Nuevo disco del Cuarteto Quiroga

Un diálogo folclórico y vanguardista entre Bartók, Ginastera y Halffter .

El Cuarteto Quiroga publica su quinto disco, Terra, un proyecto con el que pretenden reivindicar la naturaleza esencialmente popular de la música a través de las composiciones de Béla Bártok, Alberto Ginastera y Rodolfo Halffter, además de rebelarse contra las etiquetas que simplifican el universo de la creación musical. Terra, cuarto disco que producen con el sello Cobra Records, lleva desde el 1 de junio a la venta en internet y estará disponible en tiendas a partir del 26 de junio. Antes, el día 16, la agrupación integrada por Aitor Hevia, Cibrán Sierra, Josep Puchades y Helena Poggio hará una presentación del disco a las 20:00 horas en la Quinta de Mahler.

Este álbum confirma el formidable momento artístico de Cuarteto Quiroga y aparece tras una serie de discos que han tenido una gran acogida tanto de público como de crítica especializada, recibiendo premios y distinciones de las más importantes revistas españolas, europeas y norteamericanas: su debut Statements (Cobra 2012); (R)evolutions (Cobra 2013), dedicada a la música temprana de la Segunda Escuela de Viena; Frei Aber Einsam (Cobra 2015), con obras de Brahms; y Piano Quintets. Granados y Turina (Harmonia Mundi, 2015), junto al pianista Javier Perianes.

El álbum incluye Cuarteto de Cuerda núm. 2, Op.17., obra compuesta por el húngaro Béla Bartók en 1917; Ocho Tientos para cuarteto de cuerda, Op. 35 (1973), de Rodolfo Halffter; y Cuarteto de cuerda núm. 1, Op. 20, una composición de Alberto Ginastera fechada en 1948. “Nuestro viaje comienza en Bartók, referente universal para todos los compositores del siglo XX y XXI en esta aproximación a la composición, y lo pone en contacto con dos figuras interesantísimas del universo hispánico: el argentino de origen catalán Alberto Ginastera y el madrileño Rodolfo Halffter, exiliado en México tras la Guerra Civil”, comenta Cibrán Sierra, violinista del Cuarteto Quiroga.

Parece que si haces sonar una gaita haces música ‘folk’, si percutes un yembé haces música ‘étnica’ y si rasgas una guitarra haces música ‘POPular’, pero si tocas un Ländler transcrito por Schubert o un Minuetto de Haydn, entonces haces música ‘seria’, ‘culta’ y ‘clásica”. Así explica Sierra el punto de partida de esta nueva aventura discográfica.

La intención de Terra es poner en cuestión la subjetividad de las etiquetas en cualquier manifestación artística, en especial la música, a través de tres autores catalogados como “clásicos” que integraron la tradición popular con total naturalidad a su obra. Tanto Bartók, como Ginestera y Halffter contribuyeron con su genio creativo a la tradición musical de su tierra. “Si hemos llegado al punto de considerar más ‘culta’ la música de Bartók o Schubert que una melodía tradicional gallega, la cual, a su vez, es calificada de ‘popular’ frente a la escrita por aquellos grandes compositores, lo hemos hecho por motivos ajenos a la naturaleza de la música misma, que no entiende para nada de categorías estéticas que no son más que prejuicios de clase o intereses de mercado”, concluye Sierra.

OCNE

La Orquesta y Coro Nacionales de España presenta el próximo martes 5 de julio, a las 20 horas, en la Quinta de Mahler el cuarto lanzamiento de su sello discográfico, dedicado a los conciertos para guitarra de Joaquín Rodrigo, interpretados por el guitarrista Pablo Sáinz Villegas y la Orquesta Nacional de España dirigida por Juanjo Mena.

El CD incluye tres obras imprescindibles del compositor: el Concierto de Aranjuez, la Fantasía para un gentilhombre y el Concierto para una fiesta. Intervendrán en la presentación el guitarrista Pablo Sáinz Villegas, Félix Alcaraz, director artístico y técnico de la OCNE y Cecilia Rodrigo, hija del compositor.

Entrada libre hasta completar aforo. Al finalizar el acto se servirá un vino español. (Quinta de Mahler, c/ Amnistía, 5. Madrid)

Este nuevo lanzamiento discográfico, que coincide con la gira por Corea del Sur y Japón de la Orquesta Nacional de España con el guitarrista español como solista invitado, consolida el sello discográfico de la OCNE en su objetivo de poner en valor el repertorio e intérpretes españoles desde que se creara en 2013.

La grabación del Concierto de Aranjuez, Fantasía para un gentilhombre junto con el Concierto para una fiesta configura una trilogía fundamental en el repertorio de cualquier guitarrista. Los músicos de la Orquesta Nacional de España bajo la dirección del maestro Juanjo Mena, le han permitido volcar en este registro lo mejor de sí mismo, en palabras del propio intérprete.
“Desde que con seis años escuché por primera vez el Concierto de Aranjuez siempre soñé con poder tocarlo algún día. Me siento afortunado de vivir mi sueño, hecho feliz realidad, cada vez que salgo al escenario para compartir con la gente la extraordinaria música que encierra esta partitura mágica”, comenta Pablo Sáinz Villegas, que dedica esta grabación a los millones de seguidores apasionados que tiene la guitarra clásica española en todo el mundo y al maestro Joaquín Rodrigo.
Incansable impulsor del desarrollo del repertorio de la guitarra clásica española, Pablo Sáinz Villegas ha realizado numerosos estrenos mundiales entre los que se encuentra la primera obra escrita para guitarra del gran compositor de bandas sonoras y ganador de cinco premios Oscar, John Williams. Desde su debut con la Filarmónica de Nueva York bajo la batuta de Rafael Frühbeck de Burgos en el Avery Fisher Hall del Lincoln Center, ha tocado en más de 30 países y con orquestas como la Filarmónica de Israel, Filarmónica de Los Ángeles, Sinfónica de San Francisco y la Sinfónica de Boston, convirtiéndole así en un referente de la guitarra sinfónica actual.

Sello discográfico de la Orquesta y Coro Nacionales de España

Las ediciones discográficas ya editadas por la Orquesta y Coro Nacionales de España son:

Carmina Burana de Carl Orff, en lo que constituye la última grabación de Rafael Frühbeck de Burgos.

– Conciertos para acordeón de Jesús Torres, Ramón Lazkano, Gabriel Erkoreka y José María Sánchez Verdú, protagonizados por el extraordinario acordeonista Iñaki Alberdi.

Ton Koopman dirige a la Orquesta Nacional con la quinta sinfonía de Mendelssohn y la octava de Schubert.