Un reparto de lujo, con Joyce DiDonato, Elsa Benoit, Renato Dolcini, Xavier Sabata, Franco Fagioli y Andrea Mastroni, actuará junto con la orquesta Il Pomo d’oro, bajo la dirección del clavecinista Maxim Emelyanychev. [Reparto y biografías en el Programa de mano]

La presentación de Agrippina, de Georg Friedrich Händel (1685-1759), el próximo 16 de mayo, se sumará a los diez títulos de este compositor que se han ofrecido en el Teatro Real desde su reapertura: Giulio Cesare (2002), Ariodante (2007), Tamerlano (2008), Il trionfo del tempo e del disinganno (2008), Tolomeo, Re d’Egitto (2009), Theodora (2009), Agrippina (2009), Alcina (2015), Rodelinda (2017) y Ariodante (2018).

La ópera será interpretada en versión de concierto con un reparto de cantantes muy afines a este tipo de repertorio, como las sopranos Joyce DiDonato (Agrippina) y Elsa Benoit (Poppea), el bajo-barítono Renato Dolcini (Claudio), los contratenores Franco Fagioli (Nerone), Xavier Sabata (Ottone/Giunone) y Carlo Vistoli (Narciso), el bajo Andrea Mastroni (Pallante) y el barítono Biagio Pizzuti (Lesbo). Actuarán junto a la orquesta Il Pomo d’oro, que ha tocado en el Teatro Real dos veces en 2017 en sendos conciertos protagonizados por Joyce DiDonato y Franco Fagioli, dirigidos, como en esta ocasión, por Maxim Emelyanychev.

La fecunda estancia del joven Georg Friedrich Händel en Italia durante cerca de 3 años y medio, de 1706 a 1710, sería determinante en el devenir de su carrera creativa y profesional, que culminaría en Londres, donde el compositor ‘reinaría’ durante más de cuatro décadas, con una actividad frenética como compositor y empresario, componiendo ahí sus páginas de más alto vuelo e inspiración, sin abandonar jamás la fuerte influencia de la ópera seria italiana, incluso cuando sus preceptos eran ya anacrónicos.

Agrippina, sexta de las 42 óperas de Händel, fue escrita como colofón a ese fecundo trienio italiano y estrenada con todos los honores en el fastuoso teatro San Giovanni Grisostomo de Venecia, bajo el auspicio de los hermanos Grimani -uno de los cuales, Vincenzo Grimani, está considerado el probable autor del libreto-. El reparto estelar, que reunía a algunos de los mejores cantantes de entonces, contribuyó sin duda al estruendoso éxito del estreno, en el que Händel fue ovacionado con sonoros ¡Viva il caro Sassone!, aludiendo a su origen sajón que dejaba su impronta sobre todo en la riqueza armónica de la partitura.

El libreto de la ópera, cuya trama, basada en personajes históricos, es típica del melodrama veneciano del siglo XVII, ha sido interpretado frecuentemente como una crítica al papa Clemente XI -asociado al personaje de Claudio -y a la depravación de la curia romana; o como una evocación de la Guerra de Sucesión española, con el enfrentamiento entre Felipe de Anjou y Carlos de Austria reflejado en la disputa entre Nerone y Ottone. En ambos casos el libretista, perteneciente a la poderosa familia veneciana de los Grimani, apoyaba abiertamente la causa finalmente perdedora, de los Habsburgo.

Pese a que Agrippina es una obra de juventud, conformada mayoritariamente con páginas musicales retiradas de obras anteriores de Händel-algunas extraídas también de obras de compositores coetáneos-, la partitura ostenta muchas de las cualidades ‘hendelianas’ que crecerán a lo largo de su carrera: articulación de recitativos, arias y números de conjunto con coherencia y continuidad dramatúrgica; personajes con entidad psicológica individualizada; rigor estructural de la partitura, maestría en el uso de la escritura armónica, cromatismo y modulación, etc.

De la valía de esta gran partitura dará cuenta el concierto del próximo 16 de mayo, que traerá al Teatro Real una nueva partitura de Händel, compositor cada vez más asiduo en el repertorio de los teatros líricos.

Serse

Franco Fagioli protagoniza la primera grabación mundial de la ópera “Serse” de Handel con un contratenor en el papel principal de Serse, originalmente cantado por un soprano castrato.

El contratenor encabeza un reparto estelar acompañado por el conjunto historicista Il pomo d’oro y la batuta de Maxim Emelyanychev.

REPARTO

Franco Fagioli, Serse
Vivica Genaux, Arsamente
Inga Kalna, Romilda
Francesca Aspromonte (courtesy Pentatone), Atalanta
Andrea Mastroni, Ariodate
Delphine Galou, Amastre
Biagio Pizzuti, Elviro
Cantica Symphonia, choir (Giuseppe Maletto, director del coro)
Il Pomo d´Oro Orchestra
Maxim Emelyanychev, director musical

“Franco Fagioli fue perfecto como el impredecible tirano… Verdaderamente confirmó su estatus como el contratenor estrella de su generación. Su paleta de colores vocales fue vasta, su coloratura, perfecta, y su musicalidad y sentido del estilo barroco asombrosos. […] El resto del reparto estuvo a la altura, todos ellos especialistas barrocos con una coloratura clara y brillante. […] La orquesta fue Il pomo d’oro, un conjunto de época creado en 2012, que se ha consolidado como uno de los más interesantes del panorama musical actual. Confirmaron su posición con una actuación precisa y reflexiva, dinámicas matizadas y un estilo perfecto. Maxim Emelyanychev dirigió desde el clave con energía e impulso; Su juventud, evidente en su aspecto juvenil, contrastó con su indiscutible experiencia y habilidad.

FRANCO FAGIOLI

Franco Fagioli, una de las voces más privilegiadas de nuestros días, presenta su personal selección de arias de Handel, un compositor estrechamente vinculado a los hitos de su carrera. Su sensual y aterciopelada voz no conoce límites y su coloratura virtuosística e intensidad emocional aportan un enfoque único a este repertorio, a través del cual Fagioli explora la amplia gama de emociones y affetti musicali típicos hendelianos.

El álbum supone el reencuentro de Fagioli con la dinámica orquesta Il pomo d’oro, con la cual el cantante está de gira presentando el álbum en los mejores teatros europeos.

“Handel Arias” es un ambicioso proyecto internacional con gran participación española en su producción.

EL factor “Carne de gallina”
Las interpretaciones de Haendel de Franco Fagioli nos llevan a un viaje sensual de descubrimiento

Está previsto que el más reciente recital grabado por el contratenor Franco Fagioli para Deutsche Grammophon, Arias de Haendel, se publique internacionalmente el 12 de enero de 2018. Grabado con el grupo especializado de instrumentos originales Il pomo d’oro, el disco incluye una selección personal de Fagioli de doce arias predilectas del rico y colorista mundo operístico de Handel, incluidos fragmentos de Serse, Rinaldo y Ariodante. Fagioli e Il pomo d’oro interpretarán este repertorio de gira en diversas salas y teatros de Francia, Alemania, Bélgica y España en enero y marzo de 2018.

El contratenor argentino Franco Fagioli es un verdadero animal escénico, aprovechando su tremenda capacidad para expresar emoción, así como su virtuosismo vocal, para que los personajes que interpreta cobren vida. Está en su líquido elemento en las coloristas óperas barrocas de Haendel, que le permiten desplegar al máximo todos los aspectos de su monumental talento.

Para su nuevo disco, Arias de Haendel, cuyo lanzamiento internacional está programado el 12 de enero de 2018, Fagioli ha buceado en las riquezas de las obras del compositor para reunir doce de sus arias predilectas. Se trata de piezas que reflejan muchos de los momentos definitorios de su carrera, explica: música que le provoca el “factor carne de gallina”. “Cuando estaba grabando, era como si estuviera realizando instantáneas de momentos que quería capturar para siempre”, dice. “Al elegir las arias, mi único criterio fue este: ¿qué piezas me emocionan más cuando las canto?” El resultado es una selección deslumbrante ‒y muy personal‒, que revela la profunda veneración que siente Fagioli por este gran compositor barroco. “Las óperas de Haendel son una música ineludible para cualquier contratenor”, señala. “Su inimitable estilo cautivaba tanto a los cantantes como a los públicos. Podría decirse que fue la estrella de Broadway del Barroco”.

Además de piezas tan famosas como “Ombra mai fu” de Serse o el aria de bravura “Venti turbini” de Rinaldo, Fagioli también ha elegido joyas en miniatura, como la radiante y etérea “Ch’io parta?” de Partenope, o “Dopo notte” de Ariodante, que se deleita en una luz dorada. Al margen de la popularidad de las arias, él ha llegado a sus propias interpretaciones personales, todas ellas impregnadas de su profunda comprensión de Haendel y su tiempo, así como de una conciencia de sus propias fuerzas que refuerzan su inspiración. Fagioli estaba decidido a que las grabaciones transmitieran el desarrollo emocional de los diversos personajes, aun careciendo del contexto de la ópera completa, y lo consigue de un modo tan extraordinario que oímos incluso las arias más famosas con oídos renovados y somos sensibles a todos los “affetti virtuosi” de la música.

Franco Fagioli ha encontrado los compañeros perfectos para esta incursión en los mundos sonoros de Haendel en los músicos del conjunto barroco italiano Il pomo d’oro. Desde que se formó en 2012, la orquesta ha estado explorando las sutilezas de la práctica interpretativa histórica, y en sus grabaciones con Fagioli sus instrumentistas hacen que resplandezcan todos los matices de las partituras, mostrando en todo su esplendor, de principio a fin, la extraordinaria e ingrávida belleza de su voz, con su tesitura de tres octavas. El entusiasmo de Fagioli por la música de Haendel es tan contagioso que se extiende de inmediato al oyente. Los esplendores del Barroco emanan de sus grabaciones, distinguiéndolo como uno de los intérpretes más apasionantes de nuestro tiempo.

(Traducción: Luis Gago)

Franco Fagioli

Franco Fagioli, una de las voces más privilegiadas de nuestros días, presenta su personal selección de arias de Handel, un compositor estrechamente vinculado a los hitos de su carrera. Su sensual y aterciopelada voz no conoce límites y su coloratura virtuosística e intensidad emocional aportan un enfoque único a este repertorio, a través del cual Fagioli explora la amplia gama de emociones y affetti musicali típicos hendelianos.

El álbum supone el reencuentro de Fagioli con la dinámica orquesta Il pomo d’oro, con la cual el cantante está de gira presentando el álbum en los mejores teatros europeos. “Handel Arias” es un ambicioso proyecto internacional con gran participación española en su producción. Franco Fagioli es el primer contratenor que firma un contrato en exclusiva con el prestigioso sello Deutsche Grammophom. “Handel Arias” es el segundo álbum de Fagioli como artista exclusivo de Deutsche Grammophon. El álbum reúne algunas de las arias más famosas del compositor (“Cara sposa”, “Ombra mai fu”, “Scherza infida”, etc.) así como algunas joyas menos conocidas como “Ch’io parta” o “Sento brillar”)

Fagioli es admirado por su técnica vocal belcantística y por su voz inigualable, aterciopelada, redonda y rica en matices, la cual comparan a menudo con la de grandes mezzosopranos de todos los tiempos. Franco es un músico muy completo (estudió también la carrera de piano y dirección), lo cual le da una comprensión profunda y una expresión privilegiada de sus personajes Fagioli, argentino de nacimiento, descendiente de italianos y españoles, y madrileño de adopción (ha fijado su residencia en la ciudad) es un enamorado de nuestra cultura (incluida la zarzuela, que le cantaba su madre).

EL factor “Carne de gallina”
Las interpretaciones de Haendel de Franco Fagioli nos llevan a un viaje sensual de descubrimiento

Está previsto que el más reciente recital grabado por el contratenor Franco Fagioli para Deutsche Grammophon, Arias de Haendel, se publique internacionalmente el 12 de enero de 2018. Grabado con el grupo especializado de instrumentos originales Il pomo d’oro, el disco incluye una selección personal de Fagioli de doce arias predilectas del rico y colorista mundo operístico de Handel, incluidos fragmentos de Serse, Rinaldo y Ariodante. Fagioli e Il pomo d’oro interpretarán este repertorio de gira en diversas salas y teatros de Francia, Alemania, Bélgica y España en enero y marzo de 2018.

El contratenor argentino Franco Fagioli es un verdadero animal escénico, aprovechando su tremenda capacidad para expresar emoción, así como su virtuosismo vocal, para que los personajes que interpreta cobren vida. Está en su líquido elemento en las coloristas óperas barrocas de Haendel, que le permiten desplegar al máximo todos los aspectos de su monumental talento.

Para su nuevo disco, Arias de Haendel, cuyo lanzamiento internacional está programado el 12 de enero de 2018, Fagioli ha buceado en las riquezas de las obras del compositor para reunir doce de sus arias predilectas. Se trata de piezas que reflejan muchos de los momentos definitorios de su carrera, explica: música que le provoca el “factor carne de gallina”. “Cuando estaba grabando, era como si estuviera realizando instantáneas de momentos que quería capturar para siempre”, dice. “Al elegir las arias, mi único criterio fue este: ¿qué piezas me emocionan más cuando las canto?” El resultado es una selección deslumbrante ‒y muy personal‒, que revela la profunda veneración que siente Fagioli por este gran compositor barroco. “Las óperas de Haendel son una música ineludible para cualquier contratenor”, señala. “Su inimitable estilo cautivaba tanto a los cantantes como a los públicos. Podría decirse que fue la estrella de Broadway del Barroco”.

Además de piezas tan famosas como “Ombra mai fu” de Serse o el aria de bravura “Venti turbini” de Rinaldo, Fagioli también ha elegido joyas en miniatura, como la radiante y etérea “Ch’io parta?” de Partenope, o “Dopo notte” de Ariodante, que se deleita en una luz dorada. Al margen de la popularidad de las arias, él ha llegado a sus propias interpretaciones personales, todas ellas impregnadas de su profunda comprensión de Haendel y su tiempo, así como de una conciencia de sus propias fuerzas que refuerzan su inspiración. Fagioli estaba decidido a que las grabaciones transmitieran el desarrollo emocional de los diversos personajes, aun careciendo del contexto de la ópera completa, y lo consigue de un modo tan extraordinario que oímos incluso las arias más famosas con oídos renovados y somos sensibles a todos los “affetti virtuosi” de la música.

Franco Fagioli ha encontrado los compañeros perfectos para esta incursión en los mundos sonoros de Haendel en los músicos del conjunto barroco italiano Il pomo d’oro. Desde que se formó en 2012, la orquesta ha estado explorando las sutilezas de la práctica interpretativa histórica, y en sus grabaciones con Fagioli sus instrumentistas hacen que resplandezcan todos los matices de las partituras, mostrando en todo su esplendor, de principio a fin, la extraordinaria e ingrávida belleza de su voz, con su tesitura de tres octavas. El entusiasmo de Fagioli por la música de Haendel es tan contagioso que se extiende de inmediato al oyente. Los esplendores del Barroco emanan de sus grabaciones, distinguiéndolo como uno de los intérpretes más apasionantes de nuestro tiempo.

(Traducción: Luis Gago)

PRÓXIMOS CONCIERTOS DE PRESENTACIÓN EN ESPAÑA

Programación del CNDM

13.03.18 Oviedo, Auditorio Príncipe Felipe

15.03.18 Madrid, Auditorio Nacional

17.03.18 Zamora, Iglesia de San Cipriano

19.03.18 Sevilla, Espacio Turina

Franco Fagioli

A pesar de vivir en Madrid y de ser una de las voces de contratenor más reclamadas en la actualidad, el argentino Franco Fagioli no había debutado aún en esta ciudad. Esa puede ser una de las razones por las que había tantos asientos libres. Y es que Fagioli era, al menos hasta el miércoles, un desconocido para el gran público. Quien no asistió el 22 de marzo al recital de Fagioli en el Teatro Real simplemente se perdió una de las sorpresas de la temporada.

Se presentaba en Madrid con un programa cargado de dificultades, pues las arias escritas para Caffarelli por el poeta italiano Metastasio son extraordinariamente complicadas. Interpretó Obras de Domenico Sarro, Nicola Antonio Porpora, Johann Adolph Hasse, Leonardo Leo, Leonardo Vinci, Giovanni Battista Pergolesi, Angelo Ragazzi, Pasquale Cafaro y Gennaro Manna.

La voz de Fagioli es diferente a la de cualquier otro cantante de su cuerda. Más cerca de una contraalto que de un contratenor. Capaz de alcanzar tres octavas, ofreció un recital que fue de menos a más, alcanzando la apoteosis del virtuosismo en la segunda parte, donde llegó al sobreagudo. Su técnica es precisa, de vertiginosa coloratura. Su voz posee una elasticidad que le permite transitar de graves formidables a sobreagudos con gran facilidad, y generar siempre un sonido resplandeciente, gracias a un hermoso timbre. Carismático sobre el escenario, fue sintiéndose cómodo a medida que avanzaba en el programa y ofreció varias propinas que concluyeron con ‘Ombra mai fu’, de Händel, que provocaron el delirio del público. Tiene un grave problema con la dicción que debería solucionar. Pero su pésimo fraseo no estropearon en ningún momento sus dos horas y media de concierto en el que estuvo acompañado por Dimitry Sinkovsky, al frente de Il Pomo d´Oro, que fueron la compañía perfecta para la pirotecnia vocal de Fagioli.

Artaserse

Son muchas las grabaciones que están a disposición de todos a través de las redes. Tal vez demasiadas. Este volumen de información nos impide a veces descubrir auténticas maravillas. Desde esta sección queremos ir descubriendo y presentando esas pequeñas joyas o curiosidades que pueden ser de interés. Para ello, solicitamos también vuestra colaboración, vía mail, (brioclasica@brioclasica.es) para poder pescar y mostrar esas grabaciones que esperan asomarse a esta ventana.
Hemos decidido abrir esta sección con un aria de la ópera Artaserse, del compositor italiano Leonardo Vinci (1690-1730). Muy pronto se convirtió en el más célebre compositor napolitano. Escribió más de 40 obras escénicas, de las que no se conservan todas. Sus óperas más famosas son Didone abbandonata (1726) y Artaserse (1730).
Manejó y desarrolló el acompañamiento del recitativo y modificó su estructura, creando el recitativo “parlando”, posteriormente desarrollado por uno de sus alumnos, Pergolesi.
Siendo esta la época de los castratti, no podía Artaserse no tener, al menos, cuatro papeles para esta tesitura vocal. La producción a la que pertenece esta grabación está dirigida musicalmente por Diego Fasolis. La escenografía es de Silviu Purcarete y está interpretada por los más importantes contratenores que hay actualmente, Philippe Jaroussky, como Artaserse; Max Emanuel Cencic, como Mandane; Juan Sancho, como Artabano; Franco Fagioli, como Arbace; Valer Barna Sabadus, como Semira y Yuriy Mynenko, como Megabise.
Representada en la Ópera de Lorraine el 10 de noviembre de 2012. Y quien no pueda resistirlo y quiera asistir en directo a esta misma producción, podrá hacerlo esta primavera en el Teatro de Versalles.
Incluimos la ópera completa, para los muy cafeteros, pero hemos seleccionado este aria interpretada por el contratenor argentino Franco Fagioli. Su interpretación, tras el breve recitativo inicial, es simplemente, magistral. La teatralización, perfectamente enmarcada en la época y llena de genio y chispa, pero, sobre todo, la artillería vocal es un deleite absoluto.
Disfruten.