Fundación Scherzo

El Ciclo Grandes Intérpretes, organizado por la Fundación Scherzo, ha reunido en el programa de su 24ª temporada a un puñado de los mejores pianistas de la escena musical internacional. Entre los meses de enero y noviembre de 2019, pasarán por el escenario del Auditorio Nacional de Música, artistas como Arcadi Volodos, Maurizio Pollini, Grigori Sokolov, Javier Perianes, Josep Colom, Beatrice Rana y Khatia Buniatiaskhvili (ambas debutantes en el ciclo), Anne Queffélec y Martha Argerich con la Kremerata Báltica.

El joven pianista sevillano Juan Floristán estrenará la nueva sección del ciclo, ‘Debut entre grandes’, con un recital que tendrá lugar el 11 de septiembre de 2019. En los diez conciertos de Grandes Intérpretes se podrán escuchar obras de Schubert, Rachmaninov, Scriabin, Beethoven, Falla, Chopin, Stravinsky, Scarlatti y Debussy, entre otros compositores.

“En esta edición proponemos nuevos precios para una temporada que sale con mucha fuerza (Volodos, Pollini y Sokolov) para terminar con Kremerata Baltica y Martha Argerich. Garantizamos un mínimo de 20 entradas del Ciclo Grandes Intérpretes para jóvenes, a seis euros, en todos los conciertos. Además, nuestra apuesta por los jóvenes músicos españoles se concreta en un concierto de Juan Pérez Floristán a un precio muy especial”, destaca sobre la nueva temporada Patrick Alfaya, director del ciclo.

De esta manera, los abonos para diez recitales se sitúan a partir de los 207 euros. Los abonados pueden renovar su suscripción hasta el viernes 16 de noviembre de 2018, fecha a partir de la cual será posible adquirir nuevos abonos. Las entradas sueltas se pondrán a la venta a partir de 20 euros.

Con casi un cuarto de siglo de historia, por este ciclo patrocinado por El País, Inaem y la Cadena Ser han pasado más de un centenar de pianistas que han participado en más de 200 conciertos. Se trata de uno de los mejores ciclos en su especialidad en toda Europa y sobrevive gracias al público y a sus patrocinadores. Desde el año 2002 se celebra paralelamente el ciclo Jóvenes Intérpretes que ha programado recitales de más de medio centenar de pianistas, hoy ya consagrados.

Scherzo

Un total de 11 conciertos – nueve recitales de piano y dos extraordinarios con Lang Lang o el contratenor Philippe Jaroussky-, además de 3 clases maestras a cargo, por ahora, de Paul Lewis y Till Fellner para los alumnos del Real Conservatorio Superior de Música, celebran los 20 años del ciclo Grandes Intérpretes de la Fundación Scherzo, patrocinado por El País.

A lo largo de estas dos décadas, un total de 71 pianistas han actuado dentro de la programación en el Auditorio Nacional de Madrid, en casi 200 conciertos, consolidándolo como uno de los mejores ciclos en su especialidad, según los propios participantes. Algo que también pueden atestiguar las más de 300.000 personas que han asistido al mismo y disfrutado de sesiones para la historia ofrecidas por Maurizio Pollini, Krystian Zimerman, Grigori Sokolov, Alfred Brendel, Maria Joao Pires, Vladimir Ashkenazy, Ivo Pogorelich, Christian Zacharias, Pierre-Laurent Aimard…O los españoles que lo han también engrandecido, caso de Alicia de Larrocha, Joaquín Achúcarro, Josep Colom, Javier Perianes, Cristina Bruno o Rosa Torres-Pardo.

Según Patrick Alfaya, actual director artístico:”El nuevo ciclo de 2016 combina estrellas muy mediáticas, como pueden ser Lang Lang o Philippe Jaroussky, con intérpretes cuya carrera ha estado y está alejada de los medios de comunicación, como puede ser Richard Goode. Al igual que en otros años buscamos una paleta amplia y diversa de artistas de gran calidad. Y como en muchos otros años, introducimos un pianista nuevo en la serie: es el caso de Alexander Tharaud”. Para definir la esencia de Grandes Intérpretes, Alfaya afirma: “Ha marcado dos décadas; es como una foto del piano con mayúsculas de finales del siglo XX y principios del XXI”.

Un jueves 18 de abril de 1996, a las 19:30 en el Auditorio Nacional sonaban obras de Bach, Chopin y Stravinsky a manos de Sokolov. El ruso fue el primero de una serie de artistas que inauguraban aquella nueva serie de pianistas en Madrid. El ciclo, entonces dirigido por Antonio Moral y hoy por Patrick Alfaya, no ha parado hasta hoy y vio la luz en el entorno de la revista Scherzo. La publicación especializada había sido fundada unos años antes y puesta en marcha por un grupo de aficionados a la música clásica, provenientes de diferentes sectores profesionales. A todos ellos les unía un objetivo común: la pasión por la música, y en concreto por el piano.

Cuando comenzó esta aventura, nadie sabía cuánto iba a durar o a dónde llevaría. Se inició un camino con una meta clara: acercar la música a la mayor parte de la sociedad, procurando soslayar barreras tanto económicas como culturales. Los recursos con los que se contaba eran escasos. Sin embargo, desde el primer momento, la reacción del público fue magnífica. El apoyo de la audiencia madrileña, inmediato, lo cual dio alas al ciclo. Le permitió sin ningún tipo de subvención de las instituciones públicas -como continúa ocurriendo- una larga supervivencia a la que se unió como inestimable soporte y con un patrocinio anual el diario El País. A través de este medio, podrán seguirse en la nueva programación las tres clases maestras en el Real Conservatorio Superior de Música de Madrid. Se unen a las que la pasada temporada ofrecieron Nikolai Lugansky y Fazil Say, en el mismo escenario.

El éxito del Ciclo de Grandes Intérpretes permitió acumular experiencia y un pequeño excedente económico que se decidió utilizar para ayudar a jóvenes pianistas. Así es como en 2002 nació el ciclo Jóvenes Intérpretes, por el cual han pasado 48 pianistas como Javier Perianes, Paul Lewis, Yuja Wang, Alexei Volodin, Betrand Chamayou o los hermanos Víctor y Luis del Valle, hoy ya consagrados.

En el año 2001, se decidió crear la Fundación Scherzo con el objetivo de gestionar ambos ciclos de manera más eficaz. A través de la nueva iniciativa, se iniciaron otras actividades vinculadas a la música clásica. Así surgió, en colaboración con la editorial Antonio Machado libros, una colección con varias publicaciones de ensayo musical, así como la edición de algunos discos.

20 años después, tras una nómina con más de 70 pianistas por el Ciclo de Grandes Intérpretes y cerca de 200 conciertos que también han incluido a formaciones como la Mahler Chamber Orchestra, la Orquesta del Capitolio de Toulouse, la Sinfónica de Galicia u otros tipo de recitales y conciertos con artistas como Juan Diego Flórez o Gustavo Dudamel con la Orquesta Simon Bolívar.

Esperamos haber conseguido parte de nuestros objetivos, haber contribuido a acercar la música clásica a la sociedad, haber dado soporte en el desarrollo de sus carreras a pianistas emergentes. También, cómo no, haber satisfecho las expectativas de todos aquellos a quienes nos debemos: el público del ciclo de Grandes Intérpretes, organizado por la Fundación Scherzo.

Un público fiel, que ha hecho posible estos 20 años, a través de una organización que representa una de las pocas instituciones culturales privadas españolas sin ánimo de lucro, cuyos beneficios íntegros han ido a apoyar iniciativas musicales.

Muchas gracias a todos por habernos acompañado en esta andadura.