El Choro

El bailaor se presenta en el Teatro Real con un espectáculo en el que exhibirá su maestría y personalidad acompañado por Ismael de la Rosa “El Bola” y Moi de Morón, en el cante, y Juan Campallo, a la guitarra.

Las próximas citas de Flamenco Real serán el miércoles 16 de diciembre y el jueves 17 de diciembre, ambas protagonizadas por la bailaora Alba Heredi.

En la actual edición se han rebajado los precios un 15%, en relación con las anteriores, y se han creado nuevas categorías cuyos precios que oscilan entre los 25 y los 65 euros.

Sin un argumento definido, sin un hilo conductor, bailar para interpretar el baile, bailar desde la raiz flamenca con luz propia …así se presenta, por primera vez en el Teatro Real, el bailaor Miguel Fernández Ribas “El Choro”, nombre consolidado ya de las nuevas generaciones que mañana, jueves 26 de noviembre, ofrecreá al público de Flamenco Real su manera de entender el arte con el espectáculo Mi baile.

El Choro aprende las bases del flamenco de su padre, también llamado el “El Choro”. Amplia y profundiza su formación con Manolo Marín y Javier Cruz hasta que, en 1999, gana el II Certamen de Baile Flamenco Joven de Huelva y, a partir de este momento, instalado ya en Sevilla, continúa sus estudios con maestros como Javier Barón, Israel Galván, Rafael Campallo y Antonio Canaeles, entre otros.

Tras su participación en importantes compañías, lideradas por Vicente Amigo, Manuela Carrasco, Israel Galván o Javier Barón, se lanza a su primera aventura en solitario en 2016 con el espectáculo “Aviso: Bayles de Jitanos” en el XX Festival de Jerez con el que, bajo la dirección de Rafael Estévez y producido por la Fundación Cristina Heeren con la colaboración del Instituto Andaluz del Flamenco, consigue el Premio Revelación del Festival.

En su espectáculo de presentación en el Teatro Real, Mi baile, estará acompañado por los cantaores Ismael de la Rosa “El Bola” y Moi de Morón, y el guitarrista Juan Campallo.

En esta tercera edición, FLAMENCO REAL se adapta a la actual normativa de seguridad sanitaria cambiando la configuración y estructura de todo el ciclo. Así, el formato anterior, con sillas y mesas con vino español, a semejanza de un tablao, se ha sustituido por butacas dispuestas en semicírculo, como un auditorio, de las que se ocuparán apenas 130 asientos (40% del aforo total), guardando la debida distancia de seguridad.