gerold Hubert, siempre pendiente de él, en ese tándem perfectamente compenetrado que ambos han construido, tienen la capacidad, uno a la voz y otro al piano, de acentuar cada frase con el carácter adecuado. Ofreciendo siempre un trabajo de una minuciosidad extraordinaria.

CHRISTIAN GERHAHER

El XXIII Ciclo de Lied recibirá mañana martes, 14 de febrero (20:00h), en el Teatro de la Zarzuela, a uno de los grandes barítonos de este género musical: Christian Gerhaher. El intérprete alemán, discípulo del mítico barítono Dietrich Fischer-Dieskau y con una carrera liederística sublime, ha escogido a Schumann como eje vertebrador de su programa en Madrid. Al piano le acompañará un escudero de excepción: Gerold Huber, su pianista habitual. Las entradas para estos recitales, con un precio general de 8 a 35 euros, están a la venta en las taquillas del Teatro de la Zarzuela, teatros del INAEM, www.entradasinaem.es y a través del número telefónico 902 22 49 49.

Christian Gerhaher estudió con Paul Kuen y Raimund Grumbach en Múnich y, junto con su pianista acompañante habitual Gerold Huber, estudió lied con Friedemann Berger. Mientras finalizaba sus estudios de medicina asistió a clases magistrales con Dietrich Fischer-Dieskau, Elisabeth Schwarzkopf e Inge Borkh. Actualmente da clases magistrales y es Profesor Honorario en la Musikhochschule de Múnich. Ha recibido la Orden Maximiliana de Bavaria de las Ciencias y las Artes, y el título de Bayerischer Kammersänger. En 2016 será galardonado con el premio Heidelberger Frühling. Entre los múltiples galardones obtenidos con su discografía se encuentra un Gramophone Classical Music Award 2015 por el álbum Nachtviolen. Es invitado con frecuencia al Konzerthaus y al Musikverein de Vienna y al Wigmore Hall de Londres como Artista Residente, así como al Schwetzingen Festival, Rheingau Music Festival, los Proms londinenses y los festivales de Edimburgo, Lucerna y Salzburgo. En la temporada 16/17 ofrecerá junto a Gerold Huber cinco programas de lied diferentes en Salzburgo, La Scala de Milán, Ópera de Múnich, Philharmonie de Berlín, Gewandhaus de Leipzig, Konzerthaus de Viena, Festspielhaus de Baden-Baden, Ginebra, París, Londres, Madrid, Schubertiade Schwarzenberg, así como una gira por Japón y los Estados Unidos.

En el terreno operístico ha recibido el “Premio Laurence Olivier” y el premio “Der Faust” de teatro. En la temporada 16/17 aparecerá en la Ópera de Baviera como Posa en Don Carlo de Verdi y como Wolfram von Eschenbach en Tannhäuser dirigida por Kirill Petrenko. Ha actuado junto a directores como Nikolaus Harnoncourt, Simon Rattle, Herbert Blomstedt, Kent Nagano, Mariss Jansons, Daniel Harding, Bernard Haitink y Christian Thielemann en las principales salas de mundo, junto a orquestas como la London Symphony Orchestra, Concertgebouw Orchestra y las filarmónicas de Viena y Berlín. Actuará próximamente en gira con la Gustav Mahler Youth Orchestra dirigida por Philippe Jordan y Daniel Harding, así como con la Filarmónica de Berlín y Bernard Haitink, la Accademia di Santa Cecilia de Roma y Antonio Pappano, y la WDR Symphony Orchestra y Kent Nagano. Graba en exclusiva para Sony Music acompañado por Gerold Huber.

Gerhaher-Huber

Extraordinario recital el que ofreció el pasado 21 de diciembre el barítono alemán Christian Gerhaher, acompañado de su fiel pianista Gerold Huber, en el Teatro de la Zarzuela.

Lo primero que capta la atención es su claro color de voz, poco común en un barítono. Esta cualidad le permite alcanzar notas agudas con gran facilidad y ligereza. El recorrido de sus registros es amplio, la dicción perfecta, variedad de matices. Capaz de expresar un suave pero intenso dramatismo, como demostró en las Kindertotenlieder (Canciones para los niños muertos) que no estaban programadas, pero que ofreció en sustitución de las Rückert-Lieder.

Una voz clara, elegante, expresiva, sutil. De líneas impecables y de discreta expresividad. Siempre magistralmente acompañada al piano por Gerold Huber, con el que forma un equipo perfecto. La exquisitez de Huber al piano contribuye y acompaña, acentuando o llenando de matices o energía los requerimientos de cada canción y de Gerhaher.

Si la máxima aspiración de Gerhaher es la profundización en la interpretación de la canción de arte alemana, su camino en esta dirección es, inequívocamente, impecable.

Teatro de la Zarzuela 21-12-14
Centro Nacional de Difusión de la Música (CNDM)
XXI Ciclo de Lied
Christian Gerhaher, barítono
Gerold Huber, piano

Gustasv Mahler (1860-1911)
Lieder eines fahrenden Gesellen (Canciones del aprendiz errabundo)
Des Knaben Wundehorn (El cuaderno maravilloso del muchacho)
Kindertotenlieder (Canciones para los niños muertos)