scala

El primer ministro italiano, Giuseppe Conte, ha dado a conocer un conjunto de medidas para convatir la pandemia de covid-19 que, además de decretar la suspensión de las actividades de gimnasios, piscinas y centros de bienestar, entre otros, obliga a bares y restaurantes a cerrar a las 6 de la tarde, pudiendo permanecer abiertos los domingos y festivos. También se suspenderán los eventos deportivos y las competiciones.

El ministro de Cultura italiano, Dario Franceschini, ha dicho mediante un tuit, que la decisión de cerrar teatros y cines ha sido muy dolorosa, pero que la protección de la salud es una prioridad absoluta.

Italia fue el primer país europeo en cerrar teatros de ópera en febrero de 2020, después de lo cual el país atravesó una feroz ola de COVID-19 que destrozó el sistema de salud italiano. Italia ha experimentado un fuerte aumento en los nuevos casos de COVID-19 en las últimas semanas, y el pico de nuevas infecciones diarias alcanzó los 19,640 casos nuevos el 24 de octubre de 2020.