Davinia Rodríguez

El 13 de noviembre la carrera artística de la soprano española Davinia Rodríguez da un paso de gigante: la incorporación a su repertorio de Lady Macbeth, de la ópera Macbeth de Giuseppe Verdi, considerado como uno de los papeles más complejos y difíciles de todo el repertorio. La cantante española debutará el personaje en Viena, en el Theater an der Wien, nada menos que al lado de Plácido Domingo interpretando a Macbeth. «Sin duda que es un papel complejo, que he estado preparando más de un año con mi maestra, Silvia Sass, una de la grandes Ladies de las últimas décadas». Davinia Rodríguez, que en Viena ya había cantado «I due Foscari», se siente «encantada de regresar a esta capital de la música, ahora con esta fascinante ópera de Verdi. Mi papel, aparte de ser muy exigente técnicamente, es también muy demandante en el plano actoral, ya que ella, Lady Macbeth, es una mujer cuya ambición no tiene límites, empujando a su marido incluso al asesinato para conseguir más poder político. Como todo personaje shakesperiano, es, en todo caso, fascinante, y un reto para cualquier intérprete». La cantante canaria ofrecerá del emblemático personaje 3 funciones los días 13, 17 y 20 de noviembre, con todas las entradas vendidas un mes y medio antes del estreno, y en una producción del teatro vienés que estará dirigida musicalmente por Bertrand de Billy y cuya dirección de escena firma Roland Geyer.

La carrera internacional de Davinia Rodríguez sigue imparable en un año en el que también destacan triunfos como su reciente debut en el Gran Teatre del Liceu con Simon Boccanegra, de Verdi, -coincidiendo con el 50 aniversario del debut en España de Plácido Domingo- o su participación el verano pasado en la inauguración del Festival de Spoleto interpretando a la Condesa de Almaviva en Le Nozze de Figaro, de Mozart. En la temporada 2016-2017 le esperan, entre otros compromisos, su regreso a la temporada de ABAO-OLBE en Bilbao, esta vez como Donna Anna en Don Giovanni, de Mozart, su regreso al Teatro San Carlo de Nápoles con su aclamada Amelia Grimaldi de Simon Boccanegra y su debut en el papel protagonista de Maria Stuarda en el Teatro Carlo Felice de Génova.