LangLang

El sábado, 12 de diciembre de 2020, la Lang Lang International Music Foundation (LLIMF) celebrará su primer concierto virtual que lleva por título ‘Reaching Dreams Through Music’.

El concierto se estrenará en el canal de YouTube de Lang Lang e incluirá artistas invitados como la pianista Gina Alice, mujer de Lang Lang, el cantante y compositor Sam Smith, el director de cine Ron Howard, el músico y estrella de la televisión Jon Batiste, la bailarina de ballet Misty Copeland, la artista de jazz Diana Krall, el rapero Wyclef jean y la soprano Renée Fleming.

Fundada en 2008 por Lang Lang, esta fundación lucha por educar, inspirar y motivar a las nuevas generaciones de músicos e intérpretes. Sus programas alientan a músicos de todos los niveles como parte de un desarrollo social y emocional para los jóvenes de hoy en día. Encendiendo en los niños la mecha de la música, la fundación ayuda a niños de todo el mundo a luchar por un futuro mejor.

Ibermúsica 47

El pasado 17 de mayo el ciclo Ibermúsica ponía el broche de oro a una excepcional temporada. Más de 52.500 personas asistieron a la 47ª edición, que comenzó el 24 de junio del pasado año con la actuación de la Filarmónica de Viena. De los 24 conciertos programados en sus series Arriaga y Barbieri, además del concierto extraordinario de los Niños Cantores de Viena, cuatro colgaron el cartel de entradas agotadas: el recital ofrecido por el pianista Daniel Barenboim; El Mesias interpretado por Les Arts Florissants y William Christie; La Pasión según San Juan por Les Musiciens du Louvre; y, por último, el concierto de clausura de Staatskapelle Dresden junto al director de orquesta Christian Thielemann y la soprano Renée Fleming.

El ciclo dirigido por Alfonso Aijón y Llorenç Caballero existe gracias a la ayuda de sus abonados. En la temporada 16/17 el número total ascendía a 3.000 y aspira a superar los 3.500 colaboradores en la próxima temporada. Además, este año se han unido al proyecto los abonados de Juventudes Musicales, lo cuál supone un incremento del 25% del aforo. Hasta el 12 de junio aún pueden adquirirse nuevos abonos. Las entradas para la temporada 17/18 estarán a la venta a partir del 15 de junio para abonados y del 5 de septiembre para el resto del público. El precio de los abonos se sitúa a partir de los 170 euros (5 conciertos), con otras opciones de 240 (7 conciertos) y el ciclo completo de 12 conciertos a partir de 418 EUR. Existen, además, ofertas especiales para los jóvenes.

A lo largo de su casi medio siglo de historia, han visitado Ibermúsica orquestas de 40 países y se han estrenado más de 130 obras en España, incluyendo varios estrenos mundiales. Sólo en Madrid, Ibermúsica ha organizado más de 1.100 conciertos. La próxima temporada de este ciclo comenzará el día 22 de octubre con el concierto inaugural de London Symphony Orchestra bajo las órdenes del afamado director Bernard Haitink.

La Fundación Ibermúsica ha preparado para la 48ª edición de su ciclo de conciertos una de las mejores programaciones de los últimos diez años. Hasta el 6 de mayo de 2018 tendrán lugar las 27 actuaciones de esta temporada: 24 conciertos en las series Arriaga y Barbieri; y tres conciertos extraordinarios (Juan Diego Flórez, La Filarmónica de Berlín con Simon Rattle y Los Niños Cantores de Viena).

En esta ocasión, se darán cita sobre el escenario del Auditorio Nacional de Madrid algunas de las mejores orquestas del mundo (Filarmónica de Berlín, Royal Concertgebouw Orchestra, London Symphony Orchestra o La Filarmónica de San Petersburgo), directores y solistas de la talla de Daniel Barenboim, Sir Simon Rattle, Evgeny Kissin, Juan Diego Flórez, las hermanas Katia y Marielle Labèque, Gianandrea Noseda, Maria João Pires, Vladimir Jurowski o Sir John Eliot Gardiner. La temporada 2017/18 de Ibermúsica contará asimismo con una importante presencia de agrupaciones alemanas como Filarmónica de Berlín, Filarmónica de Múnich, Sinfónica de Bamberg y Gewandhausorchester Leipzig, entre otras.

Entre los nombres también destacan muchos españoles como la Orquesta de Castilla y León, Pablo Heras-Casado, la Orquesta de Cadaqués, Jaime Martín y Javier Perianes. Jesús Rueda figura como compositor residente y estrenará una obra de encargo el 14/11/2017.

La Staatskapelle Dresden y el director Christian Thielemann serán los encargados de despedir la 47ª temporada del ciclo Ibermúsica con dos conciertos que están a punto de agotar sus entradas. En la primera de las citas, el próximo martes 16 de mayo, la agrupación estará acompañada en el escenario del Auditorio Nacional de Madrid por el pianista ruso Daniil Trifonov (Premio Herbert von Karajan 2017); mientras que en la segunda, el miércoles 17 de mayo, la soprano estadounidense Renée Fleming abordará Cuatro últimas canciones, de R. Strauss, una de las obras que han contribuido a su popularidad. Con esta actuación, Fleming celebrará los 21 años de su debut en España, también dentro del ciclo Ibermúsica.

La Staatskapelle, agrupación alemana con sede en Dresde, se encuentra entre las orquestas más antiguas del mundo. Su Director Titular, Christian Thielemann, ha sido considerado como el máximo exponente actual de la tradición germana en la dirección de orquesta, continuador del trabajo de Furtwängler y Karajan. Por otro lado, el sobresaliente pianista Daniil Trifonov llega a Ibermúsica por segunda vez (desde su debut en 2014 con la Orquesta de Cadaqués/Marriner) como artista residente de la Staatskapelle Dresden.

En la primera de las actuaciones en el programa original estaba previsto el estreno del último trabajo para orquesta de Sofia Gubaidúlina, Der Zorn Gottes (La cólera de Dios), pero desafortunadamente, no pudo completar su nueva obra orquestal a tiempo. En vez de ello, Maestro Christian Thielemann dirigirá el Preludio de la música incidental de Pelleas y Mélisande, op. 80 de Gabriel Fauré al principio del concierto de esa noche. El programa continúa con Concierto en sol mayor, de Maurice Ravel, estrenada en París en enero de 1932 por la Orquesta Lamoureux, la dirección del propio Ravel y la pianista Marguerite Long como solista. Para concluir la velada, la Staatskapelle Dresden abordará Pelleas und Melisande, la primera obra orquestal concluida por Arnold Schoenberg.

El segundo concierto destaca por su atractivo programa dedicado de manera íntegra a Richard Strauss, compositor íntimamente ligado a la orquesta. En la tercera actuación de Renée Fleming en Madrid con Ibermúsica, el público podrá disfrutar de la presencia de una de las mejores intérpretes de su generación. La segunda parte estará dedicada a Una sinfonía alpina, obra que podría considerarse como el último poema sinfónico del compositor alemán y que fue dedicada a la Staatskapelle. Con una fuerte carga poética, esta pieza evoca la escalada de un alpinista, como se desprende, entre otras cosas, de las notas incluidas por Strauss en la partitura: “Noche”, “Salida del sol” o “El ascenso”.

Con estas dos actuaciones finaliza la 47ª temporada de Ibermúsica, a la que han asistido más de 50.000 personas. En varias ocasiones se han agotado las localidades: para el recital de Barenboim y para el Mesías de William Christie y La Pasión según San Juan de Les Arts Florissants; o para este concierto de clausura. A lo largo de su casi medio siglo de historia, han visitado Ibermúsica orquestas de casi 40 países y se han estrenado más de 130 obras en España, incluyendo varios estrenos mundiales. Sólo en Madrid, Ibermúsica ha organizado más de 1.100 conciertos. La próxima temporada de este ciclo, que existe gracias a sus más de 3.000 abonados, comenzará el día 22 de octubre con el concierto inaugural de London Symphony Orchestra bajo las órdenes del afamado director Bernard Haitink.

PROGRAMA MARTES 16 DE MAYO

Auditorio Nacional de Música, Sala Sinfónica, 19:30 horas
Duración aproximada 100 minutos

Fauré Preludio de Pelléas y Mélisande op. 80
Ravel Concierto para piano en Sol Mayor
Schoenberg Pélleas y Melisande

PROGRAMA MIÉRCOLES 17 DE MAYO

Auditorio Nacional de Música, Sala Sinfónica, 19:30 horas
Duración aproximada 95 minutos

Strauss Cuatro últimas canciones
Strauss Una sinfonía alpina

 

Renée Fleming

Muchos son los admiradores que la soprano norteamericana Renée Fleming tiene en España. Así al menos quedó demostrado en su recital del anoche en el Teatro Real.

Con obras que van desde el barroco al siglo XIX, realizó un recorrido por el amplio repertorio que le ha dado fama internacional.

En la primera parte, dedicada al barroco, interpretó obras de Mozart, Händel y Schumann. Una primera parte del recital no demasiado bien elegida a la vista de los resultados. Su voz sigue siendo espléndida, sobre todo esas tonalidades oscuras que adornar unos agudos que continúan llenos de brillo. Pero los tonos medios y lo que ha sido siempre su punto débil, los graves, han perdido textura y parece que emitieran con sordina.

Esta primera parte mejoró con las Frauenliebe und-lben de Schumann. El carácter más íntimo de estas obras y su gran expresividad le aportaron la seguridad que no encontró en las primeras arias.

La segunda parte resultó mucho más interesante que la primera. Las obras de Donaudy, Paolo Tosti, Arrigo Boito, Leoncavallo, Massenet, Saint-Saëns y Straus, con las que se sintió mucho más cómoda, le sirvieron para poner esa intimidad y emoción en la que se desenvuelve tan bien últimamente. Se evidenciaron sus dificultades para apianar, pero su impresionante trayectoria le proporciona tablas suficientes para emocionar a un público que la esperaba.

Fue muy generosa en las propinas. Sin mucho insistir ofreció seis bises en los que estuvo muy simpática y con esas ganas de agradar que muestran los artistas del continente americano. Propinas de lo más variado, haciendo gala de un polifacético repertorio que evocaba la riqueza musical de su país. Los matices de su voz así lo indican.

Estuvo fantásticamente acompañada al piano por Hartmut Höll. Uno de los mejores pianistas en la interpretación de lieder. No en vano acompañó entre 1982 y 1992 al legendario barítono Dietrich Fischer-Dieskau.

Fleming

El próximo jueves, 14 de abril, el público del Teatro Real volverá a encontrarse con una de las grandes damas de la lírica, Renée Fleming, quien ofrecerá un único recital en España en el que, acompañada por el pianista Hartmut Höll y con un generoso programa en el que tendrán cabida arias de ópera, lieder y canciones, recogerá las diferentes facetas de sus veinticinco años de carrera.

Intérprete de indiscutible personalidad, Renée Fleming posee una depurada línea de canto que, junto a su consumada técnica y la cuidadosa selección de los papeles sobre los que ha construido su carrera, la ha convertido, sin duda, en uno de los iconos para los amantes de la ópera de las últimas décadas y en el ídolo indiscutible de los escenarios norteamericanos. Sus recreaciones de Alcina y Rodelinda, la condesa de Almaviva y Donna Anna, Thäis y Manon Arabella y la Mariscala, o su querida Rusalka, recogidas en sus numerosas grabaciones audiovisuales, son ya un referente en la historia de la ópera.

Más allá de lo que su presencia supone en los escenarios más prestigiosos de ópera del mundo, Fleming ha mostrado siempre una natural inquietud por transmitir y acercar las emociones de la música clásica a otros auditorios. Así, ha participado en la grabación de bandas sonoras para el cine, ha colaborado con bandas de jazz, ha realizado trabajos junto a cantantes como Elton John o Sting y su participación en la entrega de los premios Nobel, unido a su belleza y su carisma la han convertido en una de las cantantes de ópera más populares y queridas.

Con estas premisas, el recital que la soprano norteamericana ofrecerá el próximo jueves en el Teatro Real acoge obras un de variado número de compositores en un programa capaz de emocionar a un amplio espectro de público. Arias de ópera de algunos de sus personajes más emblemáticos, lieder y canciones italianas harán un recorrido por la trayectoria profesional de Renée Fleming quien, tras veinticinco años de carrera, ha anunciado que reducirá su presencia como protagonista en las representaciones de ópera.

Abrirá la noche la condesa de Almaviva, con el aria de Le nozze di Figaro de Mozart, “Porgi, amor”, para dar paso a “Bel piazere”, de Agrippina de Händel y completar la primera parte del programa con el ciclo de canciones Frauenliebe und-leben (Amor y vida de mujer) de Robert Schumann sobre poemas de Adelbert von Chamisso. El concierto centra la segunda parte en autores del siglo XIX: Donaudy, Boito, Leoncavallo, Tosti, Oscar Straus, Saint-Saëns y, de forma especial, Massenet, cuyas Thäis y Manon tanto han dado a Renée Fleming. Un amplio abanico de emociones amorosas emanadas de personajes femeninos, “mujeres virtuosas y mujeres fatales de la ópera (..) que ilustra varias épocas del teatro musical, pero cuyo corazón emocional es la música del siglo XIX”, como señala Elisa Rapado en las estupendas notas al programa del Real.

Poesía, pasión y emoción de la mano de una de las grandes damas de la lírica de todos los tiempos.