Desconcierto

El Teatro de la Zarzuela presentará el próximo sábado 26 de noviembre (20h), dentro de su ciclo de conciertos, un recital especialmente emotivo por el contexto, el escenario y los artistas que en él confluyen. ‘Desconcierto’, que muy a propósito así lo han querido bautizar los protagonistas, reúne a la pianista Rosa Torres-Pardo, a la cantaora Rocío Márquez y al actor Alfonso Delgado, tres grandes de la escena, cada cual en su disciplina, para celebrar la música de Enrique Granados, Isaac Albéniz, Manuel de Falla, Joaquín Turina y Federico García Lorca. El espectáculo gira asimismo en torno a poemas de Luis García Montero, que ejercen de exacta coyuntura y epílogo.

La cita es conmovedora por diversos motivos, todos de peso. Por un lado, esta heterogénea reunión de talentos coincide con la conmemoración en este 2016 de los 100 años de la muerte trágica de Enrique Granados, con los 80 del asesinato de García Lorca y con los 70 del fallecimiento de Manuel de Falla.

No en vano, el título de cada uno de los tres bloques que integran ‘Desconcierto’ está dedicado a uno de estos genios: El primero, ‘Goyescas’ (de cuyo estreno, en Nueva York, también se cumple este año un siglo), para Granados; el segundo: ‘Lorquiana’, para Lorca, y también Albéniz, y Falla; y el tercero, ‘El amor brujo’, para Falla, cuya música “compadrea” con la de Turina.

La emoción es aún mayor si se tiene en cuenta que todos ellos, a lo largo de su vida, tuvieron de referente este escenario, incluso Lorca, actuando siete meses antes de su muerte en el estreno de “Los cuernos de don Friolera” de Valle-Inclán; Lorca, a quien la Asociación de Escritores le dedicó un homenaje en este mismo Teatro un mes después del fatal acontecimiento.

Y ahora regresan a la que en algún momento fue su casa, de la mano de estos tres artistas poderosos. Rosa Torres-Pardo, una de nuestras pianistas más internacionales y artísticamente más inquietas; Rocío Márquez, feliz realidad del flamenco de hoy desde que en 2008 ganó la Lámpara Minera del Festival del Cante de las Minas de la Unión y los cuatro primeros premios.; y Alfonso Delgado, con un magistral bagaje de más de 30 años sobre las tablas, en el cine y la televisión.

Y Luis García Montero en el aire: “Antes del concierto está el desconcierto, la necesidad de ponerse de acuerdo, de buscar un sentido, de que tu cinco y mi cuatro midan lo mismo.” De esta manera delimita el poeta la propuesta de estos tres intérpretes tan dispares, y al tiempo tan próximos en su ‘Desconcierto’.