Teatro Real de Madrid

Concluyen con éxito las 27 funciones de La traviata que despiden la temporada del Teatro Real

LA ÓPERA ES POSIBLE CON LA COMPLICIDAD DE TODOS

  • Entre los días 1 y 29 de julio se han ofrecido 27 funciones de La traviata, en las que el público ha seguido escrupulosamente las medidas de seguridad sanitaria implementadas por el Teatro Real sin que se produjera ninguna incidencia relevante.
  • 22.000 espectadores han asistido a las representaciones, superando el objetivo de ocupar el 50% del aforo total de la sala en todas las representaciones.
  • El Teatro Real culmina así un proyecto ilusionante y muy complejo, en el que han trabajado con ahínco sus 300 trabajadores, en estrecha complicidad con los intérpretes (cuatro repartos), el Coro y Orquesta Titulares del Teatro Real, el director musical Nicola Luisotti y el director de escena Leo Castaldi.
  • El protocolo sanitario diseñado por el Comité Médico del Teatro Real, en colaboración con sus equipos de Prevención e Infraestructuras, se está ofreciendo a las instituciones nacionales y extranjeras que lo solicitan.
  • Para que toda España y el resto del mundo pudieran ver la primera ópera íntegra ofrecida en un escenario después del período de confinamiento obligatorio, La traviata se emitió en directo y gratuitamente en MyOperaPlayer -sigue disponible en su catálogo- y en RTVE.
  • El Teatro Real lleva dos meses trabajando con el equipo artístico de Un ballo in maschera, que inaugurará la próxima temporada, para que la producción pueda realizarse dentro de las directrices sanitarias, con la escenografía, figurines y dirección de escena originales adaptadas a las nuevas circunstancias.
  • El plazo de venta de abonos para la próxima temporada seguirá abierto hasta el 17 de septiembre y se pueden adquirir ya las localidades para toda la programación de septiembre y octubre.
  • Hasta la reapertura del Teatro Real al público, el próximo 16 de septiembre, MyOperaPlayer seguirá muy activa, incorporando nuevos títulos a su catálogo semanalmente.

Finalizaron las 27 funciones de La traviata que ha ofrecido el Teatro Real durante el mes de julio, sin que se registrara ningún caso de coronavirus entre los intérpretes (cuatro repartos procedentes de distintos países), trabajadores, coro, orquesta y público que ha acudido a las funciones.

El éxito de este proyecto complejo y singular ha sido posible por la emocionante complicidad de todos: el apoyo emotivo y responsable del público, la confianza y entrega de los artistas, la implicación entusiasta de los trabajadores del Teatro Real y de su Coro y Orquesta Titulares, la grandísima contribución de los medios de comunicación nacionales e internacionales en la difusión de las funciones, la colaboración imprescindible de los patrocinadores y el respaldo de las instituciones oficiales: Gobierno de España, Comunidad y Ayuntamiento de Madrid.

Las medidas de seguridad sanitaria diseñadas por el Comité Médico del Teatro Real ─compuesto por seis médicos de reconocido prestigio y distintas especialidades─, en colaboración con sus equipos de Prevención e Infraestructuras, se han ido adaptando permanentemente a los dictámenes de las autoridades sanitarias, lo que permitió al teatro comenzar con una ocupación de la sala del 50% del aforo y ampliarla posteriormente al 75%.

El riguroso protocolo adoptado, que supuso una inversión de 340.000 euros, se está ofreciendo a instituciones nacionales e internacionales que lo solicitan para adaptarlo a la idiosincrasia de cada espacio y territorio.

Así, después del triunfo de las funciones de La traviata, el Teatro Real prosigue su camino hacia la ‘normalidad’ preparándose ya para la inauguración de la próxima temporada, el 18 de septiembre, con Un ballo in maschera, que se ofrecerá en una producción procedente del Teatro La Fenice de Venecia, con dirección de escena de Gianmaria Aliverta y escenografía de Massimo Chequeto, que están trabajando con los equipos del Teatro Real para rediseñar el espectáculo cumpliendo estrictamente con las medidas de seguridad sanitaria. Nicola Luisotti, primer director invitado del Teatro Real, volverá a asumir la dirección musical del título verdiano, después del aplauso unánime de público y crítica por su honda y sobrecogedora lectura de La traviata.

Un ballo in maschera se presentará con el decorado, atrezzo, figurines y dirección de escena adaptados de la producción original del Teatro de la Fenice, lo que supone un paso más en la conformación de una programación que se irá adaptando a las circunstancias de cada momento.

Paralelamente prosiguen los trabajos, ya muy adelantados, de la primera nueva producción de la próxima temporada, la popular ópera romántica checa Rusalka, con dirección de escena de Christof Loy, coproducida con los teatros de ópera de Dresde, Bolonia, Barcelona y Valencia, donde se presentará posteriormente.

El Teatro Real despide, pues, esta temporada cercenada por la pandemia, con esperanza en el futuro y un profundo sentimiento de gratitud por el apoyo, colaboración, confianza y complicidad de todos.

Lissette Oropesa en LaTraviata Teatro Real Madrid

Éste ha sido el segundo bis que ha ofrecido la soprano en el Teatro Real, después de la repetición del Sexteto de Lucia di Lammermoor, en 2018, en el que estuvo acompañada de los restantes solistas que interpretaban la ópera.

BISES EN EL TEATRO REAL

2009 – Leo Nucci: Rigoletto. Dúo ‘Sí, vendetta, tremenda vendetta’ con Patricia Ciofi

2014 – Javier Camarena: La fille du régimen. Aria ‘A mes amis’

2015 – Leo Nucci: Rigoletto. Dúo ‘Sí, vendetta, tremenda vendetta’ con Olga Peretiatko

2018 – Seis solistas (incluyendo Camarena y Oropesa) Sexteto de Lucía di Lammermoor

2019 – Camarena: L’elisir d’amore. Aria ‘Una furtiva lagrima’

 

 

La Traviata, “ritorno alla vita”
La Traviata
Giuseppe Verdi (1813-1901)
Ópera en tres actos
Libreto de Francesco Maria Piave, basado en la novela y la obra de teatro La Dame aux camélias de Alexandre Dumas hijo
Estrenada en el Teatro La Fenice de Venecia el 6 de marzo de 1853 y el el Teatro Real el 1 de febrero de 1855. Ópera en versión de concierto semiescenificada
D. musical: Nicola Luisotti
Concepto escénico: Leo Castaldi
Iluminación: Carlos Torrijos
D. Coro: Andrés Máspero
Reparto: Marina Rebeka, Michael Fabiano, Artur Rucinski, Sandra Fernández, Marifé Nogales, Albert Casals, Isaac Galán, Tomeu Bibiloni, Stefano Palatchi, Emmanuel Faraldo, Elier Muñoz y Carlos García
Habían pasado cuatro meses desde que todo se suspendió. Al principio parecía que sería por poco tiempo, pero a medida que pasaban las semanas y los acontecimientos, la incertidumbre pasó a ocuparlo todo.
En este período ha habido tiempo para pensar en muchas cosas. También en que solo un milagro me devolvería a esta butaca. Pero los milagros existen, y los hacemos nosotros. En este caso, el Teatro Real. Y ha obrado un milagro que cubre varios aspectos. El primero, tener la valentía y determinación de volver a la actividad operística de la forma más segura, y el segundo, y no por ello menos importante, tener la capacidad de demostrar que, por difíciles que sean las circunstancias, se puede hacer una buena gestión, incluso, muy buena.La apuesta es arriesgada, mantener este frágil equilibrio cuando todo el mundo operístico está mirando, no es fácil. Durante un mes completo, en el que se han multiplicado las representaciones para compensar la limitación del aforo, se presenta esta adaptación escénica que ha realizado Leo Castaldi, como quien dice, con cuatro cositas que ha encontrado por el teatro, para crear una escenografía que no puede ser más eficaz. En ella aparecen los elementos imprescindibles, no falta ni sobra nada. Un escenario parcelado delimita los dos metros cuadrados de los que dispone cada cantante para moverse. Un espacio reducido, pero en el que caben todas las emociones de los protagonistas. El coro, que ocupa la mitad posterior de la caja escénica, permanece disciplinadamente recluido, cada uno de ellos, en su terreno, lo que no le resta un ápice de su sonoridad y profesionalidad. Todo ello iluminado con gran acierto por Carlos Torrijos.No era fácil sumergirse en la historia en un ambiente tan diferente al que estamos acostumbrados. Demasiados elementos nos distraen en la sala, en el escenario, la distancia, la mascarilla… Pero entonces, apareció él, como un héroe sin capa para rescatarnos del silencio, Nicola Luisotti. Uno de los hombres que más debe estar trabajando en las últimas semanas y que se mostraba exultantemente feliz ante este reto, tal vez por haber vivido las circunstancias dramáticas que nos han tocado con la intensidad que solo tiene un apasionado como él. Fue el primero en suspender el estreno de Il Trovatore en la Scala de Milán y ahora es el primero en levantar el telón en lo que llama “ritorno alla vita”.Fue entonces cuando empezó a sonar uno de los fragmentos de ópera más elaboradamente románticos y evocadores que se han escrito, la obertura del primer acto de La Traviata. La Orquesta, que ocupa todo el espacio del foso, aparece también con sus mascarillas, a excepción del viento, que está separado por mampara, como el propio Luisotti. El maestro italiano fue el vínculo perfecto entre lo que sucedía en el alejado escenario y el amplio foso, generando confianza y equilibrio en esta novedosa y extraña forma de interpretación. Después de una obertura profunda, sobria y sentida, por quien es gran conocedor de este repertorio, supo transmitir al escenario la teatralidad que le faltaba. Su dirección estuvo por encima de algunos sonidos más apagados provocados por las distancias físicas y técnicas. La orquesta sonó empastada y con la delicadeza que a veces algunos abandonan cuando se trata de Verdi.La distancia a la que se mantenían los cantantes no resulto perturbadora. Siempre atentos al maestro que les acompañaba, más que dirigía. A pesar de no acercarse ni tocarse, Violetta y Alfredo fueron capaces de demostrar su pasión.La letona Marina Rebeka es la primera de las cinco sopranos que abordan el personaje de Violetta Valéry. Posee una extensa y voluminosa voz de soprano lírica, un preciosos timbre y gran sonoridad que se apreció muy bien en las partes más dramáticas y en unos bien delineados pianos. Demasiado contenida quizá, lo que afectaba a la parte más teatral del personaje, algo muy importante en este rol del que Rebeka es gran conocedora y amante. Si dejara que el personaje se apoderara de ella, unido a su excepcional técnica, sería la mejor de las Violetas.El Alfredo de Michael Fabiano fue de menos a más. Tuvo momentos de gran inspiración, aunque se le notó un poco inseguro al inicio, algo que puede ser normal dadas las circunstancias, y que desapareció a partir del segundo y tercer acto, en el que brilló con un Alfredo inspirado e intenso.El más aplaudido de la noche fue el Artur Rucinski y su Giorgio Germont. Una buena dicción y un fraseo elegante y muy cuidado para su estirado Germont. Muy bien en el Di Provenza.

El resto de comprimarios estuvieron a gran altura. Estupenda la participación Marifé Nogales en su rol de Annina. Perfecta también Sandra Fernández, con una frívola Flora Bervoix, ambas intervienen en todas las funciones. Al igual que Albert Casals, como Gastone, Isaac Galán, como el Barón Douphol, Tomeu Bibiloni, como Marqués de Obigny, Stefano Palatchi, como el Doctor Grenvil y Emmanuel Faraldo, como Giuseppe y el criado de Violetta.

Un éxito sin duda del Teatro Real demostrando una gran valentía y capacidad. Todo ello servido con una seguridad que se palpa. Si se produce un brote importante, yo me voy al Teatro Real. Y es que la normalidad no viene sola, hay que conquistarla.
Texto: Paloma Sanz
Fotografías: Javier del Real
Vídeos: Teatro Real

LaTraviata

Mañana,15 de julio, a las 20.00 h*, vive en directo una Traviata histórica desde el Teatro Real de Madrid.

Disfruta en My Opera Player de La traviata de Verdi en una cuidada versión semiescenificada por Leo Castaldi y con Marina Rebeka y Michael Fabiano en los roles principales.

Con esta emocionante propuesta, adaptada al nuevo contexto actual, el Teatro Real se convierte en uno de los primeros coliseos del mundo en levantar de nuevo el telón.

Una vez emitida, se incorporará al catálogo de My Opera Player para que puedas volver a verla cuando y donde quieras dentro de tu suscripción.

¡Nos vemos en My Opera Player!

lisette-oropesa

Tras su extraordinario éxito como Lucia (Lucia di Lammermoor, Donizetti) en la temporada 2017-2018, la soprano estadounidense de origen cubano regresa al coliseo madrileño los próximos días 18, 22, 25 y 28 de julio para protagonizar uno de los títulos operísticos más conocidos, La Traviata de Giuseppe Verdi. Después de haber sido galardonada con dos de los más grandes premios de la ópera en Estados Unidos, el Premio Richard Tucker y el Premio Beverly Sills, y de sus aplaudidos debuts como Marguerite de Valois (Les Huguenots, Meyerbeer) en la Opéra national de París, Rodelinda (Rodelinda, Haendel) en el Gran Teatre del Liceu de Barcelona, Amalia (I masnadieri, Verdi) en la Scala de Milán o Manon (Manon Lescaut, Massenet) en la Metropolitan Opera de Nueva York, la soprano vuelve a Madrid para interpretar a la desdichada heroína de La traviata, la primera ópera postconfinamiento del Teatro Real. Se da la circunstancia de que Lisette Oropesa, en su primera actuación post-Covid, vuelve al escenario del Real para ponerse en la piel de Violetta Valery, el mismo rol con el que estaba cosechando un gran éxito en la Metropolitan Opera de Nueva York, tal y como reflejó The New York Times: “Lisette Oropesa hace suya La Traviata”, Anthony Tommasini (critic’s pick), cuando cerró sus puertas en plena emergencia mundial por el coronavirus.

Lisette Oropesa está nominada en la categoría de mejor Female Singer en la edición 2020 de los prestigiosos International Opera Awards, que se celebrarán en septiembre, y entre sus próximos compromisos destacan: la “Rossini Gala” de la Arena de Verona, Konstanze en Die Entführung aus dem Serail de Mozart en la Wiener Staatsoper, en una nueva producción de Hans Neuenfels, recitales en el Wexford Festival Opera, el Théâtre des Champs Elysées y el Smetana Hall de Praga, La Traviata de Verdi en la Metropolitan Opera de Nueva York, y la Premiere de Lucia di Lammermoor de Donizetti en la Opernhaus Zürich, con firma escénica de Tatjana Gürbaca.

https://lisetteoropesa.com/

La Traviata

La traviata, de Giuseppe Verdi, estaba prevista en la presente temporada ─con la célebre producción del Festival de Salzburgo dirigida por Willy Decker─ en dos períodos: del 9 a 24 de mayo (10 funciones) y del 7 al 19 de julio (9 funciones).

Debido al estado de alarma decretado por el Gobierno de España, las representaciones de mayo no han podido realizarse, por lo que el Teatro Real está intentando reubicar en julio a las personas que habían adquirido sus entradas para esas fechas. Paralelamente, se recolocará a los espectadores de las funciones de julio afectados por la restricción del aforo, que será de 869 localidades, en cumplimiento de la normativa de seguridad sanitaria.

De las 19 funciones programadas se ha pasado a 27 con aforo reducido, que se ofrecerán del 1 al 29 de julio (el 6 y el 20 de julio no habrá función), con cuatro distintos repartos en la interpretación del trío protagonista: como Violeta, las sopranos Marina Rebeka, Ruth Iniesta, Ekaterina Bakanova, Lana Kos y Lisette Oropesa; como Alfredo Germont, los tenores Michael Fabiano, Ivan Magrì, Matthew Polenzani y Ismael Jordi; y como Giorgio Germont, los barítonos Artur Rucinski, Nicola Alaimo, Luis Cansino y Javier Franco.

Debido a las restricciones de movilidad provocadas por la crisis del coronavirus tanto en España como en los diversos países de procedencia de los cantantes ─que viajaron desde Estados Unidos, Austria, Croacia, Italia, Letonia, Polonia, etc.─, los ensayos han comenzado el 19 de junio con todos los solistas, con excepción de la soprano Lisette Oropesa, que llegará a Madrid el 13 de julio para participar en las funciones finales de la ópera.

Junto a los solistas actuarán el Coro y Orquesta Titulares del Teatro Real, bajo la dirección de Nicola Luisotti, que dirigirá su quinto título verdiano en el Teatro Real ─después de Il trovatore (2007), Rigoletto (2015), Aida (2018) y Don Carlo (2019)- y que volverá en septiembre con el sexto, Un ballo in maschera, que inaugurará la próxima temporada.

La producción de La traviata que se ofrecerá a lo largo del mes de julio ya no será la que estaba anunciada, con dirección de Willy Decker, ya que los cantantes, coro y orquesta deberán adecuarse a las directrices de seguridad sanitaria vigentes en la actualidad.

Para presentar una versión de la ópera que respete estas normas y que se pueda realizar con apenas 10 días de ensayos, pruebas de vestuario y caracterización, el director de escena Leo Castaldi ha ideado una versión de concierto semiescenificada, en colaboración con el iluminador Carlos Torrijos y el equipo técnico del Teatro Real, utilizando elementos de atrezzo, vestuario y caracterización procedentes de los fondos del Teatro.

Partiendo precisamente de la contundencia con la que la distancia de seguridad se está interponiendo entre nosotros, Leo Castaldi ha concebido una ‘escenografía’ marcada por un reticulado de cuadrados de 2 por 2 metros dibujados en el suelo y proyectados sobre los muros del escenario, ‘aprisionando’ psicológicamente a los personajes en sus espacios limitados. Los solistas, que guardarán una distancia mínima de 2 m. entre ellos se moverán en 100 m2, compartiendo el escenario con el coro, que ocupará 260 m2, y con la banda interna (grupo de 16 músicos que toca en el escenario), que utilizará, durante su actuación, 60 m2.

Para unificar y cohesionar la propuesta dramatúrgica sin un diseño previo de vestuario ni tiempo material para realizarlo, Castaldi ha optado por crear una atmósfera vintage, de mediados del siglo XX, en la que se utilizarán trajes del Teatro y de los propios intérpretes y elementos de atrezzo del mismo período.

En el foso, con su máxima dimensión de 140 m2, estará la orquesta con la plantilla completa de la partitura para interpretación de La traviata: 56 músicos tocarán con mascarilla, atril individual y con 1,5 m. de distancia entre ellos. Los instrumentistas de viento tendrán paneles de metacrilato estratégicamente colocados delante de sus instrumentos. Sobre el escenario tocará la banda interna con 16 profesores.

Para que los músicos puedan tener jornadas de descanso entre las 27 funciones, la Orquesta Titular del Teatro Real se desdoblará en dos tocando cada formación por períodos de 3 días consecutivos.

El Coro Titular del Teatro Real, con 51 cantantes, interpretará la ópera sobre tarimas, lo que permitirá la optimización del sonido, pese a la distancia de seguridad de 2 m. entre sus miembros. Ocuparán un área de 260 m2, con aproximadamente 24 m. de ancho por 11 m. de fondo.

La traviata se presentará en el Teatro Real en el contexto singular que todos estamos viviendo. La ópera se presentará con menos ensayos de los normales y con una propuesta escénica diseñada para adaptarse a las circunstancias. Todo el equipo del Teatro Real, así como los artistas y el Coro y Orquesta Titulares, asumen el reto con un enorme sentido de responsabilidad, mucha imaginación y una gran ilusión por dar un paso más hacia la normalización de la vida artística, animando al público y a la ciudadanía a afrontar con ánimo y espíritu positivo la nueva realidad en la que nos encontramos. Eso sí, todo se hará respetando escrupulosamente las directrices de las autoridades sanitarias del Gobierno de España y de la Comunidad de Madrid.

Traviata
Traviata

TELEFÓNICA, MECENAS PRINCIPAL TECNOLÓGICO DEL TEATRO REAL

Telefónica, mecenas principal tecnológico del Teatro Real, impulsa su desarrollo digital y la mejor conectividad para optimizar la experiencia de los aficionados a la ópera en todos los canales digitales del Teatro. En estos años Telefónica ha ampliado el número de funcionalidades y servicios de la web, reforzando el carácter interactivo y la comunicación con los usuarios. De este modo, ha permitido crear un catálogo de productos mucho más amplio -abarcando diferentes tipos de música- y accesible, con servicios más ajustados a las preferencias de los seguidores de esta institución. Un paso más dentro de este proyecto global ha sido My Opera Player, plataforma digital que permite a los amantes de la ópera, la danza y la música clásica disfrutar desde casa, con tan sólo un click, de las mejores producciones de éxito internacional.

AGENDA | ACTIVIDADES PARALELAS

7 y 8 de julio, a las 18.30 y 21.00 horas | Fundación SGAE, Sala Berlanga

Cine: la Fundación SGAE programará un ciclo titulado Modelos de mujer en el que se proyectarán Yo soy la Juani de Bigas Luna y Nadie quiere la noche de Isabel Coixet. Dos películas sobre mujeres que, como Violetta Valèry, han transgredido los “roles femeninos” a los que por su condición social y/o momento histórico estaban abocadas.

Del 1 al 31 de julio | Museo del Romanticismo

Exposición: dentro de la iniciativa Una obra, una ópera, el Museo expondrá una maravillosa edición ilustrada de 1857 de La dama de las camelias, la novela que inspiró La traviata. De esta forma, el público que visite las salas podrá ver esta joya impresa que se custodia en la biblioteca del Museo.

A partir del 10 de julio | Museo Lázaro Galdiano

Audioguía: el Lázaro Galdiano ofrece al público del Teatro Real la posibilidad de descargarse un podcast exclusivo con el que conocerá las historias y leyendas que rodean a algunas de las mujeres que aparecen representadas en sus salas. Mujeres que, como la protagonista de La traviata, lucharon contra el destino que les dibujaron. Solicitud de código de descarga en educación@museolazarogaldiano.es

Fotografía: Javier del Real

Madama Butterfly

Para amenizar los días de confinamiento a través de la ópera, la danza, conciertos y espectáculos para toda la familia, el Teatro Real ha dado acceso gratuito en España, desde el pasado 18 de marzo, al catálogo completo de MyOperaPlayer, ampliando sus contenidos durante este período, con la complicidad y apoyo de los teatros e instituciones que participan en esta plataforma audiovisual: Gran Teatre del Liceu, Gran Teatro Nacional de China, Teatro Colón de Buenos Aires, Teatro del Bicentenario de San Juan (Argentina), Teatro Municipal de Santiago (Chile) y también Patrimonio Nacional, Fundación Albéniz y RTVE.

Para culminar esta oferta a los usuarios a lo largo de casi dos meses, el Teatro Real dará acceso gratuito en todo el mundo, los días 8 y 9 de mayo, a La Traviata y a Madama Butterfly en MyOperaPlayer, con la colaboración de la Agencia Española de Cooperación Internacional para el Desarrollo, AECID, que promocionará esta iniciativa a través de todos sus canales de difusión internacional.

El Teatro Real culminará así, el 9 de mayo, el período de acceso gratuito al catálogo completo de MyOperaPlayer iniciado el pasado 18 marzo, en el ámbito de las iniciativas llevadas a cabo durante el período más estricto del confinamiento, que comienza ahora su paulatina y progresiva desactivación, bajo las directrices del Gobierno de España.

A lo largo de estas 9 semanas se han inscrito en la plataforma más de 52.000 personas, con cerca de 4 millones de visitas, animadas por las propuestas de programación que se han lanzado semanalmente desde todos los canales de difusión del Teatro Real: información personalizada, newsletters, notas de prensa, redes sociales, etc.

Para promocionar y difundir la programación artística gratuita, en constante diálogo e interacción con el público, se han realizado conexiones en directo con varios artistas, vídeos y numerosos contenidos originales en las redes sociales del Teatro Real, con un notable aumento de su actividad y la constante participación de los usuarios, que han tenido un incremento de 15.000 seguidores, un alcance de 4.789.303 personas y un total de más de 3 millones de interacciones.

La programación infantil y juvenil de El Real Junior en MyOperaPlayer ha contado con gran número de usuarios, en su mayoría familias, que han utilizado los varios materiales didácticos disponibles para ayudar a padres y educadores.

El Teatro Real también ha dado acceso a algunos títulos de su catálogo a los países latinoamericanos miembros de OLA-ÓPERA LATINOAMÉRICA: Brasil, Chile, Colombia, Costa Rica, Ecuador, Guatemala, México, Perú y Uruguay.

El Teatro Real proseguirá con sus esfuerzos para sortear con generosidad, motivación y perseverancia, las limitaciones impuestas por la crisis del coronavirus, ofreciendo la ópera, la danza y los conciertos a en las mejores condiciones posibles, en el marco de las directrices del Gobierno de España y de la Comunidad de Madrid.

Fotografía: Javier del Real

Desde su pñagina web y completamente gratis. El MET ofrecerá cada noche una de sus mejores producciones.“Nos gustaría proporcionar algo de consuelo a los amantes de la ópera en estos tiempos extraordinariamente difíciles”, ha manifestado el gerente general del Met, Peter Gelb, en un comunicado de prensa. “Cada noche ofreceremos una joya operística completa de nuestra colección, correspondiente a funciones que han tenido lugar en los últimos catorce años”.

Las transmisiones comenzarán a las 19:30 hora local (00:30, hora peninsular española; 23:30, en las Islas Canarias) y estarán disponibles durante las siguientes veinte horas. Para la primera semana, el Met ha programado estas transmisiones:

Lunes, 16 de marzo: Carmen, de Bizet. Dirigida por Yannick Nézet-Séguin y protagonizada por Elina Garanca y Roberto Alagna (correspondiente a la función del 16 de enero de 2010).

Martes, 17 de marzo: La Bohème, de Puccini. Dirigida por Nicola Luisotti y protagonizada por Angela Gheorghiu y Ramón Vargas (5 de abril de 2008).

Miércoles, 18 de marzo: Il trovatore, de Verdi. Dirigida por Marco Armiliato y protagonizada por Anna Netrebko, Dolora Zajick, Yonghoon Lee y Dmitri Hvorostovsky (3 de octubre de 2015).

Jueves, 19 de marzo. La traviata, de Verdi. Dirigida por Yannick Nézet-Séguin y protagonizada por Diana Damrau, Juan Diego Flórez y Quinn Kelsey (15 de diciembre de 2018).

Viernes, 20 de marzo: La Fille du Régiment, de Donizetti. Dirigido por Marco Armiliato y protagonizado por Natalie Dessay y Juan Diego Flórez (26 de abril de 2008).

Sábado, 21 de marzo: Lucia di Lammermoor, de Donizetti. Dirigido por Marco Armiliato y protagonizado por Anna Netrebko, Piotr Beczała y Mariusz Kwiecien (7 de febrero de 2009).

Domingo, 22 de marzo: Eugene Onegin, de Chaikovski. Dirigida por Valery Gergiev y protagonizada por Renée Fleming, Ramón Vargas y Dmitri Hvorostovsky (24 de febrero de 2007).

https://www.metopera.org/

El Festival Castell de Peralada es un proyecto único y singular. Desde la iniciativa privada con vocación pública, el Festival contribuye al enriquecimiento cultural de nuestro país a través de nuevos encargos y nuevas producciones, pero también programando compañías y artistas de reconocimiento internacional en nuestro país.

En ese sentido, la inauguración del Festival será un gran acontecimiento para los amantes de la danza. La noche del 4 de julio, una de las mejores, sino la mejor, compañía de danza clásica del mundo, el Ballet del Teatro Mariinsky de San Petersburgo, levantará el telón con el ballet Las cuatro estaciones con música de Max Richter. Al día siguiente, el 5 de julio, la misma compañía interpretará un programa mixto con Chopiniana de Fokine, In the Night de Robbins y Marguerite and Armand de Ashton. El 26 de julio el Ballet Nacional de Sodre, bajo la dirección artística de Ygor Yebra, presentará El Quijote del Plata, un espectáculo con coreografía de Blanca Li. La estrella internacional del ballet Carlos Acosta y su compañía, Acosta Danza, presentarán un programa hecho a medida para el Festival Castell de Peralada la noche del 15 de agosto con una nueva coproducción que llega de la mano de Sadler’s Wells London y Valid Productions y donde el mismo Carlos Acosta bailará dos coreografías: Mermaid, de Sidi Larbi Cherkaoui, y Two, de Russell Maliphant, que ya bailó en el mismo Festival la edición de 2017.

La lírica y la clásica tienen un peso muy importante en esta edición. El 18 de julio el Claustro del Carmen será el espacio de un nuevo estreno absoluto, encargo del Festival, la ópera Diàlegs de Tirant e Carmesina con música de Joan Magrané, libreto y dirección de Marc Rosich y espacio escénico a cargo de Jaume Plensa. La ópera, de nueva creación, contará con las voces de Josep-Ramón Olivé, Isabella Gaudí y Anna Alàs Jové. Al día siguiente, el 19 de julio, llega Historia de un soldado de Igor Stravinski con dirección escénica de Àlex Ollé de La Fura dels Baus, un espectáculo sobrecogedor, narrado en francés, que se presenta por primera vez en España. El 20 de julio el barítono Ludovic Tézier ofrecerá un recital de arias y canciones en la Iglesia del Carmen. En el mismo escenario actuará el 3 de agosto la soprano finlandesa Camilla Nylund acompañada al piano por Helmut Deutsch con un recital centrado en el liederabend de Strauss, Dvořák, Mahler y Sibelius; este recital dará el pistoletazo de salida a una semana lírica de primer nivel. El tenor Joseph Calleja debutará en el Festival el 4 de agosto, y al día siguiente el Festival vivirá uno de los momentos más álgidos del verano, el estreno de La traviata (sempre libera), nueva producción de Peralada con dirección y concepto escénico de Paco Azorín, que se podrá ver las noches de los días 5 y 7 de agosto. La Orquesta del Gran Teatro del Liceo y el Coro Intermezzo bajo la dirección musical de Riccardo Frizza contará con un reparto internacional encabezado por la soprano Ekaterina Bakanova, el tenor René Barbera y el barítono Quinn Kelsey en los roles principales. El 8 de agosto, Núria Rial y Juan Sancho presentarán Human Love, Love Divine, un concierto que recogerá arias y dúos para soprano y tenor de óperas y oratorios de Händel y que será la antesala de un nuevo trabajo discográfico con la participación del Festival. El tenor peruano Juan Diego Flórez ofrecerá un concierto lírico en el Auditorio el 9 de agosto, junto a la soprano Ruzan Mantashyan. Un concierto de dúos y arias de Gounod, Puccini y Donizzeti con la Orquestra Simfònica del Vallès dirigida por Guillermo García Calvo. La batuta de Gustavo Dudamel llega por primera vez al Festival la noche del 10 de agosto. Con la Mahler Chamber Orchestra & Friends, Dudamel dirigirá El sueño de una noche de verano de Mendelssohn con María Valverde como narradora, y las voces de Mercedes Gancedo y Lidia Vinyes-Curtis y la Sinfonía n.º 1 en re mayor “Titán” de Mahler. El 17 de agosto, la soprano estadounidense Sondra Radvanovsky ofrecerá un recital lírico en la Iglesia del Carmen en homenaje a la gran diva del Festival, Montserrat Caballé.

En el Verano Musical, el Festival reúne a figuras de la música internacional como Charlotte Gainsbourg (6 de julio) con REST; el cantante y compositor Paul Anka (13 de julio) con Anka Sings Sinatra: His Songs, My songs, My Way!; la formación Pink Martini (27 de julio) con un concierto aniversario de su gran éxito Je ne veux pas travailler, y una de las nuevas divas del pop, la británica Jessie J, que actuará en el Festival el 12 de agosto. El Cirque Éloize, una de las mejores compañías de circo contemporáneo, desplegará su espectáculo Hotel el 12 de julio. Y en la clausura, y por primera vez, Peralada será electrónico y sinfónico al mismo tempo con el espectáculo MAESTRO, Where Dance Music Becomes Classica.

La pasada edición se estrenaron dos nuevos escenarios con el objetivo de ofrecer experiencias culturales con nuevos formatos y bajo el sello Paralelos. Los días 10 y 11 de agosto, Finca Malaveïna (Garriguella) acogerá dos atardeceres con viticultura y música en un paraje de ensueño con Marco Mezquida como protagonista. En la primera propuesta, junto al guitarrista Chicuelo, presentarán en carácter de estreno su último proyecto juntos, No hay dos sin tres. Al día siguiente Marco Mezquida pondrá música a Los sueños de Ravel. El Hotel Peralada Wine Spa & Golf se convierte la noche del 14 de agosto en el escenario idóneo para disfrutar de una Cita a ciegas entre la bailarina Sol Picó y Marco Mezquida.

La pedagoga, musicoterapeuta y cantante Dámaris Gelabert, todo un referente de la canción infantil, llega al Petit Peralada el 13 de agosto con el concierto Naturalment. Un concierto en el Auditorio donde no faltarán algunos de los temas más conocidos de la cantante. Un año más, y como agradecimiento a la villa de Peralada, se ha organizado un concierto gratuito en la plaza Gran a cargo de Vespres d’Arnadí y Dani Espasa. Este año, la formación barroca presentará el 11 de agosto el espectáculo Ingràvida floració, un concierto espectáculo de nueva creación con música y danza barroca donde se interpretarán obras relacionadas con la danza, representativas de los diferentes estilos más importantes de los siglos XVII y XVIII en Europa.

Homenaje a Montserrat Caballé

La edición 2019 del Festival se dedica al recuerdo de la gran soprano Montserrat Caballé que, junto con Carmen Mateu, soñó e hizo posible que Peralada tenga un festival de música de prestigio internacional. En ese sentido el Festival ha organizado también una exposición fotográfica de algunos de los momentos que la diva regaló a la historia de este Festival. Una muestra que el público de Peralada podrá ver los jardines del castillo durante los meses de julio y agosto.

El Festival Castell de Peralada amplía su programación y la extiende al territorio

En esta edición, las ciudades de Figueres y Girona acogerán dos propuestas artísticas programadas y organizadas por el Festival Castell de Peralada. Una propuesta para fortalecer los vínculos con estas dos ciudades y abrir el Festival a nuevos públicos. El 29 de abril, coincidiendo con el Día Mundial de la Danza, la bailarina y coreógrafa Sol Picó presentará en el espacio cultural La Cate Persiguiendo un sueño. Un espectáculo ideado para acercar la figura de la bailarina y el lenguaje de la danza a la sociedad. El 23 de mayo, en el Teatro Municipal de Girona, el Festival ha programado el espectáculo teatral Voltaire/Rousseau, la disputa. La obra de Jean-François Prévand ha sido adaptada y dirigida de manera magistral por Josep Maria Flotats.

Más información www.festivalperalada.com

Después de dirigir Anna Bolena en Roma, Falstaff en Dallas y Aida en Venecia, el director italiano Riccardo Frizza regresa a España para ponerse al mando de la nueva producción de La Traviata que estrena en agosto el Festival Castell de Peralada (Girona), el más importante evento lírico del ámbito hispano. Frizza debutó la obra verdiana en 2005, cuando ya tenía en repertorio una docena de títulos del mítico compositor. “Me la habían ofrecido varias veces, pero hasta que no estuve seguro de hacerla en las condiciones óptimas, preferí esperar”. El momento propicio llegó en el Teatro La Fenice de Venecia, donde el propio Verdi estrenó su obra. “Junto con Rigoletto e Il Trovatore, que yo ya había dirigido, La Traviata conforma la trilogía popular verdiana”, recuerda el director. “Las melodías de esta obra maestra ya forman parte de la banda sonora de Occidente. ¿Quién no conoce, por ejemplo, su famoso Brindis? Verdi, con sus melodías, sabe cómo llegar al corazón de la gente y en Peralada podremos revivir esa misma sensación”.

Frizza considera que la obra presenta una trama muy adelantada a su época, “con una protagonista extraordinariamente moderna. Con esta ópera Verdi se atrevió a proponer como personaje principal no a una reina, sino a una prostituta. Cuando la obra se estrenó, en Italia y en toda Europa las familias eran completamente patriarcales, pero Violetta se rebela, lucha por su amor quien podría haber sido su suegro”.

En Peralada Frizza se pondrá al mando de la Orquestra Simfònica del Gran Teatre del Liceu de Barcelona ante los solistas Ekaterina Bakanova, René Barbera y Quinn Kelsey, en un montaje de Paco Azorín. Las funciones están programadas para el 5 y el 7 de agosto.

Al día siguiente Riccardo Frizza se trasladará a Solsona (Lleida) para participar, entre el 8 y el 11 de agosto, en la Academia Internacional de Música de Solsona (AIMS) para ensayar con la Orquesta Sinfónica integrada por los músicos participantes en la Academia y posteriormente dirigir a los intérpretes seleccionados en la Segunda Sinfonía de Beethoven.

Mas tarde, ya en septiembre, Riccardo Frizza comenzará la temporada 2019-20 inaugurando el curso de la Opéra National de París con I Puritani, de Bellini, antes de dirigir el arranque de la temporada de ABAO Bilbao Opera con Lucia di Lammermoor.

Info:

www.ricccardofrizza.com

https://www.festivalperalada.com/es/programacio/163/la-traviata-de-verdi/

Fotografía: Riccardo Frizza © Joan TOMÀS / Fidelio Artist

La traviata en Les Arts

Valentino Garavani firma los vestidos de Violetta, confeccionados en el taller de alta costura de la Maison Valentino. La Maison Valentino ha diseñado el vestuario de Flora y del Coro.

El nuevo montaje, creado por Valentino Garavani y Giancarlo Giammetti para la Ópera de Roma, reúne un equipo artístico extraordinario: Valentino Garavani, que firma los vestidos de Violetta Valery, confeccionados en el taller de alta costura de la Maison Valentino, la Maison Valentino, que ha diseñado el vestuario de Flora y el Coro, la cineasta Sofia Coppola en su debut operístico y el escenógrafo Nathan Crowley, candidato al Oscar en numerosas ocasiones.

Ramón Tebar asume la dirección musical de la ópera de Verdi. Marina Rebeka (Violetta) y Arturo Chacón Cruz (Alfredo) completan con Plácido Domingo el triángulo protagonista.

Plácido Domingo protagoniza en el Palau de les Arts Reina Sofía el estreno en España de la producción de ‘La Traviata’ impulsada por Valentino, que dirige Sofia Coppola, el sábado, 9 de febrero.

El montaje, creado por Valentino Garavani y Giancarlo Giammetti para la Ópera de Roma, reúne un equipo artístico extraordinario: Valentino Garavani, que firma los vestidos de Violetta Valéry, confeccionados en el taller de alta costura de la Maison Valentino, la Maison Valentino, que con Pierpaolo Piccioli y Maria Grazia Chiuri ha diseñado el vestuario de Flora y el Coro; la cineasta Sofia Coppola en su debut operístico y el escenógrafo Nathan Crowley, candidato al Oscar en numerosas ocasiones.

Plácido Domingo interpreta por primera vez en España el papel de Giorgio Germont, su cuarta incursión en el repertorio verdiano para barítono en Valencia, después de ‘I due foscari’, ‘Simon Boccanegra’ y ‘Macbeth’.

Ramón Tebar, al frente de la Orquestra de la Comunitat Valenciana, asume la dirección musical de esta ‘Traviata’, que han dirigido anteriormente en Les Arts Lorin Maazel y Zubin Mehta. Marina Rebeka y Arturo Chacón Cruz, en los papeles de Violetta Valéry y Alfredo Germont, conforman con Plácido Domingo el reparto principal.

Valentino Garavani considera que esta producción es como un gran sueño hecho realidad, porque desde siempre se ha sentido fascinado por la lírica y por su capacidad para crear mundos fantásticos y modernos a través de una música maravillosa y atemporal.

Su pasión por este arte le llevó a diseñar en 1994 el vestuario para una ópera inspirada en Rodolfo Valentino, que puso en escena el Kennedy Center en Washington. A ésta le han seguido otras experiencias, como el despliegue extraordinario de trajes en la gala ‘Valentino’ en el New York City Ballet y el Concierto de Año Nuevo de Viena. Por tanto, este nuevo montaje es un acontecimiento muy importante para él, además de tratarse de uno de los primeros proyectos apoyados por la Fundación Valentino Garavani y Giancarlo Giammetti.

El propio Valentino escogió a Sofia Coppola para esta nueva producción después de visionarMarie Antoinette’ (2006), adaptación de la biografía de la reina de Francia escrita por la historiadora británica Antonia Fraser, donde la cineasta muestra una especial sensibilidad estética y musical, así como un equilibrio entre lo clásico y lo moderno. ‘La Traviata’ supone para la ganadora de un Oscar por ‘Lost in Translation’ su debut como ‘regista’ de ópera.

El mundo del cine también está presente en la escenografía de esta nueva producción con la firma del inglés Nathan Crowley, reconocido por el diseño de producción de largometrajes como ‘Batman begins’, ‘El caballero oscuro’ o ‘Interstellar’.

El elenco se completa con las voces de los artistas del Centre Plácido Domingo: Alejandro López (Il Dottore Grenvil), Anna Bychkova (Flora Bervoix), Olga Zharikova (Annina), Moisés Marín (Gastone de Letorières), Jorge Álvarez (Il Barone Douphol), Andrea Pellegrini (Il Marchese d’Obigny), además de los cantantes del Cor de la Generalitat Antonio Gómez (Giuseppe), Boro Giner (Un Commissionario) y Bonifaci Carrillo (Un Servitore).

Han colaborado en la dirección de escena Marina Bianchi y en la escenografía Leila Fteita. Francesc Perales dirige al Cor de la Generalitat. Completan el equipo creativo Stéphane Phavorin (coreografía), Vinicio Cheli (iluminación) y Officine K (videocreación).

Les Arts ha programado siete funciones de ‘La Traviata’ los días 9, 12, 15, 18, 21, 22 y 23 de febrero. La representación del día 22, con localidades a precios populares, estará protagonizada por Tina Gorina, Giuseppe Talamo y Luis Cansino.

 

Rancatore

El nuevo año comienza para la soprano italiana Desirée Rancatore con el regreso al personaje de Tisbe, de la ópera Piramo e Tisbe de Johann Adolf Hasse, ocasión en el que lo interpretará en la ciudad polaca de Cracovia el próximo 28 de enero junto a la orquesta Europa Galante y bajo la dirección del fundador del aclamado conjunto instrumental, Fabio Biondi. La diva palermitana debutó el papel de Tisbe en el verano de 2010 en el prestigioso Festival de Salzburgo –evento al que Rancatore ha vuelto en diversas ocasiones para participar en conciertos y en óperas– y en el Festival de Radio France de Montpellier, siempre dirigida por el maestro Biondi.

La cantante italiana acaba de despedir un año lleno de éxitos. Entre otros, ha sido reconocida con el Premio Luciano Pavarotti 2015 y con el Premio Rigoletto 2015, ambos en su Italia natal. A estos galardones se une su aclamada gira por diversas ciudades de Japón como protagonista de La Traviata agotando las localidades a las pocas horas de que se pusieran a la venta. Desirée Rancatore también deja atrás el debut en el repertorio pucciniano con una aplaudida Musetta de La Bohème en el Teatro Carlo Felice de Génova, compromiso que cumplió poco antes de ser la invitada de honor del Concierto de Fin de Año del Teatro Massimo de Palermo.

www.desireerancatore.com

Plácido

Tal como se anunciamos la semana pasada, Plácido Domingo no interpretará el papel titular de Gianni Schicchi, de Giacomo Puccini, debido al reciente fallecimiento de su hermana, a la que se sentía muy unido, y que le impide interpretar, con intensidad y entrega, una ópera de carácter cómico.

No obstante, por deferencia con el público de Madrid y con el Teatro Real, ofrecerá un pequeño concierto entre las óperas Goyescas y Gianni Schicchi, en las cinco funciones que tendrán lugar en el Teatro Real los días 30 de junio y 3, 6, 9 y 12 de julio.

Al finalizar la ópera de Enrique Granados, en versión de concierto, Plácido Domingo interpretará, acompañado por la Orquesta Titular del Teatro Real, bajo la dirección de Giuliano Carella, arias y escenas de La Traviata y Macbeth, de Giuseppe Verdi, y Andrea Chénier, de Umberto Giordano, en papeles destinados a la cuerda de barítono.

Desirée Rancatore

Después del caluroso recibimiento recibido en el Teatro Regio de Turín, donde, en abril, interpretó el papel de Elvira de I Puritani de Bellini, la soprano Desirée Rancatore vuelve al coliseo italiano para interpretar a Violetta Valéry, la desafortunada protagonista de La Traviata de Verdi. Las actuaciones forman parte de la agenda de eventos organizados en Turín con motivo de la EXPO 2015, serán los días 11, 16, 21 y 25 de julio. La producción de Laurent Pelly es la misma que la soprano ya cantó en Palermo en 2013, ahora con la dirección musical a cargo de Francesco Ivan Ciampa.

Para la diva de Sicilia, se trata no solo de una de las óperas más importantes del repertorio, sino además, de su personaje favorito: “Cuando estudiaba la ópera, en el tercer acto lloraba desde que lo empecé a ensayar con el piano”, afirma entusiasta. “La historia de La Traviata no puede evitar amarse. Es tan fuerte y hermosa que es imposible que no te toque.
Violetta es un personaje fascinante. Primero es una chica que solo piensa en las fiestas, en divertirse y en el dinero. Luego se transforma en la mujer que se arrepiente de lo que ha hecho y que está enamorada, y nunca lo había estado antes. Parece incluso que su enfermedad ha desaparecido. Por último está la Violetta enferma, destrozada, sin esperanzas, consciente de que se está muriendo. Se podría decir que son tres mujeres completamente diferentes, aunque en realidad se trata de la evolución del mismo personaje. Y es necesario que ese cambio se refleje en el canto, porque sería incoherente que Violetta sonara igual en el primer acto que en el tercero. Rancatore comenta que es un personaje con el que ha soñado toda su vida. “Desde que empecé a cantar he pensado siempre en Violetta. Mi madre trabajaba en el coro del Teatro Massimo de Palermo y allí pude ver infinidad de Traviatas. Es un papel que tiene todo lo que una cantante puede desear: coloratura, sutileza, romanticismo y un gran drama. Y la historia en sí misma es fascinante. Leí la novela de Dumas y me encantó, y antes de enfrentarme al personaje decidí leer el libreto de Piave varias veces, sin música, deteniéndome en cada frase, en cada coma, observando la manera particular en que se expresan los personajes en cada situación. Solo después de esto, cuando ya me sabía el libreto de memoria, volví a escuchar la ópera con oídos nuevos, como si fuera la primera vez que la escuchaba”.

Desirée Rancatore debutó el papel en 2013 en la Opéra de Monte-Carlo (Mónaco); después la ha interpretado en el Teatro Auditorio San Lorenzo de El Escorial (España), Quincena Musical Donostiarra (España), Wiener Staatsoper (Austria) y Royal Opera House de Muscat (Omán). Después de su Traviata en Turín, en octubre y noviembre, será nuevamente Violetta, entonces en una de las ciudades que más triunfos le ha deparado: Tokyo.

Ópera

La semana de la Ópera celebrada en Madrid ha resultado ser un rotundo éxito. La gran pantalla instalada en la fachada del Teatro Real el viernes 8 de mayo, donde se proyectó en directo la representación de La traviata, ha congregado a más de 6.000 personas. Y las visitas a Palco Digital, que la ofrecía también en abierto, fueron más de 16.000 de 50 países diferentes. La retransmisión se ha seguido también en los auditorios del Museo Nacional del Prado, Museo Nacional Centro de Arte Reina Sofía, Museo Thyssen-Bornemisza, Matadero (Casa del Lector), Fundación Canal, Fundación Francisco Giner de los Ríos, Centro Cultural Conde Duque e Instituto Italiano de Cultura, entre otros centros en Madrid, y en numerosas instituciones de toda España.

Al finalizar la representación, todo el elenco que ha participado en La traviata salió a saludar desde balcón a todos lo que han seguido la representación en la Plaza de Oriente.

El domingo 9 de mayo se celebró en el Real una jornada de puertas abiertas y fueron más de 3.300 personas las que se acercaron hasta la Plaza de Oriente para entrar y disfrutar de las instalaciones del Teatro, en el que han podido visitar todos los espacios públicos y disfrutar, en la sala principal, en pantalla de alta definición, de vídeos explicativos del interior de la zona técnica y de la historia del centro de la lírica más importante de España.

The Opera Platform

Mañana, viernes, 8 de mayo de 2015, la comunidad online descubrirá una nueva plataforma completamente dedicada a la ópera. Pretende atraer a los amantes de la ópera y a los curiosos que se acerquen a ella por primera vez.
El programa Europa Creativa de la Comisión Europea apoya esta nueva página web, creada por una asociación dirigida por Ópera Europa, la asociación europea de compañías y festivales de ópera, con el canal cultural ARTE y quince compañías de ópera: Austria: Wiener Staatsoper; Bélgica: La Monnaie/De Munt Bruxelles; Finlandia: Ópera Nacional Finlandesa de Helsinki; Francia: Festival d’Aix-en-Provence, Opéra national de Lyon; Alemania: Komische Oper deBerlín, Oper Stuttgart; Italia: Teatro Regio de Turín; Letonia: Ópera Nacional Letona de Riga; Holanda: Ópera Nacional Holandesa de Ámsterdam; Noruega: Den Norske Opera og Ballett de Oslo; Polonia: Teatr Wielki Opera Naradowa de Varsovia; España: Teatro Real de Madrid; Reino Unido: Royal Opera House Covent Garden, Welsh National Opera. Esta asociación multinacional abre nuevas perspectivas para el alcance de la ópera en Europa y más allá de sus fronteras.

The Opera Platform estará disponible en tres lenguas (inglés, francés y alemán) y ofrecerá contenido libre, rico en información: actuaciones completas y extractos de ópera; sinopsis y material histórico; entrevistas con artistas y documentales backstage. Las óperas de Europa le invitan a descubrir sus archivos y sus actuales producciones.

La temporada europea de ópera de la plataforma añadirá como mínimo una nueva ópera al mes, subtitulada en seis lenguas (inglés, francés, alemán, italiano, polaco y español) y estará disponible a la carta durante seis meses. La oferta se enriquecerá regularmente con nuevo contenido adicional.

The Opera Platform se lanza con la transmisión en directo desde el Teatro Real de Madrid de La traviata. En mayo se ofrecerán otras óperas, como Rey Roger desde la Royal Opera House Covent Garden, Kullervo desde la Ópera Nacional Finlandesa de Helsinki y Valentina desde la Ópera Nacional Letona de Riga.
The Opera Platform cobra vida para la celebración de la novena edición de los Días Europeos de la Ópera, con el tema ‘Ópera en directo y online’.

Programa de los seis meses inaugurales:

8 de mayo:

Lanzamiento de The Opera Platform

Retransmisión en directo desde el Teatro Real de Madrid de La traviata, de Verdi, dirigido por Renato Palumbo y dirección escénica de David McVicar, con Ermonela Jaho, Francesco Demuro y Juan Jesús Rodríguez.

Abundante contenido ya disponible, incluida La flauta mágica, desde el Festival d’Aix-en-Provence, y muchos otros vídeos desde otras compañías de ópera miembros de Opera Europa.

16 de mayo:

Retransmisión en directo desde la Royal Opera House Covent Garden de Rey Roger, de Karol Szymanowski, dirigida por Antonio Pappano y dirección escénica de Kasper Holten, con Mariusz Kwiecień, Georgia Jarman y Saimir Pirgu.

23 de mayo:

Retransmisión desde la Ópera Nacional Finlandesa de Helsinki de Kullervo, de Jean Sibelius, dirigida por Jukka-Pekka Saraste y dirección escénica de Tero Saarinen.

30 de mayo:

Retransmisión desde la Ópera Nacional Letona de Riga de Valentina, de Arturs Maskats, dirigida por Modestas Pitrenas y dirección escénica de Viesturs Kairish.

7 de junio:

Retransmisión en directo desde la Wiener Staatsoper de El ocaso de los dioses, de Richard Wagner, dirigida por Sir Simon Rattle y dirección escénica de Sven-Eric Bechtolf, con Evelyn Herlitzius, Stephen Gould, Falk Struckmann, Boaz Daniel y Caroline Wenborne.

8 de julio:

Retransmisión en directo desde el Festival d’Aix-en-Provence de El rapto en el serrallo, de Wolfgang Amadeus Mozart, dirigida por Jérémie Rhorer y dirección escénica de Martin Kušej, con Jane Archibald, Rachele Gilmore, Daniel Behle, David Portillo, Albert Pesendorfer y Tobias Moretti.

Agosto:

Festivales dedicados y fundados por compositores, incluidos el Rossini Opera Festival de Pesaro y el Aldeburgh Festival de Britten.

Septiembre:

Noruega: nuevos horizontes para la ópera.
Retransmisión desde la Den Norske Opera og Ballett de La bohème, de Giacomo Puccini, dirigida por Eivind Gullberg Jensen y dirección escénica de Stefan Herheim, con Marita Sølberg, Jennifer Rowley, Diego Torre y Vasilij Ladjuk.

Octubre:

Italia: lugar de origen de la ópera. Aida desde el Teatro Regio de Turín, dirigida por Gianandrea Noseda y dirección escénica de William Friedkin.

La traviata

Durante estos días y hasta el 9 de mayo, el Teatro Real representa La traviata, de Giuseppe Verdi. Un respiro para todos los amantes del repertorio clásico y que necesitaban una producción de este estilo. Sobre todo después de la magnífica producción Del Público, de Mauricio Sotelo.

La traviata, la obra más conocida y más veces representada en todo el mundo. Pero es por que La traviata, tiene algo especial. Es historia de la ópera. Siempre es la obra clásica y siempre nos ofrece algo nuevo. Algo sorprendente.

En esta ocasión es el maestro Palumbo quien dirige la romántica producción de David McVicar que ya pudimos ver en el Liceu de Barcelona. Una escenografía sencilla pero magistralmente vestida para el drama.

Tres son los repartos para esta producción, pues 16 son las representaciones para las que apenas quedan localidades a la venta.
La sopranos encargadas del personaje de Violetta Valéry son la albanesa Ermonela Jaho, una de las Violettas más reconocidas actualmente; la moldava Irina Lungu, y la rusa Venera Gimadieva.

Esta obra, basada el “La Dame aux camélias” de Alexandre Dumas hijo, nos presenta a una Violetta de gran dramatismo, no en vano está enferma durante toda la obra hasta su muerte. Y es la dramaturgia misión principal en su interpretación. Personaje que es abordado desde ese punto de vista por Ermonela Jaho: “Una soprano puede tener una buena técnica pero si no hay sentimiento, no despierta nada en el público. La técnica tiene que servir para transmitir emoción”.

Alfredo Germont cuenta con las voces de Francesco Demuro, Antonio Gandía y Teodor Ilincai. Y como Giorgio Germont los barítonos Juan Jesús Rodríguez, Ángel Ódena y Leo Nucci.

Con motivo de la Semana Europea de la Ópera el Teatro Real, junto a otras instituciones culturales, han organizado distintas actividades.
La Semana de la Ópera del Teatro Real, en la que confluyen actividades lúdicas y educativas, nacionales e internacionales, en vivo o retransmitidas, pretende unir en torno a la ópera sinergias generadas en diferentes espacios artísticos y culturales de Madrid, a través de las nuevas tecnologías y la imprescindible colaboración de instituciones y patrocinadores.

Impulsada por la coincidencia, este año, de la Conferencia Internacional de Ópera Europa en Madrid y los Días Europeos de la Ópera, el Teatro Real ha ideado una programación especial para la primera semana de mayo con la que se pretende llevar el arte lírico a la calle, museos, universidades y a todos aquellos que quieran ver gratuitamente La Traviata, en directo, desde cualquier parte del mundo.

Las actividades de la Semana de la Ópera comenzarán el 30 de abril con la inauguración de la exposición “Vístete de ópera” en el Museo del Traje de Madrid, en la que se exhibirán más de 30 trajes utilizados en producciones propias del Teatro Real, la mayoría de ellos confeccionadas en sus talleres. Acompañarán a los figurines algunas pelucas y elementos escenográficos para evocar la atmosfera teatral para la que fueran creados.
Entre el 6 y el 8 de mayo el Teatro Real acogerá a representantes de 150 teatros y festivales líricos procedentes de más de 40 países para la Conferencia Internacional de Ópera Europa. Durante tres días directores artísticos y gestores de teatros líricos procedentes de todos los continentes debatirán diversos temas, entre los que destaca el papel de las nuevas tecnologías al servicio de la difusión de la ópera.

Mientras en el interior del teatro se suceden los debates y coloquios, en su fachada principal, en la Plaza de Oriente, una pantalla ofrecerá a lo largo de los días 7 y 8 de mayo un “maratón de ópera” con fragmentos de espectáculos, reportajes y videos promocionales, culminando con la retransmisión completa de La traviata.

Los más jóvenes podrán disfrutar de una fantástica producción del Teatro Real sin salir de sus centros de enseñanza, ya que el día 7 de mayo, a las 12.00 horas, varios colegios e institutos de Madrid se sumarán a esta Semana emitiendo en directo en sus centros El retablo de Maese Pedro, de Manuel de Falla, que se anticipa a la conmemoración del IV Centenario de la muerte de Miguel de Cervantes. En la sala principal estarán asistiendo al espectáculo de la Compañía Etcétera, además del público juvenil, los representantes de los teatros y festivales de ópera congregados en Madrid.
El centro de las acciones dirigidas al gran público será la retransmisión en directo, el 8 de mayo, de La traviata, de Verdi en diferentes espacios de Madrid y de otras ciudades de España y a todo el mundo, gratuitamente, a través de Palco Digital.

Además de de la retransmisión en la Plaza de Oriente (donde habrá sorpresas), la ópera podrá seguirse en directo algunas de las instituciones culturales y artísticas más señeras de España: Museo Nacional del Prado, Museo Nacional Centro de Arte Reina Sofía, Museo Thyssen-Bornemisza, Matadero (Casa del Lector), Fundación Canal, Fundación Francisco Giner de los Ríos, Centro Cultural Conde Duque e Instituto Italiano de Cultura de Madrid.
Como colofón a la semana de la ópera se celebrará una jornada gratuita de puertas abiertas el sábado 9 de mayo desde las 10.00 hasta las 15.00 horas para que el público pueda visitar gratuitamente los espacios más emblemáticos del Teatro Real.

traviata

Entre los días 20 de abril y 9 de mayo el Teatro Real ofrecerá dieciséis funciones de La traviata, de Giuseppe Verdi (1813-1901), coproducción del Teatro Real con el Gran Teatre del Liceu de Barcelona, la Scottish Opera de Glasgow y la Welsh National Opera de Cardiff, teatros donde este montaje ya se ha presentado.

La popular ópera verdiana volverá al Real, en esta ocasión con puesta en escena del reconocido director escocés David MacVicar, escenografía y figurines de Tanya McCallin y, que estará al frente del Coro y Orquesta Titulares del Teatro Real y de los tres repartos que se alternarán en la interpretación de la ópera.

El papel titular de La Traviata será asumido por las sopranos Ermonela Jaho, Irina Lungu y Venera Gimadieva. Patrizia Ciofi, inicialmente prevista, ha cancelado su participación en la ópera debido a un reajuste en su repertorio artístico. Completan el trío protagonista los tenores Francesco Demuro, Antonio Gandía y Teodor Ilincăi, en el papel de Alfredo Germont, y los barítonos Juan Jesús Rodríguez, Ángel Ódena, Leo Nucci, en el rol de Giorgio Germont.

La Traviata será la estrella de las actividades de la Semana de la Ópera del Teatro Real, con la retransmisión en directo de la función del 8 de mayo en diferentes espacios de Madrid (museos, centros culturales, auditorios, plazas, etc.) y de otras ciudades españolas. La representación también podrá ser seguida en todo el mundo gratuitamente a través de Placo Digital coincidiendo con los Días Europeos de la Ópera y la Conferencia Internacional de Ópera Europa que traerá al Teatro Real a representantes de cerca de 150 teatros y festivales líricos procedentes de más de 40 países.

Valquiria

EL BICENTENARIO DE VERDI Y WAGNER, MUY PRESENTE EN LA INAUGURACIÓN DE LA TEMPORADA DEL VALENCIANO PALAU DE LES ARTS.

Aunque inmersos en una profunda crisis económica que ha supuesto un drástico recorte presupuestario, como nos indicó a los medios de prensa Helga Smith, máxima dirigente del valenciano Palau de Les Arts: la programación prevista para esta temporada 2013-2014, resulta atractiva y con unas producciones de indudable calidad, habiéndose optado por la presencia de cantantes jóvenes, ya con un bagaje importante a sus espaldas y buenas perspectivas de futuro.

Estamos en el año del bicentenario de Verdi y Wagner, cuyas carreras en conjunto, ocupan gran parte del Siglo XIX. Las dos primeras óperas de Richard Wagner: Die feen (Las Hadas) compuesta en 1833, y cuyo estreno no se produjo hasta 1888, cinco años después de su muerte; y, Das Liebesverbot (La prohibición de amar) estrenada en 1836, y que no ha llegado a España hasta el pasado verano, en el Festival del Castillo de Peralada, y de la que ofrecí una amplia reseña en nuestra revista. Verdi se estrenó en 1839 con Oberto conte di San Bonifacio.
Por tanto, y considerando en conjunto las obras de Wagner y Verdi, ese largo período del Siglo XIX, abarca los sesenta años que median entre Die feen (1933) y la última ópera verdiana Falstaff (1893).

Tuve ocasión de asistir a Die Walküre el pasado 9 de noviembre y a La Traviata al día siguiente. Verdaderamente, todo un lujo que pocos teatros a nivel mundial son capaces de ofrecer.

En DIE WALKÜRE se podía contemplar la coproducción Palau de les Arts-Maggio Musicale Fiorentino de “La Fura dels Baus”, que se vio por primera vez en el Palau de les Arts en 2007, y posteriormente en 2009, con la importante presencia, en la función a la que asistí, de Plácido Domingo y Eva María Westbroek, respectivamente como Siegmund y Sieglinde. Por tanto, ese impacto inicial que me causó está producción ya ha quedado más diluido, aunque siempre resultan sumamente interesante esas impactantes y originales proyecciones sobre los paneles de fondo del escenario. Tienen un menor atractivo, los artilugios en forma de grúas donde aparecen encaramados: Wotan, Brünnhilde, Fricka y Las valquirias.

Magnífica la Orquesta de la Comunitat Valenciana, mostrándose cohesionada, con perfecta definición de planos sonoros, destacando, dentro del alto nivel mostrado por todas las secciones orquestales, unos metales contundentes y afinados. La interpretación de la famosa cabalgata de las valquirias resultó de gran brillantez y espectacularidad. Zubin Metha dirigió con maestría a esta orquesta que conoce tan bien, y a la que somete a exhaustivos ensayos para obtener muy altos rendimientos. De cualquier forma, el gran maestro hindú, nos mostró su gran conocimiento de esta monumental partitura; y, un público totalmente entregado, que abarrotaba el teatro, le mostró su entusiasmo dedicándole largas ovaciones.

El elenco vocal estuvo a una notable altura, con la presencia de Heidi Melton como Sieglinde. La soprano estadounidense comenzó con un volumen de voz no demasiado grande, pero que fue ensanchando notablemente en el transcurso de la representación –sobre todo cuando dejó la posición cuadrúpeda (como si fuera un animal), por la erecta- hasta ofrecernos una magnífica prestación vocal y dramática, destacando en esos largos y bellísimos dúos con un Siegmund, bien cantado e interpretado por Nikolai Schukoff.
También, una excelente y rotunda prestación de la soprano dramática Jennifer Wilson como Brünnhilde, es esos largos y filosóficos parlamentos con su atribulado padre el dios Wotan, a quien confirió una convincente prestación vocal y teatral Thomas Johannes Mayer. Magnífico y muy contundente trabajo vocal de Stephen Miling como Hunding, mostrándonos, en todo su esplendor la mala uva de este personaje.

Elisabeth Kulman aportó su bella presencia escénica, realizando una notable interpretación de Fricka, sobre todo en ese extenso dúo con su marido Wotan, a quien materialmente, machaca con sus reproches. En fin, una muy notable Die Walküre, con buenas voces, original escenografía –sobre todo, para aquellos espectadores que no la conocieran- y, una resolución musical de gran altura realizada por la Orquesta de la Comunitat Valenciana, magníficamente dirigida por Zubin Mehta.

Y, en cuanto a LA TRAVIATA, se nos ofreció la minimalista y famosa producción del Festival de Salzburgo de 2005. Famosa, fundamentalmente, porque supuso el lanzamiento a nivel internacional de la soprano rusa Anna Netrevko, entonces flanqueada por el tenor mejicano Rolando Villazón, también en aquellos momentos, figura emergente en el panorama lírico, junto al ya consagrado barítono norteamericano Thomas Hampson.

Con la omnipresencia de ese gran reloj circular –utilizado también como ocasional mesa de juego- cuya marcha se acelera o ralentiza en función de los acontecimientos que rodean a la protagonista, y en relación con la presencia de ese personaje anciano y adusto, que marca el devenir de Violetta, y que ya, en el último acto, se meterá en el rol del médico que certifica su muerte.

La escenografía de Wolfgang Gussmann, a pesar de su simplicidad resulta acertada y operativa con esos sofás itinerantes de color rojo sensual, como el vestido de la protagonista, quien se debate entre su nociva y alocada vida de cortesana, y ese sincero amor que siente por Alfredo Germont, materializado en ese decorado de fondo a base de flores, que asemeja la estancia de Violetta y Alfredo en una casa de campo a las afueras de París, ambos viviendo un intenso y pleno idilio, truncado por la presencia del ese calculador y mezquino –al final muestra humana sensibilidad- personaje llamado Giorgio Germont.

De nuevo, Zubin Mehta, en una verdadera pirueta evoluciona del germanismo musical propuesto el día anterior con Die Walküre, a la música meridional compuesta por Verdi para La Traviata. Los resultados son de nuevo sobresalientes, y el gran maestro hindú muestra su sapiencia y adecuación estilística para extraer brillantes sonoridades de la Orquesta de la Comunitat Valenciana, desde esa –un tanto tétrica obertura, que se reitera al comienzo del último acto- hasta las escenas coloristas y desenfadas del Acto II. Muy brillante, la actuación del Coro de la Generalitat Valenciana dirigida por su titular Francesc Perales. También, destacar la buena actuación del ballet de la Generalitat, dirigido por Inmaculada Gil-Lázaro.

En cuanto a las voces solistas destacar la presencia de la joven soprano búlgara Sonya Yoncheva, ganadora en 2010 del concurso Operalia, de Plácido Domingo. Nos encontramos con una cantante lírica de importante volumen y voz de atractivo timbre. En el Acto I, supera notablemente las exigencias de corte belcantista, aunque al final del mismo, en el “sempre libera”, omite ese optativo Mi5. Su prestación gana bastantes enteros a partir del Acto II, hasta el patético final de la ópera, tanto desde el punto de vista vocal, como dramático. Destacar su actuación en ese largo dúo con Giorgio Germont, bien interpretado vocal y teatralmente por el barítono Simone Piazzola, quien tiene sus mejores momentos en la famosa aria “Di Provenza il mar” y la subsiguiente cabaletta “Non udrai rimproveri”.

El tenor italiano Ivan Magri, a quien pudimos escuchar la pasada temporada, en este mismo teatro, el Duque de Mantua de Rigoletto y el Jacopo Foscari del verdiano I due Foscari, comienza su actuación un tanto destemplado, para mejorar sensiblemente mientras avanza la representación. Su línea de canto es aceptable, pero tiene serias dificultades para afrontar su gran escena del arranque del Acto II, “Lunga da lei..” cuya interpretación requiere estilo y gran dominio técnico, que nos obliga a recordar las creaciones de esta página de unos Alfredo Kraus o Carlo Bergonzi. Magri posee un excelente registro agudo que le permitió rematar la cabaletta “O mio rimorso..” con un contundente Do4. En suma, una buena representación de La Traviata, donde de nuevo brillaron a gran altura la orquesta y su director Zubin Mehta.

DIE WALKÜRE
Richard Wagner
D. musical: Zubin Mehta
D. escena: Carlus Padrissa (La Fura dels Baus)
Allex Aguilera (reposición)
Videocreación: Franc Aleu
Escenografía: Roland Olbeter
Vestuario: Chu Uroz
Iluminación: Peter van Praet
Copoducción de Palau de les Arts Reina Sofía y Maggio Musicale Fiorentino
Orquestra de la Comunitat Valenciana
Reparto: Nikolai Schukoff, Stephen Milling, Thomas Johannes Mayer, Heidi Melton, Jennifer Wilson, Elisabeth Kulman, Eugenia Bethencourt, Bernadette Flaitz, Julia Borchert, Pilar Vázquez, Julia Rutigliano, Patrizia Scivoletto, Nadine Weissmann, Gemma Coma-Alabert

LA TRAVIATA
Giuseppe Verdi
D. musical: Zubin Mehta
D. escena: Willy Decker
Meisje Barbara Hummel (reposición)
Escenografía: Wolfgang Gussmann
Vestuario: Wolfgang Gussmann y Susana Mendoza
Iluminación: Hans Toelstede
Coreografía: Athol John Farmer
Coproducción de De Nederlandse Opera, Amsterdam, basada en la producción original del Salzburger Festspiele
Inmaculada Gil-Lázaro, directora Ballet de la Generalitat
Francesc Perales, director Cor de la Generalitat Valenciana
Orquestra de la Comunitat Valenciana
Reparto: Jessica Nuccio y Sonya Yoncheva, María Kosenkova, Cristina Alunno, Ivan Magrì, Simone Piazzola, Mario Cerdá, Javier Franco, Maurizio Lo Piccolo, Luigi Roni, Valentino Buzza, David Astorga, Germán Olvera, Mattia Olivieri