Concierto de Navidad

El Teatro de la Zarzuela se despedirá de 2020 –este año en el que la pandemia ha cambiado nuestra forma de vivir– mañana miércoles 30 de diciembre a las 20h00 con su tradicional Concierto de Navidad. Será una fiesta dedicada a la música española, a nuestra lírica, que desde hace más de siglo y medio es la razón de ser de este coliseo. Ganas de disfrutar de nuestros compositores, de la vida y de la cultura, no faltan: las entradas se agotaron en tiempo récord.

El concierto estará dirigido por el maestro Víctor Pablo Pérez y contará con la participación de varias de las voces más admiradas en la actualidad, como son las de la soprano Yolanda Auyanet y la mezzosoprano Nancy Fabiola Herrera. En la gala intervendrá también el Coro Titular del Teatro de la Zarzuela, que junto con la Orquesta de la Comunidad de Madrid (Titular del coliseo) se sumará como cada año a la celebración.

El programa irá desde obras de Chueca y Valverde, Chapí, Guerrero, Bretón, Barbieri o Serrano, a composiciones de Giménez, Sorozábal o Fernández Caballero, pasando por creaciones de Lleó y Calleja o Rubio. Todo un catálogo de obras maestras, en el que también habrá sitio para el villancico o el espiritual, para desear un 2020 lleno de luz y de música. Esta vez seguro que sí.

Curioso y original se presentaba en el Teatro de la Zarzuela el tercer recital del Ciclo de Lied. Bajo el título, Noches de cabaret, la mezzosoprano Nancy Fabiola Herrera, comenzó a desgranar, con su voz densa y envolvente, toda la musicalidad de unas obras, tal vez menos conocidas, para demostrar que no solo el lied alemán requiere de gran dominio y maestría. Demostró que composiciones que se prestan menos al encorsetamiento y la técnica requieren de la misma disciplina y gestión del conocimiento musical y canoro.

Un repertorio lleno de posibilidades artísticas y con identidad propia, que la personalidad ecléctica de Herrera, unida a sus recursos estilísticos, llevaron a un nivel superior las obras más populares de compositores como Oscar Straus, Erik Satie o Francis Poulenc. Esta primera parte, más formal, si se puede decir así, se completó con obras de Kurt Weill y Louis Guglielmi (Louiguy). Siempre muy bien acompañada al piano por Mac McClure.

Para demostrar la singularidad de la velada, ocurrió algo que, al menos yo, no había visto antes en un teatro. Tras el descanso, un público despistado, no sé si por la originalidad de la noche, no terminaba de entrar en la sala, lo que provocó que cantante y pianista estuvieran en el escenario esperando bastantes minutos a que el público terminara de acomodarse. Este fue el inicio de una segunda parte en la que Herrera demostró poseer una capacidad de registros artísticos e idiomáticos casi camaleónica.

No es fácil colocar la voz tras una primera parte más académica, pero, una vez resueltos los ajustes, Herrera nos descubrió nuevas formas de profundizar en la libertad de interpretación, en el conocimiento de las obras y sus compositores y en la capacidad de transmitir la nostalgia y el exotismo que plantean compositores como Ernesto Lecuona, Joaquín Zamacois o Astor Piazzolla. O dibujar la perfecta melancolía de los boleros de Pedro Junco, María Grever, Álvaro Carrillo, Gabriel Ruiz Galindo o Bobby Capó.

O como describe de manera excepcional María del Ser en el programa de mano, “Trasladarse al siglo XIX es viajar a través del subjetivismo y la introspección; es la época de la rebeldía, de la voluntad de explorar todas las vías artísticas con un fin de plenitud expresiva que intenta reconquistar un preciado pasado o alcanzar un futuro maravilloso. Es la búsqueda de los sentimientos, envueltos en sueños, en el misterio y en la fantasía de lo exótico perseguido por un espíritu de nostalgia, de melancolía y de anhelo tras una realización imposible”.

El Centro Nacional de Difusión Musical (CNDM) en coproducción con el Teatro de la Zarzuela, presentarán el lunes 25 de noviembre a las 20h00 en el XXVI Ciclo de Lied a la mezzosoprano canaria Nancy Fabiola Herrera junto al pianista estadounidense Mac McClure. El programa elegido para esta velada, que se celebrará en el coliseo de la plazuela de Jovellanos, nos sumerge en un variado y colorista reducto que nos lleva del salero vienés de Oscar Straus a los sones cadenciosos de Astor Piazzolla, pasando por el iconoclasta mundo de Erik Satie, el cabaret de Kurt Weill, la evocación de la gran Édith Piaf y el humor de Poulenc, junto a los sones cubanos de Ernesto Lecuona, dos piezas del hoy olvidado Joaquín Zamacois y, volviendo al cabaret, cuatro boleros mexicanos y antillanos. Las entradas, con un precio general de 8 a 35 euros, ya están a la venta en las taquillas del Teatro de la Zarzuela, teatros del INAEM, entradasinaem.es y 902 22 49 49.

La constante presencia de Nancy Fabiola Herrera en los escenarios internacionales la convierte en una de las grandes mezzosopranos de la actualidad, la prensa especializada la ha denominado «la Carmen del siglo XXI». En 2018 realizó dos grabaciones interpretando Rosario en Goyescas, de Granados, con la BBC de Londres y Salud en La vida breve, de Falla, con la BBC de Mánchester. Destacan sus interpretaciones de Isabella en L’italiana in Algeri en el Teatro Colón de Buenos Aires y como Bernarda en La casa de Bernarda Alba en el Teatro de la Zarzuela. Ha cantado el Stabat Mater (Rossini), el Requiem (Verdi) en San Sebastián y Guadalajara (México), dirigidos por Plácido Domingo, y ha ofrecido conciertos en la Sala Chaikovski de Moscú y recitales en el Palau de la Música de Valencia y en el Festival de Benicàssim, junto a Ainhoa Arteta. Su interpretación de Salud en La vida breve la ha llevado a San Petersburgo, Tanglewood, Toronto, Los Ángeles —con el maestro Frühbeck de Burgos—, Madrid, Cincinnati y la Orquesta de Capitole. Su Carmen se ha visto en la Metropolitan Opera, el Covent Garden, el Teatro Bolshói, la Ópera de Tokio, la Deutsche Oper, la Bayerische Staatsoper, las termas de Caracalla, el Dresden Semperoper, el Masada Festival, la Ópera de Tel Aviv, la Ópera de Los Ángeles y teatros españoles como la Ópera de Sabadell, el Teatro Villamarta de Jerez, el Kursaal de San Sebastián y el Teatro Pérez Galdós de Gran Canaria, entre otros. En 2009, abrió la temporada de la Arena de Verona como Carmen, bajo la dirección de Domingo. Entre sus grabaciones destacan La bruja de Chapí para Deutsche Grammophon, Dante de Granados para ASV, Tonades de los siglos XVII y XVIII de Gerhard para Columna Música, la Sinfonía nº 3 de Mahler para Arte Nova, El amor brujo de Falla para Naxos y Concierto italiano de Llorca, además de Il postino de Catán y Luisa Fernanda, ambas también con Domingo. Y entre sus distinciones cabe mencionar el Premio Ópera Actual 2018 a toda una carrera y el Plácido Domingo Award. En 2019, ha actuado en la Houston Grand Opera, en Florencia, en el Amazonas de Catán, El Gato Montés en la Ópera de Los Ángeles, Les contes d’Hoffmann en el Teatro Nacional de Pekín y Samson et Dalila en La Maestranza de Sevilla. Nancy Fabiola Herrera ha participado en una edición del Ciclo de Lied: XVII (10-11).

Fotografía: ©Shirin Tinati

Nancy Fabiola Herrera

Con Las golondrinas, de Usandiza­ga, en una nueva producción que firma Giancarlo del Monaco, la mezzosoprano española Nancy Fabiola Herrera inaugurará en octubre la nueva temporada del Teatro de La Zar­zuela de Madrid. Será el comienzo de un curso en el que la cantante canaria también se tomará un tiempo en Madrid para presentar su último disco, Ensueños, grabado entre España y Uruguay junto al piano de Rubén Fernández Aguirre y que incluye “un programa que hemos paseado en recitales por varios países y que teníamos muchas ga­nas de grabar por el éxito y la gran acogida de público”, afirma la mezzo canaria; “se trata de un retrato de compositores de origen español. Al­gunos son temas más escuchados, otros menos conocidos, pero todos bellísimos, que van des­de Pauline Viardot -que aunque se la considere francesa es de origen español- a compositores nuestros tanto del pasado –Montsalvatge, Falla-como contemporáneos –Miquel Ortega o Antón García Abril-. Se trata de un programa evoca­dor, de gran belleza y muy variado, que intenta embaucar al oyente en un mundo de ensueños; son piezas escogidas porque tienen una atmós­fera especial que me tocan muy adentro y de las cuales quería ofrecer mi visión al público. Es un disco muy especial para mí que además vamos a promocionar junto a Rubén Fernández Aguirre con una gira de recitales”.

Más tarde, Nancy Fabiola Herrera regresará al Metropolitan Opera House de Nueva York para participar, entre diciembre y enero, en dos produc­ciones: Salome, de Richard Strauss, y Nabucco, de Giuseppe Verdi. A estos dos títulos se unirán, ya en­trado el mes de abril, varias funciones de Rigoletto, también de Verdi, en el montaje que ya ha interpre­tado en dos temporadas anteriores.

En España podrá verse a Nancy Fabiola Herrera en su tierra, Las Palmas de Gran Canaria, donde será la protagonista de La Favorite, de Donizetti, en marzo, mes en el que también participará en la tem­porada de la Orquesta de Radio Televisión Españo­la interpretando el Stabat Mater de Rossini.

http://nancyfabiolaherrera.com/

Nancy Fabiola Herrera en Carmen

El Teatro de Ópera de Maó presenta estos días dos funciones de Carmen, de Bizet. El 29 y el 31 de mayo. Al frente de un extraordinario reparto formado por Aquiles Machado, Isabel Rey, Simón Orfila y Stefano Palatchi, se encuentra Nancy Fabiola Herrera. Una de las Cármenes más reconocidas internacionalmente.

Este reparto no es la primera vez que coincide en este teatro. Hace seis años fueron protagonistas de un Rigoletoto. Carmen es, además, una oportunidad para el reencuentro.

Justo antes del estreno tuvimos la oportunidad de hablar con la protagonista y estas son sus impresiones sobre la obra que protagoniza.

Brío Clásica: ¿Qué tiene el personaje de Carmen que fascina tanto al público?

Nancy Fabiola Herrera: Es una historia que tiene todos los ingredientes para gustar. Tiene pasión, humor… Habla de algo tan actual como las relaciones humanas. Habla de una persona fuerte, de esas que van en contra de las normas establecidas. Es un personaje al que le gusta desafiar ciertas reglas y ver como los demás a su alrededor reaccionan ante eso.
Pero sobre todo, la historia personal entre ella y José atrae mucho. Y por supuesto el hecho de que la música sea maravillosa, todos esos ingredientes y una buena historia. No queda otra opción, gusta.

B. C.: Viene de interpretar este mismo personaje en una serie de actuaciones en Rusia. ¿Cómo ven esta obra públicos diferentes?

N. F. H.: Es una obra universal y al público le gusta. Tanto en Pekin como en Rusia, a ellos el personaje les resulta muy exótico. Para nosotros es normal, estamos acostumbrados a la etnia gitana, a la vida en el sur. Pero fuera de España tiene un sabor exótico. Se percibe de otra forma. Pero la música es tan universal que gusta a todo el público donde se represente.
Otra cosa distinta es la propuesta escénica. Hay escenografías que se alejan un poco de la historia en cuanto al lugar. Como esta, que es en el sur de España. Las producciones que me tocaron en Rusia, la última fue en Sochi y la anterior en el Bolshoi en Moscú, eran dos producciones que se alejaban bastante de lo que es el concepto y la historia en si. Le daban una visión diferente. Para mis gusto, no siempre acertadas. A veces quieren proponer algo diferente, pero no siempre funciona a favor de la historia. Depende siempre de la visión que se le quiera dar.

Carmen2
Nancy Fabiola Herrera, como Carmen, en el Teatro de Ópera de Maó

B. C.: En esos mmomentos de cierto desconcierto ante la propuesta, ¿qué se hace?

N. F. H.: Hay casos en los que no es fácil adaptar al personaje. Uno siempre intenta que no se pierda la esencia cuando no se acerca en nada a la idea principal, tanto del libretista como del compositor. Pero siempre se intenta mantener el concepto. Siempre intento con el director, según la propuesta que me haga, poder negociar algunas cosas. Que yo también pueda creerme el personaje y hacerlo creíble. Por ejemplo, en el teatro del Bolshoi, la propuesta era sobre trata de blancas y tráfico de mujeres, y Carmen era misógina. Era una propuesta muy densa y un poco loca también. Son conceptos.

B. C.: ¿Y cómo es la Carmen que trae a Maó?

N. F. H.: Es una producción que a mi me gusta mucho. La estrené hace varios años en Jerez de la Frontera y la he representado en varias ocasiones. Es una propuesta muy linda estéticamente, muy agradable, con un vestuario precioso. Y se aleja de los tópicos del sur sin perder la esencia, como los cuadros de Julio Romero de Torres. Nos presenta una Andalucía fuera de las exageraciones. Más bien una Andalucía íntima, con una estética muy cuidada y centrada en el drama de los personajes. Es una producción que funciona muy bien.

B. C.: Su conocimiento del personaje es muy amplio. Para preparar el rol, ¿le han servido como referencias otras Carmenes?

N. F. H.: Siempre tienes alguna referencia, bien a nivel vocal o a nivel escénico. En lo vocal me he fijado en Regina Resnik o Conchita Supervia. Me ha gustado escuchar cantantes antiguas para ver cual era la manera de cantar al personaje en esa época, porque van cambiando los gustos y las maneras.
Como referencia para mi también fue muy importante en su momento ver a Teresa Berganza y su propuesta de este personaje. A Dennis Gray, que tiene un sello muy personal. Es muy interesante ver las distintas propuestas para crear yo también mi propia visión del personaje.

B. C.: A parte de Carmen, ¿en qué otro rol se siente cómoda?

N. F. H.: Hay otros muchos roles que me encantan. Procuro elegir roles que pueda defender bien y que tenga una historia que me guste. Dalila es otro de los personajes que adoro. Tuve la fortuna de ponerlo en escena a principios de año en Oviedo, y me encanta. Me gusta también el Romeo de Capuleti e Montecchi, de Bellini, es uno de mis personajes favoritos. La Adalgisa de Norma. La Isabel de L´italiana in Algeri, muy simpática, porque también me gustan los personajes cómicos. En papeles dramáticos me gustan mujeres introvertidas como Charlotte de Verther. Soy una persona en este sentido muy curiosa, tanto a nivel musical como interpretativo y me gusta hacer personajes muy dispares. Favoritos tengo varios, pero los que me llegan mucho al corazón, Dalila y Romeo.

B. C.: Hemos pasado unos años muy duros para la cultura en general y la ópera en particular. ¿es cierto que empieza a notarse cierto alivio?

N. F. H.: En estos pasados años, en España se pararon unas cosas y se continuaron otras. Se ha hecho un esfuerzo grande en algunos teatros para continuar contra viento y marea y algunas temporadas se han mantenido. Otras no ha sido posible. Villamarta de Jerez o en Málaga, que tenían temporadas estables, las tuvieron que interrumpir. Pero si es cierto que, poco a poco, empieza a moverse algo. Siempre con las crisis y los recortes la parte que más sufre es la cultura, por desgracia. Pero es una responsabilidad de todos y de los gobiernos el no dejar que sea la parte débil. Todos tenemos que hacer propuestas usando la creatividad para que no se disparen los presupuestos, más allá de que existan subvenciones o no. En España quizá se echa de menos una ley de mecenazgo que en otros países funciona muy bien. Esto sería bueno para no depender solo de las ayudas oficiales.

Nancy Fabiola Herrera

La cantante española Nancy Fabiola Herrera será nuevamente noticia en la lírica nacional por la Carmen que protagonizará en el Teatre Principal de Maó (Menorca) a finales de mayo. La mezzo canaria se reencuentra de este modo con la gitana de Bizet en tierras baleares, un personaje que ha cantado en medio mundo y lo hace semanas después de haberla interpretado con gran éxito en el Winter International Arts Festival de Sochi, en Rusia, país en el que también ha dado vida al rol en el mítico Teatro Bolshoi de Moscú.

Entre otros compromisos y además de esa Carmen en Rusia, en lo que va de temporada Nancy Fabiola Herrera ha interpretado la obra de Bizet en la Ópera
de Roma, ha sido Paula en la ópera de Daniel Catán Florencia en el Amazonas tanto en Washington como en Los Ángeles (Estados Unidos), debutó en Europa el papel de Dalila, de Samson et Dalila de Saint-Saëns, en la Ópera de Oviedo, ofreció un recital en el Teatro Arriaga de Bilbao y participó en una gala en la Academy of Vocal Arts de Filadelfia (Estados Unidos).

En su debut menorquín –dos funciones los días 29 y 31 de mayo-, la cantante canaria compartirá escenario con el tenor venezolano Aquiles Machado, la soprano valenciana Isabel Rey, el bajo Stefano Palatchi y el barítono de Menorca Simon Orfila, entre otros. La producción la firma Paco López y la dirección musical será de Giuseppe Finzi.

Nancy Fabiola Herrera

La mezzosoprano española Nancy Fabiola Herrera regresa a España esta vez para debutar en Europa un papel fascinante, el de Dalila, de la ópera Samson et Dalila, de Camille Saint-Saëns, rol que la intérprete canaria cantó por primera vez en una espectacular nueva producción del Festival Amazonas de Ópera de Brasil en abril de 2009. En esa ocasión estuvo dirigida por el regista asturiano Emilio Sagi en un montaje “espectacular, muy estético, pero que profundizaba en la tortuosa relación de los protagonistas”, afirma la cantante, quien ha escogido la Ópera de Oviedo para debutar el rol en Europa. El público del Campoamor de la capital asturiana ya conoce las virtudes de la mezzosoprano en las lides del repertorio francés, ya que allí debutó con su inigualable Charlotte del Werther, de Massenet (septiembre de 2012).

Herrera regresa al escenario ovetense después de cosechar un nuevo éxito en su carrera, esta vez con la ópera de Daniel Catán Florencia en el Amazonas tanto en la Washington National Opera como en la Ópera de Los Ángeles (Estados Unidos), finalizando un año en el que, además, llevó su aplaudida visión de la protagonista de Carmen, de Bizet, a Sidney, Melbourne, Moscú y Roma. “Me alegro enormemente de regresar a la Ópera de Oviedo porque disfruto muchísimo cantando en esa ciudad, en la que se vive la música y la cultura, una feliz excepción en el panorama español. El Campoamor, además, me trae bellísimos recuerdos no solo por el Werther de hace un par de años, sino también por la gala en la que allí participé y en la que recibí el premio a la Mejor Cantante de Zarzuela en 2008”, apunta, aunque reconoce que ahora regresa con un personaje muy diferente: “Dalila no tiene mucho que ver con Charlotte, ya que la primera es como un demonio, todo sensualidad y maldad, y la segunda una mujer sensible y romántica”.

Después de su Dalila en Oviedo -con funciones en enero (28 y 31) y febrero (3 y 6)- , Nancy Fabiola Herrera viajará al Teatro Arriaga de Bilbao para ofrecer un recital junto a Rubén Fernandez Aguirre antes de cantar una gala junto a otras estrellas como Stephen Costello y Angela Meade en la Academy of Vocal Arts de Filadelfia (Estados Unidos), de interpretar Carmen en Menorca y de participar en un concierto junto a la Gewandhaus Orchestra dirigida por Josep Pons en Leipzig (Alemania).