Noelia Rodiles

El lunes 19 de abril el Centro Nacional de Difusión Musical (CNDM) presenta dentro de su ciclo Series 20/21 en el Auditorio 400 del Museo Reina Sofía un concierto de la pianista Noelia Rodiles en el que interpretará cinco obras de Joan Magrané, compositor residente en esta temporada 20/21 del CNDM. Entre ellas se escuchará un estreno absoluto por encargo de la institución: Fantasiestück 4. Junto a las cinco piezas del músico catalán, Noelia Rodiles abordará varias obras de Franz Schubert, propiciando un acertado diálogo entre lo antiguo y lo nuevo. Según afirma el propio Joan Magrané, “Schubert siempre ha sido un compositor al cual me he sentido muy próximo. Su música es sinónimo de intimidad: con los intérpretes (con sus amigos) y con el texto (con la poesía). Una música humana hasta la médula, sin duda alguna”. Para el compositor, uno de los más reconocidos del panorama contemporáneo español, el Adagio en sol mayor de Schubert, “es una obra de discretas dimensiones pero riquísima de sentido: un humilde y lírico coral, de contenida expresividad, que se va desplegando por todo el registro del piano (el de su época) entre algún fogonazo de dramatismo, siguiendo casi una estructura de forma sonata reducida a su mínima expresión”. En el Auditorio 400 del Reina Sofía resonarán otros trabajos de Magrané: Dues peces per a piano –pieza grabada por Noelia Rodiles para su álbum The Butterfly Effect y nominada a los Grammy como ‘Mejor Composición Clásica Contemporánea’- y las cuatro piezas de la serie Fantasiestück, la última de ellas en primicia. Junto al mencionado Adagio en sol mayor, las obras de Franz Schubert que podrán escucharse en el concierto del lunes son Cuatro impromptus y Momento musical.

Noelia Rodiles, musicalidad y refinamiento

La trayectoria musical de Noelia Rodiles incluye conciertos en las principales salas de España, como el Auditorio Nacional de Música, Teatro Real, Auditorio de Zaragoza, Auditori de Barcelona, Palau de la Música Catalana, Fundación Juan March, Auditorium de Palma o Teatros del Canal, y en ciclos y festivales como “Jóvenes Intérpretes” de la Fundación Scherzo, Schubertíada de Vilabertrán, Festival de Música y Danza de Granada, Festival Internacional de Arte Sacro de Madrid, Quincena Musical Donostiarra o el Otoño Musical Soriano, así como en Alemania, Italia, Francia, Polonia, Túnez, Bolivia y Jordania. Como solista, Noelia Rodiles, ha tocado junto a orquestas como la Orquesta Sinfónica del Principado de Asturias, la Orquesta Heinrich Heine de Düsseldof, The Soloists of London, la Orquesta Ciudad de Almería, la Orquesta Sinfónica de Extremadura, la Nacional d’Andorra o la Orquesta Bética de cámara entre otras, bajo la dirección de maestros como Víctor Pablo Pérez, Michael Thomas, Marzio Conti, Ramón Tébar y Pablo Mielgo. Su calidad musical ha sido reconocida en concursos nacionales e internacionales de piano como el “Rotary Club” de Palma de Mallorca y el “Ricard Viñes” de Lleida o el Primer premio, por unanimidad, y los tres premios especiales recibidos en el Concurso Nacional de Piano “Ciudad de Albacete”. Obtuvo también el primer premio en el Concurso Permanente de Jóvenes Intérpretes de Juventudes Musicales de España en la especialidad de música de cámara, así como el premio de los Circuitos Festclásica. Noelia Rodiles ha sido calificada como “uno de los más sólidos valores del pianismo español, del pianismo internacional” tras la publicación de su primer trabajo discográfico, con obras de Ligeti y Schubert (Solfa Recordings), la crítica le reconoció como una “pianista versátil y dotada de una musicalidad y refinamiento verdaderamente admirable”. (Justo Romero, Scherzo). Su nuevo disco The Butterfly Effect (Eudora Records, 2020), que ha merecido entre otros reconocimientos, el Melómano de Oro, reúne obras de Schumann, Schubert y Mendelssohn con encargos de la propia pianista a los compositores españoles Rueda, Del Puerto y Magrané. Esta última pieza ha obtenido una nominación a los premios Grammy Latinos.

Concierto de Noelia Rodiles en el Auditorio 400 del Museo Nacional Centro de Arte reina Sofía (MNCARS): Lunes, 19 de abril de 2021, 19:30h.
Acceso Auditorio 400: Calle Ronda de Atocha esquina Calle Argumosa.
Entrada libre hasta completar el aforo permitido.

Prégardien & Vignoles (c) Rafa Martín

XXVII Ciclo de Lied del CNDM y del Teatro de la Zarzuela 12 de abril de 2021

Christoph Prégardien, tenor

Roger Vignoles, piano

Die schöne Müllerin, de Franz Schubert (1797-1828)

Se había estrenado con gran éxito en Alemania la ópera bufa La Molinera, ossia lámor contrastato, de Giovanni Paisiello. Este acontecimiento fue un estímulo para algunos poetas del momento, que comenzaron a escribir sobre este bucólico tema. El mismo Goethe escribió cuatro romanzas y cuatro baladas de la molinera.

Inspirado por la admiración que siente por la obra de Goethe, un joven Müller se propone crear, junto a un grupo de amigos, un desarrollo dramático encadenando Lieder en los que, a través de sus personajes, se narre una historia. Al resultado final, fruto de un juego de sociedad, le puso música Ludwig Berger.

Años después, Schubert descubrió los poemas de Müller e iniciaron una colaboración de la que surgieron los textos definitivos. Schubert encontró en estos poemas la perfecta descripción narrativa que necesitaba en ese momento, adaptando los poemas a sus propósitos y música.

El ciclo se dio a conocer a principios de 1824. En 1830, el editor Anton Diabelli adquirió los derechos y publicó una segunda edición revisada. Su primera interpretación conocida fue en mayo de 1856, a cargo del barítono Julius Stockhausen en Viena.

Die schöne Müllerin, inicialmente escrito para tenor, suele ser abordado por barítonos. En esta ocasión, el encargado de poner voz a los poemas de Müller en el Ciclo de Lied del Teatro de la Zarzuela y del Centro Nacional de Difusión de la Música ha sido el tenor lírico ligero Christoph Prégardien, demostrando, una vez más, su maestría en el género liederístico al servicio de la obra de Schubert.

Prégardien ha hecho gala de su virtuosismo en la interpretación. No necesita ornamentos, la forma contenida de su expresión muestra la elegancia de su dominio del género. La claridad en la dicción, dando más importancia al texto, y a su manera matizada de “decir”, está por encima de cualquier exceso en la expresión.

Acompañado al piano por Roger Vignoles, formaron un perfecto equipo que caminaba al unísono, de manera fluida y cristalina, como el agua protagonista de alguna de las obras que interpretaron.

Una noche perfecta, intensa y culminada con dos propinas también de Schubert, igualmente bien delineadas por ambos intérpretes y que remataron el buen sabor de boca que dejó su actuación en el público.

Prégardien & Vignoles (c) Rafa Martín

Christoph Prégardien

El veterano tenor alemán Christoph Prégardien pondrá sus recursos vocales y expresivos al servicio de uno de los ciclos más conocidos y emblemáticos de Franz Schubert: Die schöne Müllerin, compuesto sobre poemas de Wilhelm Müller. La cita será el lunes 12 de abril (20h00) en el Teatro de la Zarzuela como parte del XXVII Ciclo de Lied coproducido por el Centro Nacional de Difusión Musical (CNDM) y el coliseo de la calle Jovellanos.

Este “viaje emocional” será el vehículo ideal para que Christoph Prégardien despliegue las cualidades de su voz, un instrumento que con los años no ha hecho sino ganar en matices, sutileza y musicalidad. Al tenor, que ocupa un lugar destacado entre los más importantes cantantes líricos de la escena internacional, le acompañará el pianista británico Roger Vignoles, un músico de amplia trayectoria y acompañante de algunas de las mayores figuras de la lírica.

Las entradas para este concierto tienen un precio general de 4 a 35 euros, y están a la venta en www.entradasinaem.es y en el teléfono 91 193 93 21, así como en las taquillas del Teatro de la Zarzuela y red de teatros del INAEM.

Christoph Prégardien: preciosismo vocal

Perfecto control vocal, dicción clara, musicalidad inteligente y la habilidad de llegar al corazón con todo lo que canta aseguran a Christoph Prégardien un lugar entre los más importantes tenores líricos del mundo. Actúa regularmente con orquestas de todo el mundo, como las Filarmónicas de Viena y Berlín, la Orquesta Sinfónica de la Radio de Baviera, la Orquesta del Concertgebouw de Ámsterdam, la Staatskapelle Dresden o la Gewandhausorchester de Leipzig. Su amplio repertorio orquestal incluye los grandes oratorios barrocos, clásicos y románticos, así como obras del siglo XVII (Claudio Monteverdi, Henry Purcell, Heinrich Schütz) y del XX (Benjamin Britten, Wilhelm Killmayer, Wolfgang Rihm, Ígor Stravinski). Sus compromisos en la temporada pasada incluyeron una gira por Estados Unidos y recitales en el Temple Church, el Wigmore Hall, el Concertgebouw, la Schubertiade Schwarzenberg y la Schubertíada de Vilabertran. Cuenta con una amplia discografía de más de 150 discos, con algunos de los premios más prestigiosos, entre éstos el Orphée d’Or, el Cannes Classical Award y el Diapason d’Or. Tras muchos años en la Hochschule für Musik und Theatre de Zúrich, imparte clases magistrales para jóvenes cantantes de todo el mundo y desde 2004 es profesor en la Academia de Música de Colonia. Christoph Prégardien ha actuado en anteriores ediciones del Ciclo de Lied, la última de ellas en la anterior temporada 19/20, acompañado al piano por Julius Drake.

Roger Vignoles: el perfecto contexto musical

Reconocido internacionalmente como uno de los acompañantes pianísticos más destacados del mundo, en el transcurso de su carrera ha colaborado con cantantes tan importantes como Sir Thomas Allen, Barbara Bonney, Kathleen Battle, Christine Brewer, Brigitte Fassbaender, Bernarda Fink, Susan Graham, Thomas Hampson, Kiri Te Kanawa, Felicity Lott y Sarah Walker. Actúa habitualmente en importantes salas de todo el mundo como el Wigmore Hall, Philharmonie Cologne, Konzerthaus de Viena, Musikverein de Viena, Royal Concertgebouw, Musee d’Orsay, Carnegie Hall, Frick Collection en Nueva York, La Scala, Oper Frankfurt, Théatre des Champs-Élysées, Schubertiade Schwarzenberg, Bonn Beethovenfest, Festival de Baden-Baden y Teatro de la Zarzuela en Madrid. En la temporada 2017-2018 tocó en recitales con Nicky Spence, Mary Bevan, Johannes Kammler, Marie-Nicole Lemieux, Joanne Lunn, Thomas Oliemans, Roderick Williams, Louise Alder, Anne Schwanewilms, Florian Boesch y Christoph Pregardien. Sus múltiples grabaciones han sido aclamadas, caso de la reconocida Strauss: The Complete Songs (Hyperion), Der Wanderer (Schubert) y Songs & Ballads (Loewe) con Florian Boesch o Before Life and After (Britten) con Mark Padmore (Harmonia Mundi) que recibió los premios Diapason d’Or y Prix Caecilia 2009. Roger Vignoles acompañó a Ainhoa Arteta en el Ciclo de Lied del CNDM en diciembre de 2018.

Matthew Polenzani

El Centro Nacional de Difusión Musical (CNDM), en coproducción con el Teatro de la Zarzuela, presentará el lunes 14 de diciembre (20h00) en el XXVII Ciclo de Lied, al tenor norteamericano Matthew Polenzani. Estará acompañado al piano por el reputado Julius Drake, colaborador de algunos de los intérpretes más importantes del mundo, tanto en recital como en trabajos discográficos.

Se trata de una oportunidad excepcional para escuchar por primera vez en este ciclo a uno de los más importantes tenores de la actualidad, dotado, según la crítica, de una voz de excepcional musicalidad y un gran dominio técnico.

Polenzani es y ha sido figura imprescindible en los repartos del Metropolitan de Nueva York en los últimos 15 años y un habitual tanto en los principales teatros de ópera, como en conciertos y recitales de todo el mundo.

El cantante abordará el lunes un programa alejado del habitual repertorio operístico, compuesto por cinco lieder de Franz Schubert, el célebre Liederkreis de Robert Schumann, Fiançailles pour rire de Francis Poulenc, y las obras de Charles Ives Feldeinsamkeit, The world’s highway y When stars are in the quiet skies.

Las entradas para este concierto, con un precio general de 8 a 35 euros, están a la venta en las taquillas del Teatro de La Zarzuela, red de teatros del INAEM, www.entradasinaem.es y en los teléfonos 985 67 96 68 y 902 22 49 49.

Matthew Polenzani, estilo y control

El dominio musical y sentido estilístico de Matthew Polenzani ha permitido su continuada presencia en los principales teatros de ópera, conciertos y recitales de todo el mundo. Los aspectos más destacados de la carrera reciente de Matthew Polenzani en el Metropolitan Opera incluyen los estrenos de la producción de Bartlett Sher de L’Elisir d’Amore, que abrió la temporada de 2012, la producción de Sir David McVicar de Maria Stuarda, así como la nueva producción de McVicar de Roberto Devereux de Donizetti. Otros aspectos destacados incluyen su debut en el papel como Vaudémont en Iolanta de Chaikovski, la producción de Penny Woolcock de Les Pêcheurs de Perles, la producción de Willy Decker de La Traviata, la producción de Robert Carsen de Der Rosenkavalier, Die Zauberflöte, Les Contes d’Hoffmann, Rigoletto, Don Pasquale, entre muchas otras. Hasta la fecha, ha protagonizado más de 300 actuaciones en el Met. Tras su debut como Gérald en Lakmé de Delibes en la Opéra National de Bordeaux en Francia en 1998, ha actuado en los principales teatros europeos en producciones de Don Pasquale y La Traviata en el Teatro Comunale de Florencia, en Aix-en-Provence y en una gira por Japón; La Traviata en el Opernhaus Zurich; Don Giovanni e I Capuleti e i Montecchi en la Ópera de París; La Favorite, Werther, L’Elisir d’Amore, La Bohème y Die Zauberflöte en la Bayerische Staatsoper, así como en la Wiener Staatsoper, el Teatro San Carlo, el Teatro dell ‘Opera di Roma o Covent Garden, entre muchos otros. Polenzani es un cantante muy solicitado en conciertos con los directores más influyentes del mundo, como James Conlon, Sir Colin Davis, Riccardo Frizza, Rafael Frühbeck de Burgos, Louis Langrée, Jesús López-Cobos, Riccardo Muti, Sir Antonio Pappano, Sir Simon Rattle, Wolfgang Sawallisch, Leonard Slatkin, Sir Jeffrey Tate, Michael Tilson Thomas, Franz Welser-Möst, David Zinman, Riccardo Chailly y Daniel Harding. Ha cantado junto a orquestas como la Filarmónica de Berlín, la Orquesta Sinfónica de Boston, la Orquesta Sinfónica de Chicago, la Orquesta de Cleveland, la Filarmónica de Los Ángeles, la Filarmónica de Nueva York, la Sinfónica de San Francisco, la Sinfónica de Cincinnati, la Orquesta de Minnesota, St. Louis Sinfónica, Orquesta del Santa Cecilia, Orquesta Nacional de Francia y Filarmónica de Münchner. En la temporada 2019/20, Polenzani protagonizó tres producciones en el Metropolitan Opera, cantando además para la gala de Nochevieja del Met el primer acto de La Bohème junto a Anna Netrebko. También volvió a la Bayerische Staatsoper para cantar Don José en Carmen. En julio de 2020, Polenzani protagonizó una versión semiescenificada de La Traviata de Verdi en el Teatro Real de Madrid.

Julius Drake, una sólida trayectoria

Julius Drake goza de una reputación internacional como uno de los mejores instrumentistas en su campo, colaborando con muchos de los artistas más importantes del mundo, tanto en recital como en trabajos discográficos. Aparece regularmente en las principales salas y festivales de música: Aldeburgh, Edinburgh International Festival, Múnich, Schubertiade, Salzburgo, el Carnegie Hall y el Lincoln Center (Nueva York), el Royal Concertgebouw (Ámsterdam), el Wigmore Hall y los BBC Proms (Londres). Entre las numerosas grabaciones de Julius Drake, destacan las realizadas con el aclamado Gerald Finley para el sello Hyperion, de la cuales Barber Songs, Schumann Heine Lieder y Britten Songs and Proverbs ganaron los Premios Gramophone 2007, 2009 y 2011. También ha realizado grabaciones premiadas con Ian Bostridge para EMI, varios recitales para el sello Wigmore Live, entre ellos, con Alice Coote, Joyce DiDonato, Lorraine Hunt Lieberson, Christopher Maltman y Matthew Polenzani; así como grabaciones de las Sonatas de Kodály y Schoeck con los violonchelistas Natalie Clein y Christian Poltéra para Hyperion y Bis; ha grabado, asimismo, obras de Chaikovski y Mahler con Christianne Stotijn para Onyx; English Songs con Bejun Mehta para Harmonia Mundi y Poetisches Tagebuch de Schubert con Christoph Prégardien, que ganó el Jahrpreis der Deutschen Schallplattenkritik 2016. Los conciertos de las próximas temporadas incluyen una serie para celebrar el aniversario de Beethoven en el 92nd Y de Nueva York y una serie de Mahler en el Concertgebouw de Amsterdam; recitales en La Scala, Milán con Aleksandra Kurzak, en Wigmore Hall con Alice Coote, en Barcelona con Sarah Connolly, en Berlín con Angelika Kirchschlager, en Schubertiade, Austria con Christoph Prégardien, Ian Bostridge y Gerald Finley, y giras por Europa con Anna Prohaska y Eva-Maria Westbroek.

CNDM 19-20. LIED. SIMON KEENLYSIDE

Hoy vamos a empezar esta crónica por el final. El final del recital del Ciclo de Lied que conjuntamente organiza el Teatro de la Zarzuela y el Centro Nacional de Difusión de la Música (CNDM). Simon Keenlyside, el barítono británico que acababa de interpretar un meritorio repertorio de obras románticas, alemanas y francesas, pidió modestamente al público que esperase diez minutos más, después, podrían volver a casa.

Keenlyside nos recordó entonces, que esos días se conmemoraba el 75º aniversario de la liberación del campo de concentración de Auschwitz-Birkenau. Quería por ello rendir homenaje y recordar el sufrimiento del pueblo judío interpretando la canción que su abuelo, el gran violinista Leonard Hirsch, tocaba al violín cuando él era pequeño, el Kadish de las Deux mélodies hébraïques de Maurice Ravel. La profunda intención en la interpretación de esta obra, la sensibilidad y sentimiento con que Keenlyside evocó sus orígenes, dejó a todo el público emocionado y sobrecogido, sin poder apenas reaccionar con aplausos. Este instante de comunicación trascendental, que nos golpea y agita por dentro, no debe pasar inadvertido, ni ser desaprovechado. Auschwitz no surgió de la nada de repente. Hasta llegar a él, millones de, aparentemente, pequeños acontecimiento se fueron sucediendo por toda Europa. Auschwitz puede volver a empezar cada día ante nuestro desinterés o disimulo.

Pero como digo, este fue el final de un recital, aunque fuera el principio de otro. Antes Keenlyside ya nos había emocionado con una primera parte interpretando la Schwanengesang D 657 (1828) de Franz Schubert. Un repertorio que domina el experimentado barítono británico pero ante el que, en esta ocasión, pareció no encontrarse demasiado cómodo al principio. Fue con el avance de las obras con el que fue ganando en la intensidad dramática de obras como Der Atlas (El Atlas) o Der Doppelganger (El doble), para abandonarse después en el romanticismo de Am Meer (Junto al mar).

La segunda parte resultó mucho más fluida. El repertorio romántico francés con obras de Maurice Ravel, Francis Poulenc, Claude Debussy y Gabriel Fauré, le viene como anillo al dedo a un Keenlyside atlético, también en lo vocal, que le permite una gran expresividad en la interpretación. Su depurada técnica y flexibilidad le facilitan una buena proyección y un fraseo extraordinario.

El acompañamiento al piano de la sudafricana Caroline Dowdle fue correcto. Mejor en la segunda parte, donde el peso y protagonismo absoluto era de la voz de un Simon Keenlyside que a esas alturas del recital ya había desplegado toda su magia, que no es poca.

Un éxito más de este Ciclo de Lied ante un público agradecido a un Simon Keenlyside que no se guardó nada en su interpretación y que generó una hermosa consternación y una profunda emoción.

Fotografía: (c) CNDM_Rafa Martín

Violeta Urmana protagoniza el próximo domingo 17 de noviembre, a las 18.00 horas, la segunda sesión de ‘Les Arts és Lied’, el primer ciclo que el Palau de les Arts dedica íntegramente a esta forma musical, en el que participan algunas de las voces de mayor reconocimiento en el panorama lírico.

Acompañada por Helmut Deutsch, considerado como el repertorista de mayor prestigio en la actualidad, la mezzosoprano lituana descubre su faceta de ‘liederista’ con obras de Franz Schubert y de Richard Strauss en su regreso a la sala principal.

Violeta Urmana es una de las voces más apreciadas para el público de Les Arts, teatro con el que mantiene una estrecha relación desde sus primeras temporadas. Voz de referencia en el repertorio alemán e italiano, entre sus éxitos en València destacan ‘Parsifal’, ‘Iphigénie en Tauride’, ‘Medea’ y ‘Don Carlo’, así como el concierto ‘Homenaje a Puccini’, que conmemoró el 150º aniversario del nacimiento del compositor italiano.

Invitada habitual del Metropolitan de Nueva York, del Teatro Real, del Liceu y de la Opéra National de París, entre otros, ha trabajado con directores de la talla de Claudio Abbado, Daniel Barenboim, Bertrand de Billy, Pierre Boulez, Semyon Bychkov, Riccardo Chailly, James Conlon, James Levine, Jesús López Cobos, Fabio Luisi, Zubin Mehta, Riccardo Muti, Simon Rattle, Donald Runnicles, Esa-Pekka Salonen, Franz Welser-Möst y Christian Thielemann.

Violeta Urmana cultiva, asimismo, una exitosa carrera como intérprete de recital, que la ha llevado a las salas de conciertos más importantes de Europa, Estados Unidos y Japón con páginas de Berlioz, Mahler, Richard Strauss, Schönberg, Verdi y Wagner.

El coliseo recuerda a los interesados que el precio de las entradas oscila entre 20 y 40 euros y que podrán ser adquiridas en las taquillas del teatro y a través de la web www.lesarts.com.

El contratenor Philippe Jaroussky (12 de enero), el barítono Simon Keenlyside (1 de febrero) y la soprano Ainhoa Arteta (15 de marzo) protagonizarán las próximas sesiones de ‘Les Arts és Lied’.

Fotografía: Iván Balderramo

Adrianne Pieczonka

La soprano Adrianne Pieczonka interpretará Winterreise de Franz Schubert dentro del XXV Ciclo de Lied que coproducen el Centro Nacional de Difusión Musical (CNDM) y el Teatro de la Zarzuela. El concierto será el lunes 28 de enero a las 20h00 en el propio coliseo de la plazuela de Jovellanos, y ha levantado una especial expectación ya que ‘Viaje de invierno’ está considerada como una de las obras fundamentales del género, y la cantante canadiense, que estará acompañada por el pianista Wolfram Rieger, una de sus voces más representativas.

Las entradas, con un precio general de 8 a 35 euros, ya están a la venta en las taquillas del Teatro de La Zarzuela, teatros del INAEM, www.entradasinaem.es y 902 22 49 49.

Winterreise: el profundo viaje interior

El crítico Arturo Reverter indica que: “El lirismo de Schubert es el lirismo del lied, que tiene como preocupante y profundo telón de fondo nada menos que la tan romántica idea de la muerte, que se intuye, se presiente, se hace real finalmente, sola o en singular conexión con la naturaleza circundante, tras cada efecto instrumental, melódico o armónico; tras esos sutiles encadenamientos temáticos, aparentemente improvisados o por debajo de expresivos trémolos, de abundantes cromatismos, de las disonancias o de las apoyaturas. A través de la efusión lírica las cosas son transfiguradas en ese universo romántico al que acaba por adscribirse y en el que nada será ya lo que fue. Winterreise (Viaje de invierno) es, en efecto, un auténtico viaje interior, una idea básica, como hemos dicho, en la música de Schubert. En pocas ocasiones se ha pintado con tanta precisión, justeza y dramatismo la soledad, la desolación y la desesperanza; en pocas oportunidades se ha calado tan hondo en el drama íntimo de un ser humano y se ha profundizado en la antesala de la propia muerte como en estas canciones, verdadero viaje hacia la nada. Dos temas fundamentales y recurrentes en el músico dominan los poemas de Wilhelm Müller: de nuevo la idea de viaje, de cambio de situación en el espacio, de traslado, y la soledad”. Jordi Roch añade: “Ambos eran caminantes, Franz Schubert, por los bosques de Viena y Müller, en los paisajes paradisiacos de los alrededores de Dessau, y más tarde en Berlín, en compañía del poeta Friedrich Rückert, y en Roma. A fines del siglo XVIII, el Wanderschaft o persona errante equivalía a la idea del verso de Machado: «Se hace camino al andar», y el Wanderer («caminante»), desde el primer lied que con este título escribiera Schubert en 1816, es tema recurrente en toda su obra.”

“Reconocida internacionalmente por sus interpretaciones de Wagner, Strauss, Verdi y Puccini, Adrianne Pieczonka ha encarnado poderosas heroínas como Senta, Chrysothemis, Sieglinde, la Mariscala, la Emperatriz, Tosca, Elisabetta y Amelia en los principales escenarios de Europa, América el Norte y Asia. Ha cantado en el Metropolitan Opera de Nueva York, Royal Opera House Covent Garden, Viena, París, Berlín, Madrid, Múnich, Frankfurt, Los Ángeles y La Scala, así como en los Festivales de Salzburgo, Bayreuth, Glyndebourne y Aix-en-Provence, dirigida por James Levine, Riccardo Muti, Zubin Mehta, Sir Neville Marriner, Claudio Abbado, Richard Bradshaw, Lorin Maazel, Nikolaus Harnoncourt, Anthony Pappano o Sir Georg Solti.

Recientes y futuros compromisos incluyen Elektra (Barcelona Liceu, San Francisco, Metropolitan Opera Nueva York), Tosca (Toronto, Viena, Londres), Un Ballo in Maschera (Viena, Múnich), Fidelio (Metropolitan Opera), Die Frau ohne Schatten y Der fliegende Holländer (Múnich), Der Rosenkavalier (Múnich y Carnegie Hall Nueva York) y Tosca (Staatsoper Berlín), entre otros. Pieczonka es también una consumada artista en el repertorio de concierto y recitales, y se ha presentado con gran éxito en la Konzerthaus de Viena, Salle Pleyel de París, Lincoln Center y Carnegie Hall de Nueva York, los Proms de Londres, Festivales de Edimburgo, Lucerna, Montpellier y Salzburgo. Recientemente ha cantado las Cuatro Últimas Canciones con la Vancouver Symphony Orchestra y Die Winterreise con la pianista Rachel Andrist en Toronto.

La soprano canadiense estudió en las Universidades de Western Ontario y Toronto, y empezó su carrera en la Canadian Opera Company de Toronto. En 1989 fue contratada como solista en la Volksoper de Viena y en 1991 entró a formar parte de la compañía de la Wiener Staatsoper, donde inició su carrera internacional. En marzo de 2007 fue nombrada Kammersängerin por el gobierno austríaco.

Gerhaher y Huber

Comenzaba en el Teatro de la Zarzuela el celebrado Ciclo de Lied que conjuntamente organiza con el Centro Nacional de Difusión de la Música. Esta temporada, además, celebra los 25 años del ciclo. Y para empezar por todo lo alto, Christian Gerhaher y su álter ego al piano, Gerold Huber, han hecho las delicias de todos con las Schwanengesang, de Franz Schubert.

Schwanengesang (El canto del cisne), está formado por textos de distintos autores y no tienen nada en común entre ellas, a diferencia de los otros dos ciclos de Schubert, Die schöne Müllerin (La bella molinera) y Winterreise (Viaje de invierno), que hemos tenido oportunidad de escuchar en temporadas anteriores en la voz de Matthias Goerne y del propio Gerhaher. La que hoy nos ocupa fue publicada de manera póstuma por el editor Tobias Haslinger quien, tras la muerte del compositor, negoció la compra de los borradores de las ultimas canciones compuestas por Schubert con su hermano Ferdinand. 14 canciones inéditas con acompañamiento de piano que no forman un corpus, como las dos anteriormente citadas, pero cuya calidad no deja lugar a dudas.

Gerhaher y Huber forman un binomio perfecto para la nostalgia de la que partir hacia los textos de Fridrich Rückert y Heinrich Heine. Dos de las principales referencias románticas de la época a los que puso música un Schubert conocedor ya, en aquel momento, de la cercanía de su muerte. Las Schwanengesang son un conjunto de canciones que transitan entre la alegría y la tristeza producidas, principalmente, por situaciones amorosas disfrutadas, como Liebesbotsschaft, (Mensaje de amor) o desgarradas, como Der Atlas (El Atlas).

Gerhaher huye de cualquier elocuencia expresiva. Solo abandona la discreción cuando su voz se eleva, firme y rotunda, llevado por el dramatismo del momento, como en Aufenthalt (Lugar de reposo). Pero siempre desde un elegante e inalterable hermetismo interpretativo que no necesita para trasmitir la elocuencia de los textos de Rükert, Ellstab, Heine y Seidl.

Gerold Huber, que maneja el pedal como nadie, camina siempre en paralelo a Gerhaher, recreando una atmósfera llena de matices y vinculada con precisión a la voz del barítono. Entre ambos configuran un tándem indisoluble.

Una noche romántica y exquisita en un Teatro de la Zarzuela que esta vez dio cabida a un nutrido número de jóvenes aficionados. Esperemos que se consoliden. No en vano, el Teatro de la Zarzuela está realizando un notable esfuerzo para que así sea.

Mitsuko Uchida

El Ciclo Grandes Intérpretes de la Fundación Scherzo inicia su 23ª temporada con una cita excepcional: el único recital en España de la pianista y directora Mitsuko Uchida. La artista, poco habitual en los escenarios españoles, ofrecerá un concierto el próximo 23 de enero en el Auditorio Nacional de Madrid. Para esta ocasión, ha seleccionado un programa compuesto en exclusiva por obras de uno de los maestros que le han granjeado fama internacional, el austriaco Franz Schubert, al que también ha dedicado buena parte de su trabajo discográfico.

Uchida es una intérprete de referencia en distintos repertorios: clásico, romántico temprano y la segunda escuela vienesa. A lo largo de su carrera ha tocado y continúa tocando con las orquestas más respetadas del mundo, incluyendo las de Cleveland y Chicago, la Filarmónica de Berlín, la Royal Concertgebouw, Bayerischer Rundfunk, la Sinfónica de Londres, la Philharmonia y la Filarmónica de Londres. Y lo ha hecho acompañada por directores de la talla de Mariss Jansons, Riccardo Muti, Sir Simon Rattle, Esa-Pekka Salonen, Vladimir Jurowski o Andris Nelsons.

Desde 2016 Mitsuko Uchida es Socia Artística de la Mahler Chamber Orchestra con la que ha emprendido un proyecto que durará cinco años. También ofrece frecuentes recitales en ciudades como Viena, Berlín, París, Ámsterdam, Londres, Nueva York o Tokio; y es invitada habitual en la Mozartwoche de Salzburgo, así como en los Festivales de Salzburgo y Edimburgo.

Uchida graba en exclusiva para el sello Decca y su extensa discografía incluye la integral de las sonatas para piano de Mozart y Schubert. En 2011 fue galardonada con un premio Grammy por la grabación de conciertos de Mozart junto a la Orquesta de Cleveland, y volvió a ser premiada en 2017 por un álbum de lieder con Dorothea Röschmann. Su grabación del Concierto para Piano, de Schoenberg, con Pierre Boulez y la Orquesta de Cleveland recibió cuatro premios, entre ellos, un Gramophone al Mejor Concierto.

Depositaria del Borletti-Buitoni Trust y directora del Marlboro Music Festival, en 2015 Mitsuko Uchida fue honrada con la Medalla de Oro de Mozart del Stiftung Mozarteum de Salzburgo y el Praemium Imperiale de la Asociación de Arte de Japón. En 2012 recibió la Medalla de Oro del Royal Philharmonic Society y, en 2014, el título de doctora honoris causa de la Universidad de Cambridge. En 2009 fue nombrada Dama Comandante de la Orden del Imperio Británico.

Este será el primer concierto de la 23ª temporada de Grandes Intérpretes. Los nueve recitales programados tendrán lugar entre enero y diciembre de 2018. Además, Gustavo Dudamel -que cosechó un enorme y sonado éxito en la anterior temporada- regresa al ciclo con un concierto extraordinario al frente de la Mahler Chamber Orchestra. A lo largo de 2018, pianistas de amplia experiencia, como Uchida, Grigori Sokolov, Radu Lupu o Murray Perahia, compartirán el escenario con jóvenes y destacados artistas como Yuja Wang, Benjamin Grosvernor o Jan Lisiecki.

El precio de las entradas se sitúa a partir de los 25 euros. Los jóvenes menores de 26 años podrán asistir a los conciertos por 10 euros acudiendo a la taquilla del Auditorio Nacional media hora antes del comienzo del concierto. La Fundación Scherzo se ha comprometido a dejar un mínimo de 60 entradas para jóvenes por concierto. A lo largo de las más de dos décadas de vida de este ciclo patrocinado por El País y la Cadena Ser, han actuado casi un centenar de pianistas en más de 200 conciertos. Estas cifras lo han convertido en uno de los mejores ciclos en su especialidad a nivel europeo.

PROGRAMA MARTES 23 DE ENERO DE 2018
Auditorio Nacional de Música, 19:30 horas
PROGRAMA MUSICAL
F. SCHUBERT: Sonata en do menor, D958
F.SCHUBERT: Sonata en la mayor D664
F. SCHUBERT: Sonata en sol mayor D894
Andrea Mastroni

Es uno de los Lieder más populares de Franz Schubert, casi una pequeña escena operística por su fuerza dramática. El bajo italiano Andrea Mastroni, enamorado de la obra musical de Franz Schubert, grabó en marzo de 2016 un videoclip de Erlkönig para mostrar su particular punto de vista de esta joya del cancionero schubertiano contando con la complicidad del cineasta Nicola Garzetti, del pianista Mattia Ometto y del actor Salvatore Aversano. «La idea era realizar un videoclip como los que se hacen en la música popular; ese concepto es el que trasladamos a la obra de Schubert. Un experimento que nos ha dejado muy felices».

Mastroni confiesa que su carrera en el mundo del canto –después de formarse como filósofo y clarinetista– se la debe al compositor alemán: «He elegido cantar gracias a la música de Schubert. Interpretar sus obras maestras significa enfrentarse a un conflicto que te sigue y persigue después de cada frase musical. Es fascinante», apunta.

Por algo el músico ha creado escuela –por todo el mundo se organizan «schubertíadas» que programan su obra–, con legión de seguidores. Los más de 600 Lieder (canciones) que compuso durante su vida –a lo que habría que sumar sus óperas– reflejan una manera de vivir la vida propia del Romanticismo. «Si se investiga un poco en cualquier etapa de sus Lieder
–continúa Andrea Mastroni– se localiza al menos una de esas canciones en las que los problemas vitales te persiguen. Erlkönig es muy teatral –en su forma más pura– y conlleva algo así como una electricidad narrativa elevada a la enésima potencia, porque es muy moderno». De ahí nació la «tentación» de trasladar este Lied a un lenguaje actual, audiovisual. «Quise sumergirme en las diferentes personajes que dan vida a este cuento de hadas tradicional alemán y la experiencia artística ha sido abrumadora». El trabajo con el cineasta Nicola Garzetti «nos permitió crear una atmósfera indefinida entre
el Barroco y el Gótico. El resultado ha sido una síntesis de lenguajes de diferentes formas de arte que explican esta auténtica cabalgata infernal que sobresale en las páginas de Schubert».

Más información.