Gidon Kremer

La Semana de Música Religiosa de Cuenca ha llegado ya a su 58 edición. Un tiempo más que suficiente para la consolidación de un festival. Sin embargo, no se respira ni el entusiasmo ni el ambiente de hace unos años, a pesar de la excelencia de alguno de los intérpretes que han pasado por aquí en esta edición. Es el caso del violinista letón, Gidon kremer y la Kremerata Baltica. Que han interpretados obras del compositor Arvo Pärt, homenajeado este año y que no pudo asistir debido a un delicado estado de salud que le impide viajar.

Arvo Pärt y Gidon Kremer tienen algunas cosas en común. Ambos nacieron en países que estuvieron bajo la dominación de la Unión Soviética, Estonia y Letonia, respectivamente. Y ambos padecieron los rigores del régimen soviético, como tantos creadores artísticos.

Los primeros trabajos de Pärt estuvieron influenciados por compositores como Prokófiev, Shostakóvich o Bártok, y por tanto muy cercano al neoclasicismo. Posteriormente se interesó por el dodecafonismo, siguiendo, en esta ocasión, a su admirado Schoenberg. Pero la obra Pärt más conocida corresponde a sus últimos años como compositor. Tras una profunda crisis personal, Pärt sintió la necesidad de regresar a las músicas europeas más tradicionales. Profundizó en la música antigua y el canto gregoriano. Su estilo quedó definido entonces. Se alejó completamente de cualquier corriente musical creada hasta ese momento, pero consiguió que sus composiciones se hicieran tremendamente populares. Las atmósferas que consigue crear son plenamente reconocibles y encuadradas en las raíces europeas más profundas y espirituales.

En esta primera jornada de la SMR, se interpretaron dos obras de Part. La primera de ellas Frates (hermanos), para violín, orquesta de cuerda y percusión, una de las adaptaciones que de su obra realizó Part para su gran amigo Gidon Kremer. Escrita bajo la técnica, elaborada por el propio Part, tintinnabuli (una campana), en la que la utilización de recursos es mínima pero los resultados sonoros son espectaculares. Se caracteriza por la utilización de dos tipos de voz, la primera en escala tónica y la segunda en diatónica, de manera escalonada, lo que concede a la obra un tempo lento, lleno de la espiritualidad que caracteriza casi todas sus obras. Una quietud y sosiego que Kremer recrea de manera exquisita. Demostrando un dominio del instrumento que pocas veces, por no decir ninguna, se tiene la ocasión de escuchar.

La segunda de las obras, la conocida Tabula rasa, es una de las primeras composiciones de Part tras su regreso a las músicas más tradicionales.

El primer movimiento, Ludus (juego), se inició con el dúo de violines solistas formado por Kremer y Tatiana Grindenko que llevaron la interpretación del silencio sostenido de la partitura de Part a los niveles más altos de perfección. El segundo movimiento, titulado Silentium, es un canon en el que las tres secciones, en las que se dividen las cuerdas, van evolucionando con ritmos diferentes creando profundidad y textura hasta llegar a la atmósfera de recogimiento, quietud y silencio que el compositor nos plantea. Solo alterado por el acorde del piano preparado.

La última obra rompe un poco con el estilo sacro de las dos anteriores y el contexto general de la SMR. Sinfonía nº 2 para cuerdas op 30, del compositor polaco Mieczyslaw Weinberg, estuvo interpretada por la Kremerata Baltica. Nunca un unísono de cuerdas sonó tan limpio. La calidad interpretativa de este conjunto musical, de la mano de Gidon Kremer, que dirige de manera magistral desde la discreción de su genialidad, haría las delicias del público más entendido y exigente. Es por esta razón que no se entiende que el Teatro Auditorio de Cuenca apenas rozase la mitad de su aforo. Una situación que deberá ser analizada por sus responsables. Un festival como este, ya consolidado, aunque debería apostar por una mayor calidad de intérpretes a lo largo de toda la semana, y en un entorno patrimonio de la humanidad como Cuenca, debería contar con mayor apoyo institucional y popular.

Fotografía: Santiago Torralba/SMR

William Christie

La Semana de Música Religiosa de Cuenca (SMRC) concluye su 55 edición con un balance positivo de crítica y público. La diversidad de la programación –con 2 estrenos absolutos de obras encargadas por el festival a Héctor Parra y James Wood– un total de 16 conciertos y numerosas actividades paralelas con una amplia participación de público concluyeron este domingo.

La participación de Alemania –país invitado- ha supuesto un abanico de estilos y una amplia gama de tendencias en la composición e interpretación que han recorrido obras de la época medieval hasta nuestros días con músicos del más alto nivel, como Christian Tetzlaff, Singer Pur, Musikfabrik y Vocalconsort.

Según la directora del festival, Pilar Tomás “lo más destacable haya sido la participación, cariño y respeto del público. El nivel habitual de calidad de la interpretación ha sido muy alto y bien recibido. La agudeza de Sardelli y el carisma de William Christie, la honestidad de Héctor Parra, el entusiasmo de Juan Sanz o la sencillez de Fernando Pérez hacen que mires de forma diferente su manera de hacer música, de “crear” en sus interpretaciones o composiciones. No son solo maestros músicos sino mucho más. Esas aportaciones que, sin duda, son subjetivas y demasiado personales aportan parte de la magia, del encantamiento del festival. El cóctel creo que ha dado buenos resultados.”

La 55 edición ha contado con 5.328 asistentes a los eventos, récord de público en la historia del festival y con la mayoría de los conciertos agotados.
Uno de los hitos de esta edición, con un lleno total y 15 minutos de aplausos, fue el estreno de William Christie y su grupo Les Arts Florissants con una obra de Bach en España, caso de la Misa en Si menor. La actuación además, supuso el inicio de una gira que les llevará por Europa con esta obra crucial del repertorio universal.

Semana de Música Religiosa de Cuenca

La Semana de Música Religiosa de Cuenca presentó hoy en el Goethe-Institut Madrid, su 55 edición con Alemania como país invitado. Esta nueva cita del festival sacro de referencia en Europa se desarrollará entre el 19 y el 27 de marzo próximos en la ciudad castellanomanchega, con el Vocalconsort Berlin como artista residente y un especial homenaje a Sebastián Durón y Miguel de Cervantes, que incluyen dieciséis conciertos, cursos y jornadas como las que llevan por título “Jornadas Cervantinas · Música y Literatura”.

Una de las citas imprescindibles de la 55o edición será la Misa en si menor de Bach –cuya partitura ha sido declarada, recientemente, patrimonio de la UNESCO– interpretada por William Christie y Les Arts Florissants el día 24 de Marzo en el Teatro Auditorio de Cuenca.

En cuanto a otro tema clave de este año –el cuarto centenario de la muerte de Miguel de Cervantes–, además de cinco conferencias entre las que destacan las de expertos como Javier Gomá, Juan Ruiz Jiménez, Emilio Pascual, José María Ribagorda o Ignacio Amestoy, la SMRC se une a los actos con- memorativos con un concierto en que se interpretarán las Villanescas espirituales de Francisco Guerrero y el montaje, en coproducción con Antiqua Escena, de La Conquista de Jerusalén.

El espacio dedicado al país invitado contará con 7 conciertos. Además, se estrenarán dos obras en el marco del Festival: Lamentation de James Wood y Breathing del joven compositor Héctor Parra, una pieza encargada por la SRMC con texto de Jaume Plensa para la celebración del IV Centenario de la Procesión Camino del Calvario.

Este 2016, la Semana de Música Religiosa comienza el 19 de marzo con un monográfico dedicado a Vivaldi a cargo de Modo Antiquo, bajo la dirección de Federico Maria Sardelli y la colaboración de la soprano Roberta Mameli. Este polifacético director es autor asimismo de una novela sobre Antonio Vivaldi de inminente aparición en España.

ALEMANIA PAÍS INVITADO. Vocalconsort Berlin, artista residente

Desde el domingo 20 de marzo hasta el Sábado 26, la SMRC contará con la participación de diversos artistas de origen alemán. Entre ellos el Vocalconsort Berlín, artista residente, que será el encargado de los dos estrenos preparados para este año: Lamentations de James Wood, y Breathing de Héctor Parra.

Ars Choralis Coeln dedicará su concierto a la recuperación del Codex Paradiese; Christian Tetzlaff asumirá el 21 de marzo la integral de las Sonatas y Partitas para violín solo de Johann Sebastian Bach. El Leipzig Quartet interpretará a Beethoven y Kurtag y Christian Rieger dedicará su concierto a recordar los centenarios de Froberger y Weckmann.

CELEBRACIONES: IV Centenario de la muerte de Cervantes. III Centenario de la muerte de Sebastián Durón. IV Centenario del Nacimiento de Froberger y Weckmann

Este año 2016 arranca con una cita inexcusable: Cervantes, en el cuarto centenario de su muerte. Así mismo, Durón, Weckmann y Froberger estarán presentes en la 55 edición. El concierto de Christian Rieger en la Capilla del Espíritu Santo de Cuenca supondrá la primera escucha en vivo del órgano en su ubicación original, tras un proceso de limpieza y restauración. A Durón se le dedicarán dos programas. Uno, el de clausura, en lengua vernácula, y otro dedicado a las Lamentaciones y cantos de Semana Santa en latín.

En cuanto a Miguel Cervantes, además de las conferencias, la SMRC se une a los actos con- memorativos con un concierto en el que se interpretarán las villanescas espirituales de Francisco Guerrero y con el montaje, en coproducción con Antiqua Escena, de La Conquista de Jerusalén, todo un reto para la SMRC.

MÚSICA Y LITERATURA, Jornadas en la UIMP

2016 nos vincula a todos los que formamos parte del mundo de la cultura a personajes de la relevancia de Cervantes y Shakespeare. Nuestro foco de interés se centra en Cervantes a través de tres jornadas en las que estarán presentes la música, el teatro, la escritura, etc. Estas Jornadas se realizarán gracias a la colaboración y mecenazgo de la Universidad Internacional Menéndez Pelayo (UIMP).

Pretendemos transportar a los asistentes al mundo sonoro cervantino, a su teatro y a su pensa- miento. También a su mundo en el papel, a la “hoja en blanco” y todo lo que da origen a la escritura. Los conferenciantes encargados de abordar estos asuntos son personas de reconocido presti- gio. Nuestro interés se centra en hacer que estas Jornadas ayuden a comprender un poco más a este genial idealista, clave en nuestra cultura.

CURSOS. Gregoriano y taller didáctico

Desde el punto de vista musical y litúrgico, los cantos de Semana Santa constituyen uno de los pilares de la composición del repertorio gregoriano. En estos días, la liturgia conserva las formas más arcaicas junto a las más evolucionadas, las formal y musicalmente más simples, con las más innovadoras, siempre eso sí, dentro de la sobriedad propia del canto monódico que caracteriza a la Iglesia. El curso, organizado conjuntamente por la 55 edición de la Semana de Música Religiosa de Cuenca y por la Asociación Hispana para el Estudio del Canto Gregoriano (AHisECGre), abordará estos géneros tanto para el público en general como para estudiosos y expertos en la materia. Ana Hernández realizará un taller de dicción e interpretación, Siglo de Oro, Siglo de Coro con miembros de la Escolanía de San Agustín. Este taller concluirá el domingo 13 de marzo, con una muestra del trabajo realizado, en la Iglesia del Salvador.

COPRODUCCIONES y COLABORACIONES

Para el diseño de esta edición se cuenta con la valiosa colaboración de diferentes instituciones a las que agradecemos su apoyo. Por un lado con Vocalconsort, artista residente, establecimos un acuerdo para la coproducción de SOS: Songs of Suffering, que incluye el estreno en España de la obra de James Wood. Así mismo, partimos de una coproducción con Antiqua Escena para poner en pie La conquista de Jerusalén, de Miguel de Cervantes. La Fundación DKV Integralia, además, patrocina la actuación de Andrea Zamora.

LOS ESPACIOS

Por último, no debemos olvidar la importancia de los maravillosos espacios que ofrece Cuenca, ciudad Patrimonio de la Humanidad, y que sirven de escenarios naturales para cada una de las actividades programadas. Muchos de ellos suman su belleza arquitectónica a un intenso espíritu religioso. Losactosse celebrarán en la Catedral, en el Teatro Auditorio, en la Iglesia de San Miguel, en la de Ntra Sra de la Luz, la del Salvador, la Iglesia de Arcas, la de San Pedro, la de la Merced y en el Espacio Torner. Se contará además con la Iglesia de Nuestra Señora de la Asunción, de Tarancón, cuyo magnífico retablo se ha restaurado recientemente, y con el Museo Tesoro de la Catedral de Cuenca.