Rocío Máequez

Rocío Márquez cantará temas de su último álbum ‘Visto en El Jueves’ en su debut en el Palau de les Arts el próximo sábado 22 de febrero a las 21.00 horas en el Teatre Martín i Soler.

La ‘cantaora’, encumbrada por la prensa como la voz de la nueva generación del cante jondo, protagoniza la segunda sesión de ‘Les Arts és Flamenco’, el primer ciclo que el centro de artes dedica a este género, y que inauguró con el exitoso concierto de Diego el Cigala, con todas las localidades agotadas el pasado mes de diciembre.

En ‘Visto en El Jueves’, la intérprete onubense hace gala de su personalidad inquieta y de su enorme curiosidad con un repertorio en el que la brecha entre lo flamenco y lo no flamenco, el cante y la canción, queda desdibujada, con canciones versionadas de grandes artistas, así como palos flamencos recreados.

Canciones de Bambino, Rocío Jurado, Paco Ibáñez, Concha Piquer, El Cabrero, Turronero, Pepe Marchena, José Menese y Manuel Vallejo se cruzan y entremezclan con serranas, ‘abandolaos’, fandangos, malagueñas, rondeñas, peteneras, bulerías, marianas, romances y rumbas en el quinto trabajo discográfico de la artista Rocío Márquez.

Tras prescindir de la guitarra en sus dos anteriores proyectos (‘Firmamento’ y ‘Diálogos de viejos y nuevos sones’), Rocío Márquez vuelve al instrumento angular del flamenco de la mano de Canito. Entre ambos, y arropados por las percusiones de Agustín Diassera, asumen el reto de exprimir sus posibilidades expresivas desde los parámetros de naturalidad y sencillez musical y transitando por una constante experimentación de arreglos y melodías.

Las entradas para la actuación de Rocío Márquez, así como para el resto de conciertos de este ciclo tienen un precio único de 30 euros.

‘Les Arts és Flamenco’

En su búsqueda de nuevos públicos y disciplinas, Les Arts ha puesto en marcha, el ciclo ‘Les Arts és Flamenco’ dentro de la temporada 2019-2020. El pasado mes de diciembre, Diego el Cigala inauguró el primer monográfico del teatro de ópera valenciano dedicado a este género con todas las localidades agotadas en el Auditori.

Rocío Márquez será la encargada de abrir este sábado el ciclo de conciertos en el Teatre Martín i Soler, por cuyo escenario pasarán también en los próximos meses dos de las figuras de relevancia en el cante jondo: Duquende y Manuel Lombo.

Juan Cortés, Duquende, actuará en Les Arts el próximo 13 de marzo acompañado de la guitarra de Diego del Morao y de las palmas, coros y compás de Los Mellis. Descubierto por Camarón de la Isla con tan sólo ocho años y heredero de la tradición del mítico genio del flamenco, el ‘cantaor’ de Sabadell es una de las figuras más respetadas por la honestidad y sentimiento profundo de sus interpretaciones.

Por su parte, el día 25 de abril, Manuel Lombo visitará el Teatre Martín i Soler con su nuevo proyecto ‘P’alante y p’atrás’, junto a Macarena López y Sara Jiménez. El artista de Dos Hermanas se ha erigido como uno de los nombres que ha introducido savia nueva en el cante jondo gracias a sus interpretaciones y composiciones procedentes del pop o del ‘jazz’, sin renunciar a la tradición.

Flamenco Real

Como ha dicho Antonio Canales en la presentación del ciclo FLAMENCO REAL, tener actuaciones regulares de flamenco en el corazón del Teatro Real, en su sala más antigua y singular, “dignifica al Teatro Real y también al flamenco”.

Después del primer espectáculo, hace dos semanas, con una actuación de baile muy actual e innovadora protagonizada por Amador Rojas, llega el turno del mejor cante, con Bernardo Miranda, que traerá al Teatro Real varios temas de su último disco De cante vengo, que reúne tangos, fandangos, seguiriyas, bulerías, etc.

Bernardo Miranda, que lleva el flamenco en la sangre ­–su padre y dos hermanos son cantaores, y uno de ellos también guitarrista­-, ha comenzado muy pronto su andadura por los tablaos, sobre todo en la célebre Peña Flamenca El Mirabás. Su camino se ha labrado en la rica tradición del cante cordobés y la ortodoxia del flamenco más clásico, pero su juventud lo abre a las influencias actuales y a las nuevas tendencias.

De eso dará cuenta su actuación en el Teatro Real, en la que contará con la participación de Rocío Márquez, una de las cantaoras más dúctiles, versátiles y extraordinarias del flamenco actual, capaz de explorar con un estilo siempre personal varios universos sonoros, sin traicionar nunca la autenticidad de su arte labrada en las peñas de Huelva.

De Huelva viene también el refinado guitarrista Manuel de la Luz, muy curtido en tocar con algunos de los más importantes cantaores y bailaores actuales, además de profundizar en su carrera como concertista. Actuará con el flautista Francisco Roca y Los Mellis, los hermanos Antonio y Manuel Montes Saavedra, también onubenses, reconocidos por su forma pausada y precisa de marcar el compás, lejos del efectismo que padecen muchos palmeros.

De cante vengo llenará de magia el antiguo Salón de Baile del Teatro Real, un espacio lleno de historia, que nació en 1835 para celebrar fiestas y bailes de máscaras, acogiendo entre 1841 y 1850 las sesiones de las Cortes -mientras se construía el Congreso de los Diputados-, y que fue durante más de cuatro décadas el salón de actos del conservatorio.

El salón de Baile se convertirá en un cálido rincón flamenco, enriqueciendo ese espacio con el patrimonio artístico español, en el marco de la política de apertura del Teatro Real a estilos y lenguajes diversos, fomentando el diálogo entre diferentes formas de expresión.

El público podrá acceder al Salón de Baile del Teatro Real a partir de las 20.15 horas, horario en que se abrirá la puerta de la Calle Felipe V.

A las 20.30 horas se servirá un vino español como preludio a la actuación que tendrá lugar a las 21.00 horas. Al término de la misma, los espectadores que deseen, podrán disfrutar de la compañía de los artistas y acercase así, de manera personalizada, al mundo del flamenco.

12 de diciembre | Bernardo Miranda

Con la participación de Rocío Márquez, artista invitada

De cante vengo

Bernardo Miranda, cante

Rocío Márquez, cante

Francisco Roca, flauta travesera

Manuel de la Luz, guitarra

Los Mellis, coro y palmas

Yolanda Osuna, baile

 

16 de enero | Úrsula López

Las pequeñas cosas

Úrsula López, baile

Javier Patino, guitarra

Jeromo Segura, cante

Raúl Botella, percusión

 

30 de enero | Ricardo Fernández del Moral

Con la participación de Karime Amaya, artista invitada

Las Minas Flamenco Tour

Ricardo Fernández del Moral, cante y guitarra

Karime Amaya, baile

El Tati, guitarra

Rocío Díaz, cante y palmas

José Jurado, palmas y baile

13 de febrero | Carmen, ‘La Talegona’

Talegoneando

Carmen, ‘La Talegona’, baile
Mario Montoya, guitarra

Roberto Lorente, cante

Juan José Amador, ‘El Perre’, cante

Lucky Losada, percusión

27 de febrero| Joselito Maya y Diego del Morao

A mi tiempo

Joselito Maya, baile

Diego del Morao, guitarra

José del Calli, cante

Rafa del Calli, cante

El Perla, guitarra

Josué Ronkio, bajo eléctrico

Lolo Plantón, percusión y dirección

13 de marzo | Manuel de la Luz

Con la participación de Antonio Molina, ‘El Choro’, artista invitado

Mi clave

Manuel de la Luz, guitarra

Antonio Molina, ‘El Choro’, baile

Olivia Molina, cante

Fran Roca, flauta y guitarra

Cristian de Moret, piano y bajo

Diego Amador, percusión

27 de marzo| José Tomás Jiménez

Con la participación de Claudia Cruz y Gema Caballero, artistas invitadas

5 reales

José Tomás, guitarra

Claudia Cruz, baile

Gema Caballero, cante

Manu Soto, cante

Lolo Plantón, percusión

10 de abril | Leonor Leal

Con la participación de Jeromo Segura, artista invitado

Se prohíbe el cante

Leonor Leal, baile

Jeromo Segura, cante

Alfredo Lagos, guitarra

24 de abril | Isaac Tovar

Con la participación de Cancanillo de Málaga, artista invitado

Generaciones

Isaac Tovar, baile

Cancanillo de Málaga, cante

Gaspar Rodríguez, guitarra

Pedro Obregón, cante

Raúl Botella, percusión

8 de mayo | Yolanda Osuna

Con la participación de José Valencia, artista invitado

Sueños

Yolanda Osuna, baile

José Valencia, cante

Pedro Sánchez, guitarra

Luis de Mateo, cante

Jesús Corbacho, cante

15 de mayo | Sergio de Lope

Con la participación de Juan de Juan, artista invitado

Ser de luz

Sergio de Lope, flauta y saxofón

Juan de Juan, baile

Matías López, ‘El Mati’, cante

David Caro, guitarra

JuanFe Pérez, bajo eléctrico

Javier Rabadán, percusión

 

22 de mayo | Eduardo Guerrero

Faro

Eduardo Guerrero, baile

Anabel Rivera, cante

Manuel Soto, cante

Javier Ibáñez, guitarra

29 de mayo | Gema Moneo

Con la participación de Pepe de Pura, artista invitado

Jerez

Gema Moneo, baile

Pepe de Pura, cante

Ismael de la Rosa, cante

Yeray Cortés, guitarra

 

5 de junio | José Carmona, ‘Rapico’

Con laa participación de Alfonso Losa, artista invitado

Rapikeando

José Carmona, ‘Rapico’, baile

Alfonso Losa, baile

May Fernández, cante

Ismael de la Rosa, El Bola, cante

Joni Jiménez, guitarra

Antonio Losada, percusión

 

19 de junio | Oscar de Manuel

Con cierto Duende

Oscar de Manuel, flauta

Verónica Pulido, baile

Ricardo Bustamante, guitarra

José Ramón Martín Díaz, canto y piano

David Gadea, percusión y ambientación

3 de julio | David Palomar

Con la participación de María Moreno, artista invitada

Cádiz es Real

David Palomar, cante

María Moreno, baile

Rafael Rodríguez, guitarra

Roberto Jaén, palmas

 

17 de julio | Antonio Canales

Salitre

Antonio Canales, baile

David El Galli, cante

Manuel Tañé, cante

Iván Losada, guitarra

Lucky Losada, percusión

Marquez

La cantaora flamenca Rocío Márquez junto al violagambista barroco Fahmi Alqhai terminaron ayer la exitosa minigira que han realizado por Italia, con conciertos en Roma, Nápoles y Palermo, presentando su proyecto Diálogo de viejos y nuevos sones. Estos tres conciertos están incluidos en el ciclo “Proyecto Europa: Mestizajes”, al que también pertenece el concierto del Trío Arbós junto al cantaor Rafael de Utrera programado el 3 de febrero en Ámsterdam dentro de la prestigiosa Bienal Holandesa de Flamenco. A estas citas que el Centro Nacional de Difusión Musical coproduce con el Instituto Cervantes, se añade, por tercer año consecutivo, la serie “Proyecto Europa: el cuarteto de cuerdas en España” dedicada a difundir y promocionar a los cuartetos de cuerda españoles y las obras para este formato escritas por compositores de nuestro país pertenecientes a todas las épocas (con cuatro conciertos en Londres, Cracovia y Hamburgo) y, por primera vez, el “Proyecto Israel”, que presentará dos conciertos y una clase magistral del Trío Arbós en Tel Aviv en los primeros dás del año próximo.

Diálogos de viejos y nuevos sones

Fahmi Alqhai y su Accademia del Piacere llevan ya un largo recorrido estudiando y recuperando las músicas de “ida y vuelta”, especialmente en su punto de unión con el flamenco más antiguo. En estos diálogos junto a la cantaora Rocío Márquez resaltan la base de este género tan español y cómo en su tradición existe una constante interacción entre lo nuevo y lo antiguo, buscando los puntos de unión de los cantes hoy vivos con sus orígenes, unos llegados a nosotros por la tradición oral y otros leídos en viejos manuscritos: cantes flamencos idos y venidos desde Andalucía al folklore americano y de nuevo a Andalucía, pero también chaconas y marionas que cruzaron el Atlántico para quedar escritas en los primeros libros de guitarra española, allá por el siglo XVII; cantos en ostinato del gran Monteverdi junto a ancestrales seguiriyas, con su rueda de acordes venida de esa misma Italia del Seicento, tientos y tangos…Tanto Rocío Márquez como Fahmi Alqhai vienen de recorrer juntos mucho camino, y la complicidad que existe facilita su conversación y el disfrute de los públicos italianos que los han recibido con calor y agradecimiento en todas las veladas.

Definida por la prensa como “el talento joven más cotizado del flamenco actual”, Rocío Márquez (Huelva, 1985) es hoy una de las cantaoras con más proyección de su generación. Su voz clara, de luz, está plagada de matices que expresan su exquisita sensibilidad. En su posicionamiento estético confluyen clasicismo y vanguardia, pues tanto es su amor por la tradición como inquieto su espíritu creador. Con la publicación de El Niño (2014) y Firmamento (2017) ha trascendido los circuitos tradicionales del flamenco, donde es desde hace tiempo una figura consolidada, llamando la atención de crítica y públicos diversos, que ven en ella a una de las renovadoras del cante.

Si es cierta la afirmación de la crítica, que asegura que “empieza a marcar una época”, sin duda uno de sus hitos más destacados fue el concierto celebrado en la Sala Sinfónica del Auditorio Nacional la temporada pasada 2017-2018 dentro del ciclo Andalucía Flamenca del CNDM. En este espectáculo Rocío recorrió lo más destacado de su repertorio flamenco, invitando además a dos de sus referentes artísticos. De un lado, Carmen Linares, la gran dama del cante flamenco y la responsable de abrir camino a toda una generación de cantaoras que en la actualidad reivindican la presencia de la mujer en el cante. Del otro, Kiko Veneno, figura fundamental de la música española en los últimos 40 años, creador genial y ejemplo de libertad y compromiso.

Fahmi Alqhai es hoy considerado uno de los más importantes intérpretes de viola da gamba del mundo y uno de los mayores renovadores de la interpretación de la música antigua, gracias a su concepción arriesgada, personal y comunicativa del acercamiento a los repertorios históricos. Nacido en Sevilla en 1976 de padre sirio y madre palestina, se formó en Sevilla y Suiza (Schola Cantorum Basiliensis y Conservatorio della Svizzera Italiana de Lugano) con los profesores Ventura Rico, Paolo Pandolfo y Vittorio Ghielmi. Trabajó para conjuntos y directores de primer nivel (Jordi Savall, Ton Koopman, Pedro Memelsdorff, Uri Caine, etc.), mientras obtenía la licenciatura de Odontología por la Universidad de Sevilla. Focalizada ya su carrera hacia su vertiente solista y su conjunto, Accademia del Piacere, Fahmi Alqhai ha dirigido innovadoras grabaciones para Glossa (Rediscovering Spain, Cantar de Amor) que han recibido importantes reconocimientos a nivel mundial, incluso fuera del ámbito de las músicas históricas, como el ‘Giraldillo’ a la “Mejor Música” de la Bienal de Flamenco de Sevilla 2012 por Las idas y las vueltas —su cuarto CD—, junto al cantaor Arcángel, y el ‘Giraldillo’ 2016 a la “Innovación” por Diálogos junto Rocío Márquez. En 2014 Alqhai presenta su primer CD a solo, A piacere, cuya renovadora concepción de la viola da gamba recibe una excelente acogida en toda Europa. Para la revista británica Gramophone es un disco “extraordinario” que “lleva la viola da gamba a un nuevo terreno de gozoso potencial”, y “un feliz tributo a todo lo que la viola pudo haber sido, y puede aún ser”. Con él gira por Japón y Estados Unidos, tras haber dirigido a Accademia del Piacere en las salas de concierto más importantes del mundo como el Konzerthaus de Viena y el de Berlín, la nueva Elbphilharmonie de Hamburgo, la Philharmonie de Colonia, la Fundación Gulbenkian de Lisboa, el Auditorio Nacional de Madrid y muchos otros escenarios de Holanda, México, Colombia, Suiza, Francia, Italia, etc. En 2016 presenta su trabajo más personal como solista: The Bach Album para el sello Glossa, ‘Premio del Público’ al “Mejor Disco” 2016 para GEMA, ‘Disco Excepcional’ para Scherzo y ‘Melómano de Oro’. Desde 2009 es director artístico del FeMÀS, Festival de Música Antigua de Sevilla.

Festival de Segovia

Del 11 al 30 de julio, el Festival de Segovia (FS) vuelve a deleitar al público después de 41 años en los que los mejores intérpretes del panorama internacional han dejado su huella con conciertos inolvidables. Un Festival que, avalado por las 48 ediciones de su característica Semana de Música de Cámara y los 22 de su prestigioso Festival Joven, que lo integran, apuesta por los grandes y jóvenes valores del panorama musical actual, con un programa que este año recorre diversos géneros y los va hilvanando entre sí.

Rincones históricos y llenos de referencias donde la acústica es espectacular, como San Juan de los Caballeros-Museo Zuloaga, la Catedral, la Sala de La Galera de El Alcázar, lugares encantadores como el Jardín de los Zuloaga, la Casa de Andrés Laguna o los Patios de la Diputación o del Colegio de Arquitectos, se vestirán de gala para hacer vivir al público instantes de disfrute en una ciudad nacida para el arte vivo.

Desde la música de cámara, la veterana de los concertistas de órgano que sigue en activo, Montserrat Torrent estará, a sus 91 años, en Segovia para ofrecer un concierto que promete inolvidable, con piezas de Correa de Arauxo, Antonio de Cabezón, Frescobaldi o Marais, entre otros. Y como contrapunto, el joven Mucha Quartet de Bratislava, uno de los conjuntos de cámara más prometedores en Eslovaquia, ejecutará un programa que abarca desde Vivaldi hasta el modernismo eslovaco, con obras, además, de Haydn, Dvořák o Zeljenka. También dentro de la Semana de Música de Cámara, y desde las músicas de raíz, la cantaora flamenca Rocío Márquez junto con el violista da gamba Fahmi Alqhai, y acompañados por Rami Alqhai y la percusión de Agustín Diassera, mostrarán un espectáculo que es todo un diálogo entre la tradición y la interacción con ramas novedosas en permanente crecimiento, buscando los puntos de unión de los cantes vivos con sus orígenes: cantes flamencos de ida y vuelta desde Andalucía al folklore americano y de nuevo a Andalucía, chaconas y canarios que cruzaron el Atlántico para quedar escritos en los primeros libros de guitarra española…

Asimismo, el concierto con pianos históricos transportará al espectador en el tiempo a través de diferentes conceptos estéticos y musicales, permitiéndole sentir aquello que experimentaron los hombres del Romanticismo al escuchar estas obras. Los instrumentos utilizados para este concierto pertenecen a la “Colección Serrato” y lo constituyen dos fortepianos del constructor John Broadwood, uno de 1832 y otro de 1863.

Música para todos los gustos y sabores gracias a agrupaciones únicas que tienen difícil parangón en el mundo, como Soulshine Voices, cuyo repertorio se extiende a los diferentes colores musicales del blues, el jazz, el funk y el soul, o Sinfonity, la orquesta de guitarras eléctricas dirigida por Pablo Salinas, capaz de interpretar a los grandes clásicos con una sonoridad inédita y conmovedora desde Bach a Kachaturian, desde Vivaldi a Falla, con un repertorio que constituye una grata y emocionante experiencia; o la tradicional misa cantada en polifonía en conmemoración de la dedicación de la Catedral de Segovia, por la Capilla Jerónimo de Carrión dirigida por Alicia Lázaro y la obra de dos grandes maestros de la segunda mitad del s.XVI: Alonso Lobo (c.a.1555-1617), importante autor de quien se celebra este año el 400 aniversario de su muerte, y Sebastián de Vivanco (c.a.1551-1622), maestro de la capilla durante diez años.

Desde la danza, el espectáculo 4 mujeres 4, un montaje de Manuel Ramírez que no es sino un tributo a todas esas mujeres que se dejaron la piel y el alma persiguiendo sus metas de libertad gracias a cuatro bailaoras, un bailaor y cuatro músicos que conforman este ballet flamenco. Un espectáculo que representa las dificultades laborales de las mujeres y los cambios en el modelo de vida familiar, realizando un repaso historiográfico por la evolución de los derechos de la mujer desde el siglo XIX hasta la actualidad. También Segovia acogerá la Gala “Clásicos en danza”, con solistas de la Compañía Nacional de Danza, y las obras Raymonda, Paso a dos de Carmencita, Don Quijote acto II, Diana y Acteón, La Rosa Malade, El sueño de Don Quijote, El Corsario, Claroscuro o El Cisne.

Abriendo y cerrando la sección “En Abierto”, dos formaciones bien distintas que aportarán al Festival su cariz peculiar: la Orquesta Sinfónica de Castilla y León (OSCYL), dirigida para la ocasión por Antoni Ros Marbá y con la interpretación del pianista onubense Javier Perianes, estrenará en Segovia su Proyecto Ibérico, en el que además de la orquesta contará con la participación de 25 jóvenes procedentes de Andorra, España y Portugal, seleccionados por las principales agrupaciones de jóvenes instrumentistas de los tres países para deleitar al público con el Concierto no 2 para piano y orquesta de C. Saint-Saëns y la Sinfonía no 7 de L.v.Beethoven. También La Fura dels Baus estará en el 42 FS, encargada de clausurar esta edición, con Free Bach 212, cuya pieza musical es la Cantata Campesina BWV.212 de J. S. Bach, donde la cerveza es el elemento unificador y donde el barroco más académico se codeará con sonora fluidez con la música electrónica, el cante jondo y algo de hip-hop, ofreciendo al público “un caramelo escénico que despeja los oídos, y acaso los acaricia”. Un concierto escénico a la italiana con un brindis final. Con cerveza, por supuesto.

Además, Voalá, ¡Música!, un espectáculo didáctico con Quiquemago & Cuarteto de Cuerda Der Zauberer para descubrir En Familia que la música y la magia están relacionadas entre sí, y que compositores como Mozart, Tchaikovsky o Paganini se inspiraron en la magia para componer algunas de sus obras más célebres; o la exposición “Remembranzas”, un recorrido por momentos entrañables de los fondos existentes en el Museo de la Casa de la Danza gracias a fotografías, pinturas, trajes, atrezzo, etc., que durante estos años han formado parte de la colaboración con la Fundación Don Juan de Borbón. Y, por supuesto, el Festival Joven, una de las características del FS en su apuesta por las jóvenes promesas del panorama musical español, a través del cual dará a conocer el talento de los ganadores del 20 Premio de Piano Santa Cecilia de la Fundación Don Juan de Borbón y los ganadores de los certámenes Intercentros Melómano, Pedro Bote y Premio Jóvenes Promesas del Violoncello Jaime Dobato Benavente, Premio Extraordinario del Conservatorio de Segovia o el Coro de Westminster o el de Toronto, con conciertos de acceso libre. Un festival que saldrá a la provincia con gira por distintos lugares.

Más de una veintena de conciertos para un público ávido de disfrute de la buena música, con precios que oscilan entre la gratuidad (el 40% de los conciertos son de acceso libre hasta completar aforo), 3€ y 20€.

Desconcierto

El Teatro de la Zarzuela presentará el próximo sábado 26 de noviembre (20h), dentro de su ciclo de conciertos, un recital especialmente emotivo por el contexto, el escenario y los artistas que en él confluyen. ‘Desconcierto’, que muy a propósito así lo han querido bautizar los protagonistas, reúne a la pianista Rosa Torres-Pardo, a la cantaora Rocío Márquez y al actor Alfonso Delgado, tres grandes de la escena, cada cual en su disciplina, para celebrar la música de Enrique Granados, Isaac Albéniz, Manuel de Falla, Joaquín Turina y Federico García Lorca. El espectáculo gira asimismo en torno a poemas de Luis García Montero, que ejercen de exacta coyuntura y epílogo.

La cita es conmovedora por diversos motivos, todos de peso. Por un lado, esta heterogénea reunión de talentos coincide con la conmemoración en este 2016 de los 100 años de la muerte trágica de Enrique Granados, con los 80 del asesinato de García Lorca y con los 70 del fallecimiento de Manuel de Falla.

No en vano, el título de cada uno de los tres bloques que integran ‘Desconcierto’ está dedicado a uno de estos genios: El primero, ‘Goyescas’ (de cuyo estreno, en Nueva York, también se cumple este año un siglo), para Granados; el segundo: ‘Lorquiana’, para Lorca, y también Albéniz, y Falla; y el tercero, ‘El amor brujo’, para Falla, cuya música “compadrea” con la de Turina.

La emoción es aún mayor si se tiene en cuenta que todos ellos, a lo largo de su vida, tuvieron de referente este escenario, incluso Lorca, actuando siete meses antes de su muerte en el estreno de “Los cuernos de don Friolera” de Valle-Inclán; Lorca, a quien la Asociación de Escritores le dedicó un homenaje en este mismo Teatro un mes después del fatal acontecimiento.

Y ahora regresan a la que en algún momento fue su casa, de la mano de estos tres artistas poderosos. Rosa Torres-Pardo, una de nuestras pianistas más internacionales y artísticamente más inquietas; Rocío Márquez, feliz realidad del flamenco de hoy desde que en 2008 ganó la Lámpara Minera del Festival del Cante de las Minas de la Unión y los cuatro primeros premios.; y Alfonso Delgado, con un magistral bagaje de más de 30 años sobre las tablas, en el cine y la televisión.

Y Luis García Montero en el aire: “Antes del concierto está el desconcierto, la necesidad de ponerse de acuerdo, de buscar un sentido, de que tu cinco y mi cuatro midan lo mismo.” De esta manera delimita el poeta la propuesta de estos tres intérpretes tan dispares, y al tiempo tan próximos en su ‘Desconcierto’.

Rocio Márquez

“Ángeles negros traían pañuelos y agua de nieve.” Este pequeño fragmento de Los pelegrinitos de García Lorca es el nombre del espectáculo que el sábado 28 de febrero tuvimos la suerte de ver quienes estábamos en el Teatro Real. Asistimos al nacimiento de una nueva dimensión del arte flamenco. En primer lugar, porque el flamenco no puede hacer otra cosa que crecer, que elevarse. Y en segundo lugar, porque quienes esa noche sembraron el escenario de duendes, son algunos de los que han hecho, hacen y harán historia en este arte.

El propósito, homenajear a García Lorca profundizando en su obra y complementar, de manera extraordinaria e inusual, la ópera El público que del mismo autor se representa estos día en el Teatro.

Sobre el escenario apareció, junto al maestro Pepe Habichuela, Rocío Márquez. La joven onubense que tras el esfuerzo inicial de embridar unos nervios cargados de emoción, empezó a desgranar obras de los recopilatorios “Libro de poemas” y “Canciones populares antiguas”, de Lorca.

Con los “Tangos del escribano” apareció en el escenario Leonor Leal. Su baile, cargado de frescura y elegancia, con la mayor de las tradiciones a cuestas, dejó de manifiesto el horizonte infinito que posee el flamenco.

El momento más valiente llegó con Proyecto Lorca. Juan M. Jiménez al saxo, Antonio Moreno en la percusión y Daniel B. Marente al piano, vistieron de jazz y barroco los quiebros flamencos de la voz de Rocío Márquez. Solo las artes puras se complementan ejerciendo una presión que destapa la caja que las contiene. Como una mecha que corre hasta liberar toda la energía contenida y mezclada durante tiempo.

En los últimos compases del concierto, la guitarra de Miguel Ángel Cortés y la voz de Arcángel acompañaron en el escenario a Márquez que en este punto del concierto, había demostrado ya que 29 años son suficientes cuando el arte es el germen. Un aparente caos de sonidos y voces tomo la sala como por asalto. Llenó el Teatro de una grandeza humilde de la mano de “Anda, jaleo” o “Los cuatro muleros”. Y todo quedó cubierto de duende, de historia, de tradición y de futuro…