Mauro Peter

El polivalente tenor suizo Mauro Peter acompañado por Helmut Deutsch, nombre indispensable dentro de los pianistas de este género se presentan el próximo lunes 3 de abril por vez primera vez en el Ciclo de Lied, coproducido por el Teatro de la Zarzuela y el Centro Nacional de Difusión Musical (CNDM), que cumple su XXIII edición. En esta cita del Teatro de La Zarzuela (20h00), Peter interpretará el ciclo de canciones de Franz Liszt sobre tres sonetos de Petrarca, además de seis canciones de Robert Schumann sobre poemas de Heinrich Heine y dos atractivas series de canciones de Richard Strauss sobre poemas de Felix Dahn: Schlichte Weisen (Canciones sencillas) y Mädchenblumen (Flores y muchachas). Las entradas para este recital, con un precio general de 8 a 35 euros, ya están a la venta en las taquillas del Teatro de La Zarzuela, teatros del INAEM, www.entradasinaem.es y 902 22 49 49.

Nacido Lucerna (Suiza), Mauro Peter hizo su debut como cantante de lied en las Schubertiadas de Hohenems y Schwarzenberg, interpretando La bella molinera de Schubert con Helmut Deutsch. A éste siguieron muchos otros recitales en las más importantes salas de concierto y teatros de ópera europeos, como el Musikverein y el Konzerthaus de Viena, el Musikverein de Graz, el Wigmore Hall de Londres, deSingel de Amberes, KKL de Lucerna y las óperas de Frankfurt y Zúrich.

En 2016 debutó en recital en el Festival de Salzburgo con La bella molinera. Con similar éxito en concierto, ha cantado con Ivor Bolton, Nikolaus Harnoncourt, Sir John Eliot Gardiner, Gustavo Dudamel, Fabio Luisi y Thomas Quasthoff en los festivales de Salzburgo y Verbier Festival, en el Musikverein de Viena, el Mozarteum de Salzburgo y Copenhague. Desde la temporada 2013/14 es miembro de la Ópera de Zúrich. Además debutó con gran éxito en el Festival de Pascua de Salzburgo, la Ópera de Lyon, el Theater an der Wien, la Komische Oper de Berlín, la Bayerische Staatsoper de Múnich y la Ópera de la Bastilla. Regresó al Festival de Salzburgo, donde es invitado regularmente desde 2012, como Ferrando en Così fan tutte en 2016 y como Andres en Wozzeck en 2017.

En la temporada 2016/2017 actuará en recital en Bolzano, Lugano, Graz, Dortmund, Berlín, Aix-enProvence, en el Musikverein de Viena y en el Wigmore Hall de Londres, así como a dúo con la soprano Christiane Karg en Feuchtwangen, Colonia, Hamburgo y la Schubertiada de Hohenems. Debutará también en el Théâtre du Capitole de Toulouse y en La Scala de Milán, apareciendo por primera vez como Belmonte en El rapto en el serrallo. En Zúrich, su hogar artístico, será Don Ottavio en Don Giovanni y actuará en el Orlando Paladino de Haydn. En Múnich cantará Ferrando en Così fan tutte. Entre sus últimas grabaciones en 2015, el Wigmore Hall Edition editó La bella molinera de Schubert, seguido de un álbum a solo con lieder de Schubert y en otoño de 2016 presentó un nuevo disco de lieder de Schumann con Sony.

Jonas Kaufmann

Jonas Kaufmann ofrecerá finalmente su esperado recital en el Teatro Real, que sustituye al que canceló el pasado 10 de enero por una sinusitis aguda. La única vez que el tenor ha cantado en el Teatro Real fue el 14 de marzo de 1999 para sustituir al tenor Zoltan Todorovich, al que una afección vocal impidió interpretar el papel titular de La clemenza di Tito, de Wolfgang Amadeus Mozart. Curiosamente, coincidiendo con su recital, estará en escena la misma ópera, entre el 19 y el 28 de noviembre.

Kaufmann hará, pues, su debut como cantante de lieder el Real el próximo 22 de noviembre, día de la música, con un programa atractivo y comprometido, en el que exhibirá su reconocido talento y versatilidad, que concilia excelentes dotes dramáticas para los más exigentes papeles de ópera, con una gran hondura y sensibilidad en las lecturas más delicadas del repertorio camerístico.

El programa que ofrecerá en el Real, junto al veterano pianista Helmut Deutsch ─su fiel compañero de viaje en este tipo de recitales─, dará cuenta de la ductilidad y refinamiento de Kaufmann al transitar por las evocadoras canciones de Schumann, Liszt, Henri Duparc y Richard Strauss, que beben de la misma voluntad de expresar con música la indecible emoción de las palabras.

El tenor abrirá su recital con el ciclo de lieder sobre poemas de Justinus Kerner, que Robert Schumann (1810-1856) compuso en uno de los años más felices y fecundos de su corta vida, en el que escribió 139 canciones de asombrosa inventiva. Proseguirá con las exóticas melodías de Henri Duparc (1848-1933), escritas en la juventud, antes de que la neurastenia truncara su aliento creador.

En la segunda parte Kaufmann abordará los apasionados Tres sonetos de Petrarca, que Franz Liszt (1811-1886) revisó a lo largo de 15 años, creando un tríptico que refleja el infinito espectro de las emociones amorosas.

El recital concluirá con una selección de canciones de Richard Strauss (1864-1949), rescatadas de distintos ciclos y períodos de su prolífica carrera, con las que Kaufmann viajará desde el intimismo confesional a la expresión más heroica, en un caleidoscopio de atmósferas que podrán exaltar su versatilidad como intérprete de lieder.