El Teatro Real ofrecerá dos apasionantes proyectos que parten de un formato similar, donde la música y la imagen son parte inseparable de un todo, pero cuyo planteamiento artístico se desarrolla desde dos perspectivas bien diferenciadas: Three Tales (1998-2002), creación contemporánea que se estrena en España, con música de Steve Reich y vídeo de Beryl Korot, y Los nibelungos (1924), mítica película de Fritz Lang con partitura de Gottfried Huppertz. Ambas propuestas, dirigidas por Nacho de Paz, contarán con la participación de la Orquesta Titular del Teatro Real.

THREE TALES

Coproducción del Teatro Real con las Naves Matadero, Three Tales es una “vídeo-ópera digital documental” en la que filmaciones históricas, entrevistas de vídeo, fotografías, textos e imágenes digitales son proyectadas en una pantalla de cine en interacción con sonidos electrónicos, música en directo y las voces de cinco solistas ─dos sopranos y tres tenores─ de la formación Synergy Vocals.

Articulada en tres actos, la obra de Beryl Korot y Steve Reich revisita tres sucesos clave de principios, mediados y finales del siglo XX. Cada uno de ellos reflexiona sobre las implicaciones del desarrollo de la ciencia en el pasado reciente. Así, desde los inicios del transporte aéreo hasta las pruebas nucleares o los experimentos genéticos, se plantea el debate sobre la naturaleza física, ética y religiosa de un entorno tecnológico que ha crecido de manera exponencial desde 1945.

La Sala Fernando Arrabal, en las Naves del Español en Matadero, será el escenario idóneo para la interpretación de Three Tales los días 5 y 6 de marzo a las 20.30 horas y el día 7 de marzo en sesión doble, a las 18.00 y a las 20.30 horas.

LOS NIBELUNGOS

En 1924 se presentaba en Berlín uno de los proyectos más ambiciosos del histórico cineasta Fritz Lang: Los nibelungos, inspirado en el poema épico El cantar de los nibelungos y compuesto por las películas La muerte de Sigfrido y La venganza de Krimilda. Para esta obra colosal del cine mudo alemán, Lang contó con la colaboración del compositor Gottfried Huppertz, quien creó una partitura de efectos narrativos que trascienden la imagen, subrayando las escenas y dotando de entidad a los personajes principales, a los que adjudica una serie leitmotiv, en la senda del legado wagneriano.

Casi cien años después de su estreno, y tras una cuidada restauración de ambas películas y de la recuperación de la partitura conservada en la Cinemateca Alemana, se nos brinda ahora la oportunidad de asistir a una proyección de Los nibelungos tal y como fue concebida en su día: en gran pantalla, con orquesta en vivo y en el marco más adecuado, la sala principal del Teatro Real.

En este ambicioso proyecto han participado la Fundación Friedrich-Wilhelm-Murnau (institución depositaria del legado de Lang), la Filmoteca Alemana, la British Film de Londres, el Archivo Nacional de la Imagen de Montevideo y la Filmoteca Española, entre otros.

El 21 de marzo a las 20.00 horas se ofrecerá La muerte de Sigfrido, primera parte de Los nibelungos, y el 28 de marzo a las 20.00 horas, La venganza de Krimilda, segunda parte de la película. Serán ambas proyectadas en gran pantalla, en la Sala principal del Teatro Real, con la interpretación de la Orquesta Titular del Teatro Real y bajo la dirección de Nacho de Paz.