Luisa Fernanda

Con ‘Luisa Fernanda’ vuelve al Teatro de la Zarzuela un clásico de los escenarios líricos españoles y americanos. Y en esta ocasión lo hace de forma única y especial. El género de la zarzuela no debe aspirar a quedar encerrado en la jaula de oro de “lo español”, como un exótico señuelo para el público y los artistas foráneos, sino que por calidad, por relevancia y por mero sentido común, debe aspirar a “lo universal”. Por esta razón es una ocasión única el que al timón de este nuevo barco impulsado por el Teatro de la Zarzuela, estén nada menos que el italiano Davide Livermore –en la actualidad uno de los directores más reclamados y aclamados en los más importantes Teatros de ópera del mundo y responsable de la apertura del Teatro alla Scala de Milán en las dos últimas temporadas–, y el Maestro británico Karel Mark Chichon, gran conocedor, amante e infatigable difusor de la música española. Ambos convierten la obra maestra del compositor Federico Moreno Torroba y los libretistas Federico Romero y Guillermo Fernández-Shaw en un espectáculo teatral sorprendente y emocionante a través de su intrínseco lenguaje teatral y musical, que se presenta al público como un todo compacto.

El Teatro de la Zarzuela ofrecerá 14 funciones, entre el 28 de enero y el 14 de febrero, de este espectáculo musical total en torno a una de las más grandes creaciones del repertorio, definida por Livermore como “una obra de arte de la cultura española y de la cultura universal”. El regista turinés afirma que ‘Luisa Fernanda’ “tiene una partitura que llega siempre al corazón del público, y tanto antes como ahora y dentro de cincuenta o cien años, la belleza musical de esta obra ha tenido, tiene y tendrá una atracción especial para todos los que llegamos a ella.”

Por su parte, el Maestro Karel Mark Chichon, que por primera vez dirige una producción de zarzuela en este escenario, sostiene que ‘Luisa Fernanda’ es “la última gran zarzuela romántica, y debe mucho a las obras maestras de la zarzuela grande y del género chico que la precedieron.” A esto añade que musicalmente se trata de uno de los mejores ejemplos del casticismo con el que tanto se identificaba Moreno Torroba, “combinando la gracia y colorido de la música española con la elegante comedia vienesa y el verismo de la ópera italiana.” Lo que convierte a la obra en una zarzuela “de melodías memorables con un instinto teatral infalible.”

Chichon, que estará al frente de la Orquesta Titular del Teatro de la Zarzuela -Orquesta de la Comuni­dad de Madrid-, del Coro Titular del Teatro de La Zarzuela y de dos repartos extraordinarios, se alternará en el podio del foso con el Maestro David Gómez Ramírez que dirigirá las funciones de los días 3, 4 y 5 de febrero.

El valor de los repartos

Los dos repartos que participan en esta nueva y esperada presentación de ‘Luisa Fernanda’ –que iba a estrenarse el 30 de abril de 2020 y que tuvo que posponerse a causa de la pandemia y el consecuente confinamiento– están integrados por cantantes especialmente diestros, enérgicos, eficaces, exigentes, intensos y equilibrados. Calificativos que solo son una mínima parte de sus virtudes.

Luisa Fernanda, la hija de un funcionario jubilado que guarda ausencia a Javier Moreno, ese joven militar, antiguo mozo de posada y ahora ascendido a coronel, será interpretada por las sopranos Yolanda Auyanet (Luisa Fernanda por antonomasia) y Maite Alberola. Por otra parte, está Vidal Hernando, un rico hacendado extremeño que se disputa el amor de Luisa Fernanda con Javier, a quien darán vida los barítonos Juan Jesús Rodríguez (Vidal por excelencia) y Javier Franco. La duquesa Carolina, aquella joven hermosa y persuasiva, estará encarnada por las sopranos Rocío Ignacio y Leonor Bonilla. Y el papel de Javier Moreno, que desde que ascendió de rango tiene descuidada a su novia Luisa, lo asumirán los tenores Jorge de León y Alejandro del Cerro.

Completan el elenco María José Suárez y Nuria García-Arrés como Mariana y Rosita, Emilio Sánchez y Antonio Torres, como don Florito y Luis Nogales, Didier Otaola como Aníbal; los actores Rafael Delgado, César Diéguez y Julia Barbosa, los integrantes del Coro Titular del Teatro, Román Fernández-Cañadas, Francisco José Pardo, Graciela Moncloa, Daniel Huerta, Rodrigo Álvarez, Ricardo Rubio, Antonio González y Quique Bustos; además de 4 figurantes y 12 bailarines.

En cuanto al equipo artístico, lo completan el estudio Giò Forma, responsable de la escenografía, la diseñadora de vestuario Mariana Fracasso, el iluminador Antonio Castro, la coreógrafa Nuria Castejón y el diseñador audiovisual Pedro CHamizo.

Amor, cine y revolución

El escenario es un espacio arquitectónico reconocible de Madrid en el que se proyectan los sentimientos de amor, dolor y angustia, “un mundo figurativo o desfigurado que evoluciona en 360 grados ante nuestros propios ojos…”, como explica el propio Davide Livermore, que para ello emplea técnicas y recursos del lenguaje cinematográfico inspirados en obras del séptimo arte.

Los hechos históricos en torno a la Gloriosa (o Revolución de 1868 que culminó con el exilio de Isabel II), que aparecen o se mencionan en esta zarzuela, son el trasfondo de lo que viven sus personajes. Entonces, como ahora, la historia de los jóvenes Luisa y Javier sorprenderá y emocionará al público, porque este episodio se combina con la vida de los espectadores de una sala de cine –a modo de plaza, de lugar de encuentro y de vida– en la también joven República (la trama se desarrolla tal cual fue escrita, pero trasladada a la fecha de su feliz estreno en el Teatro Calderón de Madrid en 1932); y aquel salón modernista no es otro que el Cine Doré, entonces uno de los más conocidos de Madrid y en la actualidad el cine en activo más antiguo de España.

Y por encima de tramas políticas y revoluciones, de galanterías y devaneos, lo que al fin de verdad importa es querer y ser querido. El amor: esa rueda que mueve el mundo.

Online y en las ondas

Como ya es habitual, una de las funciones se emitirá en directo por streaming a través del canal de YouTube, el perfil de Facebook y la página web del Teatro. La fecha elegida en esta ocasión es el miércoles 10 de febrero a las 20h00 (hora peninsular española).

Asimismo, una de las funciones será grabada por Radio Clásica de Radio Televisión Española para emitir en próximas fechas.

También en estos días se podrá disfrutar en YouTube y Facebook de la conferencia impartida por la musicóloga Mª Luz González Peña y de un nuevo capítulo de la serie ‘Viaje por la zarzuela’, en esta ocasión centrado en ‘Luisa Fernanda’ con Yolanda Auyanet, Juan Jesús Rodríguez y Davide Livermore como protagonistas, y, como siempre, con sorpresa incluida.

Elīna Garanča

¡Público! ¡público! ¡público!, era el grito del Teatro de la Zarzuela puesto en pie el domingo 11 durante el emotivo comunicado que leyó el director Karel Mark Chichon en su nombre y en el de Elīna Garanča: “Amado público, tanto Elina como yo estamos aquí porque amamos la música española, especialmente la zarzuela, y es por eso que la llevamos a todas partes del mundo. Y es nuestro deseo que este gran teatro siga defendiendo este género tan español y tan único que es la zarzuela. Todo nuestro apoyo a este teatro y a su equipo humano que nos han tratado como familia durante toda esta semana. Que este teatro siga siendo un teatro público…”.

Fue la culminación a un concierto de música española, de la que ambos, director e intérprete, son buenos conocedores y embajadores. La primera parte estuvo dedicada íntegramente a “Carmen”, que no es española, pero se le parece bastante y es éste un personaje que la Garanča tiene bien interiorizado y de la que es en estos momentos una de las mejores intérpretes. La segunda parte, con la participación del Coro, se dedicó por completo a la Zarzuela, género al que se acercan con el respeto de quien lo conoce y valora y no con el floclorismo del que otros hacen gala.

Elīna Garanča posee un magnetismo especial sobre el escenario. Exhibe una gran expresividad sin necesidad de ostentación alguna. Su técnica vocal es, sencillamente, perfecta. Posee todas las cualidades que un cantante pueda tener y las tiene todas a la vez. Canta con la misma facilidad que otros hablan. Su voz es soberanamente poderosa y con sobrada agilidad. Agudos brillantes y esmaltados y tonos oscuros robustos y limpios. Controla las regulaciones con maestría, apiana y crece con la misma facilidad y expresa con picardía e intención lo que dice la partitura. Una lección de canto. La Garanča juega en otra división.

La réplica se la dio un esforzadísimo Andeka Gorrotxategi, que tuvo que poner mucho empeño para estar a la altura de semejante compañera de escena. Mejor en los dúos apianados que intentando igualar el volumen vocal de una Garanča que, a diferencia de Gorrotxategi, no mostraba la menor dificultad.

Ante las noticias sobre la inminente “fusión” entre el Teatro Real y el Teatro de la Zarzuela, y la incertidumbre que se ha creado en el mundo de la lírica y aficionados, solo queda esperar el desenlace en próxima fechas. Las sensaciones entre el público y la crítica son de inquietud y cierto desasosiego. Esperemos que no se ponga en peligro el buen trabajo que la actual dirección del Teatro de la Zarzuela, con Daniel Bianco a la cabeza, está llevando a cabo desde su nombramiento en 2015, poniendo en valor nuestro género lírico y situándolo en el siglo XXI.

Elīna Garanča

Mucho tiempo lleva esperando el público de Madrid a Elīna Garanča, sin lugar a dudas una de las grandes damas de la lírica. La mezzosoprano letona, que tiene entre sus brillantes méritos el estar considerada como una de las Cármenes de referencia de la historia, hará al fin realidad el sueño de tantos aficionados el próximo domingo, 11 de marzo (18h00) con su anhelado debut en esta ciudad. La lógica expectación causada por este histórico concierto, ha hecho que las entradas estén agotadas desde hace ya meses.

Y es que no es solo el significado de su primera visita a Madrid lo que hace tan valiosa la cita, sino también el programa que ofrecerá esa tarde: a partes iguales dedicado, como es natural, a la ópera Carmen de Georges Bizet y al género de la zarzuela. No en vano, la intérprete ha querido bautizar el concierto como “Un homenaje a España”. En el podio estará el maestro británico (gibraltareño) Karel Mark Chichon, flamante director artístico y titular de la Orquesta Filarmónica de Gran Canaria, quien continúa entusiasmando a los públicos de todo el mundo con su temperamento, su pasión y su musicalidad; y a sus órdenes el Coro Titular del Teatro de la Zarzuela y la ORCAM, asimismo Orquesta Titular del Teatro.

Elīna Garanča –quien, entre sus muchos compromisos, en mayo debutará en la Ópera de Viena el rol de Dalila de la ópera Samson et Dalila de Camille Saint-Saëns, y que inaugurará en septiembre con ese mismo papel la temporada de la Metropolitan Opera House de Nueva York–, contará en el concierto del Teatro de la Zarzuela con la complicidad y el talento del tenor Andeka Gorrotxategi, uno de nuestros cantantes más internacionales, para interpretar algunas de las romanzas.

Junto a la selección de arias de Carmen, que ocupará la primera parte del concierto, los espectadores podrán escuchar la especial belleza de su voz, su “musicalidad inteligente” y disfrutar de su siempre impactante interpretación teatral, en romanzas de El barberillo de Lavapiés de Francisco Asenjo Barbieri, El barquillero de Ruperto Chapí o La chulapona de Federico Moreno Torroba.
La intérprete es artista exclusiva de Deutsche Grammophon desde 2005.

ELĪNA GARANČA … mezzosoprano …

La mezzosoprano Elīna Garanča, nacida en Riga, Letonia, en el seno de una familia musical, estudió con su madre en la Academia de Música de Letonia. En 1999 ganó el Concurso de Canto Mirjam Helin y fue finalista en el BBC Cardiff Singer of the World de 2001. Comenzó su carrera profesional como artista residente en el Südthüringischer Staatstheater en Meiningen, donde interpretó muchos papeles principales, y más tarde fue artista residente en la Ópera de Fráncfort. Desde entonces, la intérprete se ha consolidado como una de las principales estrellas internacionales de la lírica gracias a sus actuaciones con la más importantes compañías de ópera y orquestas sinfónicas de todo el mundo, obtenido la unánime aclamación de la crítica y el público por su hermosa voz, su musicalidad inteligente y sus interpretaciones teatrales arrebatadoras. En septiembre de 2005, Elīna Garanča se convirtió en artista exclusiva de Deutsche Grammophon. Durante la temporada 2017-18, ha culminado su esperado debut en la Opéra National de Paris como la
Princesa Éboli en una nueva producción de Don Carlo; en la Wiener Staatsoper debutará en el papel de Dalila en una nueva producción de Samson et Dalila, papel con el que inaugurará la próxima temporada de la Metropolitan de Nueva York. Antes, también regresará a la Royal Opera House Covent Garden con Cavalleria rusticana, y a la Bayerische Staatsoper con Carmen. En el capítulo de conciertos, cantará Ravel y Berg con la Filarmónica de Berlín y Sir Simon Rattle; canciones de Mahler con la Filarmónica de Viena (en Viena y de gira), y con Christian Thielemann en Dresde y Salzburgo.

Asimismo, será cabeza de cartel en varios festivales, galas y recitales en toda Europa y otros continentes. Ha ofrecido numerosas galas y recitales en todo el mundo, incluyendo el Requiem de Verdi en La Scala con Daniel Barenboim, Anja Harteros, Jonas Kaufmann y René Pape, y recitales en el Carnegie Hall en Nueva York y el Wigmore Hall en Londres. En 2013, fue honrada por la Weiner Staatsoper con el título de Kammersängerin. Siendo uno de sus destinatarios más jóvenes, Elīna Garanča recibió este premio por su devoción a este teatro, donde ha cantado dieciocho personajes diferentes en más de 140 funciones desde su debut en 2003. Elīna Garanča actúa por primera vez en el Teatro de la Zarzuela.

KAREL MARK CHICHON … dirección musical …

El maestro británico continúa entusiasmando a los públicos de todo el mundo con su temperamento, pasión y musicalidad. En reconocimiento por sus servicios a la música, la Reina Isabel II de Inglaterra le nombró Oficial de la Excelentísima Orden del Imperio Británico y fue elegido Miembro de la Royal Academy of Music como reconocimiento a su labor en la profesión. Nacido en Londres en 1971, Chichon estudió en la Royal Academy of Music de londres y fue director asistente de Giuseppe Sinopoli y Valery Gergiev. Fue director titular de la Deutsche Radio Philharmonie Saarbrücken (2011-2017), la Sinfónica Nacional de Letonia (2009-2012) y de la Sinfónica de Graz en Austria (2006-2009). En mayo 2017 fue nombrado director artístico y titular de la Orquesta Filarmónica de Gran Canaria. Cuenta con una importante presencia en teatros como la Metropolitan de Nueva York, Ópera de Viena, Deutsche Oper en Berlín, Ópera de Múnich, Ópera de Roma y Bolonia y con orquestas como la Filarmónica de Viena, Royal Concertgebouw, Sinfónica de Londres, English Chamber Orchestra, Filarmónica de la Radio Holandesa, Sinfónica de la Radio de Berlín (RSB), Sinfónica de Viena, Sinfónica de la NHK Tokio, Suisse Romande. En 2016 debutó en la Metropolitan Opera de Nueva York con Madama Butterfly, transmitida en HD a 2000 cines de 66 países, y volverá en 2019. Es artista de Deutsche Grammophon, para el que ha grabado numerosos discos y dvds. Durante los próximos cinco años grabará las obras completas de Dvořák con la Deutsche Radio Philharmonie para el sello discográfico Hänssler Classic. Entre 2006 y 2010 fue director musical de los conciertos Christmas in Vienna, celebrados en la Konzerthaus vienesa y transmitidos por televisión a millones de personas. Karel Mark Chichon dirige por primera vez en el Teatro de la Zarzuela.