ekaterina-semenchuk

El Centro Nacional de Difusión Musical (CNDM) en coproducción con el Teatro de la Zarzuela, presentará el próximo lunes 8 de octubre a la mezzosoprano bielorrusa Ekaterina Semenchuk en su primera visita al Ciclo de Lied, que en esta temporada cumple su XXV edición. Semenchuk llega acompañada por Semjon Skigin al piano para ofrecer un programa monográfico de canciones de los grandes compositores rusos del siglo XIX: Rimski-Kórsakov, Chaikovski, Músorgski y Borodin, a los que se añaden Balákirev y Cui. Las entradas, con un precio general de 8 a 35 euros, están a la venta en las taquillas del Teatro de la Zarzuela, teatros del INAEM, www.entradasinaem.es y 902 22 49 49.

La melancolía como esencia de un pueblo

Según la musicóloga Cristina Aguilar: “Nunca la melancolía constituyó una seña de identidad nacional tan clara como en Rusia. Fiódor Dostoievski sostenía: «Los hombres realmente grandes deben experimentar, a mi entender, una gran tristeza». En música se cobijaba bajo el amplio paraguas de la protiazhnaya (протяжная), género popular en el que se inspiraron los compositores rusos en los siglos XVIII al XX. O eso querían hacernos creer, ya que su característico contorno melismático –que hoy se relaciona más con Kirguistán o Kazajistán– tuvo muy poco espacio. Pero lo que ansiaban los autores rusos era alimentar ese sentimiento que creían entrever en el canto popular: una tristeza ancestral se emparentaba con esa «gran alma rusa» de Dostoievski, Tolstói o Gógol, similar a la que destila de los edificios soviéticos”.

Excelentes cualidades vocales

Las excelentes cualidades vocales de la mezzosoprano bielorrusa Ekaterina Semenchuk (Minsk, 1976) han reafirmado su reputación como una brillante cantante y su pertenencia a la ópera en su vertiente más dramática junto a su procedencia, le otorgan un bagaje perfecto para ejecutar el programa de esta velada. Semenchuk ha cantado en escenarios como el Metropolitan Opera House de Nueva York, la Opéra National de París, el Teatro Mariinsky de San Petersburgo, el Carnegie Hall de Nueva York, el Suntory Hall de Tokio, la Ópera de Los Ángeles, el Teatro alla Scala de Milán, etc., junto a maestros como Valery Gergiev, James Conlon, Nicola Luisotti, Zubin Mehta y James Levine, entre otros. En el mundo de ámbito concertístico ha James Gaffigan (interpretado el Requiem de Verdi), Valery Gergiev, Gustavo Dudamel, James Levine, Das Klagende de Mahler en el Festival Ravinia, el Requiem de Dvořák con L’Orchestre de Paris y James Conlon, Giovanna d’Arco de Rossini y La mort de Cléopâtre de Berlioz con la Orquesta Sinfónica de Lucerna, bajo la dirección también de Gaffigan. Su repertorio también incluye los Stabat Mater de Pergolesi y Rossini, respectivamente, la Missa Solemnis de Beethoven, las Sinfonías nº 2, 3 y 8 de Mahler, Pulcinella y Oedipus Rex de Stravinski, Hour of Soul (Concierto para percusión, mezzosoprano y orquesta) de Gubaidulina, Cantos y danzas de la muerte de Músorgski, De la Poesía Popular Judía de Shostakóvich, Kindertotenlieder de Mahler, Les nuits d’Été de Berlioz y Shéhérazade de Ravel, entre otras muchas obras. Esta imtérprete colabora de forma habitual con grandes pianistas como Semion Skigin, Dmitry Efimov, Julius Drake y Helmut Deutsch.

Más info.

Yuri Temirkanov

Pocas orquestas como la Filarmónica de San Petersburgo han sabido poner de relieve con tanto acierto la importancia de la tradición. La agrupación sinfónica más antigua de Rusia –y a la vez una de las orquestas más intensas e impactantes del panorama actual – ofrecerá dos conciertos en Madrid dentro de la programación del ciclo Ibermúsica. Los próximos días 5 y 6 de noviembre la Filarmónica de San Petersburgo visitará el Auditorio Nacional junto al maestro ruso Yuri Temirkanov con un programa muy especial que incluye una de las páginas más brillantes de la música orquestal: la obra Scheherezade, de Rimski-Kórsakov.

Esta será la 33º presentación de la agrupación rusa (en 1971 fue su primera visita) dentro del ciclo Ibermúsica y en el primer concierto estará acompañada del violinista Serguei Dogadin, solista habitual de las mejores orquestas. Juntos, y bajo la batuta de Temirkanov, abordarán dos de las obras más significativas de su corpus compositivo. Se trata del Concierto para violín, de Brahms, y de la Sinfonía núm. 4, de Chaikovski. Del artista ruso también han seleccionado la suite Francesca da Rimini, para el segundo de sus conciertos. Completan el programa de esta velada dos composiciones de Rimski-Kórsakov, la mencionada Scheherezade y La leyenda de la ciudad invisible de Kitezh.

Escrita en 1888, Scheherezade es considerada una pieza clave en la historia del repertorio sinfónico. En ella, Rimski-Kórsakov aúna el discurso de la obra en una seductora melodía, además de proponer una orquestación colorista y diáfana que ha inspirado a muchos artistas posteriores. No obstante, el mismo compositor advirtió que nadie debía buscar historias concretas al escuchar la música de su Scheherezade, sino dejarse llevar.

Desde su fundación en 1882, la Filarmónica de San Petersburgo (convertida en Orquesta del Estado en 1917) no ha parado de acumular reconocimientos. La revista Grammophone la ha reconocido como una de las 20 mejores del mundo. Estas distinciones se deben, en buena medida, al trabajo del que es su director titular desde 1988, Temirkanov, el único, para algunos críticos, capaz de extraer el sonido más claro y ordenado de esta formación.

Con este concierto Ibermúsica continúa con su temporada más ambiciosa de la última década. Entre el mes de octubre de 2017, y hasta el 7 de junio de 2018, visitarán el ciclo algunas de las mejores orquestas del mundo (Filarmónica de Berlín, Gewandhaus de Leipzig, Royal Concertgebow Orchestra, la London Symphony Orchestra o la citada Filarmónica de San Petersburgo), directores y artistas de la talla de Daniel Barenboim, Sir Simon Rattle, Evgeny Kissin, Juan Diego Flórez, las hermanas Katia y Marielle Labèque, Gianandrea Noseda, Maria João Pires, Vladimir Jurowski, Andris Nelsons o Sir John Eliot Gardiner.

Programa 5 de noviembre 2017

Auditorio Nacional de Música, Sala Sinfónica, 19:30 horas
Duración aproximada 105 minutos

Intérpretes
Filarmónica de San Petersburgo
Director Titular: Yuri Temirkanov
Solista: Sergei Dogadin

Programa musical
Brahms Concierto para violín
Chaikovski Sinfonía núm. 4

Programa 6 de noviembre 2017

Auditorio Nacional de Música, Sala Sinfónica, 19:30 horas
Duración aproximada 100 minutos

Intérpretes
Filarmónica de San Petersburgo
Director Titular: Yuri Temirkanov

Programa musical
Rimski-Kórsakov
La leyenda de la ciudad invisible de Kitezh
Chaikovski Francesca da Rimini, suite
Rimski-Kórsakov Scheherezade