La Quincena Musical de San Sebastián

La Quincena Musical de San Sebastián clausura su 79 edición con un concierto sinfónico, el segundo protagonizado por la WDR Sinfonieorchester de Colonia en la presente edición. La Orquesta alemana interpretará hoy el “Réquiem” de Berlioz acompañada por el Orfeón Donostiarra y el tenor Maximilian Schmitt, bajo la dirección de Jukka-Pekka Saraste. Este concierto puso fin a una edición que un año más ha superado las 90 propuestas, entre conciertos y actividades paralelas.

El Auditorio Kursaal ha sido, también en esta edición, uno de los espacios fundamentales de la Quincena Musical. El Auditorio ha registrado 6 llenos absolutos y se ha alcanzado un 91% de ocupación. La recaudación total de taquilla asciende a 952.000 euros brutos, En cuanto al número de espectadores, cerca de 37.000 asistentes disfrutaron de las distintas propuestas de esta 79 edición.

De entre las propuestas programadas en el Auditorio, destacan los éxitos obtenidos por las dos representaciones de “La Creación” de la Fura dels Baus (2 y 3 de agosto) que inauguraron la edición del festival con todas las entradas agotadas. También registraron llenos absolutos el concierto de la Rotterdams Philharmonisch Orkest (24 de agosto), el ofrecido por la Budapest Festival Orchestra y el Orfeón Donostiarra (27 de agosto) y el estreno de “Amoria”, el proyecto más reciente de las pianistas Katia y Marielle Labèque, que repasa 500 años de música vasca y reúne en torno al dúo a un nutrido grupo de músicos vascos. También el concierto de hoy sábado de la WDR Sinfonieorchester de Colonia y el Orfeón Donostiarra con el que se clausura la 79 edición ha colgado el cartel de entradas agotadas.

La segunda propuesta escénica de esta edición supuso la recuperación de un título de Rossini en el 150 aniversario de su muerte: los días 11 y 13 de agosto, la Quincena Musical presentó la ópera “La italiana en Argel” en una coproducción de la propia Quincena, el Teatro Colón de Buenos Aires y el Festival de Verano de San Lorenzo de El Escorial. La nueva versión de Joan Anton Rechi trasladaba la acción a la década de los 40 y presentaba una especie de representación dentro de una representación con tintes de revista.

El Auditorio Kursaal ha sido, asimismo, un lugar de reencuentros, celebraciones y momentos para el recuerdo. El sábado 18 de agosto la Orquesta Sinfónica de Euskadi y la Coral Andra Mari abrieron el ciclo sinfónico de esta edición bajo la dirección de Christian Zacharias, un asiduo de la Quincena que regresaba en su doble faceta de pianista y director. El 22 de agosto, la NDR Elbphilharmonie Orchester de Hamburgo volvía a San Sebastián treinta y cinco años después de su primera y única actuación en el festival; bajo la dirección de su principal director invitado, Krzysztof Urbanski, al final del concierto la NDR sorprendió al público con la interpretación del “Agur Jaunak”. La Rotterdams Philharmonisch Orkest (24 de agosto), junto a su titular Yannick Nezet-Seguin, que se despide ahora de la que ha sido su orquesta en los últimos diez años, se reencontró con el público de la Quincena en el contexto de la gira internacional con la que conmemora su centenario; la Quincena quiso sumarse a la celebración con la interpretación del “Zorionak zuri”, y su equivalente en neerlandés, por parte de la Escolanía Easo. También la Budapest Festival Orchestra, que ofreció sendos conciertos los días 27 y 29 de agosto, es una orquesta habitual en la Quincena, no en vano revisitaba el festival por quinta vez en la última década; en el primero de los dos conciertos, su director, Ivan Fischer, agradeció la acogida del público con la versión original de la “Danza húngara nº4” de Brahms, a la que pusieron voz los músicos de la orquesta. El espectáculo “Amoria” resultó una exitosa recopilación de música vasca que ha supuesto el encuentro sobre el escenario de las hermanas Labèque con músicos vascos como el contratenor Carlos Mena o el grupo Hegiak y la Escolanía Easo; este primer proyecto de las pianistas con esta agrupación coral parte de su colaboración de Sir John Eliot Gardiner en la Quincena de 2016: Katia Labèque narró en la presentación de “Amoria” que fue él quien les habló de la Escolanía Easo, “el mejor coro infantil del mundo”, en palabras del director británico. Esta anécdota viene a confirmar la relevancia de la Quincena como punto de encuentro entre coros locales y artistas internacionales.

El Teatro Victoria Eugenia ha acogido en esta edición tres citas muy diferentes entre sí: un recital a cargo del pianista francés Alexandre Tharaud, con obras de Couperin, Debussy y Satie (6 de agosto); el concierto “Diálogos célticos” en el que Jordi Savall y Carlos Núñez profundizaron en las raíces célticas de música tradicional de Escocia, Irlanda, Euskadi y Galicia (20 de agosto); y el espectáculo de danza “Les nuits barbares” de la Compañía de Danza de Hervé Koubi, un ejercicio de fusión de las diferentes culturas que han poblado la zona del Mediterráneo a lo largo de los siglos (28 de agosto). Tanto “Diálogos Célticos” como “Les nuits barbares” merecieron una gran acogida por parte del público, que agotó las entradas para ambos espectáculos.

Avance de la programación de la 80 edición de la Quincena Musical de San Sebastián

En 2019 la Quincena Musical de San Sebastián alcanza su edición número 80. Para celebrarlo, se viene trabajando ya en el diseño de una programación que incluirá, entre otros, los conciertos de la London Philharmonic Orchestra, bajo la dirección de Juanjo Mena y con el pianista Javier Perianes, y la Orquesta de París y el Orfeón Donostiarra, dirigidos por Daniel Harding. La ópera elegida para su representación en la próxima edición de Quincena es “Madama Butterfly”, de Puccini, en una nueva coproducción con el Festival de Verano de San Lorenzo de El Escorial.

Italiana en Argel

La Fura dels Baus y la ópera ‘La Italiana en Argel’, en coproducción con el ,, encabezan el cartel de la 79ª Quincena Musical

Grandes directores, solistas y orquestas internacionales

Maestros como Christian Zacharias, Yannick Nézet-Séguin, Ivan Fischer, Yukka-Pekka Saraste o Paolo Arrivabeni estarán presentes en esta 79ª edición del festival. Entre los pianistas destacan los nombres de Yefim Bronfman, Igor Levit, Alexandre Tharaud, además del barítono Christian Gerhaher y Jordi Savall con su viola de gamba. Las agrupaciones NDR Philharmonie de Hamburgo, Filarmónica de Róterdam, Orquesta del Festival de Budapest y la Orquesta Sinfónica de la WDR de Colonia son algunas de las grandes orquestas que este año visitarán el Auditorio del Kursaal.

Estreno mundial de Amoria, de las hermanas Labèque

El nuevo proyecto de las pianistas Katia y Marielle Labèque reúne obras de compositores vascos desde el Renacimiento hasta nuestros días y contará con la participación, entre otros, del contratenor Carlos Mena, Easo Eskolania y el grupo Hegiak.

Producciones y encargos

Además de la ópera escenificada La Italiana en Argel que ha producido el festival junto con el Teatro Colón de Buenos Aires y el Festival San Lorenzo del Escorial, la Quincena ha encargado una obra al compositor Mikel Urquiza y una adaptación de las Diez Melodías Vascas, de Guridi, al organista Juan de la Rubia.

El diálogo entre el mito y la tradición, y su reflejo en la música, funciona como hilo conductor de las 93 propuestas musicales incluidas en la 79ª Quincena Musical de San Sebastián. El festival ha presentado su cartel completo –con la Fura dels Baus, el proyecto Amoria, de las hermanas Labèque, y la coproducción La Italiana en Árgel a la cabeza- con el 41% del objetivo en taquilla ya conseguido, gracias a los Amigos de la Quincena, y a punto de abrir la venta de entradas al público general este jueves 31 de mayo.

El director del festival, Patrick Alfaya, será el encargado de anunciar en Madrid todos los detalles de esta edición el próximo martes 12 de junio, en un acto que tendrá lugar en el Istituto Italiano di Cultura di Madrid. Alfaya estará acompañado de la directora del centro, Laura Pugno; el director de escena Joan Anton Rechi y el Premio Nacional de Danza 2017 Jon Maya.

La 79 edición de la Quincena Musical de San Sebastián comenzará el 2 de agosto y finalizará el 1 de septiembre. Durante estos 31 días, ofrecerá su casi centenar de actividades, repartidas en 11 ciclos, tanto en Donostia como en otras localidades de Guipúzcoa, Álava, Navarra e Iparralde. La jornada inaugural prevista para esta nueva edición contará con un amplio abanico de conciertos y espectáculos, en los que se incluye música instrumental, vocal y danza, entre otras propuestas.

El Auditorio Kursaal seguirá siendo el epicentro del festival y allí tendrán lugar las dos citas de La Fura dels Baus (2 y 3 de agosto). La compañía regresa a San Sebastián después de ocho años con su espectáculo La Creación, basada en la obra homónima de Joseph Haydn en la que el compositor austriaco relata la creación del mundo inspirándose en textos como el Génesis o el Libro de los Salmos. El montaje de La Fura revisa la obra buscando conectar ese nacimiento del planeta (el macrocosmos) con el cuerpo humano y el ADN (el microcosmos). Estarán acompañados por el maestro José Ramón Encinar, la Orquesta Sinfónica de Bilbao, el Coro Haydn dels Baus, la soprano Alicia Amo, el tenor Gustavo Peña y el barítono Thomas Tatzl.

Una semana más tarde (11 y 13 de agosto) el Auditorio Kursaal albergará la tradicional cita del festival con la ópera escenificada. Coincidiendo con el 150 aniversario de la muerte de Gioachino Rossini, la 79 Quincena Musical ofrecerá uno de sus títulos más representativos, La Italiana en Argel. Este título cómico, que hace más de 25 años que no se programa en la ciudad, será interpretado por la Orquesta Sinfónica de Euskadi y Easo Abesbatza, dirigidos por Paolo Arrivabeni. El rol principal de Isabella será cantado por la mezzosoprano italiana Marianna Pizzolato. El reparto se completará con nombres como Luca Pisaroni, Francisco Brito, Joan Martín-Royo o la soprano donostiarra Arantza Ezenarro. Esta coproducción entre la Quincena Musical, el Teatro Colón de Buenos Aires y el Festival San Lorenzo de El Escorial se estrenó el pasado 4 mayo en la capital argentina con seis funciones.

El apartado sinfónico de la presente edición arrancará con un concierto de la Orquesta Sinfónica de Euskadi que actuará por vez primera bajo las órdenes de Christian Zacharias (18 de agosto). Cuando se cumplen seis años de su última visita, el artista alemán vuelve a la Quincena en su doble condición de pianista y director. El programa, de corte clásico, agrupa dos obras tan dispares como la Sinfonía nº 49 La Passione, de Joseph Haydn, y el rara vez escuchado Réquiem en do menor, compuesto por su hermano menor Michael Haydn. Para la ejecución de esta obra, la orquesta estará acompañada por Andra Mari Abesbatza y un elenco de solistas entre los que destacan las donostiarras Elena Sancho y Clara Mouriz. En medio, entre Haydn y Haydn, el Mozart más intenso representado por su Concierto para piano nº24, en el que se podrá disfrutar, una vez más, del hondo y siempre personal arte pianístico de Zacharias.

La siguiente formación que este año recalará en el ciclo sinfónico del Auditorio Kursaal es la NDR Philharmonie de Hamburgo, que desde 1986 no había vuelto a San Sebastián. El programa diseñado para la ocasión (22 de agosto) contempla la bucólica Sinfonía nº2, de Johannes Brahms, y una selección de los cantos populares alemanes adaptados por Gustav Mahler que se podrán escuchar en la voz del barítono Christian Gerhaher, uno de los mayores intérpretes de este repertorio. En el podio, la joven promesa de la música clásica Krzystof Urbanski, actual director titular de la Orquesta Sinfónica de Indianápolis, Estados Unidos, y el principal director invitado de la Orquesta NDR de la Filarmónica del Elba.

Otro joven batuta, Yannick Nézet-Séguin, que en apenas unos años se ha situado entre los directores de orquesta más valorados y reconocidos del siglo XXI, dirigirá a la Orquesta Filarmónica de Róterdam dentro de su gira de despedida como director titular de la formación holandesa (24 de agosto). Presentará un programa que arranca con los aires clasicistas de Wolfgang Amadeus Mozart, representado por su bien conocida Sinfonía nº 35, Haffne; se adentrará en el universo romántico de Franz Liszt y su Concierto para piano nº2; y concluirá con la siempre comprometida Sinfonía nº 4, de Piotr Ilich Tchaikovsky. Al teclado, como solista del concierto de Liszt, uno de los más relevantes maestros del piano de los últimos cincuenta años, Yefim Bronfman, poco habitual en los escenarios españoles, pese a su destacada carrera internacional.

Las dos siguientes citas sinfónicas programadas para el Auditorio Kursaal serán protagonizadas por la Orquesta del Festival de Budapest, que al igual que en sus anteriores visitas a la Quincena, actuará bajo las órdenes del maestro Ivan Fischer. En la primera de las dos citas (26 de agosto) la orquesta ofrecerá un original y muy interesante programa enraizado en la gran música de su país, Hungría. Mientras que en su segunda intervención (27 de agosto), la formación húngara contará con el apoyo del Orfeón Donostiarra para interpretar las Vísperas Solemnes del Confesor, de Mozart, además de obras de Gustav Mahler.

Otra formación que ofrecerá un doble programa es la Orquesta Sinfónica de la WDR de Colonia que será dirigida por su titular Jukka-Pekka Saraste. El programa del primer día (31 de agosto) abordará una de las obras capitales del siglo XX y una de las más innovadoras de toda la historia de la música: La consagración de la primavera, de Igor Stravinsky. En la primera parte del concierto se escuchará el romántico y temprano Concierto para piano nº1, de Brahms (compositor que debuta en la Quincena), que intrepretarán junto al pianista Igor Levit. El segundo día (1 de septiembre) la orquesta alemana ofrecerá el sobrecogedor Réquiem, de Hector Berlioz, dramáticamente subtitulado por el propio compositor francés como “Gran misa de muertos”. Se trata de una de las composiciones más monumentales e impactantes de la historia de la música y en su interpretación en el festival se sumarán las voces del tenor solista Andrew Staples y el Orfeón Donostiarra.

La oferta del Auditorio Kursaal se completará con el estreno del nuevo proyecto de Katia y Marielle Labèque, donde el dúo de pianistas de Baiona rinde homenaje a la música vasca (29 de agosto) en sintonía con el hilo conductor de esta edición: el mito y la tradición. El repertorio seleccionado para tal efecto recoge obras de compositores vascos que van desde Juan de Antxieta (1462-1523) hasta Alberto Iglesias. Para llevar a cabo esas versiones, Katia y Marielle Labèque contarán con la participación del grupo Hegiak, el percusionista Ander Zulaika y los virtuosos de la txalaparta Harkaitz Martínez de San Vicente y Mikel Ugarte, entre otros.

En el Teatro Victoria Eugenia, otro de los escenarios de la Quincena, se ofrecerán tres propuestas dispares entre sí. El primer concierto (6 de agosto) estará protagonizado por el pianista parisino Alexandre Tharaud, considerado como uno de los intérpretes más originales del momento. Mientras que la segunda propuesta vendrá de la mano de dos pesos pesados como el violagambista Jordi Savall y el gaitero y flautista Carlos Nuñez (20 de agosto), que presentan su proyecto Diálogos célticos. La tercera y última cita del Teatro Victoria Eugenia será ofrecido por la Compañía de Danza Hervé Koubi (28 de agosto). El coreógrafo francés de raíces argelinas y su compañía nos presentarán el espectáculo Les Nuits Barbares, donde rinden homenaje a los pueblos bárbaros olvidados a través de réquiems de Mozart y Fauré, música tradicional africana, cultura hip-hop y capoerística.

Como también es habitual en esta cita cultural, la 79ª edición de la Quincena Musical de San Sebastián desarrollará sus ciclos paralelos: Música Antigua, Jueves de Música en San Telmo, Órgano, Jóvenes Intérpretes, Quincena Andante y Quincena Infantil. Pueden adquirirse entradas a través de la página web (www.quincenamusical.eus) a partir del 31 de mayo, así como en las taquillas del Kursaal y el Teatro Victoria Eugenia.

Ciclo Grandes Intérpretes de Scherzo

Aunar la madurez de artistas consagrados como Mitsuko Uchida, Grigory Sokolov, Radu Lupu o Murray Perahia con el talento de jóvenes intérpretes es la premisa de la que parte el 23º Ciclo Grandes Intérpretes de la Fundación Scherzo. “Una temporada que combina a los grandes y veteranos maestros junto a una joven y fraguada generación”, explica Patrick Alfaya, director artístico del ciclo, sobre la intensa programación de 2018.

Entre enero y diciembre del próximo año tendrán lugar los nueve recitales de esta edición, además del concierto extraordinario de Gustado Dudamel – que cosechó un enorme y sonado éxito en la anterior temporada – al frente de la Mahler Chamber Orchestra. Durante esta temporada del ciclo, pianistas de amplia experiencia compartirán el escenario del Auditorio Nacional con jóvenes y destacados artistas como Yuja Wang, Benjamin Grosvernor o Jan Lisiecki.

El precio de las entradas sueltas se sitúa a partir de los 25 euros y, a partir del 3 de enero, se podrán adquirir entradas individuales de manera anticipada. Asimismo pueden comprarse abonos a partir de 191 euros. Los jóvenes menores de 26 años podrán asistir a los conciertos por 10 euros acudiendo a la taquilla del Auditorio Nacional media hora antes del comienzo del concierto; además la Fundación Scherzo se compromete a dejar un mínimo de 60 entradas para jóvenes por concierto.

A lo largo de las más de dos décadas de vida de este ciclo patrocinado por El País, han actuado casi un centenar de pianistas en más de 200 conciertos. Estas cifras lo han convertido en uno de los mejores ciclos en su especialidad a nivel europeo, en opinión tanto de los intérpretes que han desfilado por el ciclo como por el público que avala la programación. Entre los artistas más destacados que han pasado por el Auditorio Nacional de Música de Madrid se encuentran Maurizio Pollini, Krystian Zimerman, Claudio Arrau, Alicia de Larrocha, Alfred Brendel, Maria Joao Pires, Ivo Pogorelich, Pierre-Laurent Aimard, Grigory Sokolov, Christian Zacharias, Radu Lupu, Andras Schiff, Emanuel Ax, Lang Lang , Vladimir Ashkenazy o Javier Perianes.

La meta con la que arrancó este proyecto era la de acercar la música pianística a la mayor parte de la sociedad, procurando soslayar barreras tanto económicas como culturales. Pese a que los recursos con los que se contaba eran escasos, desde el primer momento la reacción del público fue magnífica, lo que dio alas al ciclo. De esta manera, sin ningún tipo de subvención de las instituciones públicas – como continúa ocurriendo-, la supervivencia de Grandes Intérpretes de Scherzo continúa gracias al éxito de público y al inestimable soporte del patrocinio anual del diario El País.

No obstante, los buenos datos de asistencia permitieron acumular, además de experiencia, un pequeño excedente económico con el que ayudar a jóvenes pianistas. Así, nacía en 2002 el ciclo Jóvenes Intérpretes mediante el cual han pasado más de medio centenar de pianistas como Javier Perianes, Paul Lewis, Yuja Wang, Alexei Volodin, Betrand Chamayou o los hermanos Víctor y Luis del Valle, hoy ya consagrados. La encargada de gestionar ambos ciclos es la Fundación Scherzo, creada en 2001. A través de esta iniciativa, y en colaboración con la editorial Antonio Machado Libros, se han publicado una colección de ensayos musicales, así como editado algunos discos.

CHRISTIAN ZACHARIAS

En más de una docena de ocasiones Christian Zacharias se ha subido al escenario del Auditorio Nacional de la mano de la Fundación Scherzo. El también director de orquesta llega a esta 22ª edición del Ciclo Grandes Intérpretes con un recital el próximo martes 9 de mayo, a las 19:30 horas, en el Auditorio Nacional de Música. El programa de la actuación incluye a tres de los compositores románticos favoritos de Zacharias: Beethoven, Schubert y Schumann.

Las cualidades que han hecho a este pianista uno de los más famosos panorama musical actual también le han llevado a su mayor reconocimiento como director de orquesta, director de festivales, pensador musical, escritor y locutor. Zacharias mantiene una activa carrera como concertista de piano, actúa con los principales directores y dirige a las orquestas de mayor renombre; muchas de sus grabaciones han recibido premios internacionales.

Fue director artístico y principal de la Orquesta de Cámara de Lausana. De entre sus grabaciones con esta agrupación destaca su ciclo completo de los conciertos para piano de Mozart, que ganó el Diapason d’Or, Choc du Monde y el ECHO Klassik.

Zacharias ha sido “Socio Artístico” de la Orquesta de Cámara de St. Paul desde la temporada 2009/10. También mantiene estrechos vínculos con la Orquesta Sinfónica de Gotemburgo, siendo el Principal Director Invitado desde hace muchos años, y colabora habitualmente con orquestas como la Filarmónica de Los Ángeles, la Orquesta Hallé de Manchester, la Het Residentie Orkest Den Haag, la Orchestre National de Lyon, la Symphonieorchester des Bayerischen Rundfunks (con quienes grabó recientemente Mozart), la Bamberger Symphoniker o la Gurzenich Orchestra de Colonia. Durante los últimos años ha dirigido su atención a la ópera, lo que le ha llevado a trabajar en producciones como La Clemenza di Tito (Mozart), así como su ópera buffa Le nozze di Figaro y La Belle Hélène, de Offenbach. También ha trabajado en tres películas desde 1990: Domenico Scarlatti en Sevilla, Robert Schumann – der Dichter spricht (INA, París) y Zwischen Bühne und Künstlerzimmer (WDR-Arte).

En 2015, Zacharias formó parte del jurado del Concurso Internacional de Piano Clara Haskil; cargo que volverá a ocupar este año. Durante la temporada 2016/17, el pianista actuará, entre otros conciertos, junto a la Orchestre de Paris como director, solista y músico de cámara. En varias actuaciones con la Orchestre National de Lille abordará su recital de Schumann que incluye sus cuatro sinfonías así como sus grandes conciertos como solista.

Zacharias debutó en Grandes Intérpretes en el año 1998 y ha actuado en numerosas ocasiones, incluido el concierto inaugural de la 19ª edición. La presente temporada del ciclo organizado por la Fundación Scherzo, la número 22, se inició con el recital ofrecido por el pianista Daniil Trifonov. Entre los meses de enero y noviembre de 2017 están programados una decena de conciertos que reunirán a músicos de la talla de Sokolov, Javier Perianes, Angela Hewitt o Ashkenazy.

PROGRAMA MARTES 9 DE MAYO

Auditorio Nacional de Música, 19:30 horas
Entradas a partir de 25 euro

PROGRAMA MUSICAL
F. SCHUBERT Piano sonata Nº4 La menor D 537
L. V. BEETHOVEN Piano sonata Nº27 Mi menor op.90; Piano sonata Nº30 Mi Mayor op.109

R. SCHUMANN Davidsbündlertänze op.6