Riccardo Frizza_Belcanto Concert © Opéra de Monte-Carlo_Feb 2021

Después de dirigir Rigoletto en el Maggio Musicale Fiorentino el pasado mes de febrero en una producción dirigida escénicamente por Davide Livermore que se grabó a puerta cerrada debido al actual cierre de los teatros en Italia y que se emitirá próximamente en streaming, Riccardo Frizza regresa a Barcelona en mayo para ponerse nuevamente al mando de la sinfónica liceísta los días 6 y 8 de mayo para dirigir a la soprano Sondra Radvanovsky en el concierto The Three Queens, con las escenas finales de la trilogía Tudor de Donizetti (Anna Bolena, Maria Stuarda y Roberto Devereux). El espectáculo, estrenado en la Ópera de Chicago en 2019, contará con la dirección escénica de Rafael R. Villalobos, quien ha diseñado una ambientación y un vestuario específico para cada reina. Ante este reencuentro con Sondra Radvanovsky, Frizza asegura que “no se le ocurre” pensar en “una mejor voz que pueda afrontar un reto de estas características” que la de la cantante norteamericana, “ya que sabe sumergirse en el estilo logrando una interpretación, tanto desde el punto de vista vocal como dramático, yo diría que sublime”.

Este concierto escenificado debía haberse estrenado en diciembre pasado, pero las condiciones sanitarias derivadas de la pandemia obligaron al coliseo barcelonés a posponerlo hasta esta primavera. “Me siento muy feliz de volver al Liceu por segunda vez en esta misma temporada, tras Les contes d’Hoffman del pasado mes de enero, un teatro en el que me siento como en casa y al que regresaré en próximos e interesantes proyectos”, concluye el director italiano.

Tras su compromiso en Barcelona, el responsable musical del Festival Donizetti de Bérgamo volverá a París, esta vez para dirigir en el Théâtre des Champs-Elysées La sonnambula, de Bellini, los días 15, 17, 20, 22, 24 y 26 de junio ante la Orchestre de Chambre de Paris y del Chœur de Radio France en un montaje cuya dirección de escena firma el tenor Rolando Villazón y con un reparto de lujo entre los que destacan la soprano Pretty Yende como Amina y Francesco Demuro en el rol de Elvino.

De cara al verano, Riccardo Frizza ofrecerá unas clases magistrales organizadas por la Bienal de Venecia entre el 2 y el 11 de julio antes de volver al Teatro San Carlo de Nápoles para dirigir cinco funciones de L’elisir d’amore los días 23, 25, 27, 29 y 31 del mismo mes.

Riccardo Frizza_Belcanto Concert © Opéra de Monte-Carlo

Riccardo Frizza

Gran Teatro del Liceo

Teatro Campos Elíseos

ABAO Bilbao Opera

Debido a las circunstancias actuales que han obligado a las autoridades sanitarias a tomar medidas en aras del control de la pandemia COVID-19, hechas públicas el pasado 11 de enero, ABAO Bilbao Opera ve inviable la celebración de la ópera de Donizetti, L’elisir d’amore prevista para los días 20, 23, 26, 27 de febrero y 1 de marzo de 2021, con la presencia de artistas de primera línea.

El mantenimiento del aforo en 400 espectadores por función, las restricciones de movilidad dentro de cada territorio histórico (sólo los residentes en Bizkaia podrían acudir a las funciones) y la limitación horaria que obliga a que las representaciones finalicen a las 20:45h, imposibilitan, de momento una vez más, la asistencia de todos los socios y público en general a las cinco funciones previstas.

Por otra parte, la organización artística y logística de preparación y montaje de la producción, los viajes de los cantantes y equipos técnicos y el comienzo de los ensayos previstos para finales del presente mes, obligan a que la decisión de no prosperar con la celebración de la ópera, se determine en el momento actual.

ABAO Bilbao Opera mantiene que las medidas adoptadas en colaboración con el Euskalduna y la Asociación Ópera XXI, permitirían la ampliación del aforo respetando todas las medidas de seguridad sanitaria necesarias. Además, teniendo en cuenta las dimensiones del Euskalduna Bilbao, que no son comparables a las de otros espacios de eventos, tampoco debería regirse por la misma norma de límite de aforo.

La Asociación mantiene la confianza de poder clausurar la temporada con la representación de la ópera Tosca prevista para los días 22, 25, 28 y 31 de mayo, con Ainhoa Arteta, Teodor Ilincai y Roberto Frontali como protagonistas.

ABAO Bilbao Opera recuerda que la ópera, la cultura, es un instrumento básico para el desarrollo social y la difusión de valores que coadyuvan a progresar hacia una sociedad más equilibrada y plenamente desarrollada, por lo que seguirá poniendo todo su esfuerzo para mantener a Bilbao como un referente operístico internacional.

Por su notable resiliencia frente a esta crisis pandémica ABAO Bilbao Opera agradece a los socios, a las empresas e instituciones colaboradoras y al público general, su comprensión y apoyo en estas circunstancias excepcionales.

Riccardo Frizza

Riccardo Frizza, director musical del Festival Donizetti Opera con sede en Bérgamo (Italia), dirigirá el próximo 28 de junio la Messa da Requiem de Gaetano Donizetti a las puertas del Cementerio Monumental de la ciudad de la Lombardía en recuerdo y homenaje a las víctimas de la Covid-19. La pandemia golpeó duramente tanto a la ciudad como a toda esa región del norte de Italia. A la cita se espera contar con la presencia de las máximas autoridades del país encabezadas por el presidente de la República, Sergio Mattarella, velada en la que participarán intérpretes muy ligados al territorio como son la soprano Eleonora Buratto, la mezzosoprano Annalisa Stroppa, el tenor Piero Pretti y el bajo Alex Esposito junto al Coro y Orquesta Donizetti Opera.

Riccardo Frizza, director muy ligado a diferentes coliseos líricos españoles, afirmó que “el poder evocador de la música ayudará a celebrar este rito comunitario” con el que arranca la actividad cultural de la ciudad. “Antes de organizar cualquier iniciativa artística, lo que está muy arraigado en nuestra cultura, consideramos necesario brindar este homenaje a las víctimas y al dolor común que todos hemos sentido por la pérdida de tantos seres queridos. Para un acto de estas características el Requiem de Donizetti es la opción más adecuada, que será interpretado por artistas relacionados con el Festival Donizetti y con las ciudades de Bérgamo y Brescia, a quienes queremos agradecer su predisposición aceptando un caché simbólico”, afirma el maestro italiano.

La Messa da Requiem fue compuesta por Donizetti en 1835 tras la muerte de Vincenzo Bellini, a quien el compositor bergamasco profesaba una profunda admiración, y se interpretó por primera vez en la Basílica de Santa Maria Maggiore de Roma el 28 de abril de 1870, veintidós años después de la muerte del propio Donizetti.

En julio Riccardo Frizza –que la próxima temporada vuelve al Liceu de Barcelona para dirigir un concierto Donizetti junto a la soprano Sondra Radvanovsky y una producción de Otello– participará en el macroconcierto Il cuore italiano della Musica que organiza la Arena di Verona en el que participarán 25 cantantes y otros tres directores.

Web Riccardo Frizza

Web Donizetti Opera Festival

José Miguel Pérez-Sierra

El músico madrileño regresa al coliseo madrileño por partida doble, a cargo de Don Fernando, el Emplazado de Zubiaurre y de Viva la Mamma de Donizetti. Debido a la crisis sanitaria, retrasa su debut en Macerata, donde debería haber debutado con Don Giovanni este mes de julio.

El director José Miguel Pérez-Sierra estará en el podio de dos óperas en el curso 2020-2021 del Teatro Real de Madrid según pudo saberse a inicios de junio tras la presentación oficial de la próxima temporada del Teatro Real de Madrid. El maestro madrileño, además, dirigirá en dos auténticos acontecimientos. Por una parte se pondrá al mando de la esperada exhumación de la ópera Don Fernando, el Emplazado, del hoy olvidado compositor vizcaíno Valentín de Zubiaurre, título que se ofrecerá en versión de concierto (con funciones los días 15 y 17 de mayo de 2021) y que en su momento llegó a convertirse en una de las óperas españolas más importantes del siglo XIX. “Se trata de un título muy interesante e injustamente olvidado”, afirma Pérez-Sierra; ”Zubiaurre era un compositor de gran solvencia técnica y el público va a reconocer en la partitura un carácter muy verdiano, sobre todo del de la primera época y con tintes belcantistas; es sin duda una música bellísima y estoy seguro de que la recuperación de esta ópera dará muchas alegrías”.

Siempre en el Teatro Real, Pérez-Sierra también participará en el estreno en la capital española de la farsa de Donizetti Viva la Mamma o Le convenienze ed inconvenienze teatrali –título muy poco frecuente y nunca antes visto en Madrid– que llegará en la producción del aclamado director de escena Laurent Pelly que firma para la Opéra de Lyon, el Grand Théâtre de Ginebra y el coliseo español. Pérez-Sierra se muestra “encantado de poder trabajar junto a Laurent Pelly y de bajar finalmente al foso del Teatro Real tras mis dos comparecencias anteriores en concierto, tanto en el homenaje a Montserrat Caballé en 2014 como en la despedida de los escenarios madrileños de la soprano Mariella Devia en 2018”.

Por otra parte, el director madrileño, que este mes de julio tenía que dirigir Don Giovanni de Mozart inaugurando el Festival de Macerata, ha cedido la batuta al director musical del certamen italiano, Francesco Lanzilotta, debido a la situación excepcional ocasionada por la crisis sanitaria. La Associazione Arena Sferisterio, organizadora del Festival de Macerata, ha agradecido el gesto a Pérez-Sierra y lo ha invitado a dirigir uno de los títulos que se programarán durante el verano de 2021, todavía por determinar.

Además, en el próximo curso, José Miguel Pérez-Sierra dirigirá tanto ópera como música sinfónica en países como España, Italia y Alemania.

Más información

María José Montiel

María José Montiel vuelve a los escenarios madrileños en diciembre, en esta ocasión a uno muy especial, el Museo del Prado, entidad que junto a la Fundación Columbus –de la que la cantante es Embajadora– ha organizado un concierto solidario el próximo 11 de diciembre con motivo de su segundo aniversario. Con sede en Valencia, la Fundación Columbus nació en 2017 con el objetivo principal de facilitar el acceso a las terapias más avanzadas y efectivas a niñas y niños con cáncer o enfermedades raras, para mejorar su esperanza y calidad de vida. En el marco de la celebración de los 200 años del Museo del Prado, el concierto reunirá a María José Montiel con el pianista Iván Martín, Ángel Luis Quintana acompañado del cello Il Soldato y la colaboración especial de la doctora Toni Pearson. Aunque las entradas del concierto están ya todas vendidas, existe una fila cero para todas aquellas personas que quieran colaborar.

El 16 de diciembre y para despedir el año, María José Montiel regresará a Alicante, esta vez para brindar un recital para la Sociedad de Conciertos de la ciudad de la Costa Blanca junto a la pianista francesa Laurence Verna. Ambas artistas ofrecerán un programa que incluye obras de Hahn, Schumann, Palomo y Guastavino en el Teatro Principal de Alicante.

Ya entrado 2020, Montiel se reincorporará al curso de la Universität der Künste Berlin, en la que imparte clases como catedrática de canto desde mediados de 2019 para, en marzo, meterse una vez más en la piel de Leonora de La Favorita, de Donizetti, en el Teatro Cervantes de Málaga, coliseo que celebra su 150º aniversario. María José Montiel debutó el emblemático personaje donizettiano hace algunas temporadas en el Teatro Comunale de Bolonia (Italia) y en su versión francesa, mientras que en Málaga cantará la versión italiana.

Más información

Concierto Fundación Columbus, Museo del Prado, Madrid.

Concierto Sociedad de Conciertos de Alicante

Fotografía: Rosa Pozo

Desde su debut en el Teatro Real en 2014, Javier Camarena ha conquistado al público de Madrid interpretando tres óperas de Gaetano Donizetti de muy distinto perfil dramatúrgico y vocal ─La fille du régiment, La favorite y Lucia di Lammermoor─, y una de Vincenzo BelliniI puritani, los dos más grandes compositores belcantistas, que permiten al tenor mexicano exhibir las inmensas posibilidades de su arte: una voz de gran amplitud, belleza y plasticidad, un fraseo lleno de expresividad, un impresionante virtuosismo y agilidad vocales y una musicalidad innata y natural.

Vuelve ahora Camarena, una vez más, con sus dos compositores fetiche y dos papeles muy distintos: el ingenuo y enamorado Nemorino en la dinámica producción de L’elisir d’amore, de Donizetti, concebida por Damiano Michieletto; y el pasional, fogoso, irreverente y vengativo Gualtiero en el tenebroso drama Il pirata, de Bellini, que estará en escena en el Real entre los días 30 de noviembre y 20 de diciembre.

Entre estos universos dramatúrgicos antagónicos, Javier Camarena ofrecerá un programa de melodismo e intensidad mediterráneos en la Gran Gala 2019 del Teatro Real, el próximo 13 de noviembre, junto al pianista Ángel Rodríguez, dedicado a arias y canciones italianas y en la que no faltará, en la segunda parte, un guiño a la zarzuela española.

GRAN GALA 2019 DEL TEATRO REAL

PROGRAMA

Giacomo Carissimi (1605–1674)

Vittoria, mio core

Tommaso Giordani (C.1730–1806)

Caro mio ben

Giovanni Battista Bononcini (1670–1747)

Per la gloria d’adorarvi…

Vincenzo Bellini (1801–1835)

Malinconia, ninfa gentile

Gaetano Donizetti (1797-1848)

L’ora del ritrovo

Gioachino Rossini (1792–1868)

La danza

Ricciardo e Zoraide: ‘S’ella m’è ognor fedele… qual sarà mai la gioia’

Gaetano Donizetti (1797-1848)

L’elisir d’amore: ‘Una furtiva lagrima’

Vincenzo Bellini (1801–1835)

Il pirata: ‘Nel furor delle tempeste… per te di vane lagrime’

Gerónimo Giménez (1854-1923)

Las bodas de Luis Alonso: Intermezzo

Jacinto Guerrero (1895-1951)

El huésped del sevillano: ‘Mujer de los ojos negros’

BIOGRAFÍAS
Javier Camarena

Nacido en Xalapa, este tenor mexicano estudió con la mezzosoprano Cecilia Perfecto en la Universidad Veracruzana y se graduó con Hugo Barreiro y Maria Eugenia Sutti en la Universidad de Guanajuato. Premiado en los concursos Carlo Morelli 2004 y Francisco Viñas 2005, ingresó en el International Opera Studio de Zúrich antes de iniciar una carrera que le ha llevado a los principales escenarios del mundo y en la que ha trabajado con directores de orquesta como Claudio Abbado, Marco Armiliato, Maurizio Benini, Bruno Campanella, Daniele Gatti, Fabio Luisi, Zubin Mehta, Evelino Pido y Franz Welser-Möst. Recientemente ha cantado Ernesto de Don Pasquale en el Palais Garnier de París, Nadir de Les pêcheurs de perles en el Palacio Euskalduna de Bilbao, Edgardo de Lucia di Lammermoor en la Bayerische Staatsoper de Múnich, Tonio de La fille du régiment en la Royal Opera House de Londres y Arturo de I puritani en la Opéra Bastille de París. En el Teatro Real ha cantado en La fille du régiment (2014), I puritani (2016), La favorite (2017) y Lucia di Lammermoor (2018).

Ángel Rodríguez

De origen cubano y radicado en México, este pianista y compositor estudió piano con Gonzalo Gutiérrez, dirección de orquesta con Gonzalo Romeu y repertorio vocal con Enrique Jaso y Kamal Khan. A lo largo de sus más de tres décadas de carrera ha sido pianista de Ramón Vargas, Rolando Villazón, Javier Camarena, Nadine Sierra, Joseph Calleja, Pretty Yende, Verónica Villarroel, Ailyn Pérez, Alfredo Daza, Kate Lindsey, Arturo Chacón y José Bros, con quienes ha actuado en espacios como el Palacio de Bellas Artes de México, el Teatro Real de Madrid, las Termas de Caracalla en Roma, la Konzerthaus de Berlín, el Kennedy Center de Washington, el Harris Theater de Chicago, la Opernhaus de Zúrich y los Rosenblatt Recitals de Londres. Como pianista de la Ópera de Cuba y de la Ópera de Bellas Artes, ha trabajado con Plácido Domingo, Luciano Pavarotti y Anna Netrebko. Actualmente imparte clases magistrales y talleres en México, y preside el Colegio de Arte Vocal, institución especializada en el arte del canto de la cual es fundador.

GALA BENÉFICA

Toda donación procedente de la Gran Gala 2019 del Teatro Real irá destinada al Programa Social ─del que forma parte El Real Junior y que introduce a los más jóvenes a la ópera─, y también al Aula Social, que atiende a más de cien menores procedentes de la Fundación ANAR, Fundación de Síndrome de Down Madrid, Federación Autismo Madrid, Federación Española de Padres de Niños con Cáncer, Fundación Víctimas del Terrorismo (niños), Acción Social por la Música y Ayuda en Acción, asociaciones, todas ellas, sin ánimo de lucro.

EMBAJADORES DE LA GALA

José Bogas, Demetrio Carceller, Alfonso Cortina, Jesús Encinar, Juan Pedro Moreno, Juan Antonio Pérez Simón, Isabel Preysler, Helena Revoredo, Pilar Solís-Beaumont.

El pasado 9 de agosto tuvo lugar el concierto de Juan Diego Florez en Peralada, con arias y dúos del repertorio italiano y francés, donde el tenor peruano estuvo acompañado por la soprano armenia Ruzan Mantashyan y la Orquesta Sinfónica del Vallés, dirigida por Guillermo García Calvo. Juan Diego Florez mostró de nuevo su magnífica calidad vocal e interpretativa y una gran capacidad de convocatoria, ya que el Auditorio de Peralada estaba completamente lleno (las entradas se habían agotado hacía tiempo) de un público entusiasta que incluso había acudido del extranjero.

El tiempo pasa a gran velocidad y aún recuerdo aquel recital en la Iglesia del Carmén de Peralada, en 2002, donde Juan Diego Florez, debutante en el festival ampurdanés, embelesó al público asistente con su bellísima voz, elegante fraseo, gran musicalidad y un extraordinario registro agudo que el tenor peruano exhibía con generosidad, en diferentes arias rossinianas y, sobre todo, en su interpretación de “A mes amis” de la La fille du regiment de Donizetti, con sus nueve Do4, que siempre incluía en sus recitales. Entonces, tuve ocasión de hacerle una entrevista, donde me comentó su admiración por Alfredo Krauss, y llegó a decirme que no estaba entre sus proyectos futuros cantar Edgardo de Lucia di Lammermoor, por considerarlo un papel alejado de sus posibilidades vocales. Durante muchos años, sus actuaciones han estado centradas en el repertorio rossiniano, con una asidua asistencia al Festival de Pesaro, donde ha llegado a interpretar hasta doce papeles diferentes. También incluía en su repertorio personajes de óperas de Vincenzo Bellini de gran exigencia en el registro agudo, como Elvino de La Sonnambula y Arturo de I Puritani, junto a otra de sus creaciones fetiche: Tonio de La fille du Regiment.

Juan Diego Florez ha sabido esperar a que su vocalidad madurase y estuviera preparada para efectuar una transición hacia un repertorio más lírico, manteniendo la belleza tímbrica de su instrumento, un cuidado fraseo y homogeneidad de los registros. Sin duda, ese punto de inflexión en su carrera, se produjo cuando debutó con éxito el Edgardo de Lucia, en el Liceu de Barcelona, en diciembre de 2015. Desde entonces, con un registro central más ancho y un mayor volumen sonoro, ha ido añadiendo nuevos roles a su repertorio: Werther de Jules Massenet y Romeo de Romeo et Juliette de Charles Gounod, junto a Hoffmann de Los Cuentos de Hoffmann, de Ofenbach, Gennaro de Lucrecia Borgia. Y, a sus creaciones verdianas de Fenton y el Duque de Mantua en Rigoletto, ha añadido el de Alfredo Germont de La Traviata. Sin duda, está consiguiendo tener un repertorio semejante al de su admirado Alfredo Krauss, incluso, incluyendo dos roles que el gran tenor canario no llegó a interpretar por considerarlos inadecuados para su voz: Roaul de Nangis de Los Hugonotes de Giacomo Meyerbeer y Arnold de Guillaume Tell de Rossini. Y, muy recientemente, en abril de 2019, ha añadido el personaje de Des Grieux de la Manon de Massenet, otro famoso rol del que también realizó una gran creación Alfredo Krauss. El próximo año, Juan Diego Florez debutará el Rodolfo de La Bohème de Puccini –precisamente junto a la Mimi de Ruzan Mantashyan- papel que Krauss solo interpretó en dos funciones sobre un escenario y en una grabación discográfica de estudio, llegando a manifestar que cantar Rodolfo con cierta asiduidad significaba renunciar al repertorio belcantista. Sin duda, este será el gran reto futuro del tenor peruano.

En el recital que ha podido escucharse en Peralada, el tenor peruano ha estado acompañado por la joven soprano armenia Ruzan Mantashyan, de buena presencia escénica y en posesión de un bonito timbre, moviéndose bien en el registro central y con una aceptable resolución de las agilidades, aunque con unos agudos que, por momentos, no lograba colocar debidamente.

El recital comenzó con la Obertura de la ópera Mignon de Ambroise Thomas, donde Guillermo García Calvo logró extraer un máximo rendimiento a la discreta Orquesta Sinfónica del Vallés. Las intervenciones de los dos cantantes comenzaron con fragmentos pertenecientes a la ópera Romeo et Juliette de Charles Gounod. En primer lugar, el tenor mostró una excelente línea de canto en la famosa aria “Ah! Lève-toi soleil” mostrando dominio idiomático y estilístico tan importantes en el repertorio francés. A continuación, la soprano interpretó de manera notable “Je veux vivre”, y ambos cantantes, bien compenetrados, unieron su voces en el bellísimo dúo “Nuit d’hyménée”.

La interpretación orquestal de la obertura de La favorita de Gaetano Donizetti, dio paso al segundo bloque de este concierto dedicado al belcantismo con fragmentos de Lucia di Lammermoor de Gaetano Donizetti, comenzando con el gran dúo del Acto I “Sulla tomba che rinsera…” muy bien interpretado por Juan Diego Florez, mostrando su precioso timbre, con un excelente y contrastado fraseo, y donde Ruzan Mantashyan realizó una notable resolución de las agilidades aunque con evidentes problemas en sus ataques al registro agudo, con notas extremas bastante descolocadas y estridentes. El tenor encaró con verdadera maestría todo el final de la ópera, mostrando en el aria “Tombe degli avi miei l’ultimo avanzo d’una estirpe infelice”, un canto lleno de melancolía, que se torna, de auténtica furia y frustración ante lo que considera una traición de Lucia “Ingrata donna!…” para concluir su actuación con la cabaletta “Fra poco a me ricovero” donde el tenor matiza al máximo su canto para mostrar la pena infinita que le ha producido la noticia de la muerte de Lucia.

La segunda parte comenzó con la interpretación de la famosa aria “Salut, demeure chaste et pure” de Fausto de Gounod, bien interpretada por Florez, aunque con poca variedad de acentos, colocando el obligado Do4, pero sin la facilidad de antaño. La actuación de Ruzan Mantashyan mejoró bastante con respecto a la primera parte, interpretando de manera muy notable “Ah! Je ris de me voir si belle en ce miroir” , la famosa aria de las joyas, también de Fausto, donde la soprano resolvió bien la coloratura a la francesa, y ofreció una buena línea de canto, controlando mejor la subidas al agudo.

Muy buena interpretación del dúo “J’ai marquée l’heure du depart….Nous vivrons à Paris tous les deux”, de Manon de Jules Massenet, cantado con estilo y gran musicalidad. La notable ejecución orquestal de la obertura de la ópera L’amico Fritz de Pietro Mascagni, dio paso a la interpretación de toda la escena final del Acto I de La Bohème de Giacomo Puccini, donde Juan Diego Florez estuvo brillante en la famosa aria “Che gélida manina”, con una emisión muy controlada, gran expresividad y excelente fraseo, emitiendo muy bien el Do4 y concluyendo el aria con suma elegancia. Ruzan Mantashyan mostró su afinidad con el personaje de Mimi, mostrando una expresiva y delicada línea de canto en el aria “Sì, mi chiamo Mimi”, y ambos interpretes dotaron de intenso lirismo el dúo “O soave fanciulla”, con el que terminó oficialmente el concierto. Los fuertes y continuos aplausos propiciaron una serie de propinas, la primera de ellas “Oh! mio babbino caro” de Gianni Schicchi, del Trittico pucciniano, donde la soprano armenia ofreció su mejor interpretación de toda la velada. Juan Diego Florez se lució con la famosísima “Granada” de Agustín Lara, y ambos cantantes mostraron fuerza y gracejo en el dúo de Solea y Rafaelillo del Gato Montés de Manuel Penella. Seguidamente, y como todo el público esperaba, el tenor peruano apareció guitarra en mano para interpretar con simpatía y gran capacidad de comunicación con el público, las canciones: “Palmero”, “La flor de la canela” y un embriagador “Cucurrucú paloma”, y concluir el concierto con una excelente interpretación de “Nessun dorma”, de Turandot de Puccini, que causó un verdadero delirio del público. Sin duda, un recital para recordar.

DONIZETTI, CIERRA BRILLANTEMENTE LA TEMPORADA EN EL VALENCIANO PALLUCIA DI LAMMERMOOR de GAETANO DAU DE LES ARTS.

Por Diego Manuel García Pérez.

Las seis representaciones de Lucia di Lammermoor que han tenido lugar en el Palau de les Arts, se han saldado con un importante triunfo. Esta ópera, verdadero paradigma del repertorio belcantista, ya fue representada en este teatro, en 2010, con un gran éxito, sobre todo por la presencia, entonces, de la joven soprano georgiana Nino Machaidze y el tenor italiano Francesco Meli. Las representaciones de este año han estado a la altura de aquellas, sobre todo por las excelentes interpretaciones de la soprano anglo-australiana Jessica Pratt, el tenor chino Yijie Shi y el bajo ruso Alexander Vinogradov, junto a la magnífica prestación de la Orquesta de la Comunitat Valenciana, dirigida por Roberto Abbado, quien se despedía como director musical del Palau de Les Arts, después de una buena labor, no siempre reconocida. Otro de los atractivos de esta Lucia es la –afortunadamente- escenografía adecuada a la época en que se desarrolla la acción. Y, como no, la magnífica prestación del Coro de la Generalitat, que volvió a mostrar su gran calidad. Un público entusiasmado aplaudió largamente y con gran fuerza al final de las representaciones.

Lucia di Lammermoor es la ópera más famosa de Gaetano Donizetti, en cuya prolífica producción ocupa el lugar cuarenta y siete de un total sesenta y seis títulos, con partituras conservadas. El año 1835 fue especialmente importante para el mundo de la lírica, ya que el 24 de enero se estrenó I Puritani, la última ópera de Vincenzo Bellini, quien murió en 23 de septiembre de aquel mismo año, solo tres días antes del estreno de Lucia di Lammermoor, en el Teatro San Carlo de Nápoles. Salvatore Cammarano entonces director artístico de ese teatro, fue el encargado por Donizetti de redactar el libreto, que estaba basado en la novela The bride of Lammermoor de Walter Scott, editada en 1819, y en la que se relataban hechos reales acaecidos en agosto de 1668, donde un aristócrata escocés había obligado a su hermana a casarse con otro noble; ella estaba enamorada de un enemigo de su hermano, apuñaló a su impuesto marido en la noche de bodas, para seguidamente enloquecer. A diferencia de la novela y de la ópera, el marido sobrevivió e impuso a la familia un absoluto secreto sobre todo lo acontecido. A pesar de ello se produjeron todo tipo de especulaciones y la historia se mantuvo viva por tradición familiar y fue conocida por Walter Scott para escribir su novela. El estreno, Lucia di Lammermoor tuvo un extraordinario éxito que ha ido perdurando hasta nuestros días. La primera Lucia fue interpretada por Fanny Tachinar-Persiani, una de las sopranos más famosas de la época cuya tesitura de lírico-ligera, le permitía realizar toda una exhibición vocal e interpretativa en la gran escena de la locura, uno de grandes hitos de todo el repertorio belcantista. El papel de Edgardo fue interpretado por el gran tenor Gilbert Duprez, el primero en emitir el famoso Do4, con voz de pecho.

Durante muchos años el personaje de Lucia fue interpretados por voces en exceso ligeras, más preocupadas por exhibir virtuosismo vocal, hasta el punto de intercalar cadencias no escritas por Donizetti, para su lucimiento. Ya, en pleno Siglo XX, existen documentos sonoros de sopranos ligeras que interpretaron Lucia: María Barrientos, Amelita Galli-Curzi, Mercedes Capsir (con mayor entidad vocal, e interprete en 1929, de la primera grabación en estudio de esta ópera), y sobre todo la franco-estadounidense Lily Pons, voz pequeñita, de bonito y penetrante timbre, con una excelente proyección, lo que la hizo triunfar en el antiguo Metropolitan, un teatro de grandes dimensiones en el que su voz se expandía con facilidad y donde fue la Lucia oficial desde su debut, en 1931, hasta su última actuación, en 1958, en ambos casos con ese personaje, que interpretaría en casi ciento cincuenta representaciones. Lily Pons era capaz de realizar verdaderas proezas vocales con absoluto dominio de la coloratura y un extraordinario registro agudo donde sostenía, con gran facilidad, una estratosférica nota como el Mi5. Lily Pons interpretó Lucia con todos los grandes tenores de su época: Beniamino Gigli, Giacomo Lauri-Volpi, Giovanni Martinelli y Francesco Merli, junto a voces más jóvenes como Ferruccio Tagliavini y Giuseppe Di Stefano; y, sobre todo, con los norteamericanos Jan Peerce y Richard Tucker, con quien realizó una grabación de estudio, en 1954. Se la puede escuchar en Youtube, en diferentes interpretaciones de la escena de la locura, así como en su gran dúo con Edgardo del Acto I, grabado en 1950, junto a la preciosa voz de Giuseppe Di Stefano. También, en el dúo del Acto II con Enrico, interpretado por el gran baritono Leonard Warren. Y, toda una curiosidad, también puede escucharse completa en Youtube, una toma en directo desde Fort Worth (Texas, EEUU), en 1962, donde una Lily Pons, prácticamente retirada de los escenarios, compartía reparto con un jovencísimo Plácido Domingo de veintiún años, que ya ofrecía su bello timbre y capacidad interpretativa.

En 1952, María Callas interpretó por primera vez Lucia junto al Edgardo de Giuseppe Di Stefano, en el Teatro Bellas Artes de Ciudad de Mexico, reinventando el personaje, dotándolo de una entidad dramática hasta entonces desconocida, basada en su extraordinaria capacidad teatral, manteniendo el virtuosismo vocal, dentro del concepto de soprano dramática de agilidad. Se conservan dos grabaciones de estudio realizadas por EMI: la primera, en 1953, con la cantante en su mejor momento vocal, junto a Giuseppe Di Stefano y la Orquesta de Maggio Musicale Fiorentino, dirigida por Tullio Serafin, y la segunda, en 1959, con la Orquesta Philarmonia, también dirigida por Tullio Serafin, junto al Edgardo de Ferruccio Tagliavini, ya con la cantante en peores condiciones vocales, dando una visión, por momentos, intimista y desgarradora del personaje. Entre ambas grabaciones cabe señalar una toma en directo, realizada en Berlín el 29 de septiembre de 1955, que ha entrado de lleno en la mitología del mundo de la ópera, donde Callas ofrece su magnífica vocalidad, junto a una impresionante interpretación dramática, dirigida de manera magistral por Herbert von Karajan, al frente de la Orquesta RIAS de Berlín, produciéndose una verdadera simbiosis entre director y cantante; aquí de nuevo junto a Giuseppe Di Stefano y el magnífico Enrico del gran barítono Rolando Panerai. El famoso sexteto al final del Acto II, ante los continuos aplausos, es bisado. Esta grabación puede escucharse íntegramente en Youtuve.

El testigo de Callas lo recogió la gran soprano australiana Joan Sutherland, de ancho centro, buena gama de graves y una extraordinaria capacidad para la coloratura, con unos agudos y sobreagudos de perfecta emisión, aunque sin poseer la capacidad dramática de Callas. Interpretó por primera vez Lucia en el Covent Garden, en 1959 (se puede escuchar completa en Youtube, una toma en directo de aquellas representaciones) y mantendrá el papel en su repertorio durante treinta años, siendo quien más veces lo ha interpretado, con más de doscientas representaciones, junto a grandes Edgardos como Alfredo Kraus, Luciano Pavarotti y Carlo Bergonzi. Destacar su grabación de estudio para DECCA, en 1971, junto a un Luciano Pavarotti en su mejor momento, exhibiendo su preciosa vocalidad, el poderoso Enrico de Sherrill Milnes y la magnífica y expresiva interpretación de Nicolai Ghiaurov, como Raimondo, dirigidos por Richard Bonynge al frente de la Orquesta de la Royal Opera House. Ya, en su madurez, participó en una serie de representaciones en el Metropolitan, en 1982, dirigidas por Richard Bonynge, junto al Edgardo de Alfredo Kraus, impecable de vocalidad y estilo interpretativo. Una de aquellas representaciones fue tomada en video y comercializada en DVD por DEUSTCHE GRAMMOPHON. Paralelamente a las interpretaciones de Lucia realizadas por Sutherland, cabe destacar las creaciones de otras dos magníficas sopranos: Renata Scotto y la norteamericana Beverly Sils, en los años sesenta y setenta del pasado siglo, también junto a los Edgardos de Pavarotti, Kraus y Bergonzi. Posteriormente, también realizaron buenas creaciones de Lucia, Edita Gruberova y June Anderson, aunque inferiores a las de sopranos antes citadas. Cabe señalar que en los últimos diez años ha sido Jessica Pratt, quien de manera muy brillante más veces ha interpretado Lucia, con casi ciento cincuenta representaciones.

La propuesta escénica que ha podido verse en Valencia, es una coproducción de la Ópera de Montecarlo y el New National Theatre de Tokio, con dirección de Jean Louis Grinda. Los decorados diseñados por Rudy Sabounghi, son de carácter clásico, en consonancia con el tiempo en que se desarrolla la acción a finales del Siglo XVII. En la primera escena puede verse un gran acantilado rodeado de agua y cercano a una playa donde se mueven Enrico Asthon con varios soldados y su hombre de confianza Normanno, quien comenta malévolamente que ha podido verse en los alrededores merodear a un desconocido, con toda la apariencia de ser Edgardo di Ravenswood, el gran enemigo de Enrico Asthon. Para los cambios de decorado se intercala reiteradamente una proyección de un acantilado, en el que baten las olas pudiendo escucharse su marítimo sonido. En la segunda escena, se produce el secreto y apasionado encuentro de Lucia y Edgardo en presencia de Alisa, la dama de compañía de Lucia, en un enclave rocoso, donde se ubica una vieja fuente, con un fondo pintado donde aparece siniestra y amenazante la silueta del castillo de los Asthon ¡Toda una premonición! El Acto II, se desarrolla en un decorado que reproduce el gran salón del castillo de los Asthon, y en cuya primera escena se encuentran Lucia y su hermano Enrico, quien la convence con malas artes para que se case con su rico amigo el noble Arturo Bucklaw; y, el capellán del castillo Raimondo Bidebent, amigo y confidente de Lucia, la aconseja que acepte la propuesta de su hermano. En la segunda escena, cantidad de invitados ricamente ataviados (excelente el diseño de vestuario de Jorge Jara) cantan y bailan festejando el próximo enlace matrimonial; aquí puede comprobarse la acertada dirección escénica de Jean Louis Grinda, moviendo a muchos figurantes. La inesperada aparición de Edgargo, propicia el brillantísimo sexteto de Lucia, Edgardo, Enrico, Raimondo, Alissa y Normanno, donde, en un diferente plano dramático, cada uno expresa sus sentimientos, muy bien resuelto escénicamente por Grinda. En esta producción, al comienzo del Acto III, se incluye la escena de la torre, también con fondo marítimo, que a menudo suele omitirse para evitar un nuevo cambio de decorado, y que en realidad rompe la continuidad dramática y solo sirve para el lucimiento de tenor y barítono. Aquí se produce el tenso encuentro de Edgardo y Enrico, pudiendo verse una torre en estado ruinoso, batida por las olas. En la segunda escena vuelve a aparecer el gran salón del castillo donde los invitados siguen festejando la boda; la celebración se suspende por la presencia de Raimondo, quien anuncia la trágica noticia de la muerte de Arturo a manos de Lucia en el lecho nupcial. La fantasmagórica aparición de Lucia, con el traje de novia ensangrentado, da inicio a la famosa escena de la locura; aquí se produce uno de los mejores momentos escénicos de esta producción, cuando Lucia, de modo evocador, retoma el tema principal de su gran dúo con Edgardo, insertándose en el salón del castillo, el decorado de la escena de la fuente. En la conclusión de la ópera se muestra un paisaje fuertemente romántico, con el cementerio marítimo donde reposan los antepasados de Edgardo, quien se suicida después de contemplar el cortejo fúnebre con el cadáver de Lucia, en este caso lanzándose al vacío desde un acantilado.

Roberto Abbado se despedía del Palau de Les Arts dirigiendo esta Lucia, con una labor que merece todo tipo de elogios, consiguiendo desde la misma obertura excelentes sonidos con una imponente presencia de las trompas, que tendrán gran protagonismo a lo largo de toda la ópera. Bellísimo resultó el acompañamiento orquestal en todo el gran dúo de Lucia y Edgardo del Acto I. Muy brillante el sonido orquestal durante todo el Acto II, en el gran dúo de Lucia y Enrico y, sobre todo, en la escena de la boda con la conjunción de orquesta y coro, que llega a su momento culminante en el famoso sexteto y la stretta conclusiva. Magnífica prestación orquestal, en el arranque del Acto III (Escena de la torre), reproduciendo una tormenta en conjunción con el sonido un mar embravecido. Excelente la introducción de la escena final de la ópera con unos fúnebres acordes que presagian los trágicos acontecimientos que van a producirse. En la famosa escena de la locura se utiliza la glassarmonica (armónica de cristal), que pudo escucharse cuando Donizetti estrenó la obra. Se trata de un instrumento creado por Benjamin Franklin a mediados del Siglo XVIII, formado por un conjunto de copas y tubos de cristal, sobre una base de madera, que emiten un característico sonido, al ser frotadas. Muy lucida la intervención de Sascha Reckert, todo un especialista de ese instrumento, que en el acompañamiento a Jessica Pratt, consiguió extraer sonidos espectrales, en perfecta conjunción con la voz de la soprano. Aparte de la gran prestación de las cuatro trompas, cabe destacar la gran intervención solista del arpa antes de la primera aparición escénica de Lucia, en la segunda escena del Acto I. Excelente prestación del violonchelo acompañando la intervención de Edgardo en todo el final de la ópera. Destacar la labor concertadora de Roberto Abbado muy pendiente de las voces, destacando su gran compenetración con Jessica Pratt a quien ya había dirigido en este papel en varias ocasiones.

Gran actuación de Jessica Pratt, mostrando belleza tímbrica y gran dominio estilístico del repertorio belcantista, con una excelente línea de canto y gran capacidad para ligar largas frases. Destacar su dominio de las medias voces y las regulaciones de sonido. Muestra dominio en todos los registros, con homogeneidad de color. Resultan espectaculares sus agudos y sobreagudos. Y, sobre todo, ofrece una perfecta ejecución de las agilidades desde su primera aria “Regnaba nel silencio” seguido de la cabaletta “Quando, rapito in estasi” introduciendo en su repetición virtuosísticas variaciones. Seguidamente, su interpretación va in crescendo en el bellísimo dúo con Edgardo, sobre todo en su sección final cuyo motivo musical recurrente volverá a aparecer en la escena de la locura, donde la soprano ofrece una impresionante resolución de la coloratura. Excelente el Edgardo del tenor chino Yijie Shi, con gran dominio estilístico y excelente línea de canto, aunque su timbre no resulta excesivamente atractivo, es un magnífico cantante, que ofrece un fraseo intenso y contrastado, con gran dominio de todos los registros, exhibiendo una magnífica franja aguda. Excelente su interpretación del gran dúo con Jessica Pratt. Destaca de sobremanera, en su gran escena final dotando a su canto de patéticos acentos. Está también magnífico en su dúo con Enrico Asthon interpretado por el barítono Alessandro Luongo, cuya prestación vocal es bastante inferior a la pareja protagonista, con poco dominio del estilo belcantista. Una verdadera lástima, porque Enrico es un personaje para barítono de absoluto lucimiento, con grandes momentos como su gran escena en el arranque de la ópera o el gran dúo con Lucia del Acto II, donde, en comparación con la actuación de Jessica Pratt, pueden comprobarse todas sus limitaciones. Excelente el bajo ruso Alexander Vinogradov como Raimondo, ofreciendo una poderosa vocalidad, destacando en el dúo con Lucia y sobre todo en su gran intervención solista “Ah! Cessate quel contento”. Excelente prestación del joven tenor vasco Xabier Anduaga como el sposino Arturo, cuya magnífica vocalidad augura una brillante carrera futura. Bien la mezzo rusa Olga Syniakova, como Alisa. Correcto el tenor Alejandro del Cerro como Normanno. Magnífica interpretación del famosísimo sexteto seguido de la “stretta”, con el que concluye el Acto II, donde la voz de Jessica Pratt, emerge con fuerza entre el coro y las voces solistas.

El Coro de la Generalitat ofreció, una gran interpretación, sobre todo en el Acto II, donde su actuación brilló a gran altura, así como en la introducción de la escena de la locura, y en todo el final de la ópera. En fin, una Lucia di Lammermoor para recordar.

El Palau de les Arts estrena el sábado 22 de junio la ópera ‘Lucia di Lammermoor’, de Donizetti, con la que Roberto Abbado cierra la temporada 2018-2019 de este centro de artes.

Jesús Iglesias Noriega, director artístico de Les Arts, ha presentado esta producción de “una de las obras cumbre del repertorio belcantista”, con la presencia de Roberto Abbado, director musical, y la soprano Jessica Pratt, protagonista de la obra.

Les Arts ofrecerá un total de seis funciones de ‘Lucia di Lammermoor’. Además del estreno, este sábado 22 de junio, la Sala Principal acogerá representaciones de esta ópera los días 25, 28 y 30 de junio, así como el 3 y 6 de julio. Para más información sobre precios y horarios, los interesados pueden consultar la web www.lesarts.com.

Jean-Louis Grinda, que no ha estado presente en la rueda de prensa por motivos de agenda, firma la puesta en escena, su cuarto trabajo en València, con escenografía de Rudy Sabounghi, vestuario de Jorge Jara e iluminación de Laurent Castaing.

Coproducido por la Opéra Monte-Carlo y el New National Theatre de Tokio, Grinda presenta un montaje de corte clásico y fiel a la Escocia de finales del S. XVI que plasmó Sir Walter Scott en la novela ‘The Bride of Lammermoor’, con concesiones a las nuevas tecnologías con la presencia de proyecciones y videocreaciones.

Iglesias Noriega ha subrayado los “excelentes mimbres artísticos” que presenta Les Arts: los cuerpos estables del teatro, el Cor de la Generalitat y la Orquestra de la Comunitat Valenciana, y un reparto de primeras voces para este drama

trágico de Donizetti, con libreto de Salvatore Cammarano, que retrata la rivalidad entre dos clanes: los Ashton y los Ravenswood.

Para Roberto Abbado, ‘Lucia di Lammermoor’ es una “tragedia romántica en la que es fácil reconocer mucho de la poética de este periodo”, como la presencia de la naturaleza, que tan bien retrata Donizetti: la noche, la luna, el agua de la fuente y del mar, la tempestad, el viento o la niebla de los paisajes escoceses.

El maestro milanés ha hecho también énfasis en el conflicto y los sentimientos cruzados entre familias, que desencadenan la tragedia de la frágil Lucia, que “no sólo debe renunciar al amor, sino también a su propia vida”.

Musicalmente, además de las particularidades del ‘bel canto’, Abbado ha subrayado la “dramaturgia en la orquesta” de esta partitura, “la gran innovación de Donizetti”, como el comienzo de la ópera “muy similar a la marcha fúnebre que encontramos en el final”, o la fragilidad psicológica de Lucia, que en su presentación Donizetti describe mediante el arpa.

En este sentido, el director musical ha señalado el uso, en la célebre escena de la locura de Lucia, de la armónica de cristal, que se recupera para estas representaciones, cuyo sonido espectral, “que parece que está llegando de otro mundo, crea una atmósfera muy particular”.

Intérprete de referencia

Jessica Pratt después de sus incursiones con Rossini (‘Stabat Mater’ y ‘Tancredi’) interpreta en Les Arts su papel de referencia y con este comenzó su carrera, la desdichada Lucia Ashton, una de las partituras más exigentes, que ha cantado en más de 150 ocasiones en los más destacados teatros del mundo, entre los que figuran el Metropolitan de Nueva York o La Scala de Milán.

Según explica la soprano nacida en Bristol, Lucia es un personaje fuerte e independiente que pierde la razón porque no se doblega al deseo de los hombres en la sociedad patriarcal de la época. Musicalmente, ha explicado las dificultades de la partitura, como los 20 minutos de la escena de la locura, o la búsqueda del equilibrio entre canto y escena ante los requisitos del repertorio belcantista.

Después de su aplaudido ‘Tancredi’, junto con Pratt y Abbado en Les Arts en 2017, el tenor Yijie Shi regresa a València con otro de los roles más temidos en este estilo musical, Sir Edgardo di Ravenswood, enamorado de Lucia. Desde su fulgurante debut en el Rossini Opera Festival de Pésaro en 2008, el joven cantante de Shanghái es actualmente uno de los tenores con más proyección.

Completan el elenco principal el barítono italiano Alessandro Luongo, que debuta en Les Arts como Enrico, el intrigante hermano de Lucia; el reputado bajo Alexander Vinogradov, vinculado al centro de artes desde 2006, en el rol de Raimondo, capellán al cargo de la instrucción de Lucia, y el emergente tenor Xabier Anduaga, formado en Pésaro con Alberto Zedda y ganador de cinco premios Francisco Viñas, que encarna a Lord Arturo Bucklaw, prometido de Lucia.

Fotografía: Miguel Lorenzo y Mikel Ponce

ABAO

El 19 de octubre se inaugura la 68º Temporada de Opera de la ABAO de Bilbao. La Asociación inicia una nueva etapa con la mirada puesta en el futuro, nuevos proyectos, actividades y una programación que crece en nuevos títulos y programa cultural.

68º TEMPORADA DE ÓPERA

  • Figuras de referencia tanto en el ámbito musical como en el escénico
  • Cinco producciones inéditas en el país
  • Coproducciones con algunos de los teatros más destacados del panorama lírico internacional
  • Dos nuevos títulos se incorporan al repertorio de ABAO Bilbao Opera: Jérusalem, anteúltimo título dentro del proyecto Tutto Verdi, y La fanciulla del West

La temporada 2019-2020 trae una programación que crece en nuevos títulos y programa cultural, con impactantes coproducciones y figuras de referencia tanto en el ámbito musical como en el escénico. Donizetti, abre y cierra la nueva temporada compuesta por cinco grandes obras que abarcan 80 años de la historia de la lírica.

Una nueva temporada con títulos en italiano, francés y alemán y en la que debutan 15 cantantes, dos prestigiosos maestros italianos, al frente de la Bilbao Orkestra Sinfonikoa, de la Euskadiko Orkestra Sinfonikoa y de la Sinfónica Verum, y un director de escena. Junto a ellos destacados intérpretes que triunfan en los principales teatros de ópera del mundo. La Fundación BBVA cuyo rasgo diferencial es el impulso al conocimiento científico y la creación cultural, colabora con ABAO Bilbao Opera como patrocinador principal de la temporada.

Gaetano Donizetti

LUCIA DI LAMMERMOOR

19, 21, 25, 26 (Opera Berri) y 28 octubre 2019

  • En los roles principales Jessica Pratt, una Lucia de referencia, Ismael Jordi y Juan Jesús Rodríguez
  • Lorenzo Mariani firma una coproducción de ABAO, estreno nacional, innovadora y atemporal
  • En el foso, Riccardo Frizza, responsable musical del Festival Donizetti al frente de la Euskadiko Orkestra Sinfonikoa

Abre la temporada Lucia di Lammermoor de Gaetano Donizetti, considerada como la obra maestra de la carrera musical del maestro de Bérgamo, se trata de una de las óperas más emblemáticas del bel canto y un verdadero arquetipo de la ópera romántica italiana. Su argumento es el ideal romántico, la unión imposible entre dos amantes quienes debido a la mezquindad del hombre, la adversidad y el destino, sólo podrán ver cumplidos sus deseos con la muerte.

Dando vida a la pareja de enamorados la soprano Jessica Pratt, una de las sopranos más aclamadas en la actualidad, el tenor Ismael Jordi, y el barítono Juan Jesús Rodríguez completando el trío protagonista.

En el apartado musical regresa a Bilbao el maestro italiano Riccardo Frizza, gran conocedor de este repertorio y responsable musical del Festival Donizetti de Bérgamo, para ponerse al frente de la Euskadiko Orkestra Sinfonikoa.

En escena el estreno a nivel nacional de una coproducción de ABAO Bilbao Opera, el Teatro Comunale di Bologna, el Teatro Carlo Felice y el Teatro Nacional de Eslovaquia, firmada por Lorenzo Mariani, de concepción actual en la que unas videoproyecciones recrean el carácter ventoso y marino de las tierras escocesas. La historia se traslada a los controvertidos años 30 del siglo XX, un periodo en el que las esperanzas y la degeneración de las utopías llevaron al mundo a locuras autoritarias.

El 26 de octubre este título tendrá función Opera Berri. Esta iniciativa socio-cultural de ABAO Bilbao Opera, cumple su XIV edición y tiene el objetivo de acercar la ópera a la sociedad, con títulos muy conocidos y entradas al 50% de su precio habitual. El cast protagonista está encarnado por Marina Monzó, Giulio Pelligra y Manel Esteve.

Giuseppe Verdi

JÉRUSALEM

16, 19,22 y 25 de noviembre de 2019

  • Por primera vez en el repertorio de ABAO Bilbao Opera
  • Debut de Jorge de León y regresos de Rocío Ignacio y Michele Pertusi
  • En la dirección musical Francesco Ivan Ciampa, experto en el repertorio verdiano
  • Producción moderna y sugestiva de Francisco Negrín

En noviembre se estrena en ABAO Bilbao Opera Jérusalem, primera ópera compuesta por Verdi para la Ópera de Paris. Este drama histórico basado en I lombardi alla prima crociata es mucho más que una mera adaptación de esta obra. El resultado es una ópera con nuevo texto, nueva música, variaciones en el argumento y un ballet, exigencia imprescindible del público francés. Al término de las funciones de este título tan sólo faltará un único título por subir a escena dentro del emblemático proyecto Tutto Verdi: Alzira.

Encabeza el trío protagonista el canario Jorge de León, considerado uno de los mejores tenores contemporáneos, en el que será su debut en Bilbao. A su lado la soprano Rocío Ignacio y el bajo italiano Michele Pertusi.

Atenta a la batuta de Francesco Ivan Ciampa, gran conocedor del universo verdiano quien retorna a Bilbao tras su destacada intervención en Stifelio (2017), la Bilbao Orkestra Sinfonikoa.

Estreno en el país de la coproducción de ABAO Bilbao Opera y el Theater Bonn concebida por Francisco Negrín que cosechó un rotundo éxito de público y crítica en su presentación en Bonn en 2016, siendo la primera vez que este título se representaba en Alemania. La puesta en escena sitúa la acción en la época de las cruzadas con un trabajo que aúna tecnología, historia y elementos actuales para crear un universo verdiano tremendamente simbólico en el que es continua la presencia de la Divina Comedia de Dante.

Richard Wagner

DER FLIEGENDE HOLLÄNDER

18, 21, 24 y 27 de enero 2020

  • Debuts de Bryn Terfel e Irene Theorin
  • En el foso Pedro Halffter al frente de la Bilbao Orkestra Sinfonikoa
  • Producción de Guy Montavon estreno en el país
  • Patrocina la Fundación BBVA

Der fliegende Holländer cuarta ópera Richard Wagner cuyo tema central es la redención a través del amor, abre 2020 con el patrocinio de la Fundación BBVA. Con este título el compositor alemán rompe por primera vez con parte de los cánones establecidos en la ópera, plasma un nuevo modelo de composición operística, se aparta de los temas históricos e introduce lo que será la nueva forma compositiva: el drama musical.

En el dúo protagonista, los debuts del bajo-barítono Bryn Terfel, mejor holandés errante del momento y la soprano Irene Theorin, una de las mayores representantes de repertorio alemán.

Para dirigir esta ópera de música vital e impetuosa, el maestro Pedro Halffter, especialista wagneriano, al frente de la Bilbao Orkestra Sinfonikoa.

La producción del Theater Erfurt con dirección de Guy Montavon, inédita en el Estado, es innovadora y contextualizada en un universo más actual.

Giacomo Puccini

LA FANCIULLA DEL WEST

15, 18, 21 y 24 de febrero 2020

  • Por primera vez en el repertorio de ABAO Bilbao Opera
  • Debut de Oksana Dicka y retornos de Marco Berti y Claudio Sgura
  • En el apartado musical Josep Caballé-Domenech al frente de la Euskadiko Orkestra Sinfonikoa
  • Coproducción de ABAO Bilbao Opera concebida por Hugo de Ana con una puesta en escena que recrea el mejor Far West
  • Patrocina la Fundación BBVA

La fanciulla del West de Puccini llega en febrero con el patrocinio de la Fundación BBVA. Estreno en Bilbao de la partitura más colorista, armoniosa y sutil del maestro italiano, que relata la historia de la romántica y poética Minnie en el mundo cruel y sin leyes de los buscadores de oro del Salvaje Oeste Americano.

En el reparto de esta ópera que explora el valor sicológico de todos sus personajes, el debut de la soprano Oksana Dicka, una cantante con compromisos en Verona, New York o Venecia, y los regresos del tenor Marco Berti y el barítono Claudio Sgura.

En el foso, regresa a ABAO Bilbao Opera tras su exitosa dirección de Roberto Devereux en 2015 el maestro Josep Caballé-Domenech, Director Artístico de la Orquesta Filarmónica de Bogotá, y Director Titular de la Colorado Springs Philharmonic, que estará al frente de la Euskadiko Orkestra Sinfonikoa para dirigir la ópera de mayor orquestación del catálogo pucciniano.

Uno de los grandes directores de escena del momento, Hugo de Ana, firma la coproducción de ABAO Bilbao Opera y el Teatro San Carlo di Napoli que se podrá ver por primera vez en el país. De Ana, encargado también de la escenografía y el vestuario, se inspira en el duro y poético realismo que se encuentra en las narraciones del Viejo Oeste. La acción se desarrolla en un campamento de buscadores de oro, recordando la puesta en escena a una típica película del oeste.

Gaetano Donizetti

ANNA BOLENA

16, 19, 22, 25 de mayo 2020

  • Cuarteto de estrellas protagonistas: Angela Meade, Silvia Tro Santafé, Roberto Tagliavini y Celso Albelo
  • Producción clásica concebida por el debutante Stefano Mazzonis di Pralafera
  • Presentación de Giampaolo Bisanti al frente de la Bilbao Orkestra Sinfonikoa

Anna Bolena primer título de la “trilogía de las reinas de Donizetti” o “trilogía Tudor” clausura la temporada en mayo. ABAO Bilbao Opera cierra así la famosa trilogía después de haber representado Maria Stuarda y Roberto Devereux en 2013 y 2015 respectivamente. Esta ópera que consolida al músico de Bérgamo y despierta gran interés por sus bellezas formales, se basa en la última etapa de la vida de Anna Bolena, segunda esposa de Enrique VIII de Inglaterra.

Encabezando el gran reparto de esta obra la soprano Angela Meade, reina indiscutible del Metropolitan, y a su lado tres grandes voces del repertorio lírico internacional: la mezzosoprano Silvia Tro Santafé, quien vuelve a Bilbao tras su excelente Adalgisa en Norma en 2018, el bajo Roberto Tagliavini y el tenor Celso Albelo.

En el escenario estreno a nivel nacional de una coproducción de ABAO Bilbao Opera, la Opéra Royal de Wallonie-Liege, la Royal Opera House Muscat y la Opera de Lausanne ideada por el debutante en ABAO Stefano Mazzonis di Pralafera. De corte clásico, esta innovadora y original puesta en escena sitúa la historia en 1536 en Londres siendo el vestuario y los personajes un reflejo exacto de quienes representan, Enrique VIII aparece vestido tal y como lo pinta Hans Holbein el Joven en su icónico retrato.

En el apartado musical se presenta en Bilbao la exigente y perfeccionista batuta de Giampaolo Bisanti para al frente de la Bilbao Orkestra Sinfonikoa dirigir una de las mejores partituras de Donizetti.

El Coro de Ópera de Bilbao, dirigido por Boris Dujin, se ocupa de la parte coral de la temporada.

ROSSINI PROTAGONIZA EL CONCIERTO

  • Dos nuevos estrenos en ABAO Bilbao Opera: Stabat Mater y Giovanna d’Arco
  • Cuatro grandes voces rossinianas: Joyce El-Khoury, Mariana Pizzolato, Paolo Fanale y Simón Orfila
  • Debut del director musical de la Ópera de San Francisco, Nicola Luisotti
  • Concierto fuera de abono
  • Patrocina la Fundación BBVA

El 25 de abril tendrá lugar una nueva edición de El Concierto con el estreno en el repertorio de ABAO Bilbao Opera de dos obras de Rossini: Giovanna d’Arco, cantata para solista, y Stabat Mater, una gran obra coral-sinfónica de marcado carácter operístico, con el patrocinio de la Fundación BBVA. El Concierto tendrá una única representación, fuera de abono.

Para tratar un texto religioso tan profundo, Rossini compuso una obra de gran teatralidad y sentimiento. El espíritu pasional y conmovido de la obra otorga una emoción casi física al dolor de la Virgen. Una impresión que empatiza con las emociones del público, a través de melodías seductoras y una orquestación fúlgida y radiante, cuya pastoral acerca lo divino a lo humano.

Para interpretar estas dos obras del cisne de Pésaro, ABAO Bilbao Opera ha reunido un selecto cuarteto de cantantes rossinianos: la soprano Joyce El-Khoury, la mezzosoprano Mariana Pizzolato, el tenor Paolo Fanale, que debutan, y el bajo Simón Orfila.

La dirección musical corre a cargo del maestro Nicola Luisotti, director asociado del Teatro Real y director musical de la Ópera de San Francisco hasta el año pasado, que estará al frente de la Orquesta Sinfónica Verum.

XV TEMPORADA ABAO TXIKI

  • 17 funciones, repartidas en 4 títulos concebidos para públicos de diferentes edades
  • En Navidad, nueva coproducción de Alí Babá y los 40 ladrones, de ABAO Bilbao Opera y Ópera de Cámara de Navarra
  • 18.700 espectadores previstos
  • 3.300 escolares de 50 centros educativos participan en las funciones escolares

La temporada de ópera pensada para despertar el interés cultural de los más jóvenes y ser disfrutada en familia, alcanza su decimoquinta edición con cuatro títulos imprescindibles para seducir a las nuevas generaciones de espectadores en el Teatro Arriaga.

Los grandes títeres del concierto dramatizado Soñando el carnaval de los animales con música de Debussy y Saint-Saëns e ideado por la Compañía Etcétera, inaugura en octubre la temporada; Alí Babá y los cuarenta ladrones, adaptación del tradicional cuento “Las mil y una noches” con música de Iñigo Casalí y dirección escénica de Pablo Ramos llega en enero con una nueva coproducción de ABAO y Ópera de Cámara de Navarra; en febrero La Cenicienta, nueva adaptación del famoso cuento de Perrault, creada por Joan Font (Comediants) sobre La Cenerentola de Rossini; y cierra la temporada en mayo Guillermo Tell, a partir de la inmortal ópera de Rossini, la compañía La Baldufa crea una trepidante y divertida adaptación entorno a las emocionantes aventuras del héroe suizo.

La decimoquinta temporada de ABAO TXIKI cuenta con un aforo previsto de 18.700 espectadores, y se afianza tanto en el aspecto artístico como en el educativo, con 3.300 alumnos de 50 centros que participan en las 3 funciones escolares, dentro del programa didáctico de ABAO Bilbao Opera, y se esperan 15.400 espectadores en las 14 funciones de sesiones en familia, que se desarrollan a través del programa social de la Asociación.

ÓPERA DE SALÓN

  • Continúa la colaboración con Fundación Juan March y el Teatro de la Zarzuela con una nueva ópera de salón
  • 1.290 espectadores previstos

ABAO Bilbao Opera continúa su colaboración con la Fundación Juan March y el Teatro de la Zarzuela, con la puesta en escena de una nueva ópera de salón del compositor sevillano Manuel Garcia en la Sala BBK de Bilbao. El objetivo de esta iniciativa es doble, por un lado recuperar una tradición operística secular y por otro, abrir una nueva forma de acercarse a la ópera, creando un espacio para todos los públicos con espectáculos de calidad a precios muy reducidos. La obra tendrá dos representaciones didácticas y una función abierta al público, con una participación estimada de 1.290 espectadores.

 

ACTIVIDADES CULTURALES

  • 4 nuevos encuentros en el ciclo Opera Bihotzetik
  • El ciclo de conferencias de introducción a la ópera presenta 6 nuevas ponencias
  • 3.290 participantes previstos
  • Nueva edición del Libro de la Temporada con autores de prestigio internacional
  • Se afianza la colaboración con instituciones culturales de la villa, como el Museo de Bellas Artes, Deusto Forum, la Sala BBK o el Teatro Arriaga

ABAO Bilbao Opera mantiene un amplio programa cultural con actividades gratuitas y accesibles para todos con el objetivo de acercar la ópera a todos los públicos creando espacios para la cultural y el arte.

El Programa Cultural se sustenta con actividades como el Ciclo de Conferencias gratuitas en el Auditorio del Museo de Bellas Artes de Bilbao donde participan más de 1.200 aficionados cada nueva temporada y que cuenta con ponentes de reconocido prestigio como Luis Gago, Rubén Amón o Pilar Jurado, entre otros

La iniciativa Opera Bihotzetik en Deusto Forum diseñada para todos los públicos, promueve de forma cercana y accesible el conocimiento de la lírica a través de la experiencia de grandes figuras. Esta temporada tendrá cuatro nuevos encuentros con más de 800 asistentes previstos.

Una nueva edición del Libro de la Temporada, dirigido por Luis Gago, verá la luz en octubre para, de la mano de reconocidos autores, críticos, musicólogos y eruditos, conocer mejor los títulos de la 68º Temporada.

PROGRAMA SOCIAL

  • 30 años de programa didáctico en torno a la ópera
  • 422 actividades en 5 programas de actuación
  • Cerca de 28.000 beneficiarios
  • El programa “Opera y +” en el Hospital de Cruces amplía su alcance
  • Cientos de jóvenes participan de la iniciativa Gazteam Abao cada temporada

El Programa didáctico de ABAO, pilar de la institución y el más longevo del Estado inició su andadura hace 30 años. Se sustenta en una colaboración activa con 175 centros educativos y universidades que llega cada año a 20.400 asistentes que participan en 350 actividades programadas.

El programa “Opera y +” busca contribuir a través de la ópera al bienestar emocional de pacientes, familiares y personal sanitario de las áreas de nefrología, pediatría y neonatología del Hospital Universitario de Cruces, con el apoyo de la Fundación Repsol y al que este año se ha sumado la unidad de oncología del Hospital de Día. Una actividad que en su cuarta edición va a desarrollar más de 50 de actividades en las que participarán cerca de 1.750 beneficiarios.

Opera Berri, acerca un título de cada temporada a 2.000 espectadores con entradas a mitad de su precio habitual. Esta temporada será en octubre, con Lucia di Lammermoor.

El programa para jóvenes menores de 30 años Gazteam Abao, cuenta con tarifas planas de 25 y 30€ para ir a la ópera en cualquier función o título y en las mejores localidades disponibles. Cerca de 500 jóvenes disfrutan de esta ventaja y participan en eventos, visitas y otras actividades.

La colaboración con las aulas de la experiencia y los centros culturales de mayores tanto de universidades como de ayuntamientos de distintas localidades de Bizkaia, Gasteiz, Burgos o Santander para asistir a los ensayos generales cuenta con 3.300 participantes

ABAO ACCESIBLE, AMPLIO ABANICO DE PRECIOS

  • 34 categorías de abono
  • 5 tipos de abonos familiares para funciones infantiles y juveniles
  • Entradas en 10 zonas distintas con rangos entre 37 y 59€ para jóvenes hasta 35 años
  • 7 zonas con entradas entre 56 y 89€ para mayores de 36 años
  • Tarifa plana Gazteam Abao de 25 y 35€ en cualquier localidad, título o función.
  • Lucia de Lammermoor en octubre desde 15-24€ función Opera Berri
  • Ensayos generales desde 10€

La temporada de ópera de Bilbao ofrece 34 categorías de abono de socio con precios desde 237€ a partir de 36 años y de 167€ para jóvenes hasta 35 años, incluyendo cuota social, y cinco tipos de abonos familiares para funciones de la temporada Abao Txiki con precios entre 31 y 53€.

Hay entradas disponibles con un amplio abanico de precios. Para jóvenes hay 10 zonas entre 37y 59€ y 13 cuyos precios oscilan entre 60 y 105€. Para los mayores de 36 años, hay 7 zonas con localidades entre 56 y 89€ y 16 con precios a partir de 104€.

La función Opera Berri de Lucia di Lammermoor el 26 de octubre tiene disponibles entradas de 15-18€ para jóvenes hasta 35 años y 24-29€ para mayores.

El Concierto tiene 14 zonas distintas con precios que van desde 15-30€ para jóvenes hasta 35 años y 30-55€ para mayores de 36.

También hay localidades “último minuto” y entradas para los ensayos generales desde 10€

Además, los menores de 30 años pueden disfrutar toda la temporada de la tarifa plana Gazteam, en cualquier título, función y en las mejores localidades disponibles, por 25€ los jóvenes hasta 25 años y por 30€ si tienen entre 26 y 30 años.

Joel Prieto

El tenor puertorriqueño de origen español Joel Prieto debutará este mes de diciembre en el Teatro de La Monnaie / De Munt de Bruselas y lo hará con el tierno Ernesto de la ópera Don Pasquale de Donizetti. El cantante recalará en Bruselas proveniente de la Opéra de Lausanne, en Suiza, donde acaba de obtener un gran triunfo con su celebrado Ferrando de Così fan tutte, de Mozart. Su debut en el escenario de La Monnaie / De Munt le permitirá retomar un papel que Prieto debutó en 2013 en el Teatro dell’Opera de Roma – coliseo al que regresará el próximo año con otro personaje mozartiano, Idamante, de Idomeneo, re di Creta– y que también cantó en 2014 en la Ópera de Puerto Rico. “Me ilusiona mucho regresar a Donizetti” –afirma el intérprete–, “un compositor que se encuentra entre mis favoritos y que me ha dado grandes alegrías siempre que he asumido sus personajes; me vuelve loco
meterme en la piel de Nemorino de L’Elisir d’amore y no veo la hora de debutar a Edgardo en Lucia di Lammermoor, un papel que estoy trabajando en profundidad y del que disfruto cada nota”, concluye.

En el Don Pasquale de Bruselas, Prieto será el tenor protagonista de la imaginativa puesta en escena de Laurent Pelly compartiendo escenario con otros grandes nombres de especialistas del bel canto como son Michele Pertusi o Danielle de Niese, integrantes del primer reparto de una serie de once funciones de las que defenderá las programadas los días 9 (estreno), 12, 14, 16, 19 y 21 de diciembre, siempre bajo la batuta de Alain Altinoglu.
“Cantar en La Monnaie de Bruselas y junto a un reparto de primera es fantástico; es un escenario que me faltaba y llega en el mejor momento”, comenta el tenor puertorriqueño.

Posteriormente, entre otros compromisos y continuando con la ampliación de su repertorio, le esperan su regreso tanto al Gran Teatre del Liceu de Barcelona (con Rodelinda de Händel, en marzo) y al Teatro Real de Madrid
(con Falstaff de Verdi, en abril y mayo).

http://joelprieto.com/

Fotografía: Fernando Samalot

Riccardo Frizza

Después de su paso por La Scala de Milán (Il pirata), la Ópera de San Francisco (Roberto Devereux) y La Fenice de Venecia (Semiramide), el director italiano Riccardo Frizza debuta el 22 de noviembre como flamante director musical del Festival Donizetti de Bérgamo (Italia), ciudad natal del célebre compositor belcantista. Lo hará al mando del concierto inaugural del Festival con la Orchestra Sinfonica Nazionale della RAI y contando con algunas de las estrellas más importantes del estilo, como la soprano Jessica Pratt (nombrada este año artista residente del Festival), la mezzosoprano Daniela Barcellona y los tenores Levy Sekgapane y Xabier Anduaga. La cita es en el Teatro Sociale de Bérgamo y en el programa figuran obras de Rossini (conmemorando el 150 aniversario de su fallecimiento) y Donizetti.

Dos días más tarde, Riccardo Frizza estrenará en tiempos modernos la hoy desconocida ópera del compositor bergamasco Il castello di Kenilworth (funciones los días 24 y 30 de noviembre y 2 de diciembre), todo un
acontecimiento lírico a nivel global al tratarse de una obra muy estimada por el propio Donizetti y que brinda parte importante del protagonismo a la reina Isabel I de Inglaterra, figura recurrente en el mundo de la lírica.
Participarán en la exhumación, entre otros intérpretes, Jessica Pratt, Carmela Remigio, Xabier Anduaga, Stefan Pop y Lorenzo Barbieri, en una nueva producción del Festival Donizetti que lleva la firma de la actriz y directora zaragozana María Pilar Pérez Aspa.

Después de sus compromisos en la capital donizettiana mundial, en diciembre el maestro Frizza regresará al podio del Gran Teatre del Liceu de Barcelona para dirigir L’Italiana in Algeri de Rossini (funciones los días 13, 14, 15,
17, 18, 19, 21, 22 y 23 de diciembre), donde se pondrá al mando de un doble reparto de figuras consagradas en el arte rossiniano.

LuciaLammermoor

Lucia di Lammermoor llegará a 42 provincias españolas en plazas, centros culturales y recreativos, teatros, ayuntamientos, auditorios e importantes museos en las diferentes comunidades [Ver lista completa].

En la presente edición se han incrementado las pantallas al aire libre, instaladas en cerca de 30 espacios muy distintos, desde parques y jardines hasta plazas de toros.

En la Plaza de Oriente, delante de la fachada del Teatro Real, se instalarán 3 pantallas y se colocarán 2400 sillas.

Como en ediciones anteriores, Lucia di Lammermoor se retransmitirá gratuitamente para todo el mundo en Facebook Live, Palco Digital y Opera Vision. El youtuber Jaime Altozano comentará la retransmisión en tiempo real en Twitter con el hashtag #LocuraConLucia.

El sábado 7 de julio, entre las 10.00 y las 14.30 horas, el público podrá acceder a los espacios más emblemáticos del Teatro Real durante su tradicional Jornada de puertas abiertas.

En la misma mañana del sábado, a partir de las 11.30 horas, tendrá lugar en la Plaza de Oriente un flashmob de danza inspirado en El lago de los cisnes, en colaboración con el British Council y el Royal Ballet de Londres.

Todos los que deseen participar en la coreografía pueden practicar con el tutorial Dance in the City o venir a la Plaza de Oriente el sábado y seguir libremente a los bailarines.

Asimismo, hasta el próximo viernes a las 18.30 horas prosiguen, en la Sala Gayarre del Teatro Real, proyecciones de óperas y ballets con entrada gratuita hasta completar aforo.

El 8 de julio, domingo, a las 11.30 horas, se clausurará la gran fiesta de la ópera con la proyección gratuita, en la sala principal del Teatro Real, de una producción de Madama Butterfly procedente del Nuevo Teatro Nacional de Tokio, reafirmando la apuesta del Teatro Real por la unión de culturas, tras sus recientes convenios con Japón, China y los Emiratos Árabes Unidos.

Durante toda la Semana de la Ópera se están desarrollando concursos y sorteos para impulsar la participación ciudadana a través de la web y redes sociales del Teatro Real.

La Semana de la Ópera, enmarcada en la celebración del Bicentenario del Teatro Real, cuenta con el patrocinio de Telefónica, Endesa, Mutua Madrileña, Redexis Gas y la colaboración de RTVE e Hispasat.

La ópera Lucia di Lammermoor cuenta con el patrocinio de Telefónica.

Mientras se desarrollan las actividades la Semana de la Ópera y Lucia di Lammermoor triunfa cada noche en el Teatro Real, pueblos y ciudades de 42 provincias españolas se preparan para la retransmisión de la ópera, el próximo sábado, 7 de julio, a las 21.30 horas, que podrá ser seguida en Facebook Live a través de la url www.locuraconlucia.com. El youtuber Jaime Altozano comentará la retransmisión en tiempo real en Twitter con el hashtag #LocuraConLucia y se sortearán entradas entre los usuarios que cuenten su experiencia durante la retransmisión.

En esta cuarta edición de la Semana de la Ópera se han incrementado las retransmisiones al aire libre, con cerca de 30 pantallas instaladas en espacios tan diversos como la pista polideportiva de Alcampell, en Huesca (700 personas) o la Plaza de toros de Villanueva de Córdoba, con capacidad para 2500 personas; el Parque de las Almadabillas en Almería (400 personas) o los Jardines de Can Trobat de Garriguella, en Gerona (100 personas).

Importantes espacios como las plazas mayores de Segovia y Valladolid, la Plaza San Bruno en Zaragoza, la Plaza de la Iglesia en Alicante, el Paseo del Espolón en Logroño, o el Paseo de la Concha en Murcia, se unen a pequeños patios de centros culturales y ayuntamientos, o plazuelas de pueblos como Parcent (Alicante), Huetor Vega (Granada), O Grove (Pontevedra), Usagre (Badajós), Gilena (Sevilla), Villatobas (Toledo) o Las Pedrosas (Zaragoza). Algunas ciudades, como Orihuela, tienen dos puntos de retransmisión al aire libre, como la Plaza Ramón Sijé, en el casco histórico, y la Explanada Orihuela, en la costa.

Además de las pantallas al aire libre, una vez más se han unido a la retransmisión, auditorios, teatros, salas de cines y casas de cultura, con aforos muy variados. Pueblos tan pequeños como Labajos (Segovia), o Gotarredura (Ávila), con menos de 150 habitantes censados, ofrecerán Lucia di Lammermoor junto con museos como el Prado, el Thyssen, el Arqueológico Nacional, el Guggenheim de Bilbao o el Centro Niemeyer de Avilés.

Pero la Semana de la ópera ofrecerá el próximo sábado otras atractivas propuestas que comenzarán a las 10.30 horas, con una nueva Jornada de puertas abiertas y proseguirán, a las 11.30 horas, con el flashmob Dance in the City, organizado en colaboración con el British Council y el Royal Ballet de Londres ─que ofrecerá 6 funciones de El lago de los cisnes en el Teatro Real entre los días 18 y 22 de julio.

La programación refleja también los lazos de colaboración del Teatro Real con instituciones y eventos culturales a través de una activa política de convenios nacionales e internacionales, como los recientemente firmados con China, los Emiratos Árabes Unidos y Japón, este último en el marco del 150 aniversario de la firma del Tratado de Amistad, Comercio y Navegación entre España y Japón.

En el ámbito de estos acuerdos se ofrecerán en el Teatro Real las proyecciones de tres producciones procedentes de Japón: los ballets El cascanueces y El lago de los cisnes en la Sala Gayarre, y el domingo a las 11.30 horas, clausurando la Semana de la ópera, Madama Butterfly, de Giacomo Puccini en la Sala Principal, con entrada gratuita (convenio con el Nuevo Teatro Nacional de Tokio).

Esta cuarta edición de la Semana de la ópera cuenta con el apoyo de Telefónica (mecenas principal del Bicentenario), Endesa (mecenas energético del Bicentenario) y con el patrocino principal de Mutua Madrileña. Redexis Gas es patrocinador de la retransmisión, con la colaboración de RTVE. Telefónica es, además, el patrocinador de la ópera Lucia di Lammermoor.

‘LUCIA DI LAMMERMOOR’

Basada en la truculenta novela histórica de Walter Scott, The bride of Lammermoor, que Salvatore Camarano transformó en libreto, la ópera es el paradigma del melodrama romántico: emociones exacerbadas, amores imposibles, conflictos ancestrales, espacios espectrales, duelos, traiciones, locura, muerte…

Lucia es una joven huérfana, desequilibrada y soñadora, enamorada de Edgardo, enemigo de la familia, odiado por su hermano, que la incita a casarse con un noble adinerado para salvarlos de la ruina. Para ello, con la complicidad del capellán y las malas artes de su guardián, hace creer a Lucia que su enamorado la ha traicionado. Empujada a firmar el acta matrimonial, la joven, rota por el dolor y presa de la locura, asesina a su esposo en la noche de nupcias, enajenada en una especie de ensoñación angelical que culmina con su muerte y el posterior suicidio de su amado.

Con esta historia truculenta y el oficio y fecundidad característicos de Gaetano Donizetti ─que escribió la ópera en poco más de un mes─, la partitura fluye, arrolladora, alternando el trepidante ritmo del drama con largas suspensiones de la acción teatral, en las que los protagonistas expresan sus sentimientos con gran aliento expresivo y una escritura vocal llena de artificios, muchas veces en beneficio de la caracterización psicológica de los personajes. Así, la extrema dificultad de la coloratura y los registros agudos y endemoniados del papel de Lucia dan a su carácter un aura irreal y onírico, que inmortalizaron cantantes como María Callas, Leyla Gencer, Joan Sutherland o Edita Gruberova.

Para dar consistencia dramatúrgica a esta trama hiperbólica, el director de escena David Alden sitúa la ópera en un decadente sanatorio victoriano diseñado por el escenógrafo Charles Edward, que se inspiró en la antigua residencia del médico británico John Langdon Down, descubridor del síndrome de Down. En una atmosfera siniestra y claustrofóbica los dos hermanos mantienen una relación enfermiza, en la que todo parece suceder en un ambiente espectral, con reminiscencias de la literatura fantástica de Allan Poe.

El director de orquesta israelí Daniel Oren, gran especialista en obras belcantistas, estará al frente de un fantástico reparto encabezado por la soprano Lisette Oropesa, el tenor Javier Camarena, el barítono Artur Rucinski y el bajo Roberto Tagliavini y del Coro y Orquesta Titulares del Teatro Real.

Toda España podrá suspirar con la desdicha de Lucia di Lammermoor, dejarse llevar por sus quimeras y disfrutar de una noche del mejor belcanto, compartiendo sus experiencias con el hashtag #LocuraConLucia.

Jes­sica Pratt

Después de triunfar como Desde­mona en Otello de Rossini en el Gran Teatre del Liceu en 2016, la que es considerada como la here­dera de la gran Joan Sutherland llega nuevamente al coliseo de La Rambla, ahora para interpretar por primera vez una ópera esce­nificada en una de las obras más populares del bel canto romántico, L’elisir d’amore, de Donizetti. Jes­sica Pratt ha tenido un año “muy español”, comen­ta la diva australiana afincada en Italia desde hace años: “En enero y febrero canté por primera vez en la Ópera de Oviedo como Gilda en Rigoletto; en ju­nio tuve la suerte de debutar en el Palau de Les Arts de Valencia como Amenaide en Tancredi, de Rossi­ni, en la bellísima producción de Emilio Sagi; de él también fueron los Puritani que llevamos en julio al Festival de Savonlinna (Finlandia) con la compañía del Teatro Real de Madrid, cuya experiencia resultó maravillosa; en noviembre debuté el rol de Norina de Don Pasquale en mi regreso a la temporada de ABAO-OLBE (Bilbao) y ahora empezaré el año en Barcelona con mi primera Adina”. Se trata de un rol que la cantante tenía unas ganas “tremendas” de debutar; “es una parte particularmente bella, sobre todo en los dúos, y se trata de una mujer con carác­ter, independiente y segura de sí misma que estoy segura que voy a disfrutar muchísimo ante el públi­co barcelonés”, continúa. “La verdad es que siem­pre es un placer cantar en España y espero seguir haciéndolo en muchas ocasiones”, sentencia.

La soprano australiana asumirá las diez funciones de L’elisir d’amore programadas por el Liceu (7, 9, 12, 14 , 16, 18, 22, 24, 26 y 28 de enero de 2018) en la reposición de la exitosa puesta en escena firmada por Mario Gas. Ramón Tebar dirigirá a los cuerpos estables del coliseo.

Jessica Pratt empezó la temporada en septiembre interpretando Lucia di Lammermoor con un ho­menaje a María Callas en lo que significó su debut parisino en el Théâtre des Champs Elysées y en oc­tubre fue la Reina de la Noche en La Flauta Mágica junto a la Los Angeles Philharmonic y la batuta de Gustavo Dudamel; tras su compromiso en el Liceu en lo que queda temporada le esperan su retorno al Metropolitan de Nueva York (Lucia di Lammer­moor) y actuaciones en la Staatsoper de Hamburgo (La flauta mágica) y la Ópera de Sydney (Lucia di Lammermoor), entre otros.

Más información

Don Pasquale

ABAO-OLBE (Asociación Bilbaína de Amigos de la Ópera) recupera por cuarta vez en su historia, más de dos décadas después de su última representación en el Coliseo Albia, Don Pasquale de Donizetti. Los próximos días 18, 21, 24 y 27 de noviembre, con el patrocinio del Departamento de Cultura y Política Lingüística del Gobierno Vasco, sube a escena este título, la última de las grandes óperas bufas italianas inspirada en la commedia dell’arte que se mueve a caballo entre el pasado y el futuro.

Donizetti busca en esta ópera una crítica de las costumbres sociales como hilo conductor de la trama; para ello idea una comedia centrada en cuatro personajes: el dominante, necio y cascarrabias Don Pasquale, los enamorados: el ingenuo Ernesto y la astuta Norina, y el Doctor Malatesta en el tradicional papel de mediador y cómplice de intrigas. Se trata de una comedia distinguida, bien articulada, llena de emoción y sentimiento en la que se suceden escenas cómicas y líricas, extravagantes y tiernas, críticas y entrañables con una elegante combinación de arias, dúos y números de conjunto. Para dar vida a los protagonistas de este título que han de tener unas voces de altura y buenas facultades escénicas para interpretar con naturalidad y elegancia sin caer en el esperpento o la caricatura, ABAO-OLBE ha reunido a un elenco encabezado por el bajo-barítono Carlos Chausson, quien regresa a Bilbao para dar voz a ‘Don Pasquale’, un papel que bisó en la última representación en 1995 en el Coliseo Albia. Completan el reparto la soprano Jessica Pratt como ‘Norina’, el debut del joven tenor lírico Santiago Ballerini como ‘Ernesto’, el barítono Javier Franco como ‘Dottor Malatesta’ y Javier Campo como ‘Notario’

La parte musical está a cargo del maestro Roberto Abbado, esperado debut en ABAO de una de las batutas más solicitadas del panorama internacional quien dirigió a Alfredo Kraus como ‘Ernesto’ en Don Pasquale en la Scala de Milán y una grabación de este título para Sony considerada como referencia absoluta. Abbado ha calificado Don Pasquale como “la obra más equilibrada y perfecta de Donizetti”. La parte coral es una vez más tarea del Coro de Ópera de Bilbao, con Boris Dujin al frente.

En el escenario una impresionante producción proveniente del Maggio Musicale Fiorentino concebida por Jonathan Miller que recrea una gigantesca casa de muñecas alemana de finales del siglo XVII, con espacios compartimentados en una solución escénica de grandes dimensiones, ocurrente, ingeniosa, original y llena de movimiento. Destaca igualmente por la gran profusión de detalles, atrezzo y rico vestuario de época ideado por Isabella Bywater.

27 de noviembre, clausura de FAIR SATURDAY 2017

La representación de Don Pasquale del 27 de noviembre, acoge el acto de clausura de la tercera edición de Fair Saturday, un día para cambiar el mundo a través de la cultura. ABAO-OLBE, como entidad impulsora de este movimiento, colabora en esta ocasión con una acción especial dirigida a los jóvenes de hasta 25 años que podrán asistir a la representación con una tarifa única de 15€. ABAO-OLBE cederá la recaudación de estas entradas solidarias a la obra social de Fundación ADSIS.

Fundación ADSIS

Fundación Adsis es una entidad sin ánimo de lucro que desde hace más de 50 años lucha para construir una sociedad más justa, solidaria e inclusiva. Trabajan desde la cercanía y el acompañamiento, comprometidos con las personas más vulnerables para que logren desarrollar sus proyectos de vida. Anualmente atienden a más de 22.000 personas a través de 7 programas de acción social en 12 provincias. Además, sus programas de cooperación al desarrollo y comercio justo apoyan a más de 150.000 personas (entre población directa e indirecta) en tres países de América Latina.

ABAO-OLBE comparte con Fundación ADSIS el objetivo de trabajar por una sociedad más justa y participativa y contribuye con esta acción a favorecer la inclusión social a través de la cultura y la ópera, para cambiar desigualdad por oportunidad.

Conferencia sobre “Don Pasquale”

Con el fin de analizar, con carácter previo al estreno, los aspectos más relevantes de esta ópera de Donizetti, ABAO-OLBE ha organizado una conferencia, de entrada libre hasta completar aforo, para el viernes 17 de noviembre en el Auditorio del Museo de Bellas Artes (entrada por la puerta Chillida) a las 19.15 horas. En esta ocasión será Álvaro del Amo, Licenciado en Derecho por la Universidad de Madrid, y en Dirección por la Escuela Oficial de Cinematografía. Colabora como crítico teatral y cinematográfico en las más importantes revistas culturales y periódicos españoles y como crítico de ópera en el diario El Mundo. Narrador, autor de libros de relatos, ensayista y dramaturgo, considerado en este último género como integrante de la corriente del vanguardismo formal, es también muy conocido en sus facetas de guionista cinematográfico (en corto y largometrajes) y director teatral y de cine. Como narrador, se inicia con Mutis (1980). Otras obras suyas son Libreto (1985), Contagio (1991), La historia más triste (premio Herralde 1991) El horror (finalista premio Herralde 1993), Incandescencia (1998) y Los melómanos (2000). Fue también guionista de la película “Amantes”, de Vicente Aranda.

Riccardo Frizza

El maestro italiano Riccardo Frizza, que acaba de ser nombrado director musical del Donizetti Opera Festival de Bérgamo (Italia), no es solo una autoridad en el repertorio belcantista e italiano en general, sino también, y especialmente, del verdiano. Y si el curso pasado se puso al mando de más de medio centenar de funciones de obras de Verdi, Donizetti y Bellini en algunos de los teatros más importantes del mundo, en noviembre regresa a Japón para ponerse al mando de la producción de La Traviata de Verdi en el New National Theatre tokiota. La popular obra maestra verdiana, una de las más queridas del público japonés, contará con un reparto encabezado por la soprano rumana Irina Lungu, toda una estrella del firmamento lírico internacional.

Esta Traviata japonesa llega a la agenda del maestro Frizza después de haber conseguido un nuevo éxito en su carrera con el canto del cisne del genio verdiano, Falstaff, en el Teatro Regio de Parma, cuna del arte de Giuseppe Verdi. Y desde Tokio viajará después a la Opéra National de Paris para dirigir nueve funciones de Il barbiere di Siviglia de otro de los autores belcantistas más relevantes: Gioachino Rossini.

Más información

Enric Martínez-Castignani

Siguen llegando buenas noticias acerca de la siempre ascendente trayectoria profesional de Enric Martínez-Castignani, cuando se cumplen 25 años de su debut profesional. El barítono celebrará el aniversario cantando por primera vez en la temporada de la Opéra de Lyon, recientemente premiada en los Opera International Awards 2017 como “Mejor Teatro”. Lo hará encarnando uno de los roles principales en “Viva la Mamma” (G. Donizetti), en la nueva producción de Laurent Pelly, con la dirección musical de Lorenzo Viotti. Junto a Enric estarán artistas como Patricia Ciofi, Laurent Nouri o Enea Scala.

No es fácil poner en pie una obra sin exageraciones en la que se habla de las tensiones propias del mundo operístico, donde las situaciones son a veces ridículas y graciosas per se, y Pelly ha conseguido una puesta en escena dinámica, ocurrente y divertida. La producción forma parte de una colaboración entre la propia Ópera de Lyon, el Teatro Regio di Torino, el Grand Théâtre de Genève y será retransmitida a todo el mundo por internet el 8 de julio. Las funciones tendrán lugar entre el 22 de junio y el 8 de julio del 2017.

25 años de carrera profesional

La participación en esta producción formará parte de la celebración de los 25 años de una sana y cada vez más afianzada carrera, que no ha parado de ofrecer a Enric nuevas metas y retos. Desde su debut en un recital el 8 de mayo de 1992 en Barcelona, su trayectoria profesional ha estado marcada por una natural, paciente y cuidada evolución tanto vocal como artística, que le ha llevado a teatros como el Teatro Real, el Gran Teatre del Liceu, Teatro la Fenice, la Ópera de TelAviv, la Ópera du RhinStrasbourg, Ópera de Oviedo, ABAO o Teatro de la Maestranza entre muchos otros. En ellos ha trabajo directamente con los directores de escena más prestigiosos como Robert Carsen, Willy Decker, Laurent Pelly, David McVicar o Mariame Clement o con directores de orquesta como Daniele Callegari, Riccardo Frizza, Gabriele Ferro, Neville Marriner, Leopold Hager o Sebastian Weigle entre otros. Formarán parte de la celebración del aniversario su debut en dos producciones como Don Alfonso (Così fan tutte), su retorno al Teatro Real, un recital junto al pianista Iain Burnside y una puesta en escena del “Winterreise Op. 89” de Schubert con la dirección escénica de Carlota Subirós.

Más información

Celso Albelo

Después de asumir nuevamente el rol de Leicester de Maria Stuarda (Donizetti), esta vez en Génova, el tenor español Celso Albelo regresará en junio al papel de Edgardo, el protagonista de Lucia di Lammermoor (Donizetti), tanto en el Teatre Principal de Maó (Menorca, días 2 y 4), como en el Teatro Comunale de Bolonia (Italia, días 16, 18, 20 y 22). En Maó Albelo se reencontrará con el público de los Amics de S’Òpera contando en el podio con el director español más especializado en el bel canto romántico, José Miguel Pérez Sierra. En Bolonia su Edgardo se une a la lista de personajes interpretados por el tenor en Italia; en el Comunale boloñés hace pocos meses cantó Rigoletto (Verdi) y su inolvidable Werther (Massenet). Ahora, y bajo la dirección musical de Michele Mariotti, Albelo será el protagonista de un nuevo montaje de Lucia del coliseo italiano coproducido con ABAO-OLBE de Bilbao y que firma Lorenzo Mariani.

El Duque de Mantua, el libertino y provocador protagonista del Rigoletto verdiano, regresará entrado el verano a la agenda del cantante, cuando debute en el prestigioso Festival de Les Chorégies d’Orange (Francia, días 8 y 11 de julio), uno de los más importantes de Europa, tanto como el de Savonlinna, en Finlandia, al que Celso Albelo viajará invitado por la compañía del Teatro Real de Madrid que desembarcará en el país del Norte con I Puritani (Bellini, días 31 de julio y 3 de agosto), ópera que el cantante de Tenerife protagonizó en el estreno del montaje que firma Emilio Sagi en julio del año pasado en el coliseo lírico madrileño.

Más información

dvd El Público

En el marco de las actividades conmemorativas de su Bicentenario, el Teatro Real incrementa la difusión mundial de sus producciones operísticas con el lanzamiento de dos nuevas grabaciones audiovisuales realizadas el pasado año, que llegarán al mercado en DVD y Blu-Ray: El Público, de Mauricio Sotelo (1961) y Roberto Devereux, de Gaetano Donizetti (1797-1848), ambas coproducidas con Bel Air Media y distribuidas en España por Música Directa.

EL PÚBLICO, encargo del Teatro Real cuyo estreno mundial, el 24 de febrero de 2015, tuvo una enorme repercusión mediática, podrá llegar ahora a una audiencia todavía más amplia, en una coproducción audiovisual entre el Teatro Real y Bel Air Media —en asociación con TVE (que emitió la ópera el pasado 29 de noviembre), Arte France y M_Media—, y disponible también para su distribución internacional en televisión y soportes digitales.

La ópera, con libreto de Andrés Ibáñez (1961), rescata la esencia de la obra homónima de Federico García Lorca (1898-1936), conservando sus dos temas fundamentales: “la homosexualidad y el teatro contemporáneo; la apariencia y la máscara. Máscara del ‘amor que no puede decir su nombre’ y, finalmente, máscara que se revela como esencia del ser humano. (…) La obra explora el deseo sexual con una franqueza y una complejidad que desafía las simplificaciones bienintencionadas o más o menos moralizantes”.

Para dar vida a la treintena de personajes que desfilan en la ópera, el director de escena Robert Castro partió de la atmósfera de Poeta en Nueva York evocada en la escenografía diseñada por Alexander Polzin, con nueve inmensos telones pintados que sugieren el icónico biombo lorquiano y los inmensos edificios de Manhattan. Desde ese espacio poético se explora el viaje en espiral que realiza Lorca al interior de la identidad del artista y al abismo del amor, que se esconde detrás del juego de espejos, máscaras y alegorías que mezclan realidad y ensoñación.

Un equipo artístico multicultural ha ensamblado la riqueza y autenticad del flamenco con el refinamiento de la música contemporánea, con artistas de ambos mundos: siete cantantes encabezados por los barítonos José Antonio López y Thomas Tatzl y las sopranos Gun-Brit Barkmin e Isabella Gaudí encarnan los varios y enigmáticos personajes que van tejiendo el drama; los cantaores Arcángel y Jesús Méndez y el bailaor Rubén Olmo interpretan los tres caballos blancos que simbolizan las fuerzas incontrolables de la naturaleza; y varios bailarines-actores evocan los personajes simbólicos y surrealistas que desfilan por la obra. Junto a ellos actúan el Coro Titular del Teatro Real, la prestigiosa orquesta de música contemporáneaKlangforum de Viena, el gran guitarrista Cañizares y el percusionista Agustín Diassera, todos bajo la dirección de Pablo Heras-Casado, principal director musical invitado del Teatro Real.

El Público, de MAURICIO SOTELO
Producción del Teatro Real, 2015
Con José Antonio López, Thomas Tatzl, Gun-Brit Barkmin, Arcángel y Jesús Méndez
Cañizares, guitarra
Coro Titular del Teatro Real y Klangforum Wien
Dirección: Pablo Heras-Casado | Dirección de escena: Robert Castro
Realizador para TV y vídeo: Stéphane Lebard
Coproducción audiovisual del Teatro Real y Bel Air, en asociación con TVE, Arte France y M_Media, y el apoyo del Centre national du cinéma et de l’image animée.
Subtítulos: español, inglés, francés, alemán y coreano
Libro: información en español, inglés, francés y alemán
16/9 – 142 min.
BAC134 (DVD)
Ean: 3760115301344
BELAIR – T.64

Distribuidor en España: Música Directa

ROBERTO DEVEREUX, de Gaetano Donizetti (1797-1848), que inauguró con gran éxito la pasada temporada del Teatro Real y fue retransmitida en una treintena de radios europeas a través de la UER (Unión Europea de Radiodifusión), sale también al mercado en DVD y Blu-Ray con el sello del Teatro Real en coproducción con Bel Air Media y Kairos Musique, en asociación con M_Media, la colaboración de Samsung y el apoyo del Centre national du cinéma et de l’image animée.

Esta ópera belcantista, de gran virtuosismo vocal, es un sobrecogedor retrato psicológico de la reina Isabel I de Inglaterra, víctima de su propio despotismo en la corte claustrofóbica y endogámica de los Tudor.

Creada en un período muy doloroso de la vida de Donizetti —el compositor había perdido a sus padres y a su esposa después del fallecimiento consecutivo de sus tres hijos—, cuando Nápoles estaba devastado por el cólera, la partitura de Roberto Devereux,cargada de rabia, pena y desesperación, sería para su autor, como él mismo confesó, “la ópera de las emociones”.

Siguiendo la estela de Donizetti, el director de escena sudafricano Alessandro Talevi refuerza la expresión de las pulsiones lujuriosas y tormentos corrosivos de la impetuosa reina, en una espiral destructiva evocada por una araña simbólica que va enredando y asfixiando los cuatro personajes, tomando cuerpo en la escenografía oscura y delirante diseñada por Madeleine Boyd, autora también de los figurines de la ópera.

La gran soprano Mariella Devia encabeza el reparto con una desgarradora interpretación de la reina de Inglaterra unánimemente aplaudida. La secundan el tenor Gregory Kunde, en el papel titular, el barítono Marco Caria y la mezzosoprano Silvia Tro Santafé, todos bajo la experta y sensible batuta de Bruno Campanella, al frente del Coro y Orquesta Titulares del Teatro Real.

Roberto Devereux, de GAETANO DONIZETTI
Producción de la Welsh National Opera
Con Mariella Devia, Gregory Kunde, Marco Caria y Silvia Tro Santafé
Coro y Orquesta Titulares del Teatro Real
Dirección Musical: Bruno Campanella | Dirección de escena: Alessandro Talevi
Realizador para TV y video: Stéphane Lebard
Coproducción audiovisual del Teatro Real, Bel Air Media y Kairos Musique, en asociación con M_Media,
la colaboración de Samsung, y el apoyo del Centre national du cinéma et de l’image animée.
Subtítulos: español, inglés, francés, alemán y coreano
Libro: información en español, inglés, francés y alemán
16/9 – 137 min.
BAC130 (DVD)
Ean: 3760115301306
BELAIR – T.64

Distribuidor en España: Música Directa

ABAO-OLBE

ABAO-OLBE (Asociación Bilbaína de Amigos de la Ópera) inaugura su 65 Temporada con Lucrezia Borgia de Donizetti. Este título sube a escena, con el patrocinio de Iberdrola, los próximos días 22, 25, 28 y 31 de octubre, quince años después de su última representación en la temporada bilbaína.

Esta tragedia, basada en el drama homónimo de Victor Hugo, narra la historia de la conocida noble italiana Lucrezia Borgia. Para dar vida a los protagonistas de esta ópera considerada como uno de los títulos belcantistas por antonomasia, donde tanto el texto como la música quedan subordinados a la voz, ABAO-OLBE ha reunido a un elenco encabezado por dos grandes figuras de la lírica: Elena Mosuc como ‘Donna Lucrezia Borgia’ y Celso Albelo como ‘Gennaro’. La soprano rumana, una de las mejores sopranos belcantistas, y el tenor tinerfeño, reciente triunfador en Viena y el Metropolitan Opera House, han sido artífices de momentos inolvidables en las temporadas de ABAO, como su memorable actuación conjunta en I Puritani, el primer bis en el Euskalduna protagonizado por el canario en L’elisir d’amore y los bises de Mosuc junto a Leo Nucci en todas las funciones de Rigoletto. Junto a ellos debutan dos jóvenes cantantes que con sus voces han cautivado al público europeo, el bajo croata Marko Mimica en el papel de ‘Don Alfonso D’este’ y la mezzosoprano italiana Teresa Iervolino en el rol de ‘Maffio Orsini’. A su lado completan el amplio reparto el barítono José Manuel Díaz como ‘Apostolo Gazella’, el también barítono Zoltan Nagy como ‘Ascanio Petrucci’, los tenores Mikeldi Atxalandabaso y Manuel de Diego como ‘Rustighello’ y ‘Oloferno Vitellozzo’ respectivamente, el bajo Fernando Latorre como ‘Gubetta Velverana’ y los debuts del barítono Germán Olvera como ‘Astolfo’ y el tenor Jesús Álvarez como ‘Jeppo Liberotto’.

La parte musical está a cargo del maestro José Miguel Pérez Sierra, gran conocedor de este repertorio, quien se pone al frente de la Euskadiko Orkestra Sinfonikoa para dirigir una versión, combinada de las de 1833 y 1840, que ha estudiado rigurosamente junto al profesor Francesco Bellotto. La parte coral es una vez más tarea del Coro de Ópera de Bilbao, con Boris Dujin al frente.

En el escenario una coproducción del Teatro Regio di Torino, el Teatro de Bergamo y el Teatro de Sassari ideada por el debutante en ABAO Francesco Bellotto. De corte clásico, corpórea y elegante, la puesta en escena pone de manifiesto la decadencia del mundo de Lucrezia tanto en lo humano como en lo social, recreando ambientes tan oscuros como las mentes de sus personajes. La escenografía de Angelo Sala, el vestuario elegante y detallista de Cristina Aceti, la iluminación de Fabio Rossi y la coreografía de Martín Ruis, completan el apartado creativo.

Conferencia sobre “Lucrezia Borgia”

Con el fin de analizar, con carácter previo al estreno, los aspectos más relevantes de esta ópera de Donizetti, ABAO-OLBE ha organizado una conferencia, de entrada libre hasta completar aforo, para el viernes 21 de octubre en el Auditorio del Museo de Bellas Artes (entrada por la puerta Chillida) a las 19.15 horas. En esta ocasión, Andrea Merli, reconocido crítico musical de la revista L’opera, y corresponsal en Italia de la revista Opera Actual, descubre los entresijos de Lucrezia Borgia.

“L’elisir d’amore”

El Palau de les Arts Reina Sofía estrena este sábado, 1 de octubre, “L’elisir d’amore”, de Donizetti, la ópera con la que comienza la II Pretemporada con precios populares.

Keri-Lynn Wilson regresa al podio de Les Arts diez años después de su primera colaboración con la Orquestra de la Comunitat Valenciana (OCV), en febrero de 2007, en un concierto de la mezzosoprano Olga Borodina y el bajo Ildar Abdrazakov.

Según ha señalado la directora canadiense, “si ya quedé impresionada hace diez años por el excelente nivel de la OCV, en mi primera ópera con ellos he podido comprobar cómo han crecido y madurado en este tiempo, su técnica perfecta y un gran respeto por la lírica y las voces. Han conseguido en apenas diez años un nivel que a otras formaciones les cuesta 50 años”.

El centro de artes repone su montaje de “L’elisir d’amore”, realizado en coproducción con el Teatro Real, que ha sido requerido por las óperas de Bruselas, Graz y Palermo. Damiano Michieletto firma la puesta en escena, con escenografía de Paolo Fantin, vestuario de Silvia Aymonino e iluminación de Alessandro Carletti.

En esta ocasión, Eleonora Gravagnola firma la reposición de esta obra “digna de Broadway por su frescura y energía”, en palabras de Keri-Lynn Wilson. el director, que ha asistido a Damiano Michieletto en sus principales colaboraciones, ha resaltado la visión joven y actual de esta ópera, cuya acción se tralada a una jornada, con su día y su noche, en una playa valenciana.

En la producción de Michieletto, Adina regenta el chiringuito de la playa donde trabaja Giannetta. Nemorino es un humilde “chico para todo”, cuya máxima dicha es poder contemplar a la bella Adina. Dulcamara es un moderno charlatán que promete felicidad a cambio de sus brebajes energéticos, mientras que Belcore es un marinero recién llegado al puerto que desembarca en la costa con ganas de compañía femenina.

miste lugar, la playa, recoge de manera simple las relaciones necesarias del libreto y potencia la diversión y la credibilidad para el público de hoy. En el primer acto es la playa de día, con las familias y los niños que juegan. En el segundo acto es la playa de noche, con la fiesta, el alcohol, el sexo, las bromas y luego la playa desolada y vacía en la que Nemorino canta ‘Una furtiva lagrima’, uno de los momentos más célebres de la partitura”.

La historia de “L’elisir d’amore” es divertida pero a la vez triste porque nos muestra al desdichado Nemorino, que prueba lo posible y lo imposible para conquistar a Adina. Lo intenta incluso con un elixir mágico que promete el amor, pero el propio brebaje es una mentira en sí mismo”.

Destacados artistas, jóvenes cantantes y antiguos alumnos del Centre Plácido Domingo integran el reparto de la obra. La soprano Ilona Mataradze, una de las primeras artistas del Centre que disfruta de carrera internacional, alterna el papel de Adina con Karen Gardeazabal, de la actual promoción del proyecto artístico.

Por su parte, el ascendente tenor estadounidense William Davenport, que cantará también en “Lucrezia Borgia”, de Donizetti, interpreta el papel de Nemorino, que ya ha cantado con éxito en Estados Unidos, donde lo han encumbrado como una de las promesas del repertorio italiano.

Paolo Bordogna es una de las máximas estrellas del repertorio ‘buffo’, con trabajos en los principales teatros de ópera del mundo y más de 50 roles en su currículo. Debutó en Les Arts en 2011 con “La Cenerentola” y retorna para dar vida a Dulcamara, el ‘charlatán’ de “L’elisir d’amore”.

El barítono Mattia Olivieri, que también se formó en el Centre de Perfeccionament y que en la actualidad canta con regularidad en teatros y festivales de prestigio como Glyndebourne, la Ópera de Roma y la Scala de Milán, es Belcore. Cierra el elenco la reconocida soprano belcantista Caterina di Tonno (Giannetta).

Una de las favoritas del repertorio

El elixir de amor " es una ópera cómica en dos actos con libreto de Felice Romani, basado en el libreto de Eugène Scribe para “La poción ", Daniel Auber. Estrenada en Milán en 1832, relata las vicisitudes que atraviesa el ingenuo Nemorino para conquistar el amor de la rica y distante Adina. El éxito fue tan grande que la ópera permaneció en cartel durante 32 días consecutivos y apenas tardó un año en estrenarse en España.

La obra de Donizetti es una de las piezas imprescindibles dentro del repertorio operístico y figura entre los primeros quince títulos más representados del gran repertorio. Su partitura contiene algunas de las arias más populares del género como ‘Una furtiva lagrima’ y ‘Chiedi all’aura lusinghiera’.

Además del estreno este sábado, 1 de octubre, Les Arts acoge más funciones de “L’elisir d’amore” los días 4, 7, 9 y 12 de ese mismo mes. El importe de las localidades oscila entre 7 y 50 euros, con precios intermedios de 40, 28, 20 y 15 euros.

Celso Albelo

Esta temporada que termina ha sido una de las más prolíferas en debuts y éxitos en la ascendente carrera del tenor canario Celso Albelo. Después de debutar en el Metropolitan de Nueva York y en el Teatro Bolshoi de Moscú y de cantar su primer Werther, Albelo se prepara para un nuevo debut, esta vez en el Festival de Verano de la Ópera Estatal de Banská Bystrica, una de las ciudades más importantes de la República Eslovaca, de gran tradición musical. A ese escenario llevará su Robert Dudley, Conde de Leicester, protagonista de la ópera de Donizetti Maria Stuarda, precisamente con la que debutó en Nueva York. “Te proporciona una satisfacción personal única”, afirma el cantante refiriéndose al personaje, “porque es en todo momento un desafío vocal con el que asentar unas buenas bases técnicas e interpretativas”. La cita es el próximo 23 de agosto.

Recientemente Celso Albelo ha clausurado el ciclo de conciertos de la temporada de la Fundación Juan March de Madrid y ha regresado al Teatro Real con I Puritani de Bellini. Tras su debut eslovaco, el tenor español comenzará próximo el curso con su regreso al Teatro Bolshoi de Moscú con Don Pasquale (Donizetti) en septiembre.

Más información.

Celso Albelo

Celso Albelo debuta mañana viernes en el Metropolitan Opera House de Nueva York, el último de los grandes teatros que le faltaba por conquistar. El tenor español figura como el conde Roberto Leicester, el protagonista masculino de Maria Stuarda (Donizetti), ópera de la cual ofrecerá siete funciones en el mítico escenario estadounidense los días 29 de enero y 1, 5, 8, 11, 16 y 20 de febrero de 2016.

Albelo debutó el personaje en Catania en 2009, papel que retomó este curso en la Ópera de Tenerife como culminación de un 2015 lleno de éxitos tras haber inaugurado la temporada de la Staatsoper de Viena con Rigoletto, de regresar a ese mismo escenario con Anna Bolena (junto a Edita Gruberova), de cantar el Stabat Mater de Rossini en la Ópera de Montecarlo, de despedir la temporada lírica de la Fundació Menorquina de s’Òpera y de debutar en la Opéra Royal de Wallonie (Lieja, Bélgica) con Lucia di Lammermoor, bajo la dirección del maestro Jesús López Cobos.

Después de su debut en Nueva York, el tenor español más internacional del momento será Tebaldo en I Capuleti e i Montecchi (Bellini) en la Deutsche Oper de Berlín antes de debutar como protagonista de Werther (Massenet) en la Ópera de Tenerife, otro de los grandes retos en su actual momento profesional.

Info:

http://www.celsoalbelo.com/

María Katzarava

Tras el reciente éxito en su debut en el papel de Leonora de Fidelio, de Beethoven, en la Opera Carolina (Estados Unidos), la ascendente soprano mexicana María Katzarava se prepara para su debut en España, cuando interpreta el personaje de Amelia en Il duca d’Alba, una poco conocida ópera de Gaetano Donizetti, los días 13, 15, 17 y 19 de diciembre en el Teatro Campoamor de Oviedo.

Conocida por ser una de las vencedoras del concurso Operalia que preside Plácido Domingo (en 2008, cuando también ganó el Premio de Zarzuela) y elogiada por la prensa internacional por ser poseedora de una voz “privilegiada, con graves de gran dramatismo y brillantes y coloridos agudos”, Maria Katzarava desembarca en España con una carrera de más de diez años a sus espaldas que la han hecho debutar en las últimas temporadas en escenarios como los del Royal Opera House de Londres (Roméo et Juliette), Teatro alla Scala en Milán (Roméo et Juliette), Ópera de Ginebra (La Traviata), Gran Opera de Florida (Roméo et Juliette, La Traviata), Ópera de Lausanne (Romeo et Juliette), Teatro Filarmónico de Verona (Romeo et Juliette), Palacio de Bellas Artes de México (Manon, de Massenet, y La Traviata), así como en los teatros más significativos de Italia, como el Teatro Lírico de Cagliari (Suzel en L’Amico Fritz; Liù en Turandot), Teatro Petruzzelli en Bari (La Muette de Portici, de Daniel Auber; Pagliacci, de Leoncavallo), Piacenza (Les contes d’Hoffmann), Modena (Les contes d’Hoffmann), Reggio Emilia (Les contes d’Hoffmann) y Teatro Manzoni de Bologna (Cuatro últimas canciones, de R. Strauss, bajo la batuta de Michele Mariotti.)

María Katzarava ha colaborado en varias ocasiones con Plácido Domingo, con quien cantará el próximo 10 de noviembre en el Auditorio Nacional de la capital mexicana para celebrar los 55 años del debut del tenor madrileño en ese país.

Tras su debut español en la Ópera de Oviedo, próximos compromisos llevarán a María Katzarava al Teatro Comunale de Boloña para meterse en la piel de Micäela (Carmen, de Bizet), al Grand Théâtre de Lausanne para interpretar a Marguerite (Faust, de Gounod) y al Festival de Saint Denis en París con la Orchestre Philharmonique de Radio France dirigida por Michele Mariotti para cantar la Novena Sinfonía de Beethoven.

RobertpDevereux

Vieja, calva y desdentada. Así presenta a Isabel I de Inglaterra el libretista Salvatore Cammarano en la ficción creada para la ópera de Donizetti. Una mujer poderosa, vencida por su grotesca decrepitud, aunque para sus súbditos siempre fuera la encarnación de la virtud.

Iniciaba temporada el Teatro Real con Roberto Devereux. Una de las óperas de la trilogía Tudor de un Gaetano Donizetti sumido en el abismo tras la pérdida de toda su familia. Un abismo parece también la oscura escenografía creada por el australiano Alessandro Talevi. Sencilla y sin distraer de la música y las escenas, algo que siempre se agradece, pero su permanente y casi completa oscuridad acaba pesando a lo largo de la representación.

Los austeros figurines de Madeleine Boyd, negros como es escenario, tan solo se permitieron adornar con un poderoso rojo a Elisabetta. La iluminación, que todo lo oscurece, tiene destellos de elegancia y descanso para los ojos. Todo para reflejar la asfixia que se respiraba en la corte inglesa del siglo XVII.

Joan Matabosch comentó en rueda de prensa que se había programado Roberto Devereux cuando se habían conseguido las voces adecuadas. Y ciertamente son las voces el verdadero tesoro de esta producción que viene de la Ópera de Cardiff. Para otra ocasión dejaremos la discusión sobre la conveniencia de estrenar temporada con una obra de alquiler en un teatro como el Real.

No es fácil hacer frente a un personaje como Isabel I en ninguna de las obras de la trilogía Tudor. Pero es sin duda la Elisabetta de Roberto Devereux la que cuenta con mayores dificultades. Se precisa una soprano con facilidad para las agilidades dramáticas y unos buenos apoyos para las notas más graves.
Una Spinto ágil y delicada nada fácil de encontrar. María Callas, sin ir más lejos, se enfrentó a Anna Bolena, regalándonos algunas de las mejores caracterizaciones del personaje, pero nunca se enfrentó ni a María Stuarda ni a Roberto Devereux.
La gran Joan Sutherland interpretó en numerosas ocasiones a María Stuarda y en alguna ocasión a Anna Bolena, ya muy al final de su carrera, pero nunca se atrevió con el rol de Elisabetta de Roberto Devereux. Más alejado de sus posibilidades bocales por ser más dramático que lírico.

Posiblemente sea Mariella Devia una de las mejores sopranos que en la actualidad aborde este complicado papel. Domina todos los terrenos del personaje. De intenso dramatismo, sin abandonar el marcado belcantismo de Donizetti. Le faltó algo más de apoyo en los graves, esos que acompañan los momentos más dramáticos del personaje, no se si por tesitura o madurez.

Ella misma confesó que nunca antes había interpretado un personaje mayor que ella. La Devia, a sus 67 años, es capaz de quedar por encima de la orquesta con un pianisimo. El volumen de su voz es extraordinario. Cuando sea joven quiero ser como es ahora Mariella Devia. Su “Ah ritorna qual ti spero”, junto con el dramático final, han sido los momentos de mayor intensidad.

Si Isabel I estaba bien representada con la gran Mariella Devia, no menos importante ha sido la interpretación de Gregory Kunde, encargado del rol de Roberto Devereux. Su comienzo con “Donna Reale!” con voz contundente y esmaltada, marcó la línea de su actuación, llena de elegancia y acompañada de su imponente presencia escénica. Los matices heroicos que imprime a sus personajes siempre están en esa línea belcantista que tan hermosamente domina.

Marco Caria no desentonó en ningún momento del extraordinario reparto. Su duque de Nottingham estuvo a gran altura. Aunque nos hubiera gustado escuchar al titular previsto inicialmente, Alessandro Luongo.

Otra de las grandes triunfadoras de la noche fue la valenciana Silvia Tro Santafe. Su línea de canto es extremadamente refinada. Al igual que su fraseo exquisito y esos agudos apianados tan conmovedores y poco habituales en una contralto. Sus graves resonantes, su bellísimo timbre y una voz caudalosa quedaron de manifiesto en sus intervenciones. Principalmente destacada estuvo en el dúo con Roberto del segundo acto, y el “All’ambrascia ond’io mi struggo”, a dúo con su esposo, duque de Nottingham, en el tercer acto. Esperamos volver a escucharla pronto en Madrid.

El coro Intermezzo, ese personaje que embellece todas las obras en el Teatro Real, estuvo en su línea de exquisitez habitual. Protagonista en alguno de los momentos de la escena con mayor carga dramática.

El maestro Bruno Campanella demuestra ser uno de los mayores expertos en belcanto al mando de la dirección musical. Su profundo conocimiento de la partitura y del caracter de la obra le permitió ser emotivo en la obertura, sobre todo los compases del himno de Inglaterra, y con agilidad, brío y dramatismo repartidos adecuadamente. Unicamente faltó un poco de ira en algunos momentos.

Un buen comienzo de temporada. La primera completamente elaborada por Joan Mataboch. Espectantes estamos. Esto no acaba más que empezar.

Texto: Paloma Sanz
Fotografías: Javier del Real
Vídeos: Teatro Real

ROBERTO DEVEREUX
Ossia il conte di Essex
Gaetano Donizetti (1797-1884)
Tragedia lírica en tres actos
Libreto de Salvatore Cammarano, basado en la tragedia Elisabeth d´Angleterre de Jacques-Fraçois Ancelot.
Producción de la Welsh National Opera de Cardiff, 2013
D. musical: Bruno Campanella
D. escena: Alessandro Talevi
Escenografía y figurines: Madeleine Boyd
Iluminación: Matthew Haskins
D.coro: Andrés Máspero
Reparto: Mariella Devia, Gregory Kunde, Silvia Tro Santafe, Marco Caria, Juan Antonio Sanabria, Andrea Mastroni, Sebastián Covarrubias,Koba Sardalashvili.
Orquesta y Coro Titukares del Teatro Real
Teatro Real, Madrid 25 de septiembre de 2015

Devereux

El próximo martes 22 de septiembre el Teatro Real inaugurará su 19ª temporada con Roberto Devereux, de Gaetano Donizetti (1797-1848), ópera belcantisca de gran virtuosismo vocal y sobrecogedor retrato psicológico de la reina Isabel I de Inglaterra (Elisabetta), víctima de su propio despotismo en la corte claustrofóbica, endogámica y terrorífica de los Tudor.

Creada en un período terriblemente doloroso de la desdichada vida de Donizetti —el compositor había perdido a sus padres y a su esposa después del fallecimiento consecutivo de sus tres hijos—, y con Nápoles asolado por la cólera, la partitura de Roberto Devereux, cargada de rabia, pena y desesperación, sería para su autor, como él mismo confesaba, “la ópera de las emociones”. Para expresarlas en toda su plenitud recurre, una vez más, a la corte de los Tudor, cuyas historias sanguinarias, con maquinaciones cortesanas y sentimientos desenfrenados, habían ya inspirado la trama de tres óperas anteriores: Il Castello di Kenilworth (1829), Anna Bolena (1830) y Maria Stuarda (1835).

En esta ocasión la dramaturgia de la ópera, servida por el libreto de Salvatore Cammarano (autor también del texto de Lucia di Lammermoor), privilegia el perfil psicológico y confesional de la reina, atrapada por una red asfixiante de relaciones disfuncionales: su joven amante, Roberto Devereux, conde de Essex, está enamorado de Sara, duquesa de Nottingham, confidente y amiga cuyo marido es íntimo amigo del adúltero.

Siguiendo la estela de Donizetti, el director de escena sudafricano Alessandro Talevi refuerza precisamente la expresión de las emociones desenfrenadas, pulsiones lujuriosas y tormentos corrosivos de la impetuosa reina, en una espiral destructiva que arrastra a los protagonistas a su trágico desenlace.

Encarnando esas pasiones viscerales que van enredando y asfixiando a los cuatro personajes, una araña simbólica va tomando cuerpo en la escenografía oscura y delirante diseñada por Madeleine Boyd, autora también de los figurines de la ópera.

Para dar voz y alma a las turbias relaciones del cuarteto protagonista se alternan dos repartos con algunos nombres estelares en este tipo de repertorio, encabezados por las sopranos Mariella Devia y Maria Pia Piscitelli, que encarnarán a Elisabetta, y los tenores Gregory Kunde e Ismael Jordi, intérpretes del rol titular. Estarán secundados por los barítonos Ángel Ódena y Alessandro Luongo y las mezzosopranos Silvia Tro Santafé y Veronica Simeoni.

Bruno Campanella, gran especialista del repertorio belcantista, que dirigió la pasada temporada en el Teatro Real la opéra-comique La fille du régiment, de Donizetti, cambia ahora de registro para la interpretación de esta tragedia lirica del mismo compositor, en la que estará al frente, una vez más, del Coro y Orquesta Titulares del Teatro Real.

Orfila

Acaba de triunfar en el Teatro Colón de Buenos Aires con su inigualable Dulcamara de la donizettiana L’elisir d’amore, personaje que el cantante español Simón Orfila llevará en septiembre al Thèâtre Royale de La Monnaie de Bruselas en una producción de Damiano Michieletto en el que será su debut en la capital belga.

Formado vocalmente por el gran Alfredo Kraus, Orfila participará en cinco funciones a partir del 8 de septiembre en el coliseo belga marcando el regreso de la popular opera donizettiana a La Monnaie después de 30 años de ausencia en una coproducción con el Teatro Comunale de Bologna y el Real de Madrid. El montaje lleva la firma del regista italiano Damiano Michieletto, uno de los directores de escena más solicitados en el mundo de la ópera, una propuesta que traslada la acción a una playa del Mediterráneo y de plena actualidad. La Orquesta del Teatro estará dirigida por Thomas Rösner y el reparto incluye al tenor Dmitry Korchak (Nemorino) y a la soprano Olga Peretyatko (Adina).

Simón Orfila ha interpretado el rol de Dulcamara en su nativa Menorca, en el Gran Teatre del Liceu de Barcelona, en la Casa Internacional de la Música de Moscú y en el Colón de Buenos Aires. La crítica ha destacado su “clara dicción y proyección de voz combinada con desenvoltura escénica” (La Nación). Después se su debut belga, el bajo-barítono volverá a España para participar en otra ópera de Donizetti, Lucia di Lammermoor, en el Liceu barcelonés.

www.simonorfila.com

DonPascuale

Don Pasquale, ópera de Donizetti con libreto de Giovanni Ruffini, vuelve al Gran Teatre del Liceu de la mano de uno de los directores de escena más destacados del momento, Laurent Pelly. El montaje que se estrena el próximo 16 de junio es una nueva producción del Liceu en coproducción con la ópera de San Francisco y el Festival de Santa Fe de Nuevo México, donde se estrenó el pasado verano. Estará en cartel hasta el 27 de junio bajo la dirección musical de Diego Matheuz y con un doble reparto que encabezan Lorenzo Regazzi y Roberto de Candia como Don Pasquale, las sopranos Valentina Nafornita y Pretty Yende como Norina, y Juan Francisco Gatell y Antonino Siragusa en el personaje de Ernesto.

Como dramma buffo, Don Pasquale, es una de las óperas más importantes del repertorio cómico italiano, que cuenta con una música cien por cien teatral y una tradición arraigada en la Commedia dell’arte. Su estreno fue el 3 de enero de 1843 en el Théâtre Italien de París. En el Liceu se pudo ver por primera vez en 1848 y hasta su última representación, el 13 de mayo de 1986, se ha representado 89 veces en el coliseo de La Rambla.

Tras los éxitos de La fille du régiment (2010), Las cuentos de Hoffmann (2013) y Cendrillon (2013), Pelly presenta una historia a caballo entre el amor y la diferencia de edad. La obsesión de un viejo rico para casarse y negar el amor a su sobrino Ernesto con Norina es el eje central de la ópera que Pelly presenta con una impactante escenografía que acaba boca abajo. Enredos, lecciones de vida y muchos obstáculos para reencontrar un final feliz donde el doctor Malatesta consigue unir a la joven pareja después de escarmentar a Don Pasquale con un falso matrimonio.

ABAO-OLBE

El 24 de octubre da comienzo la 64 temporada de ABAO-OLBE con una programación lírica que incluye cinco grandes obras representativas de la mejor ópera. Verdi, Donizetti, Bellini, Puccini y Rossini traen a la escena bilbaína dos títulos poco frecuentes: Manon Lescaut y Roberto Devereux; dos de referencia en la historia de la lírica: La sonnambula e Il barbiere di Siviglia; y un estreno: la versión original de 1867 de Don Carlos. Además, ABAO programa por primera vez en su historia la colosal Messa da Requiem de Verdi.

Una nueva temporada de grandes historias. Ópera y literatura como catalizador de música, voces y sentimientos, y donde debutan quince cantantes, dos directores de escena y dos maestros de primer nivel junto a destacados intérpretes conocidos en Bilbao como: Daniela Barcellona, Orlin Anastasov, Gregory Kunde, Elena Mosuc, Antonino Siragusa, Mirco Palazzi, José Antonio Sanabria, Ainhoa Arteta, Angela Meade o Erwin Shrott.
Además, ABAO-OLBE mantiene todas las actividades de su programa socio-cultural, en un paso más por integrar a la sociedad en un amplio proyecto multidisciplinar que engloba: formación, divulgación, actividades artísticas y editoriales, total o parcialmente subvencionadas por la Asociación: la publicación de la revista Scena y del libro de temporada, con artículos inéditos de especialistas; una nueva edición del ciclo gratuito de Conferencias de introducción a la ópera programado para descubrir los entresijos de cada título; la Semana Verdi de ABAO que cumple su X edición al igual que el programa Opera Berri para atraer nuevos aficionados; la temporada Abao Txiki y el programa didáctico que cumple 25 años de actividad.

64 TEMPORADA DE ÓPERA CON SABOR ITALIANO

DON CARLOS
· Versión íntegra en francés, con el acto de Fontainebleau y el ballet de la Peregrina, interpretado por el Malandain Ballet de Biarritz.
· Debuts extraordinarios de Giuseppe Gipali, Mª José Siri y Mika Kares.
Don Carlos de Giuseppe Verdi inaugura la temporada el 24 de octubre. Basado en el drama “Dom Karlos, Infant von Spanien” de Schiller, narra los hechos históricos y los conflictos del infante Don Carlos, Isabel de Valois y el rey Felipe II. Casi cinco horas de ópera monumental. Una joya indiscutible que pocas veces puede verse y que se estrena por primera vez en Bilbao.
El reparto está encabezado por los debuts de Giuseppe Gipali, Mª José Siri y Mika Kares y los regresos de Daniella Barcellona, Orlin Anastassov y Juan Jesús Rodríguez. En el foso el maestro Massimo Zanetti, que vuelve a Bilbao tras dirigir con éxito Madama Butterfly el pasado mes de febrero, para ponerse al frente de la Bilbao Orkestra Sinfonikoa. En escena una nueva producción de ABAO, en coproducción con Sevilla, Oviedo y Tenerife, firmada por el polifacético Giancarlo del Monaco. Elegante, sugerente, muy cuidada en lo teatral y muy vistosa gracias a la iluminación y un vestuario rico en matices y lleno de detalles suntuosos.

ROBERTO DEVEREUX
· Grandes voces en el olimpo internacional: Gregory Kunde y Elena Mosuc.
· Duelo de divas con el esperado debut de Clementine Margaine.
· En la dirección musical, Josep Caballe-Domenech, una de las batutas más importantes de la actualidad.
En noviembre llega Roberto Devereux de Donizetti, obra que cierra el ciclo Tudor o “trilogía de las reinas” del compositor italiano. Gregory Kunde, Elena Mosuc, el debut de Clementine Margaine y Vladimir Stoyanov en el cuarteto protagonista. Al frente de la Euskadiko Orkestra Sinfonikoa el maestro de gran proyección internacional Josep Caballé-Domenech. En el escenario una producción de la Ópera de Las Palmas-ACO de corte clásico, con momentos de carga dramática sublime en algunos pasajes, ideada por el debutante Mario Pontiggia.

LA SONNAMBULA
· Ópera cumbre del bel canto romántico italiano y una de las más representadas de Bellini.
· Jessica Pratt interpreta el rol de Amina en su presentación en Bilbao.
2016 se abre con La Sonnambula de Bellini, una de las cumbres del bel canto romántico italiano. De los dos personajes principales se encargan Jessica Pratt, debutante en la temporada bilbaína, y Antonino Siragusa. En escena una producción muy visual del Teatro Bolshói de Moscú concebida por Pier Luigi Pizzi, poética, muy visual y con mucho movimiento escénico. En el foso, José Miguel Pérez Sierra hábil conocedor del bel canto italiano, dirigiendo a la Bilbao Orkestra Sinfonikoa.

MANON LESCAUT
· Un dúo de excepción: Ainhoa Arteta y Gregory Kunde.
· Pedro Halffter en el foso y Stephen Medcalf en la dirección de escena debutan en ABAO.
La obra de Puccini llega en febrero para envolvernos en una fascinante y trágica historia que encumbró al maestro toscano como uno de los referentes de la escuela verista. Ponen voz a esta sinfonía en cuatro movimientos que no va a dejar indiferente a nadie, un dúo de excepción: Ainhoa Arteta y Gregory Kunde. Hace su presentación en ABAO el destacado director musical Pedro Halffter para afrontar una de las partituras más complejas del repertorio pucciniano. Atenta a su batuta la Euskadiko Orkestra Sinfonikoa. Producción basada en los flashbacks procedente del Teatro Regio di Parma ideada por el debutante en ABAO Stephen Medcalf, con una escenografía de gran eficacia visual llena de elementos versátiles.

IL BARBIERE DI SIVIGLIA
· Debuts de Marco Caria y Annalisa Stroppa en los roles principales y de Ottavio Datone en la dirección musical.
· Premiada puesta en escena de Emilio Sagi, para celebrar el bicentenario del estreno de esta ópera.
En mayo la ópera bufa por antonomasia de Rossini, llena de gracia, humor y vitalidad, pone un magnífico colofón a la temporada en el año que se celebra el bicentenario de su estreno. En el elenco las presentaciones de Marco Caria y Annalisa Stroppa junto a MIchele Angelini, Carlos Chausson y Nicola Uliveri. En el escenario una exquisita producción, Premio Teatro Campoamor 2005 de Emilio Sagi de ágil escenografía y espectacular vestuario proveniente del Teatro Real. Debut de una de las batutas que mejor conoce este tipo de repertorio en el ámbito internacional, Ottavio Dantone, al frente de la Orquesta Sinfónica de Navarra.
El Coro de Ópera de Bilbao, dirigido por Boris Dujin, se ocupa de la parte coral de la temporada.

POR PRIMERA VEZ EN ABAO: MESSA DA REQUIEM DE VERDI
El 16 de abril ABAO estrena por primera vez en su historia esta composición sacra, considerada como la gran obra maestra de Giuseppe Verdi. Es una composición en siete movimientos con un poder dramático indescriptible, para gran orquesta, gran coro y cuatro voces solistas. En Bilbao estará interpretado por la debutante Angela Meade, Erwin Shortt, Dolora Zajick, y un tenor aún por confirmar; arropados por el coro de Ópera de Bilbao, dirigido por Boris Dujin, y la Orquestra Sinfónica de Navarra, bajo la batuta del director de orquesta italiano Francesco Ivan Ciampa.

OPERA BERRI ALCANZA LA X EDICIÓN
· Se recupera el programa de dos títulos en la X edición de Opera Berri: La sonnambula e Il babiere di Siviglia.
· Se esperan 4.200 espectadores y volver a colgar el cartel de “no hay entradas”.
Esta iniciativa de ABAO-OLBE, desarrollada con el objetivo de acercar la ópera a nuevos públicos con títulos muy conocidos y entradas que rondan el 50% de su precio habitual, es un proyecto con enorme aceptación, que cumple una función socio-cultural aportando valor a la sociedad y que en su X aniversario recupera el programa de dos títulos.
Esta edición las óperas representados serán: La Sonnambula de Bellini el 30 de enero con Irina Duvrovskaia y José Antonio Sanabria en los roles de Amina y Elvino, y el 15 de mayo Il barbiere di Siviglia de Rossini con Damián del Castillo y Marifé Nogales como Figaro y Rosina.

ABAO TXIKI, ESPECTÁCULOS PARA TODA LA FAMILIA
Cinco títulos suben a las tablas del Teatro Arriaga, un estreno absoluto en euskera y cuatro reposiciones, dentro de la undécima temporada de ópera dirigida a los espectadores más jóvenes y para el disfrute de toda la familia. Una reafirmación del compromiso social y educativo que asume ABAO-OLBE para despertar el interés cultural del público de menor edad.
El concierto dramatizado Soñando el carnaval de los animales con música de Debussy y Saint-Saëns e ideado por la Compañía Etcétera abre en octubre la temporada.
En enero llega El flautista de Hamelin, una ópera basada en el popular cuento de los hermanos Grimm con música de Iñigo Casalí, y dirección de escena de Pablo Ramos.
A finales de febrero sube a escena, La cenicienta; una adaptación para el público infantil de La Cenerentola de Rossini llevada a cabo por Comediants.
El estreno absoluto de la temporada llega en marzo, Txanozuritxu, ópera en euskera para cinco músicos y ocho cantantes. Una versión libre del popular cuento infantil con música de Carlos Imaz y dirección de escena de Mitxel Santamarina producida por ABAO-OLBE para conmemorar el 25 aniversario del Programa Didáctico.
Cierra este programa a finales de mayo Guillermo Tell, una trepidante y divertida adaptación de la ópera de Rossini producida por el Gran Teatre del Liceu.
La undécima temporada de ABAO TXIKI cuenta con diecisiete funciones de sesiones en familia y cinco funciones escolares en las que participan 35 centros educativos y 4.000 alumnos.

EL PROGRAMA DIDÁCTICO CUMPLE 25 AÑOS
El Programa Didáctico de ABAO-OLBE complementa la temporada de ópera infantil con su amplia oferta de actividades para acercar el mundo de la lírica a los jóvenes a través de charlas didácticas, talleres, visitas al teatro y asistencia a ensayos pregenerales y generales. 180 centros educativos y más de 19.000 personas participan anualmente en las distintas actividades desarrolladas.
ABAO-OLBE celebra este año el 25 aniversario de esta iniciativa, pionera en el Estado con el estreno absoluto de la ópera en euskera Txanozuritxu.

TUTTO VERDI
Esta temporada el emblemático proyecto de ABAO-OLBE, TUTTO VERDI, alcanza su décima edición y continua fiel a su objetivo de descubrir al genial maestro italiano en sus todas sus facetas. En la parte artística, los dos estrenos de la temporada: Don Carlos y la Messa da Requiem de Verdi. En la cultural, entre otras actividades, la X Semana Verdi de ABAO, en colaboración con Deusto Forum, que ya ha traído a Bilbao más de medio centenar de conferenciantes de Europa y América y que esta edición contará con la presencia entre otros de Chrisytian Merlin, Luisa Cymbron, Suddeutsche Zeitung y Jorge Volpi, para situar la figura de Verdi en Francia, Portugal, Alemania y Latinoamérica; Ignacio Cobeta para ofrecer la relación de Verdi y la vocalidad, y una visión transversal de la obra del maestro y la gastronomía.

 

Celso Albelo

Celso Albelo debutará el papel de Percy, protagonista de la ópera Anna Bolena de Donizetti, en la Wiener Staatsoper en su regreso al principal escenario operístico de Austria en el que ya se le ha aplaudido en otras óperas del compositor italiano, como L’elisir d’amore y Roberto Devereux, además de en La Sonnambula, de Bellini. En este regreso vienés con debut incluido, los días 10, 13, 17 y 20 de abril, lo hará nada menos que al lado de la soprano Anna Netrebko, una de las grandes divas de la actualidad.

“Hacía mucho tiempo que le tenía ganas a este papel, ya que he cantado las otras dos óperas de la trilogía Tudor de Donizetti, Maria Stuarda y Roberto Devereux”, afirma el cantante. “Estuve a punto de interpretarlo por primera vez en el Teatro Verdi de Trieste, en 2012, pero entonces tuve que cancelarlo debido a que me afectó una infección bronquial. Fue muy frustrante, porque íbamos a hacerlo junto con mi admirada Mariella Devia, pero me sacaré la espinita en mayo, ya que después de cantarla en Viena la haré en mi tierra, en Tenerife, y precisamente junto a Mariella Devia”.

Celso Albelo llega a este personaje después de otro gran debut belcantista, aunque rossiniano: el de Arnold de Guillaume Tell (en la Ópera de Montecarlo y en el Théâtre des Champs-Élysées de París). Antes acababa de incorporar a su repertorio su segundo papel en el género de la zarzuela, Javier, de Luisa Fernanda y junto a Plácido Domingo, en el Palau de les Arts de Valencia.

Después de su última gira por Japón, comenzó la temporada en A Coruña con La Traviata, para viajar más tarde a Palermo, Viena y Berlín. En marzo interpreta de nuevo a Nemorino de L’elisir d’amore (Módena y Parma) y en los próximos meses le esperan compromisos en Bonn, Valencia o Macerata, todo ello antes de su esperado debut en el Metropolitan Opera House de Nueva York con Maria Stuarda en enero del próximo año.

Maria Stuarda

El Gran Teatre del Liceu ha programado 11 funciones entre el 19 de diciembre y el 10 de enero de 2014 de Maria Stuarda de Donizetti.

La mezzosoprano Joyce DiDonato, después de conseguir con este título grandes éxitos en el Covent Garden de Londres y en el Metropolitan de New York, llega al escenario del Liceu para cantar el papel protagonista de Maria Stuarda ; Javier Camarena, el tenor mejicano del momento que está triunfando , interpretará el papel del conde Roberto Leicester; Sílvia Tro Santafé, la reconocida mezzosoprano valenciana que debuta en el papel de Elisabetta y el bajo Michele Pertusi, en el papel de Giorgio Talbot serán los intérpretes del primer reparto de Maria Stuarda. Los cantantes Majella Cullagh, Marianna Pizzolato, Antonio Gandía y Mirco Palazzi, se alternarán con los anteriores en los papeles protagonistas de la ópera.

La ópera Maria Stuarda de Gaetano Donizetti, una de las tres óperas del compositor que, junto aRoberto Devereux y Ana Bolena forman parte de la conocida “trilogía Tudor”, se ha representado poco en el Liceu (17 veces) pero algunas de las representaciones han dejado una huella importante, y sobre todo , gracias a Montserrat Caballé (1969). La última vez que se cantó, en noviembre de 2003, en versión concierto, fue protagonizada por Edita Gruberová, Sonia Ganassi y Juan Diego Flórez.

La puesta en escena es una nueva coproducción del Liceu con teatro de gran prestigio como la Royal Opera House Covent Garden (Londres) , Teatro Wielki Opera Narodowa (Varsovia) (Ópera Nacional Polonesa) y el Theatre des Champs Elysées (París) con un vestuario donde los personajes femeninos lucen unos espectaculares vestidos de época. La dirección escénica es de Patrice Caurier y Moshe Leiser responsables también de la Madama Butterfly , que se representó en Liceo los meses de marzo y julio de 2013.

El director de orquesta Maurizio Benini, invitado habitual en el Metropolitan Opera House de New York, experto en el repertorio belcantista, es el responsable musical de la ópera, interpretada por la Orquestra Simfònica y el Cor del Liceu (dirigido por su director titular, el maestro Peter Burian).

Camarena

Si histórico fue el “bis” que el pasado día 7 de noviembre realizó el tenor mexicano Javier Camarena, más histórico resulta un segundo “bis” apenas 3 días después. En la última representación del primer reparto de La fille du régiment, con el aria “Ah! mes amis”, en el Teatro Real de Madrid, es donde ha tenido lugar tan insólito acontecimiento. Es Camarena uno de los tenores más interesantes que se pueden escuchar hoy en los principales escenarios. Con una voz clara, consistente y esmaltada, que penetra como un haz de luz agitando a un público madrileño que ya le ha adoptado como tenor de referencia. Así quedó demostrado tras la gran ovación, esta vez sin necesidad de publicidad previa, que recibió con gran parte del Teatro en pie.

Podremos volver a escucharle en diciembre y enero en el Liceu de Barcelona, en “Maria Stuarda” de G. Donizetti.

Desirée Rancatore en la Fille du Régiment

Como muy acertadamente dice Jaume Radigales en el programa de mano, “La fille du régiment es una ópera deliciosamente inútil… Esta obra demuestra que la ópera también puede ser, en definitiva, espectáculo para todos los púbicos y para pasárselo bien sin intentar encontrar metafísicas estériles.”

Y no resulta fácil elaborar una obra sin demasiadas pretensiones intelectuales sin caer en la vulgaridad o la simpleza. Esta ópera demuestra sus cualidades a fuerza de representaciones. Esta aclamada producción en concreto, la de Pelly, le ha proporcionado un gran valor añadido. A ello ha contribuido enormemente la adaptación que de los textos originales ha hecho Agathe Mélinand, actualizando unos diálogos ingenuos que han pasado a ser naturales, espontáneos, asequibles y atemporales.

París, 1840, Donizetti. Que se considera a sí mismo el mejor compositor de Italia en esos momentos, tras la muerte de Bellini y la todavía juventud de Verdi, recibe el encargo de París de una ópera comique, algo que sería fundamental para consagrar su carrera a otro nivel. Escribe dos obras, ambas de género, La faborite y La fille du régiment. Es en esta última en la que Donizetti realiza un gran esfuerzo por someterse a los cánones y gustos del momento. Escribe una ópera cómica, popular y con las obligadas intrigas amorosas y crítica social.
Como recuerda el director artstico Joan Mataboch, el extraordinario éxito en su estreno en la Opéra Comique de París, levantó las iras de Berlioz que llegó a escribir en un periódico parisino: “Nos trata como un país conquistado”.

Para que una obra puramente de repertorio como esta se consolide, necesita un director musical y de escena que trabajen en la misma dirección, bajo los códigos que dejó bien definidos su compositor. No es fácil entender las claves de una ópera aparentemente sencilla, pero que no lo es en absoluto. Y quien mejor puede descifrar las coordenadas de una obra belcantista romántica como La fille du régiment, es sin duda Bruno Campanella, uno de los mayores expertos del belcanto y gran conocedor de todos sus matices que, de la mano del director de escena Laurent Pelly, han colocado esta producción de la ópera de Donizetti en una posición privilegiada dentro del repertorio actual.

Es esta la primera vez del escenógrafo Laurent Pelly en el Teatro Real de Madrid, y se presenta con una de sus producciones más conocidas y celebradas. Encontrando sentido al patriotismo francés que destila la obra, Pelly ha situado la acción en la primera Guerra Mundial y ha sabido entresacar la parte más tierna de una situación histórica tan dramática. Destacar también sus figurines, de inspiración clásica, elegantes y llenos de imaginación.
La escenografía es exquisita. Llenísima de elementos, todos ellos imprescindibles. Sin excesos, sin extravagancias, nada distrae de las escenas. Cada elemento lleva el oído y la mirada al lugar adecuado. Todo tiene coherencia y un sentido teatral lleno de significado. Se nota la brillantez de la escenógrafa Chantal Thomas y de la coreógrafa Laura Scozzi.

En una obra como esta, donde la profundidad de la trama no existe, es cuando adquieren peso y protagonismo los cantantes. Nuestra función en concreto corresponde a lo que llaman segundo reparto, que en ocasiones no es tal.
Desirée Rancatore no actuaba en el Real desde 2006 y claro, lo primero que se puede comprobar es la evolución de su voz y de su oficio. Es Marie un personaje para el que se requiere una voz ligera pero enérgica. Y es aquí donde se marca la diferencia con el otro reparto, Rancatore aborda su personaje con valentía. A su tremenda seguridad sobre el escenario hay que sumar su vigorosa voz, su manejo de la coloratura y de los endiablados sobreagudos de los que desciende con facilidad a la vez que pela patatas o es elevada por los aires.
Las dificultades vocales que presenta Marie le obligan en alguna ocasión a tirarse al barro, pero la de Palermo tiene carácter para salir más que airosa de tantas exigencias. Su capacidad teatral es indudable. Supo dar al personaje la chispa y el carácter de una joven con ademanes masculinos y, a la vez, la melancolía de la Marie más tierna. Así lo demostró en el aria del primer acto “il faut partir”, transmitiendo emoción y que le valió los primeros bravos de la noche.

Antonio Siragusa, como Tonio, dejó destellos de un hermoso timbre que lució en las notas altas. Más dificultades tuvo en los tonos medios y graves, a los que debe acompañar de mayores y mejores apoyos. El aria más conocida de “A mes amis”, que no por ello de mayor dificultad, estuvo muy bien resuelta hasta el último Do, del que pareció asustarse y en el que podría haberse lucido mucho más.

El madrileño Luis Cansino, como Sargento Sulpice, estuvo gracioso sin excentricidades, cosa que se agradece. No tuvo que sobreactuar para demostrar comicidad y ser entrañable. Sólida y contundente voz que acompañó equilibradamente al resto del reparto en las arias de conjunto.

Rebeca de Pont Davis confeccionó una Marquesa de Berkenfield suficiente. No es Ewa Podles en lo vocal, pero tiene otras cualidades artísticas. Divertida y teatral sin abandonar en ningún momento la elegancia sobre el escenario.

Debutaba también en el Real el director musical, Jean-Luc Tingaud, y lo hizo con soltura y brío. Posee gran sensibilidad que supo transmitir al foso y a los cantantes. La Orquesta sonó luminosa.

La presencia de Ángela Molina, interpretando a una malvada y cruel Duquesa de Crakentorp, es un atractivo más de la producción. Se nota su presencia escénica, el oficio y el arte, que elevan el nivel de teatralidad, una de las cualidades de esta ópera.

Hacía tiempo que el público del Teatro Real no disfrutaba así ni se mostraba tan satisfecho. Efectivamente, todo no es metafísica y ya es un logro importante que el público salga del teatro con una gran sonrisa, pero lo queremos todo, lo sencillo y lo sublime.

La fille du régiment
Gaetano Donizetti (1797-1848)
Opéra-comique en dos actos
libreto de J. H. Vernoy de Saint-Georges y Jean-François-Alfred Bayard
Estrenada en la Opéra Comique de París, el 11 de febrero de 1840
Coproducción del MET de Nueva York, la Royal Opera House Covent Garden
de Londres y la Wiener Staatsoper.
D. musical: Jean-Luc Tingaud
D. de escena y figurinista: Laurent Pelly
Realizador de la dirección de escena: Christian Räth
Escenógrafa: Chantal Thomas
Adaptadora de textos: Agathe Mélinand
Iluminador: Joël Adam
Coreógrafa: LAura Scozzi
D. de coro: Andrés Máspero
Reparto: Desirée Rancatore, Antonio Siragusa, Rebecca de Pont Davies,
Luis Cansino, Isaac Galán, Mathieu Bettinger, Pablo Oliva.
Coro y Orquesta Titulares del Teatro Real.

Fotografías: Javier del Real
Vïdeo: Teatro Real

Celso Albelo en L'elisir d'Amore

La historia de L’elisir d’amore de Gaetano Donizetti en el Real, se remonta a los primeros años de historia del Teatro madrileño. Subió a escena por primera vez en 1851, un año después de su inauguración por la Reina Isabel II. Desde entonces es la ópera que más veces se ha representado, con las funciones de esta producción serán más de 80, y siempre con un gran éxito de público.
Esta obra de Donizetti, que cuenta con la influencia de sus contemporáneos Rossini y Bellini, melodramma bufo y romántico, presenta todos los componentes del género del postbelcantismo. Pero no es solamente bufa, posee una carga dramática y emotiva que queda muy bien reflejada en el melancólico Nemorino. Su argumento, tradicional y sencillo. Una gran economía de medios, tanto en la orquestación como en la acción y una música efectista y armoniosa que, aunque aparentemente simple, resulta bella. A esto se unen la frescura y el optimismo que destila la obra. Argumentos suficientes para ofrecer, con garantías de éxito, a un público de la época que no necesitaba más para quedar satisfecho.
Quiero pensar que estas razones no sean suficientes en la actualidad. Aunque nunca hay que despreciar la necesidad y la importancia del esparcimiento, aunque sea por un momento, pero es más que de agradecer asistir a una producción con algún valor añadido, precisamente para darle continuidad a la maestría de su composición. La importancia de las voces, la dirección musical y la escenográfica, resultan pues fundamentales.

La dirección musical quiso recuperar de la partitura original una orquestación fresca y ligera. Con la intención de obtener un resultado de finura y elegancia en la interpretación musical. Pero Vicente Alberola, que solo dirigía dos funciones, no se complicó y su dirección, no es que resultara poco arriesgada, es que no tuvo sustancia. El resultado fue plano y poco inspirador.

Todo lo contrario ocurrió con la escenografía del joven Damiano Michieletto. Era su debut en el Real y había cierta curiosidad por sus éxitos, un cada vez mayor reconocimiento y algún que otro sonado fracaso.
Su apuesta para L’elisir d’amore ha sido la de una playa actual a la que no le faltaba un detalle. Ni en atrezo ni en peculiaridad y variedad de personajes. En principio todo muy original.

Eleonora Buratto, como Adina, ha evolucionado desde su Don Pasquale de la temporada pasada. Su generoso volumen de voz se acompaña de una buen proyección y dicción. Comenzó con algo de nasalidad que corrigió en seguida. Hermosa voz y buena presencia de un personaje con poca exigencia teatral.
Al joven Antonio Poli le venía un poco grande el papel de Nemorino. Su voz apunta muy buenas maneras pero tiene trabajo por delante. Posee una buena línea melódica pero le falta fiato y tensión en los pianos. Carece de vena cómica, capacidad teatral e importancia en escena, sobre todo tratándose de un rol principal.
Erwin Schrott, el bajo-barítono (más barítono que bajo) uruguayo que interpretó a Dulcamara, tuvo una aparición en escena espectacular. El momento redbull, incluyendo azafatas, marketin y todo terreno, hizo las delicias de un, hasta ese momento, mortecino público. Su Dulcamara no era precisamente bufo. Se trata de un macarra de playa que trapichea con ciertas sustancias. Una de ellas la sustancia protagonista. Su voz es potente, a veces demasiado y, si bien no trazó el personaje adecuado en lo teatral, si levantó la obra desde que apareció en escena. EL público lo celebró y agradeció en los aplausos.
Fabio Maria Capitanucci como Belcore tampoco estuvo a la altura del personaje. Su voz carece de brillo y matices y tampoco resolvió en escena. Le falta chispa, aunque estuvo más acertado en la parte bufa que Schrott.
Ruth Rosique, como Giannetta, nos dejó a todos con ganas de más. Ya es hora de ofrecerle a esta joven soprano sanluqueña un personaje más importante. Tenemos voces de gran calidad que llenarían muy bien personajes principales sin necesidad de recurrir a terceros repartos internacionales. Pero los terceros repartos, como es el caso, también son de dios.

L’elisir d’amore
Gaetano Donizetti (1797-1848)
Teatro Real, 8-12-2013
Melodramma giocoso en dos actos (1832)
Libreto de Felice Romani, basado en el texto
de Eugène Scribe para la ópera Le philtre de
Daniel-François-Esprit Auber
Nueva producción del Teatro Real en coproducción
con el Oalau de les Arts de Valencia
D. musical: Marc Piollet
D. escena: Damiano Michieletto
iluminador: Alessandro Carletti
D. coro: Andrés Máspero
Reparto: Antonio Poli, Eleonora Buratto, Fabio
Maria Capitanucci, Erwin Schrott y Ruth Rosique.