Riccardo Frizza

Después de dirigir en el Teatro La Fenice de Venecia la ópera Semiramide de Rossini en conmemoración del 150º aniversario de la muerte del compositor y de haber inaugurado el Festival Donizetti de Bergamo en el que debutaba como director musical –con un concierto y exhumando la ópera del bergamasco Il Castello di Kenilworth–, el director italiano Riccardo Frizza regresa en diciembre a la temporada del Gran Teatre del Liceu de Barcelona para ponerse al mando de otra obra belcantista, la genial L’italiana in Algeri de Gioachino Rossini, antes de viajar a Bilbao, en enero, para dirigir I Lombardi alla prima crociata de Giuseppe Verdi.

En Barcelona Frizza demostrará su maestría en el repertorio belcantista, del que es un reconocido experto internacional, contando con dos repartos encabezados por especialistas como son la mezzosopranos Varduhi Abrhamyan y Maite Beaumont, los tenores Maxim Mironov y Edgardo Rocha y los bajo-barítonos Luca Pisaroni y Simón Orfila. Frizza se pondrá al mando de una producción del Teatro Regio de Turín que firma Vittorio Borrelli. Las funciones serán los días 13, 14, 15, 17, 18, 19, 21, 22 y 23 de diciembre.

En su regreso al podio de la Asociación Bilbaína de Amigos de la Ópera (ABAO-OLBE) Riccardo Frizza se enfrentará a un ópera verdiana raramente programada como es I Lombardi alla prima crociata, con funciones los días 19, 22, 25 y 28 de enero, obra que casi completa el proyecto Tutto Verdi, una iniciativa abaísta que revisa la totalidad de la obra musical para el teatro del compositor italiano (el repertorio se completará con Alzira y Jérusalem). En esta ocasión el maestro Frizza contará con las voces de José Bros, Ekaterina Metlova y Roberto Tagliavini en los principales papeles, en una producción de Lamberto Puggelli para el Teatro Regio de Parma.

www.ricccardofrizza.com

Fotografía: Joan TOMÀS / Fidelio Artist

Luca Pisaroni

El XXIII Ciclo de Lied recibirá por primera vez al polivalente barítono italiano Luca Pisaroni acompañado por el pianista Maciej Pikulski. En esta última cita de la temporada, que será el próximo martes 20 de junio en el Teatro de La Zarzuela (20h00), Pisaroni interpretará obras de Schubert (una selección de su último ciclo de canciones Schwanengesang entre ellas), Beethoven (con la bellísima Adelaide en primer termino) y Mendelssohn. Las entradas para este recital, con un precio general de 8 a 35 euros, ya están a la venta en las taquillas del Teatro de La Zarzuela, teatros del INAEM, www.entradasinaem.es y 902 22 49 49.

Luca Pisaroni se ha posicionado como uno de los bajo barítono más carismáticos y versátiles de hoy en día. Desde su debut a los 26 años con la Filarmónica de Viena en el Festival de Salzburgo y Nikolaus Harnoncourt, ha recorrido los grandes teatros de ópera, auditorios y festivales. Sus papeles operísticos incluyen Enrico VIII en Anna Bolena en la Opernhaus de Zúrich y en la Staatsoper de Viena, Alidoro en La Cenerentola y Caliban en The Enchanted Island en el Met, Le nozze di Figaro en las óperas de París, San Francisco, Viena y Baviera, Leporello en Don Giovanni en Glyndebourne, el Metropolitan de Nueva York, el Festival de Salzburgo y Tanglewood con la Boston Symphony y James Levine, Guglielmo en Così fan tutte en Glyndebourne y Salzburgo, Conte Dorval en Il Burbero di buon cuore de Martín y Soler en el Teatro Real, Enrico en L’Isola Disabitata de Haydn en el Musikverein de Vienna y Tiridate en Radamisto en la Ópera de Santa Fe. También interpretó el papel de Argante en Rinaldo en la Lyric Opera de Chicago, el papel principal de Ercole Amante de Cavalli con De Nederlandse Opera, Aeneas en Dido and Aeneas en la Wiener Festwochen y Don Fernando en Fidelio de Beethoven con la San Francisco Symphony.

En concierto ha cantado la Missa Solemnis de Beethoven con la Filarmónica de Los Ángeles, Die Jahreszeiten de Haydn en el Musikverein con Nikolaus Harnoncourt, el Stabat Mater de Rossini con Franz Welser-Möst, Das Paradies und die Peri de Schumann con Sir Simon Rattle y la Philadelphia Orchestra,Faustszenen de Schumann con Daniel Harding y la Filarmónica de Berlín, la Novena de Beethoven con Michael Tilson Thomas y Gustavo Dudamel, el Requiem de Mozart con Yuri Temirkanov y la Accademia di Santa Cecilia, Ein Deutsches Requiem de Brahms con Edo de Waart, la Misa en si menor de Bach con la Gewandhausorchester y cantatas de Bach con Nikolaus Harnoncourt y el Concentus Musicus Wien. En el terreno del recital lírico ha actuado en el Carnegie Hall, el Festival de Ravinia, el Concertgebouw, Festival de Edimburgo, Musikverein, Vancouver Recital Society y el Konzerthaus de Dortmund, entre otras grandes salas. Fue galardonado en 2015 con el premio “Wiener Flötenuhr”, otorgado por la ciudad de Viena en colaboración con la Mozarthaus en reconocimiento a sus interpretaciones de Mozart en directo y en grabación.