DeadmanWalking-1
DeadmanWalking-2
DeadmanWalking-3

DeadmanWalking-4
DeadmanWalking-5
<“Dead man walking” es uno de los más claros ejemplos de que la ópera sirve, principalmente, para contar historias. Y cuenta además una historia que nos envía a todos al rincón de pensar. Es esta una obra para reflexionar sobre muchas cuestiones, el dolor, el perdón, la justicia y su ejercicio a manos del estado, la propia condición humana, el arrepentimiento y, sobre todo, el tema universal en la ópera y en todas las expresiones artística, el amor. Con el potencial dramático de todos los elementos que se manejan en esta obra, la intensidad está garantizada, y con ella, el éxito.El excepcional libreto de Terrence MacNally, basado en el texto de la hermana Helen Prejean, que inspiró también la oscarizada película “Pena de muerte”, de Tim Robbins, Sean Penn y Susan Sarandon, ha sido convertido en ópera de la mano del compositor Jake Heggie y estrenada en el año 2000 en la ópera de San Francisco. Tras su éxito americano llegó a Europa en 2006 para seguir cosechando éxitos de crítica y público. La música de Heggie tiene, como es lógico, influencias cinematográficas, del musical y de compositores como Gershwin. Desde el primer momento la historia capta la atención del público de manera muy cinematográfica.
Ni el ritmo ni la trama decaen en ningún momento y narran la historia de manera fluida y sin complejidades. Todo ello con una música convencional, sin alguno de los alardes estilísticos a los que nos tienen acostumbrados las composiciones contemporáneas, pero con un ritmo y una capacidad descriptiva que hacen que no falte ni sobre ningún elemento.La funcional puesta en escena de Leonard Foglia es muy eficaz. Se recrea en todos los pequeños detalles que pueden acompañar una situación tan terrible y, a la vez, tan llena de elementos sencillos y cotidianos. Crea distintas atmósfera a través del color, los vídeos de Elaine J. McCarthy y la magnífica iluminación de Brian Nason. Destacar también el trabajo con los actores de Michael Mcgarty y Jess Goldstein.La partitura permite también el lucimiento, sobre todo dramático, de los cantantes. El peso de la obra recae sobre los dos protagonistas, la Hermana Helen Prejean, interpretada por Joyce DiDonato, que participa en casi todas las escenas y lo hace de manera magistral. El nivel dramático que alcanza no cae en ningún momento. Ofrece un espectáculo de intensidad que justifica su posición en el panorama artístico internacional.
El otro protagonista es el tejano Michael Mayes que interpreta al condenado Joseph De Rocher. Su rudeza, también en lo vocal, es perfecto para el personaje y ayuda a identificar el carácter de la obra.
La Hermana Rose, que se encarga de poner a la protagonista ante las posibles contradicciones de su comportamiento, es interpretada por la canadiense Measha Brueggergosman.
Sin duda, una de las protagonistas de la obra es Maria Zifchak, interpretando a la Señora de Patrick De Rocher, madre del condenado a muerte. Su conmovedora interpretación de una madre que, en el momento de la despedida, solo ve en su hijo al niño que fe, es colosal.El resto del elenco está a una grandísima altura. Españoles todos y con una dicción inglesa impecable. Damián del Castillo, Roger Padullés, Celia Alcedo, María Hinojosa, Toni Marsol, Marta de Castro, Viçenc Esteve, Enric Martínez-Castignani, Marifé Nogales, Tomeu Bibiloni, Pablo García López o Álvaro Martin.
Impresionante como siempre el Coro Intermezzo y también el de la JORCAM.El director musical Mark Wigglesworth supo mantener la tensión y el sentido narrativo durante toda la obra, obteniendo lo mejor de la Orquesta.Un acierto del Teatro Real la programación de esta ópera, uno más. También tiene Mataboch el don de la oportunidad para programar óperas en el momento de actualidad más oportuno.
Dead Man Walking

Entre los días 26 de enero y 9 de febrero el Teatro Real ofrecerá 6 funciones de Dead Man Walking, de Jake Heggie, en una producción de la Lyric Opera de Chicago procedente de la Houston Grand Opera, donde se presentó en 2011 con dos de las cantantes que interpretarán la ópera en el Teatro Real: la mezzosoprano Joyce DiDonato y la soprano Measha Brueggergosman.

Dead Man Walking es la primera ópera de Jake Heggie (Palm Beach, Florida, 1961) y el enorme éxito que ha tenido desde su estreno, en la War Memorial Opera House de San Francisco en el año 2000, ha proyectado internacionalmente el nombre de su compositor, que desde entonces ha escrito varias obras escénicas de diferentes formatos con un ritmo apabullante: The End of the Affair (2004), At the Statue of Venus (2005), To Hell and Back (2006), Three Decembers (2008), Moby-Dick (2010), The Radio Hour (2014), Great Scott (2015), It’s a Wonderful Life (2016), entre otras.

Con más 300 funciones en todo el mundo, producciones muy diversas ─desde conservatorios a grandes teatros─, y dos grabaciones en CD ─protagonizadas por Susan Graham (2000) y por Joyce DiDonato (2011)─, Dead Man Walking se estrena en España con la presencia de su compositor y de la hermana Helen Prejean, autora del libro autobiográfico que inspiró la ópera y, antes, en 1995, la aclamada película Pena de muerte, de Tim Robbins, con Sean Penn y Susan Sarandon (que ganó un Oscar por su interpretación) en los papeles principales.

En su estremecedor relato basado en hechos reales, la hermana Helen Prejean cuenta el inquietante y convulso camino de acercamiento a un condenado a muerte al que asiste y ampara desde el convencimiento de que su arrepentimiento le ayudará a encontrar la paz interior.

Si la película de Tim Robbins incide claramente sobre los dilemas éticos de la pena de muerte, la ópera de Heggie, con libreto del veterano dramaturgo Terrence McNally, es un viaje interior que inician paralelamente la monja y el reo, cada uno con sus fantasmas, sus miedos, sus contradicciones, sus sentimientos y sus dudas. En este camino de transformación y redención, ambos se confrontan con la contundencia de los hechos: la sed de venganza de los padres de los adolescentes asesinados, la desazón y sufrimiento de la madre del homicida, la lucha por el inviolable derecho a vivir, el acercamiento implacable a la muerte…

Utilizando con gran maestría la escritura vocal ─Jake Heggie tiene un catálogo de más de 200 canciones─ y con un lenguaje musical heredero de la ópera estadounidense, Dead Man Walking seduce al espectador con un su lenguaje tonal, ritmos afroamericanos, melodías que evocan el espíritu de la Calle 42 y una partitura orquestal y coral de poderosa fuerza dramatúrgica, que no rehúye nunca la comunicación directa y emocional con el público.

Un reparto coral dará voz a esta ópera, que llegará al Teatro Real con la aplaudida puesta en escena de Leonard Foglia, profundo conocedor de la obra de Jake Heggie, con quien ha colaborado en la elaboración del libreto de The End of the Affair y en la puesta en escena de todas sus óperas.

Joyce DiDonato volverá a asumir el papel protagonista, junto al barítono Michael Mayes, que encarnará al asesino Joseph de Rocher, uno de sus papeles fetiche, que ha interpretado en una decena de producciones en Estados Unidos. Estarán secundados por un amplio elenco ─Maria Zifchak, Measha Brueggergosman, Damián del Castillo, Roger Padullés, María Hinojosa, Toni Marsol, Marta de Castro, Viçenc Esteve, Enric Martínez-Castignani, Celia Alcedo, Marifé Nogales, Tomeu Bibiloni, Pablo García-López y Álvaro Martín─ que actuará junto al coro infantil Pequeños Cantores de la ORCAM y el Coro y Orquesta Titulares del Teatro Real, bajo la dirección de Mark Wigglesworth.

Dead Man Walking llegará a España precedida de un camino de éxitos, que Jake Heggie atribuye al poder intrínseco de la ópera como un arte que emociona e invita a la reflexión: “el teatro nos ofrece la oportunidad de dejarnos arrastrar por el drama a lugares inesperados, y la música nos pone en contacto con aspectos de la naturaleza humana en los que de otra manera nos habríamos reparado.”

AGENDA | ACTIVIDADES PARALELAS

15 de enero a 12 de febrero. Lunes de 19.30 a 22 horas | Instituto Internacional

Page to stage

Curso en inglés en torno a Dead Man Walking

23 de enero, a las 20.15 horas | Teatro Real, Sala Gayarre

Enfoques: coloquio con los artistas de Dead Man Walking

Participan:

  • Hermana Helen Prejean, autora de libro autobiográfico Dead Man Walking
  • Mark Wigglesworth, director musical de Dead Man Walking
  • Leonard Foglia, director de escena de Dead Man Walking
  • Joan Matabosch, Director Artístico del Teatro Real, moderador

Entrada libre hasta completar aforo

25 de enero, a las 19.30 horas | Teatro Real, Sala Gayarre

Mesa redonda: ‘Dead Man Walking’: Cultura de violencia, pena de muerte y redención

Participan:

  • Federico Mayor Zaragoza, presidente honorario de la Comisión Internacional contra la Pena de Muerte (CIPM) y ex director general de la UNESCO
  • Juan Ignacio Morro, director general de Naciones Unidas y Derechos Humanos del Ministerio de Asuntos Exteriores y Cooperación de España
  • Hermana Helen Prejean, autora del libro Dead Man Walking, en el que se basa la ópera homónima y la película Pena de Muerte, de Tim Robbins
  • Joaquín José Martínez, primer español en salir del corredor de la muerte en Estados Unidos
  • Asunta Vivó, directora ejecutiva de la CIPM
  • Esteban Beltrán, director de Amnistía Internacional España, moderador

Entrada libre previa confirmación. Mail: anastasia.herranz@icomdp.org

1, 8 y 15 de febrero, de 19.00 a 21.00 horas | Teatro Real, Sala de actividades paralelas

Curso: Teatro musical norteamericano

De Weill a Sondheim: Tradición e innovación en el musical de Broadway

Por Alberto Mira

18 de febrero, a las 12.00 horas | Teatro Real, Sala principal

Los domingos de cámara

Obras de Jake Heggie (Soliloquio flauta y piano), Kurt Weill (Cuarteto de cuerda op. 8), Juan José Colomer (Fireabrass y Trío para flauta, viola y arpa) y Johannes Brahms (Cuarteto con piano nº 1 en do menor)

Solistas de la Orquesta Titular del Teatro Real