Warning: ftp_fget() expects parameter 1 to be resource, null given in /homepages/0/d272755006/htdocs/wp-admin/includes/class-wp-filesystem-ftpext.php on line 146

Warning: Invalid argument supplied for foreach() in /homepages/0/d272755006/htdocs/wp-content/themes/responsive/core/includes/customizer/controls/typography/webfonts.php on line 80
Matthias Goerne Archives - Brío Clásica

El lunes 7 de octubre a las 20h, el Centro Nacional de Difusión Musical (CNDM) en coproducción con el Teatro de La Zarzuela, presentan en el XXVI Ciclo de Lied al barítono alemán Matthias Goerne, que este año cumple dos décadas desde su debut en el ciclo. Goerne ha sido el artista que más veces ha participado, con un total de veinte recitales a lo largo de diecisiete ediciones. Siempre con programas especialmente exigentes, las sorprendentes propuestas de Goerne para voz masculina revelan su permanente inquietud en este género. El barítono interpretará junto al pianista Alexander Schmalcz, un programa heterogéneo protagonizado por la música de Frank Martin, Dmitri Shostakóvich, Hans Pfitzner y Richard Strauss. Las entradas, con un precio general de 8 a 35 euros, ya están a la venta en las taquillas del Teatro de La Zarzuela, teatros del INAEM, entradasinaem.es y 902 22 49 49.

Goerne: 20 aniversario

Según palabras de Miguel Ángel González Barrio en las notas al programa: “Matthias Goerne y Alexander Schmalcz nos proponen un recital denso y variado. En cada parte, dos compositores coetáneos dialogan sobre los mismos temas. Ellos y sus poetas, sus voces, estilos respectivos y puntos de vista son confrontados. En el proceso contemplamos el asunto desde distintos ángulos, con diferente luz, adquiriendo una imagen más rica y completa.”

Matthias Goerne es uno de los cantantes más versátiles y solicitados internacionalmente y un invitado frecuente en festivales y salas de conciertos de renombre. Ha colaborado con las orquestas, los directores y los pianistas más importantes del mundo. Nacido en Weimar, estudió con Hans-Joachim Beyer en Leipzig y más tarde con Elisabeth Schwarzkopf y Dietrich Fischer-Dieskau. Matthias Goerne ha cantado en los principales teatros de ópera del mundo, como el Metropolitan Opera de Nueva York, el Royal Opera House Covent Garden, el Teatro Real de Madrid, la Ópera Nacional de París y la Ópera Estatal de Viena. Sus roles van desde Wolfram, Amfortas, Wotan, Orest y Jochanaan hasta los papeles principales en Duke Bluebeard’s Castle de Béla Bartók y Wozzeck de Alban Berg. El arte de Goerne ha sido documentado en numerosas grabaciones, muchas de las cuales han recibido prestigiosos premios, entre ellos, cuatro nominaciones a los Grammy, el Premio ICMA, el Premio Gramophone, el BBC Music Magazine Vocal Award 2017 y el Diapason d’Or. Después de sus legendarias grabaciones con Vladimir Ashkenazy y Alfred Brendel para Universal Music, registró una serie de canciones de Schubert seleccionadas en doce álbumes para Harmonia Mundi (The Goerne/Schubert Edition) con eminentes pianistas. Sus últimas grabaciones han recibido críticas muy favorables. Además de su residencia en la Filarmónica de Nueva York, otros aspectos destacados de la temporada 2018-2019 incluyeron conciertos con otras orquestas importantes en Estados Unidos, Europa y Japón. Matthias Goerne ha cantado acompañado por Daniil Trifonov, Leif Ove Andsnes y Antonio Pappano, en la Philharmonie en Berlín, la Philharmonie de París, el Wigmore Hall en Londres, el Palau de la Música en Barcelona y otros lugares importantes de Europa. Por último, Goerne ha estado presente en los festivales de verano de 2019 en Ravinia, Salzburgo y Verbier. Matthias Goerne ha participado en diecisiete ediciones del Ciclo de Lied: V (98-99), VI (99-00), VII (00-01), VIII (01-02), IX (02-03), X (dos recitales, 03-04), XII (05-06), XIII (06-07), XIV (07-08), XV (08-09), XVI (09-10), XVII (10-11), XIX (12-13), XXI (14-15), XXIII (16-17), XXIV (tres recitales, 17-18), XXVI (19-20).

Fotografía: Caroline de Bon

El próximo lunes, 29 de abril, a las 20.00 horas, tendrá lugar el cuarto concierto del ciclo Voces del Real, protagonizado por el gran barítono alemán Matthias Goerne, que actuará con la Camerata Salzburg, bajo la dirección de Gregory Ahss.

Será el tercer concierto que ofrecerá el cantante en el Teatro Real, donde ha participado también en la ópera L’upupa, de Hans Werner Henze, en 2004; Parsifal, de Richard Wagner, en 2017; y Elías, de Felix Mendelssohn, en 2018.

Si en el último concierto en el Teatro Real, en 2013, Matthias Goerne ha dejado su impronta y veteranía en la interpretación de Des Knaben Wundernhorn, de Gustav Mahler, junto a la Orquesta Titular del Teatro Real, bajo la dirección de Teodor Currentzis, en esta ocasión volverá a la hondura del lieder alemán, con una selección de canciones de Franz Schubert, que interpretará bajo las órdenes del violinista y director Gregory Ahss (ver programa y biografías adjuntas).

En la segunda parte del concierto se interpretará la deliciosa Serenata para cuerda, Op. 48, de Piotr Ilich Chaikovski, pequeña obra sin pretensiones, heredera de las serenatas dieciochescas y estrenada en San Petersburgo en 1881, cuyo célebre vals se ha hecho popular como una pequeña pieza independiente.

Matthias Goerne

Con Schwanengesang (Canto del cisne) termina el ciclo que esta temporada ha ofrecido Matthias Goerne sobre Franz Schubert. Todo el universo liederístico de Schubert junto a Die schöne müllerin (La bella molinera) y Winterreise (Viaje de invierno).

El 30 de abril Goerne y Hinterhäuser abordaban Winterreise. Un ciclo de canciones compuestos inicialmente para tenor, pero dejando abierta la posibilidad de ser interpretadas por voces más graves que pueden dotar de mayor intensidad y oscuridad cada canción. Siendo también interpretada en ocasiones por voces femeninas. Y es que Winterreise, a diferencia de otras obras, a través de sus dinámicas, tempos o fraseos, proporciona una variedad de posibilidades interpretativas casi infinitas.

Y Matthias Goerne es un de esos intérpretes que dota a Winterreise de vida propia. Goerne profundiza en la intimidad de este viaje de invierno como nadie. La flexibilidad de su voz baritonal, descubre siempre nuevos matices en este conjunto de canciones para que nunca nos cansemos de escucharlas. Este dramático viaje a la soledad sobre versos de Wilhelm Müller, describen el momento emocional de un Schubert abandonado por una mujer. Las canciones van desgranando, mediante la desesperanza, el vagar por ese viaje hacia la melancolía.

Apenas una semana después, el 8 de mayo, Goerne, en esta ocasión acompañado al piano por el veterano Alexander Schmalcz, que sustituyó a un enfermo Hinterhäuser, ofreció Schwanengesang. Los poemas que forman este ciclo de canciones, a diferencia de los otros dos ciclos, no pertenecen solamente a un autor. En este caso son tres los poetas elegidos, Ludwing Rellstab, Heinrich Heine y una última de Seidl que ha sido omitida en este recital. Parece que no formaba parte del cuerpo inicial y solo fue añadida por la superstición de que no fueran 13, sino 14, las canciones que componen este ciclo.

Esta última recopilación de canciones fue realizada por el editor Hanslinger y el hermano de Schubert, tras la muerte del compositor, ante la enorme producción de canciones que había compuesto, casi compulsivamente, antes de su muerte. Menos conocidas que los dos ciclos anteriores, Schwanengesang no trata solamente de una materia. En ellas aparecen temas dedicados al amor, al desamor, la mitología y, uno de los temas preferidos de Schubert, el viaje, del que trata Aufenthalt (Lugar de reposo).

Goerne ha utilizado casi todos los recursos que posee, que no son pocos, para desgranar cada una de las piezas que conforman este ciclo. Desde la exaltación vocal, tal vez algo exagerada de Der Atlas (El Atlas), al dramatismo turbador de Der Doppelgänger (El doble), con el que Goerne es capaz de transmitir las más profundas y desgarradoras tensiones psicológicas. La ejecución de Alexander Schmalcz al piano, fue el marco y el camino perfecto para la interpretación de Goerne. Sutil, enérgico y delicado. Todo en el momento y la medida justa.

Mathias Goerne

El ciclo es una coproducción entre el Centro Nacional de Difusión Musical y el Teatro de La Zarzuela. Tras cantar el lunes 26 de febrero Die schöne Müllerin (La bella molinera) junto al pianista Markus Hinterhäuser, ofrece ahora los ciclos de canciones Winterreise (30 de abril) y Schwanengesang (8 de mayo)

El lunes 30 de abril a las 20h00, el Centro Nacional de Difusión Musical (CNDM) en coproducción con el Teatro de La Zarzuela presentan de nuevo en el XXIV Ciclo de Lied al barítono alemán Matthias Goerne junto al excelente pianista Markus Hinterhäuser, esta vez para interpretar el ciclo Winterreise de Franz Schubert.

Siempre con programas especialmente exigentes, las sorprendentes propuestas de Goerne para voz masculina revelan su permanente inquietud en este género. En esta temporada está abordando los tres grandes ciclos schubertianos. Tras Die schöne Müllerin y Winterreise, el 8 de mayo terminará el ciclo con Schwanengesang en el Teatro de La Zarzuela. Tres recitales en poco más de dos meses con el mismo pianista acompañante, que se han convertido citas indispensables de esta temporada para los amantes de la lírica.

Las entradas, con un precio general de 8 a 35 euros, ya están a la venta en las taquillas del Teatro de La Zarzuela, teatros del INAEM, www.entradasinaem.es y 902 22 49 49.

Como “Artista Residente” del CNDM en la presente temporada, Goerne ha participado en dos conciertos más: junto a la Orquesta de la Comunidad de Madrid (ORCAM) con su maestro titular, Víctor Pablo Pérez, cantó el pasado noviembre los Kindertotenlieder de Gustav Mahler. Además ha pisado la escena del Teatro Real en el Elías de Mendelssohn, con el granadino Pablo Heras-Casado al frente de dos magníficos conjuntos germanos (Rias Kammerchor y Freiburger Barockorchester) en una coproducción del CNDM con La Filarmónica y el coliseo madrileño el pasado 8 de abril.

Schubert: el lirismo del lied

El crítico Arturo Reverter indica que: “El lirismo de Schubert es el lirismo del lied, que tiene como preocupante y profundo telón de fondo nada menos que la tan romántica idea de la muerte, que se intuye, se presiente, se hace real finalmente, sola o en singular conexión con la naturaleza circundante, tras cada efecto instrumental, melódico o armónico; tras esos sutiles encadenamientos temáticos, aparentemente improvisados o por debajo de expresivos trémolos, de abundantes cromatismos, de las disonancias o de las apoyaturas. A través de la efusión lírica las cosas son transfiguradas en ese universo romántico al que acaba por adscribirse y en el que nada será ya lo que fue. Winterreise (Viaje de invierno) es, en efecto, un auténtico viaje interior, una idea básica, como hemos dicho, en la música de Schubert. En pocas ocasiones se ha pintado con tanta precisión, justeza y dramatismo la soledad, la desolación y la desesperanza; en pocas oportunidades se ha calado tan hondo en el drama íntimo de un ser humano y se ha profundizado en la antesala de la propia muerte como en estas canciones, verdadero viaje hacia la nada. Dos temas fundamentales y recurrentes en el músico dominan los poemas de Müller: de nuevo la idea de viaje, de cambio de situación en el espacio, de traslado, y la soledad”.

Matthias Goerne, natural de Weimar (Alemania), estudió con Hans-Joachim Beyer, Elisabeth Schwarzkopf y Dietrich Fischer-Dieskau. Colabora con las principales orquestas y directores del mundo en las más importantes salas de concierto, teatros de ópera y festivales, como la Royal Opera House, Teatro Real, las óperas de París y Viena y el Metropolitan de Nueva York. Sus papeles van desde Wolfram, Amfortas, Kurwenal, Wotan y Orest a los papeles principales de Wozzeck de Alban Berg, El castillo de Barbazul de Béla Bartók, y Matías el pintor de Hindemith. Por sus grabaciones discográficas ha recibido numerosos premios, que incluyen cuatro nominaciones al Grammy, un premio ICMA y recientemente un Diapason d’Or. Tras sus legendarias grabaciones con Vladimir Ashkenazy y Alfred Brendel acaba de grabar una serie de 11 CDs de lieder de Schubert con Christoph Eschenbach y Elisabeth Leonskaja. De 2001 a 2005 fue profesor honorario de canto en la Musikhochschule Robert Schumann de Düsseldorf, y en 2001 fue nombrado Miembro Honorario de la Royal Academy of Music de Londres.

De la temporada pasada destacan sus conciertos con las orquestas más importantes de Estados Unidos y Europa como son la Boston Symphony, Dallas Symphony, Philadelphia Orchestra, Chicago Symphony, Los Angeles Philharmonic, San Francisco Symphony, Pittsburgh Symphony, Berlin Philharmonic, Orchestre de Paris y Philharmonia Orchestra London, así como una serie de recitales de canciones con Leif Ove Andsnes y Markus Hinterhäuser en Dallas, París, Bruselas, Milán, Madrid, Londres y la nueva sala de conciertos LOTTE en Seúl, entre muchos otros lugares. Ha realizado una gira mundial cantando Winterreise con el célebre William Kentridge y otra con la Orquesta Barroca de Friburgo por las principales ciudades europeas. Además, Goerne debutó como Jochanaan (Salomé) en la Ópera Estatal de Viena y como Wotan (Siegfried) en versión en concierto con la Filarmónica de Hong Kong y Jaap van Zweden. En verano de 2017, volvió al prestigioso Festival de Salzburgo, donde cantó el papel protagonista de Wozzeckademás de un recital de lied con Danii Trifonov al piano.

Matthias Goerne

El pasado lunes 26 de febrero, el barítono Matthias Goerne, ofrecía el primero de los tres recitales que hará esta temporada en el Ciclo Lied del Teatro de la Zarzuela y el Centro Nacional de Difusión de la Música. Los últimos compases del recital fuero culminados por unos instantes de silencio antes de iniciar los aplausos. Un silencio íntimo, de introspección y recogimiento que acompañan siempre a esos momentos mágicos de agitación interior. Una experiencia casi única, por poco habitual.

Lo que había ocurrido en la hora y media anterior fue, sin solución de continuidad, la exposición desmenuzada de la gran diversidad de colores con la que Schubert recrea los poemas de Wilhelm Müller, “Die schöne müllerin”, (La bella molinera).

Goerne fue evolucionando en profundidad desde las canciones de amor hasta las canciones de muerte, transitando de una emoción a otra de manera magistralmente descriptiva. Modula y expresa el carácter de cada uno de los poemas con su voz baritonal que ha crecido en densidad y expresividad. Una voz profunda y tersa que asciende con facilidad a las notas altas y llena de volumen y tensión los registros más graves.

Acompañado al piano por Markus Hinterhäuser, quien parece estar discretamente en una esquina, sin necesidad de protagonismo que recae, casi en su totalidad, en la voz de Goerne, pero que traza las líneas por las que la voz se desenvuelve con la soltura que da la confianza del conocimiento mutuo.

Si no han tenido la suerte de asistir a este recital, el Teatro de la Zarzuela y el CNDM les ofrece dos nuevas oportunidades. Completando el ciclo de F. Schubert, Winterreeise, el 30 de abril y Schwanengesang. El 8 de mayo. Yo no me lo perdería por nada. Avisados quedan.

Matthias Goerne

El Teatro de la Zarzuela, en coproducción con el Centro Nacional de Difusión Musical (CNDM), presentarán el próximo lunes, 26 de febrero, a las 20h00, en el XXIV Ciclo de Lied al barítono alemán Matthias Goerne, visitante habitual y uno de sus artistas favoritos (ha actuado en 15 ocasiones), interpretando junto al excelente pianista Markus Hinterhäuser, Die schöne Müllerin (La bella molinera) de Franz Schubert. Siempre con programas especialmente exigentes, sus sorprendentes propuestas en una voz masculina revelan su permanente inquietud en este género.

En esta temporada abordará los tres grandes ciclos schubertianos -tras Die schöne Müllerin, llegarán Winterreise (30 de abril) y Schwanengesang (8 de mayo)– que ya ha interpretado por separado en esta serie musical, pero esta vez en tres recitales que tienen poco más de dos meses de diferencia y con el mismo acompañante.

Las entradas, con un precio general de 8 a 35 euros, ya están a la venta en las taquillas del Teatro de la Zarzuela, teatros del INAEM, www.entradasinaem.es y 902 22 49 49. La interpretación por parte de Goerne de estas piezas se convierte en una de las citas indispensables de esta temporada para los amantes de la lírica.

Como “Artista Residente” del CNDM en la presente temporada, Goerne participa en tres conciertos más: junto a la Orquesta de la Comunidad de Madrid, ORCAM (Titular del Teatro de la Zarzuela) con su maestro titular, Víctor Pablo Pérez, cantó el pasado noviembre los Kindertotenlieder de Gustav Mahler. Además pisará la escena del Teatro Real en el Elías de Mendelssohn, con el granadino Pablo Heras-Casado al frente de dos magníficos conjuntos germanos (Rias Kammerchor y Freiburger Barockorchester) en una coproducción del CNDM con La Filarmónica y el coliseo madrileño el próximo 8 de abril. Un par de días después, ofrecerá, dentro del ciclo Liceo de Cámara XXI en el Auditorio Nacional, y acompañado por el Cuarteto Belcea, el melancólico Notturno, op. 57 de Othmar Schoeck con poemas de Lenau.

Schubert y su reflejo en la cima del lied

Basado en una antología poética de Wilhelm Müller (1794-1827) publicada en 1820 bajo el título Sieben und siebzig Gedichte aus den hinterlassenen Papieren eines reisenden Waldhornisten (Setenta y siete poemas de los papeles póstumos de un trompista itinerante), Die schöne Müllerin (1823) se ha convertido en una de las cimas del género liederístico. El musicólogo Pablo L. Rodríguez indica que: “Schubert no sólo utilizó los versos de Müller en este primer ciclo, sino también en el segundo, Winterreise (1827), cuya composición coincidió con la muerte del poeta y casi también con la suya propia. El compositor había empezado a escribir el primero a comienzos de 1823, es decir, a las pocas semanas de conocer su diagnóstico de sífilis, la enfermedad, por entonces mortal, que terminaría con su vida cinco años más tarde. En realidad, la obra no se limita a un estado de ánimo depresivo o a un hecho concreto de su biografía, sino que refleja su propia naturaleza. El musicólogo Maynard Solomon publicó hace más de dos décadas un importante estudio psicoanalítico del compositor vienés a partir de numerosos testimonios de la época que revela su doble naturaleza: una mezcla de interior poético unido a un exterior hedonista. Y es precisamente en esa condición de hedonista atormentado donde Schubert encontró en los poemas de Müller una expresión ideal de sus vivencias. La denominación de ciclo de lieder es secundaria, pues Schubert realmente hizo una selección de veinte poemas donde presenta una secuencia emotiva completa en sí misma, aunque cada episodio de la historia resulte más completo si se rodea de su contexto. El compositor utilizó elementos básicos, pero tremendamente efectivos, para lograr semejante unidad. Por ejemplo, hizo uso de la sucesión de tonalidades como forma de engarzar o de contraponer cada uno de los lieder, todo ello con la ayuda del piano que, lejos de constituir un mero acompañamiento, adquiere un protagonismo fundamental al tejer la puesta en escena sonora de cada lied, ya sea convertido en arroyo o como álter ego del protagonista.”

Matthias Goerne

Natural de Weimar (Alemania), estudió con Hans-Joachim Beyer, Elisabeth Schwarzkopf y Dietrich Fischer-Dieskau. Colabora con las principales orquestas y directores del mundo en las más importantes salas de concierto, teatros de ópera y festivales, como la Royal Opera House, Teatro Real, las óperas de París y Viena y el Metropolitan de Nueva York. Sus papeles van desde Wolfram, Amfortas, Kurwenal, Wotan y Orest a los papeles principales de Wozzeck de Alban Berg, El castillo de Barbazul de Béla Bartók, y Matías el pintor de Hindemith. Por sus grabaciones discográficas ha recibido numerosos premios, que incluyen cuatro nominaciones al Grammy, un premio ICMA y recientemente un Diapason d’Or. Tras sus legendarias grabaciones con Vladimir Ashkenazy y Alfred Brendel acaba de grabar una serie de 11 CDs de lieder de Schubert con Christoph Eschenbach y Elisabeth Leonskaja. De 2001 a 2005 fue profesor honorario de canto en la Musikhochschule Robert Schumann de Düsseldorf, y en 2001 fue nombrado Miembro Honorario de la Royal Academy of Music de Londres.

De la temporada pasada destacan sus conciertos con las orquestas más importantes de Estados Unidos y Europa como son la Boston Symphony, Dallas Symphony, Philadelphia Orchestra, Chicago Symphony, Los Angeles Philharmonic, San Francisco Symphony, Pittsburgh Symphony, Berlin Philharmonic, Orchestre de Paris y Philharmonia Orchestra London, así como una serie de recitales de canciones con Leif Ove Andsnes y Markus Hinterhäuser en Dallas, París, Bruselas, Milán, Madrid, Londres y la nueva sala de conciertos LOTTE en Seúl, entre muchos otros lugares. Ha realizado una gira mundial cantando Winterreise con el célebre William Kentridge y otra con la Orquesta Barroca de Friburgo por las principales ciudades europeas. Además, Goerne debutó como Jochanaan (Salomé) en la Ópera Estatal de Viena y como Wotan (Siegfried) en versión en concierto con la Filarmónica de Hong Kong y Jaap van Zweden. En verano de 2017, volvió al prestigioso Festival de Salzburgo, donde cantó el papel protagonista de Wozzeck además de un recital de lied con Danii Trifonov al piano.

Matthias Goerne

El lunes 27 de noviembre a las 19.30 horas, el Centro Nacional de Difusión Musical (CNDM) inaugura la serie de conciertos que tienen al barítono alemán Matthias Goerne como “Artista Residente” del centro para la temporada 17/18. Este primer concierto, en la Sala Sinfónica del Auditorio Nacional, es en coproducción con la Orquesta de la Comunidad de Madrid (ORCAM), y estará protagonizado por la ORCAM con su maestro titular, Víctor Pablo Pérez, al frente. El programa está formado por la Novena Sinfonía de Bruckner y los Kindertotenlieder de Gustav Mahler.

A lo largo de la temporada Goerne participará en cinco conciertos más: podremos disfrutar de su arte en tres ocasiones en el XXIV Ciclo de Lied del Teatro de la Zarzuela, donde ya es un visitante habitual y del que es posiblemente uno de sus artistas favoritos, pues ha actuado en 15 ocasiones. Siempre con programas especialmente exigentes, sus sorprendentes propuestas en una voz masculina (como la colección schumanniana Frauenliebe und -leben) revelan su permanente inquietud en este género. En esta temporada abordará los tres grandes ciclos schubertianos (Die Schone Müllerin, Winterrreise y Schwanengesang) que ya ha abordado por separado, pero esta vez en tres recitales que tienen poco más de dos meses de diferencia y con el mismo pianista, el excelente Markus Hinterhäuser. Además pisará la escena en el Elías de Mendelssohn en el Teatro Real, con el granadino Pablo Heras-Casado al frente de dos magníficos conjuntos germanos (Rias Kammerchor y Freiburger Barockorchester) en una coproducción del CNDM con La Filarmónica y el coliseo madrileño. Y también ofrecerá, dentro del ciclo Liceo de Cámara XXI en el Auditorio Nacional, y acompañado por el Cuarteto Belcea, el melancólico Notturno, op. 57 de Othmar Schoeck con poemas de Lenau.

Matthias Goerne, natural de Weimar (Alemania), estudió con Hans-Joachim Beyer, Elisabeth Schwarzkopf y Dietrich Fischer-Dieskau. Colabora con las principales orquestas y directores del mundo en las más importantes salas de concierto, teatros de ópera y festivales, como la Royal Opera House, Teatro Real, las óperas de París y Viena y el Metropolitan de Nueva York. Sus papeles van desde Wolfram, Amfortas, Kurwenal, Wotan y Orest a los papeles principales de Wozzeck de Alban Berg, El castillo de Barbazul de Béla Bartók, y Matías el pintor de Hindemith. Por sus grabaciones discográficas ha recibido numerosos premios, que incluyen cuatro nominaciones al Grammy, un premio ICMA y recientemente un Diapason d’Or. Tras sus legendarias grabaciones con Vladimir Ashkenazy y Alfred Brendel acaba de grabar una serie de 11 CDs de lieder de Schubert con Christoph Eschenbach y Elisabeth Leonskaja. De 2001 a 2005 fue profesor honorario de canto en la Musikhochschule Robert Schumann de Düsseldorf, y en 2001 fue nombrado Miembro Honorario de la Royal Academy of Music de Londres.

Destaca de la temporada pasada conciertos con las orquestas más importantes de Estados Unidos y Europa como: Boston Symphony, Dallas Symphony, Philadelphia Orchestra, Chicago Symphony, Los Angeles Philharmonic, San Francisco Symphony, Pittsburgh Symphony, Berlin Philharmonic, Orchestre de Paris y Philharmonia Orchestra London, así como una serie de recitales de canciones con Leif Ove Andsnes y Markus Hinterhäuser en Dallas, París, Bruselas, Milán, Madrid, Londres y la nueva sala de conciertos LOTTE en Seúl, entre muchos otros lugares. Ha realizado una gira mundial cantando Winterreise con el célebre William Kentridge y otra con la Orquesta Barroca de Friburgo por las principales ciudades europeas. Además, Goerne debutó como Jochanaan (Salomé) en la Ópera Estatal de Viena y como Wotan (Siegfried) en versión en concierto con la Filarmónica de Hong Kong y Jaap van Zweden. En verano de 2017, volvió al prestigioso Festival de Salzburgo, donde cantó el papel protagonista de Wozzeck además de un recital de lied con Danii Trifonov al piano.

Baluarte de la vanguardia y modelo de atención al repertorio español desde su creación en 1987, la Orquesta de la Comunidad de Madrid (ORCAM) se ha distinguido por presentar unas programaciones innovadoras, que han combinado lo más destacado de la creación contemporánea con el repertorio tradicional. Crítica y público han subrayado con unanimidad el interés y atractivo de las temporadas de abono de la ORCAM. Su ciclo de conciertos en el Auditorio Nacional de Música se ha convertido en referencia imprescindible en la vida musical española y punto de encuentro de un público variado y dinámico, interesado en conocer todas las corrientes musicales y los frecuentes estrenos absolutos que incluyen sus diferentes ciclos de conciertos. El sólido aval que representan sus abonados y el respaldo de los más exigentes medios especializados expresan el relieve de la actividad de la ORCAM, que ha prolongado el ámbito de sus actuaciones más allá de la exitosa temporada de abono madrileña, habiéndose incorporado de forma activa a las temporadas de otros escenarios de la Comunidad, como son los Teatros del Canal y el Teatro Auditorio San Lorenzo de El Escorial. Su presencia ha sido requerida en las salas y ciclos más prestigiosos de todo el Estado, así como en temporadas y festivales internacionales, habiendo visitado el Teatro Bellas Artes de México D.F. y diversas salas de Pekín, Shanghai y Hong Kong. En Europa ha actuado en lugares tan emblemáticos como el Théâtre du Châtelet de París, Teatro La Fenice de Venecia, el Lingotto de Turín, el Arsenal de Metz y la Konzerthaus de Berlín. Italia es un país que acoge con frecuencia las actuaciones de la ORCAM, señaladamente la Biennale di Venezia y el Festival MITO (Milán y Turín). De igual modo hay que señalar la actuación celebrada en el Carnegie Hall neoyorquino con Plácido Domingo, a las órdenes del Maestro Miguel Roa.

La estrecha relación de la ORCAM con la lírica viene avalada por el hecho de que la orquesta es, desde el año 1998, Orquesta Titular del Teatro de la Zarzuela de Madrid, lo que le ha situado como máximo exponente del género, llevando a cabo en sus diferentes temporadas reestrenos, reposiciones, recuperaciones, grabaciones y encargos de diversa índole. En el ámbito discográfico, cabe destacar los más de cuarenta registros realizados para sellos nacionales e internacionales como Emi, Deutsche Grammophon, Verso, Stradivarius, Decca, Naxos, etc. junto a artistas de la talla de Plácido Domingo, Ainhoa Arteta, Carlos Álvarez o Rolando Villazón, entre otros. Por el podio de la ORCAM han pasado maestros invitados tan prestigiosos como Fabio Biondi, Harry Christophers, Michel Corboz, Leopold Hager, Jean Jacques Kantorow, Isaac Karabtchevsky, Lorin Maazel, Paul McCreesh, Shlomo Mintz, Krysztof Penderecki, Alberto Zedda, Libor Pesek y José Serebrier. Entre los directores españoles que han colaborado con la ORCAM figuran Edmon Colomer, Rafael Frühbeck de Burgos, Enrique García Asensio, Miguel Ángel Gómez Martínez, Pablo González, Cristóbal Halffter, Jesús López Cobos, Ernest Martínez Izquierdo, Juanjo Mena, Víctor Pablo Pérez, Josep Pons y Antoni Ros Marbà.

CNDM

El CNDM en su octava temporada organizará 330 actividades diferentes en 28 ciudades españolas de 13 comunidades autónomas, además de en 10 ciudades extranjeras de otros tantos países.

De los 272 conciertos previstos, 107 se ofrecerán en Madrid y 165 fuera de la capital española.

La presencia internacional crece de forma importante y se desarrollará en 9 ciudades europeas (Bruselas, Bucarest, Elvas, Frankfurt, Luxemburgo, Lyon, Milán, Sofía, Trondheim [Noruega]) y una americana (Bogotá).

Las residencias del centro aumentan a cuatro en la temporada 17/18: se mantienen las figuras de Artista Residente, con el barítono alemán Matthias Goerne (Weimar, 1967) y la de Compositor Residente, con Jesús Torres (Zaragoza, 1965) y se crean dos nuevas:Conjunto Barroco Residente (Musica Ficta) y Cuarteto Residente (Cuarteto Casals)

Se articulan dos grandes ciclos transversales en la programación general dedicados al gran compositor italiano Claudio Monteverdi (#Monteverdi4.5.0, para conmemorar el 450 aniversario de su nacimiento) y al genial músico vienés Franz Schubert (#Schubert-Zyklus, centrado en la producción liederística).

Se recuperarán 25 obras inéditas del patrimonio musical español y se estrenarán 75 nuevas partituras, 46 por encargo del CNDM (un record absoluto en la historia del Centro, que desde 2011 ya ha estrenado 207 obras con 119 encargos).

Vuelven artistas imprescindibles en los diferentes géneros musicales: Martha Argerich, William Christie, Menahem Pressler, Jordi Savall, Leo Nucci, Michael Nyman, Rocío Márquez, Diana Damrau o Chick Corea, a los que se unen otros nuevos: Pedro Iturralde, Franco Fagioli, Sarah Chang, Lucero Tena, Juan Perro, Cristina Branco, Thomas Quasthoff (cantando jazz), Piotr Beczala, Alba Molina o los grandes compositores Arvo Pärt y Toshio Hosokawa.

La educación tendrá de nuevo una importancia capital con 58 actividades gratuitas en 12 ciudades españolas y 2 extranjeras, en coproducción con 17 instituciones académicas y 73 conciertos de entrada libre (40% del total).

El CNDM colaborará en la temporada 17/18 con 110 instituciones públicas y entidades privadas.

La Directora General del INAEM, Montserrat Iglesias junto a Antonio Moral, director del Centro Nacional de Difusión Musical (CNDM), han presentado esta mañana en rueda de prensa la temporada 17/18 de este centro. El CNDM, unidad dependiente del Instituto Nacional de las Artes Escénicas y la Música (INAEM), propone para su octava temporada un intenso y extenso programa que mantiene su espíritu de recuperar y difundir nuestro vasto patrimonio histórico y las músicas cultas de raíz popular como el flamenco y el jazz, incentivar la composición actual y atraer a nuevos públicos hacia la música clásica, o aquellos géneros menos frecuentes, a través de las diversas actividades organizadas de forma autónoma o en colaboración con más de un centenar de instituciones nacionales e internacionales.

La temporada 2017/18 está conformada por un total de 330 actividades diferentes que tendrán lugar desde el 29 de junio de 2017 al 2 de julio de 2018. El programa se desarrollará en Madrid capital y en otras 27 ciudades españolas de 13 comunidades autónomas, a las que hay que añadir una ciudad americana (Bogotá) y 9 europeas en 9 países (Bruselas, Bucarest, Frankfurt, Luxemburgo, Lyon, Milán, Sofía, Trondheim y la ciudad portuguesa de Elvas, alcanzando un total de 38 ciudades distintas) con una amplia oferta de conciertos, sesiones educativas, academias musicales, cursos de interpretación, clases magistrales, mesas redondas y conferencias a cargo de destacados intérpretes y creadores. En total, se producirán 272 conciertos, de los cuales 165 se ofrecerán fuera de la capital española y habrá 73 conciertos de carácter gratuito. La programación de la 17/18 cuenta con 71 grupos españoles (123 artistas nacionales) y 41 grupos extranjeros (106 artistas foráneos).

Los 107 conciertos organizados en Madrid se reparten en 10 ciclos de abono (Universo Barroco –Sinfónica y Cámara–, Series 20/21, Fronteras, Liceo de Cámara XXI, Andalucía Flamenca, Jazz en el Auditorio, Ciclo de Lied, Bach Vermut y Contrapunto de Verano) además del proyecto pedagógico y social “Todos Creamos”) y tendrán lugar en el Auditorio Nacional de Música, Teatro de la Zarzuela y Auditorio 400 del Museo Nacional Centro de Arte Reina Sofía (MNCARS). El CNDM colaborará con 110 instituciones públicas y entidades privadas. En España lo hará para coproducir los ciclos que componen la parte de Músicas Históricas de León (Festival Internacional de Órgano Catedral de León -FIOCLE- y el ciclo en el Auditorio Ciudad de León junto al Ayuntamiento), los tres ciclos demúsica actual en Alicante, Santiago de Compostela y Badajoz y los dos barrocos en Oviedo y Salamanca, además de los conciertos coproducidos por los cabildos catedralicios incluidos dentro de la serie El órgano en las Catedrales. Continúa la colaboración estable con las ciudades de Segovia (Fundación Juan de Borbón), Cáceres (Conservatorio) y los festivales internacionales de música de Cádiz, Sevilla, Úbeda-Baeza y Zamora. El CNDM ha reforzado sus alianzas con el L´Auditori de Barcelona (creando el ciclo Schubert Lied, coproducido por la Asociación Franz Schubert de Barcelona), el Museo Baluarte de Pamplona (con el ciclo Beethoven Actual) y comenzamos la colaboración con el Teatro de La Maestranza de Sevilla con dos ciclos de piano: el ya mencionado Beethoven Actual y la nueva serie Beethoven por Liszt; y estrena nuevos proyectos en Malpartida de Cáceres (Museo Vostell Malpartida) y Panticosa (Huesca).

El programa internacional crece exponencialmente repitiendo la colaboración por tercer año con el Festival de Música Sacra de Bogotá (Colombia) y con la vecina ciudad portuguesa de Elvas. El éxito del pasado año con el Proyecto Europa: el cuarteto de cuerda en España junto al Instituto Cervantes ha hecho que el ciclo llegue a Bucarest(Rumanía) y Sofía (Bulgaria) y que se añada una segunda serie de conciertos: Proyecto Europa: Un peregrinaje musical en la Europa de Carlos V con el conjunto Musica Fictacomo protagonista y un recorrido que les llevará desde la Iglesia de Los Jerónimos en Madrid a Lyon (Francia), Bruselas (Bélgica), Luxemburgo, Frankfurt (Alemania) y Milán (Italia) siguiendo el camino de Flandes. A todo ello hay que sumar la primera colaboración del centro con el Festival de Música Barroca de Trondheim (Noruega).

Residentes y ciclos transversales

La actual temporada duplica las “residencias” del CNDM hasta llegar a cuatro. El aragonés Jesús Torres (Zaragoza, 1965) será Compositor Residente, que hoy se encuentra en plena madurez creativa y presentará un total de diez obras, escritas entre 2001 y 2018, donde se incluyen cuatro estrenos absolutos, y el prestigioso barítono alemánMatthias Goerne (Weimar, 1967) como Artista Residente tan ligado durante dos décadas al Ciclo de Lied, y que en esta nueva temporada estará presente en las cuatro principales salas musicales de Madrid: Teatro de la Zarzuela, Teatro Real y Auditorio Nacional de Música (Sinfónica y Cámara), a lo largo de seis importantes conciertos. A esas dos secciones se añaden la de Conjunto Barroco Residente, que ostentará el conjunto vocal renacentista Musica Ficta, dirigido por Raúl Mallavibarrena, que conmemora sus primeros 25 años de vida artística, y ofrecerá diez conciertos en Madrid, León, Bogotá, Milán, Lyon, Frankfurt, Luxemburgo y Bruselas; y la de Cuarteto Residente, ocupada por el Cuarteto Casals, que celebra este año los veinte de su creación en Madrid tras una feliz andadura por la que es reconocido como uno de los mejores cuartetos del mundo.

Dos grandes protagonistas ocuparán la atención de sendos ciclos transversales. Por un lado, #Monteverdi4.5.0 recordará los cuatro siglos y medio del nacimiento de Claudio Monteverdi, con 21 conciertos repartidos en 7 ciudades desde Badajoz a Bogotá, pasando por Salamanca, León, Sevilla, Oviedo y Madrid con intérpretes internacionales tan relevantes como Alessandrini, Hengelbrock, Antonacci, Invernizzi o Mingardo, y músicos españoles de la talla de los hermanos Zapico y los Alqhai, Andueza, Almajano, Mena o la cantaora Rocío Márquez junto a directores como Mallavibarrena o Heras-Casado. El segundo pilar será Franz Schubert y #Schubert-Zyklus, donde centramos la atención en su abundante producción liederística, con la inclusión de sus tres grandes ciclos de canciones en el XXIV Ciclo de Lied del Teatro de la Zarzuela (interpretados por el barítono Matthias Goerne y el pianista Markus Hinterhäuser) y seis recitales más a cargo de otros tantos jóvenes cantantes, cuatro de ellos en Barcelona. En Badajoz y Madrid escucharemos la muy interesante versión orquestal para tenor de Winterreise arreglada por Hans Zender y en el Balneario de Panticosa (Huesca) tendremos la ocasión de escuchar un mini festival dedicado al genio austriaco.

Creación e intérpretes actuales

La creación contemporánea sigue siendo un pilar fundamental en la programación del CNDM, incentivando la composición de nuevas páginas y ampliando el conocimiento del repertorio menos transitado del pasado siglo. Este año verán la luz 75 nuevas obras, 46 de las cuales serán por encargo del CNDM. Entre los estrenos más importantes de los próximos meses destacan los cuartetos de cuerda encargados a Gabriel Erkoreka (Meta4) yManuel Hidalgo (Gerhard) o el primer Cuarteto con piano de Jesús Torres (Notos), en ese afán de multiplicar un género esencial de la historia de la música moderna, tan complejo y difícil de componer. Por otro lado, tendremos estrenos absolutos de otras dos personalidades internacionales ya imprescindibles de la creación actual: Arvo Pärt (1935) que será interpretado por el Ars Nova Copenhagen y Toshio Hosokawa (1955), por el Trío Pahud-Queyras-Le Sage, que se suman a la larga lista de estrenos (que ya suman 207 desde 2011) de otros ilustres compositores, que han escrito nuevas obras por encargo del CNDM: György Kurtág (1926), Cristóbal Halffter (1930), Luis de Pablo (1930), Antón García Abril (1933), Krzysztof Penderecki (1933), Tomás Marco (1942), Mario Lavista (1943), Peter Eötvös (1944), Mauricio Sotelo (1962) o Jörg Widmann (1973), además de otros muchos de generaciones más jóvenes (incluido el Premio de Jóvenes Compositores Fundación SGAE-CNDM). Esta firme apuesta por la creación actual nos mantiene, con 119 encargos realizados hasta la fecha, en la primera división de la música contemporánea europea.

Habría que resaltar la presencia de la gran pianista argentina Martha Argerich y el nonagenario Menahem Pressler, dentro del Liceo de Cámara XXI, el concierto homenaje que le haremos al legendario saxofonista español Pedro Iturralde, la presentación en España con su grupo de jazz berlinés del barítono Thomas Quasthoff, la nueva cita con el gran pianista americano Chick Corea y la vuelta al Auditorio de nombres tan carismáticos como Jorge Pardo, China Moses y Uri Caine o el debut del pianista italiano Stefano Bollani. En nuestro ciclo flamenco, además de nombres ya míticos del cante como José de la Tomasa, La Macanita, Luis El Zambo, Pedro El Granaíno, Carmen de la Jara, María Terremoto, La Tremendita o Duquende, la nueva generación también estará presente conManuel Lombo, Alba Molina o Rocío Márquez, que se presentará en la Sala Sinfónica arropada por grandes nombres del flamenco, como ya ocurrió con Arcángel en la pasada temporada. En el ciclo Fronteras vuelve a la Sala Sinfónica del Auditorio el pianista y compositor minimalista Michael Nyman para festejar con su banda los cuarenta años que llevan encima de los escenarios de medio mundo. Mientras tanto, en la Sala de Cámara se alternarán los fados de Cristina Branco con el flamenco innovador de siete grandes compositores europeos actuales que han compuesto su música para el cantaor Jesús Méndez y el Trio Arbós. La pianista clásica Rosa Torres-Pardo estará presente junto con las voces de Arcángel, Rocío Márquez y María Toledo, también reputada pianista flamenca. Jordi Savall establecerá su particular diálogo entre el Barroco y las músicas ancestrales de Oriente y Occidente. El gran contrabajista de jazz Javier Colina se trufará con la guitarra flamenca de Josemi Carmona y las acústicas de Santiago Auserón y Joan Vinyals en El viaje de Juan Perro; y Xavier de Maistre con la mayor intérprete de castañuelas de toda la historia: la legendaria Lucero Tena.

El éxito del órgano y la música de cámara

La exitosa programación para órgano continuará con el ciclo Bach Vermut con una nueva entrega de diez conciertos ampliando el repertorio y contando con nombres imprescindibles del mundo organístico internacional tanto en Madrid como en las nueve catedrales españolas (León, Alcalá de Henares, Las Palmas de Gran Canaria -primera visita del CNDM a las Islas Canarias-, Cuenca, Logroño, Pamplona, Salamanca, Segovia y Valencia) en la segunda edición de la serie El órgano en las Catedrales.

El ciclo Liceo de Cámara XXI presenta de nuevo un concierto extraordinario en la Sala Sinfónica con Martha Argerich (esta vez junto al también pianista Gabriele Baldocci) y mantiene también la excelencia en la Sala de Cámara con solistas como Menahem Pressler(que ofrecerá un concierto solo y otro acompañado del Cuarteto Pacifica), Christian Zacharias, Tabea Zimmermann, Matthias Goerne, Javier Perianes, Emmanuel Pahud, Jean-Guihen Queyras, Eric Le Sage, Adolfo Gutiérrez Arenas, Christopher Park, Alexandre Tharaud, Joaquín Riquelme, Sarah Chang, Julio Elizalde, Vera Martínez Mehner, Andoni Mercero, Cristina Gómez Godoy, Pablo Ferrández, Juan Pérez Floristánademás de algunos de los mejores cuartetos del mundo (Belcea, Jerusalén, Meta4, Manderling y Quiroga) y el Trío Zimmermann.

El Ciclo de Lied, ya en su vigésimo cuarta edición, seguirá contando con las mejores voces que cultivan este género tan especial y que han convertido a Madrid en uno de los centros de referencia internacional en este campo. Además del barítono Matthias Goerne en tres recitales, tendremos la oportunidad de descubrir en este género vocal tan especializado a uno de los tenores más cotizados de hoy: Piotr Beczala, así como a la mezzosoprano suecaAnn Hallenberg, el contratenor Xavier Sabata o las jóvenes sopranos alemanas Hanna-Elisabeth Müller y Anna Lucia Richter. Dos voces italianas de lujo, la soprano Anna Caterina Antonacci y el barítono Leo Nucci, además de Diana Damrau, completarán el cartel liederístico del Teatro de la Zarzuela.

La importancia de la Educación

La Educación adquiere, como en cursos pasados, una importancia capital con 58 actividades diversas repartidas a lo largo de doce ciudades españolas, una portuguesa (Elvas) y una americana (Bogotá), coproducidas con cinco universidades españolas(Oviedo, León, Salamanca, Santiago de Compostela y Complutense de Madrid), cinco Conservatorios de Música en la Península Ibérica (Alicante, Badajoz, Madrid, Oviedo y Elvas en Portugal), dos centros educativos de secundaria de la Comunidad de Madrid(que participarán en la séptima edición del Proyecto Pedagógico, coordinado por el pedagogo Fernando Palacios), tres festivales (Música Contemporánea Vostell Malpartida, Música Española de Cádiz y Música Contemporánea de Tres Cantos), el Goethe-Institut(con las Jornadas “Interacciones XXI”, dedicadas a la creación musical actual de ambos países) y la Escuela de Música Reina Sofía. En la Universidad de Salamanca tendrá lugar, por quinto año, un intenso programa de clases magistrales y talleres de interpretación, de carácter transversal, centrado en el ámbito de la música antigua y barroca “históricamente informada”. En el Auditorio de León se celebrará el VII Curso de Interpretación Vocal Barroca, que anualmente imparte el director, clavecinista y musicólogo Eduardo López Banzo.

Nuevas audiencias

El CNDM mantiene el interés en incentivar y promover la incorporación de nuevas audiencias a sus diferentes programas divulgativos y educativos. De forma muy especial centra su actividad en los jóvenes menores de 26 años para los que desarrolla una amplio abanico de posibilidades, que incluyen ofertas con importantes ventajas en la adquisición de entradas o abonos, sobre todo a través del programa Último Minuto (con un descuento del 60%, para localidades adquiridas desde una hora antes del inicio de los conciertos) y acuerdos estables con numerosos centros educativos para que los estudiantes, que participan activamente en los cursos y ciclos, coproducidos conjuntamente, puedan asistir gratuitamente a los conciertos y otras actividades programadas por el centro en las diferentes ciudades españolas. En esta temporada se beneficiarán también del descuento Último Minuto los desempleados y se mantiene el descuento del 20% para todos los estudiantes, familias numerosas y mayores de 65 años. Además habría que sumar las 58 actividades educativas gratuitas y los 73 conciertos de entrada libre (131 actividades sin coste alguno, que suponen el 40% de la programación total del CNDM), con el fin de acercar la música a todos los públicos y en especial a los más jóvenes. En la temporada pasada Radio Clásica y TVE refrendaron su apoyo a nuestra programación con la grabación y emisión de 35 conciertos por la radio y 4 por La 2, estos últimos con una audiencia total de 152.000 espectadores.

Venta de abonos y localidades

La renovación de abonos para todos los ciclos programados en el Auditorio Nacional de Música, excepto Contrapunto de Verano, estará disponible del 31 de mayo al 5 de julio, en las taquillas del Auditorio Nacional, www.entradasinaem.es y 902 22 49 49, y la venta de nuevos abonos del 11 de julio al 9 de septiembre. Las entradas libres, si las hubiere,para todos los conciertos programados en la Sala Sinfónica estarán a la venta desde el 11 de julio, con entradas de 5 a 40 euros, mientras que para los ciclos de la Sala de Cámara se podrán adquirir a partir del 12 de septiembre, con precios de 10 a 20 euros. El XXIV Ciclo de Lied, programado en el Teatro de La Zarzuela, mantiene sus localidades de 4 a 35 euros, y las Series 20/21 programadas en el Museo Reina Sofía seguirán siendo con acceso libre hasta completar el aforo de la sala.

Las imágenes de la temporada 17/18 son obras originales de los artistas madrileños Pilar Perea y Jesús Perea.

MAtthias Goerne

El ciclo es una coproducción entre el Teatro de la Zarzuela y el Centro Nacional de Difusión Musical. Discípulo del mítico barítono Dietrich Fischer-Dieskau, Goerne es uno de los nombres más significativos del género Habitual del ciclo de Lied, en esta ocasión se presenta con un programa que tiene a Robert Schumann, uno de los principales exponentes de la canción alemana, como protagonista

El XXIII Ciclo de Lied recibirá el próximo lunes, 27 de febrero (20:00h), en el Teatro de la Zarzuela, a uno de los grandes barítonos de este género musical: Matthias Goerne. El intérprete alemán, discípulo del mítico barítono Dietrich Fischer-Dieskau y con una carrera liederística sublime, ha elegido a Schumann como columna vertebral de su programa en Madrid. Al piano le acompañará Alexander Schmalcz. Las entradas para estos recitales, con un precio general de 8 a 35 euros, están a la venta en las taquillas del Teatro de la Zarzuela, teatros del INAEM, www.entradasinaem.es y a través del número telefónico 902 22 49 49.

Matthias Goerne, natural de Weimar (Alemania), estudió con Hans-Joachim Beyer, Elisabeth Schwarzkopf y Dietrich Fischer-Dieskau. Colabora con las principales orquestas y directores del mundo en las más importantes salas de concierto, teatros de ópera y festivales, como la Royal Opera House, Teatro Real, las óperas de París y Viena y el Metropolitan de Nueva York. Sus papeles van desde Wolfram, Amfortas, Kurwenal, Wotan y Orest a los papeles principales de Wozzeck de Alban Berg, El castillo de Barbazul de Béla Bartók, y Matías el pintor de Hindemith. Por sus grabaciones discográficas ha recibido numerosos premios, que incluyen cuatro nominaciones al Grammy, un premio ICMA y recientemente un Diapason d’Or. Tras sus legendarias grabaciones con Vladimir Ashkenazy y Alfred Brendel acaba de grabar una serie de 11 CDs de lieder de Schubert con Christoph Eschenbach y Elisabeth Leonskaja. De 2001 a 2005 fue profesor honorario de canto en la Musikhochschule Robert Schumann de Düsseldorf, y en 2001 fue nombrado Miembro Honorario de la Royal Academy of Music de Londres.

En la temporada 15/16 actuó junto a la Filarmónica de San Petersburgo y Yuri Temirkanov, la Orchestre de Paris, la London Philharmonic y Christoph Eschenbach, la Concertgebouw Orchestra de Ámsterdam y Manfred Honeck, la New York Philharmonic y Christoph von Dohnányi, la Leipzig Gewandhaus Orchestra, la Tonhalle Orchester de Zúrich y Lionel Bringuier, la Swedish Radio Symphony y Daniel Harding y la NHK Symphony y Paavo Järvi, así como una serie de recitales con Daniil Trifonov, Markus Hinterhäuser, Alexander Schmalcz y el Cuarteto Ebène en el Lincoln Center de Nueva York, la Ópera de San Francisco, el Wigmore Hall de Londres, la Ópera de Lille, la Philharmonie de París, el Beaux-Arts de Bruselas, la Gulbenkian de Lisboa, Abu Dhabi, la Schubertiade Hohenems y el Sidney Festival, entre otras salas. Cantará Orest en la Ópera de Viena y debutará como Wotan en la versión en concierto de Walküre de Wagner con la Hong Kong Philharmonic y Jaap van Zweden. En agosto de 2016 ha sido invitado a numerosos festivales, incluyendo Salzburgo y Verbier.

Goerne

Inolvidable recital de Matthias Goerne en el Teatro de la Zarzuela. Una indisposición del barítono alemán, obligó al cambio de fechas, del 5 de febrero al 30 de mayo. A tenor del resultado, el aplazamiento y la espera han merecido la pena.
Un recital cuidadosamente elaborado, donde las obras de R. Schumann y G. Mahler se alternan con milimétrica perfección. Un programa coherente en lo profundo, cargado de melancólicos textos de amor y despedidas. Y una interpretación magistral como vehículo del verdadero y exacto carácter de cada una de las obras.

Apareció Goerne en el escenario sobre el que se concentró unos minutos. Silencios como obertura a los noventa minutos que, sin descanso, y perfectamente agrupados por temáticas, fue ofreciendo de manera continua cada uno de los títulos programados. Con una intensidad que fue creciendo y arrebatando al propio Goerne y con él, al público. Una interpretación sentida, delicada y enérgica, según el requerimiento de la obra en cada momento. Pero siempre cargada de emotividad. Esa emotividad que una siempre espera y que tan pocas veces llega. Esa expresión intensa en la interpretación emocionada que derriba cuanto encuentra a su paso para alojarse en el cuarto de las cosas que no se olvidan.

Ich bin der Welt abhanden gekommen”, (Me he retirado del mundo), es el título de una de las más emocionantes lied de Mahler que interpretó Matthias Goerne, y sí, durante noventa minutos, nos retiró del mundo…

Matthias Goerne

16 de noviembre. Hoy está programada en el Teatro Real una de sus noches, la segunda. Pero no cualquier noche, esta es especial. El barítono alemán Matthias Goerne regresa a este teatro después de cinco años de ausencia. Y para completar el cartel, el joven director griego, Teodor Currentzis, que se encuentra ya ensayando el próximo Macbeth, estará al frente de la orquesta. Con un recital de esta altura, y con la mayoría de las entradas a ocho y doce euros, no deja de sorprender que haya quedado demasiado papel en taquilla. ¿Qué está fallando? Tal vez la planificación de un recital como este en la temporada no sea la más adecuada. Lo cierto es que las alarmas empiezan a sonar en el Real.

Matthias Goerne es sin duda uno de los más excepcionales liederistas, y volvió a demostrarlo el viernes. De una expresividad indudable, canta con exquisito gusto, con carácter y contundencia. Con momentos muy delicados y bellísimos. Ha mejorado el falseado de sus agudos aunque continúa teniendo problemas en los graves. Por algo es barítono y no bajo puro.

Pero pasemos a sus dificultades. A estas alturas de su profesión, abandonemos ya toda esperanza de que Goerne consiga un apoyo natural y deje de cantar engolado.
Se sufre viéndole tan apurado, obligándose con todo el cuerpo para conseguir la emisión, necesitando sonoras aspiraciones. Si el aire que sale de sus pulmones lo hiciese con fluidez, todo su cuerpo estaría relajado y no sería necesario observar como las venas de su cabeza y su cuello tomaban volumen. Le vimos sudar la gota gorda sin necesidad, pero como digo, ya es tarde.

Magnífica fue la dirección de orquesta. Currentzis no es un especialista en Mahler. Tal vez por eso sea aún más meritoria su actuación. Extrajo de la Orquesta del Teatro gran cantidad de matices, delicadeza, expresividad, brío y energía. Lo hizo con sus manos libres, sin batuta, haciendo fluir los movimiento de manera natural y segura, siempre atento y lleno de dinamismo. Promete un Macbeth de gran altura.