Celso Albelo

Celso Albelo regresará a comienzos del mes a la Opéra de Monte-Carlo (Mónaco) para interpretar el temible –por difícil– personaje de Arturo de I Puritani (Bellini, 3 y 6 de diciembre), título que cantó el verano pasado en el Festival de Savonlinna (Finlandia) junto a la soprano Jessica Pratt y la compañía del Teatro Real de Madrid. El tenor español se reencuentra con el público del principado ante el cual ya ha interpretado Rigoletto (Verdi), La Sonnambula (Bellini) y Guillaume Tell (Rossini). Con este último título viajó, junto a la compañía monegasca, al parisino Théâtre des Champs-Élysées consiguiendo un inolvidable triunfo personal. «Cantar en Mónaco es un placer, porque el público es muy cariñoso. La sala, que está adjunta al célebre Casino, es una maravilla de la arquitectura teatral, creado por el mismo arquitecto que la conocida Ópera de París. Pero estos Puritani, al ser en versión de concierto, será en el moderno Auditorium Rainier III y junto a la Orchestre Philharmonique de Monte-Carlo», afirma el cantante.

Celso Albelo viajará más tarde al Teatro Carlo Felice de Génova (Italia, 23, 27 y 29 de diciembre) con su aplaudido Duque de Mantua de Rigoletto, todo ello tras debutar el rol de Fernand de La Favorite (Donizetti) en la Opéra Royal de Wallonie (Lieja, Bélgica) y antes de incorporar un nuevo personaje a su repertorio, el del Chevalier des Grieux de Manon (Massenet) en la temporada bilbaína de ABAO-OLBE (20, 23, 26 y 29 de enero de 2018).

Más información

Ricardo Frizza

Aunque el repertorio de Riccardo Frizza es tan amplio como ecléctico, es verdad que a nivel mundial es reconocido sobre todo por su magisterio en el ámbito del bel canto y de toda la producción operística italiana. Y después de revisar Norma, de Bellini, en la Lyric Opera de Chicago, Rigoletto, de Verdi, en el Gran Teatre del Liceu de Barcelona, y Lucia di Lammermoor, de Donizetti, el Gran Teatro La Fenice de Venecia, el maestro italiano regresa a Bellini con I puritani, una de las cumbres del estilo belcantista romántico, en esta ocasión en el Bela Bartók National Concert Hall de Budapest, en Hungría.

El maestro Frizza se pondrá al mando del Kolozsvár Opera Choir, de la Pannon Philharmonic y de un reparto encabezado por la consagrada soprano australiana Jessica Pratt, una de las más destacadas defensoras del estilo, y por el ascendente tenor italiano Francesco Demuro, ambos protagonistas de una producción que firma Csaba Némedi. Serán dos funciones los días 18 y 21 de mayo.

Más información

http://riccardofrizza.com/

Los puritanos

El próximo 4 de julio llegará al escenario del Teatro Real I puritani, última ópera del compositor italiano Vincenzo Bellini (1801-1835), de la que se ofrecerán 10 funciones hasta el día 24 de julio, en una coproducción del Teatro Real y el Teatro Municipal de Santiago de Chile con dirección de escena de Emilio Sagi y musical del maestro italiano Evelino Pidò.

I puritani supuso el debut de Bellini en París, donde se estrenó en 1835 en el Théâtre-Italien con un clamoroso éxito de público. En ella se encuentran los mejores ingredientes del melodrama italiano del romanticismo: drama histórico, amor, celos, intriga política, locura… construidos sobre una partitura en la que la orquestación es más rica que en obras anteriores del compositor, pero donde no renuncia a sublimes melodías, himnos heroicos y arias y dúos de difícil coloratura.

Bellini equilibra cuidadosamente la efusividad lírica y las necesidades dramáticas, compone arias y dúos de endiablada coloratura, que en las funciones que veremos en el Teatro Real serán afrontadas, en los papeles principales, por los tenores Javier Camarena y Celso Albelo (Lord Arturo Talbo), las sopranos Diana Damrau y Venera Gimadieva (Lady Elvira Valton), los barítonos Ludovic Tezier, George Petean y Damiano Salerno (Sir Riccardo Forth) los bajos Nicolas Testé y Roberto Tagliavini (Sir Giorgio), la mezzosoprano Annalisa Stroppa y la soprano Cassandre Berthon (Enriqueta). Junto a ellos, el Coro y la Orquesta Titulares del Teatro Real.

Emilio Sagi, responsable de la dirección de escena, se aleja en esta producción de una versión realista del libreto para centrarse en el mundo abstracto de la ensoñación y los sentimientos. En este mundo onírico, retratado en blanco y negro, salpicado de elementos surrealistas, serán las voces las que trasladen la realidad dramática a través de unas melodías que transmiten más que las palabras. Para Sagi, la partitura de I puritani es cristalina, romántica, sublima las emociones y está cargada de sensualidad, por esa razón desnuda el espacio de todo realismo y lo centra en la música y las voces.

Como en otras ocasiones, Emilio Sagi ha contado con algunos de sus colaboradores habituales, a los que el público del Real siempre ha recibido con gran entusiasmo en producciones como Las bodas de Fígaro, El barbero de Sevilla o Luisa Fernanda, entre otras. Daniel Bianco se hace cargo de la escenografía, Peppispoo (Pepa Ojanguren) diseña el vestuario y Eduardo Bravo dirige la delicada iluminación en esta coproducción firmada por el Teatro Real y el Teatro Municipal de Santiago de Chile, donde en su estreno en mayo de 2014, recibió numerosos elogios.

Las representaciones de I puritani coincidirán con la celebración de la Semana de la Ópera del Teatro Real, que tendrá lugar entre el 11 y el 17 de julio y que, entre los actos programados, emitirá en la pantalla instalada en su fachada la función del día 14. Esta retransmisión también podrá seguirse en directo en algunos de los espacios culturales más importantes de España como el Museo del Prado, el Museo Reina Sofía, el Centro Niemeyer de Avilés, Museo Guggenheim Bilbao y La Alhambra de Granada, entre otros. Además, la plataforma audiovisual del Teatro Real, Palco Digital, ofrecerá la representación en streaming, de forma gratuita, para todos los que no puedan acercarse a la Plaza de Oriente.