Warning: ftp_fget() expects parameter 1 to be resource, null given in /homepages/0/d272755006/htdocs/wp-admin/includes/class-wp-filesystem-ftpext.php on line 146

Warning: Invalid argument supplied for foreach() in /homepages/0/d272755006/htdocs/wp-content/themes/responsive/core/includes/customizer/controls/typography/webfonts.php on line 80
Vivaldi Archives - Brío Clásica
Fabio Biondi

El domingo 28 de marzo a las 19 horas, el Centro Nacional de Difusión Musical (CNDM) prosigue su ciclo Universo Barroco en la Sala Sinfónica del Auditorio con la ópera Argippo, de Antonio Vivaldi, interpretada en concierto por un equipo de auténtico lujo: Europa Galante, con su director y fundador Fabio Biondi al frente y con un extraordinario elenco vocal encabezado por la mezzosoprano norteamericana Vivica Genaux, junto a la soprano Marie Lys, las mezzosopranos Giuseppina Bridelli y Delphine Galou y el bajo Luigi de Donato. Juntos darán vida a esta ópera recuperada en pleno siglo XXI y plasmada en un reciente trabajo discográfico firmado por Fabio Biondi y Europa Galante que ha cosechado grandes críticas en los medios especializados más influyentes y liderado ránkings como el reciente “Disco Excepcional” de la revista Scherzo. Fue el propio Fabio Biondi quien rescató en Darmstadt el manuscrito íntegro de esta enigmática obra de Vivaldi. No en vano el músico italiano está considerado como uno de los mayores especialistas mundiales en Vivaldi, siendo su multipremiada grabación de Las cuatro estaciones todo un referente en este repertorio. Según ha subrayado el propio Biondi, Argippo ocupa un lugar relevante en la obra de Vivaldi y es un trabajo ideal para demostrar el gran talento del compositor como operista, una faceta tardía pero fructífera del veneciano, con 40 títulos atribuidos a su autoría. Argippo llega a Madrid al día siguiente de su paso por Sevilla el sábado 27 en el marco del FeMÀS, en un concierto en colaboración con el CNDM que constituye el estreno en España y en tiempos modernos de esta ópera.

 

Las entradas para el concierto de Europa Galante tienen un precio general de 12€ a 40€. Pueden adquirirse en las taquillas del Auditorio Nacional y red de teatros del INAEM, en entradasinaem.es y por teléfono en el número 91 193 93 21.

 

Fabio Biondi, estilo y visión

Impulsado por una profunda curiosidad cultural, Fabio Biondi es un músico polivalente que busca sin cesar un estilo libre de limitaciones. Desde sus inicios, Biondi ha demostrado su capacidad para moverse en repertorios muy diversos abarcando tres siglos de música. En 1990, tras una amplia labor con conjuntos especializados, como Les Musiciens du Louvre y The English Concert, Biondi fundó Europa Galante, grupo que se ha forjado una altísima reputación, insuflando nueva vida a los repertorios barroco, clásico y romántico temprano en los principales festivales y escenarios internacionales. En las últimas temporadas, Biondi ha llevado de gira Silla de Haendel a China y Japón. Entre las actuaciones más recientes se encuentran sus conciertos con la Sinfónica de Chicago, la Orchestra dell’Accademia Nazionale di Santa Cecilia, la RAI de Turín, la NDR Radiophilharmonie, la Sinfónica de la Radio de Fráncfort, la Filarmónica de Bergen, la Sinfónica de la Radio Finlandesa, la Orquesta de Cámara de Mahler y la Mozarteumorchester de Salzburgo. Fue director artístico de música barroca de la Orquesta Sinfónica de Stavanger. Recientemente, ha trabajado en el Gran Teatro de Ginebra en Die Entführung aus dem Serailand, de Mozart, con la Orchestre de la Suisse Romande, o en la Staatsoper unter den Linden de Berlín en La Vergine addolorata, de Scarlatti, con la Akademie für Alte Musik Berlin. Asimismo, ha participado en otras importantes producciones de óperas de Donizetti, Rossini, Haydn o Verdi. Como violinista, es reconocido como un virtuoso y actúa en recitales en todo el mundo. Su amplia discografía en Warner, Virgin y Glossa le ha valido numerosos premios. Su aclamada grabación con Europa Galante de Las cuatro estaciones de Vivaldi fue nombrada disco del año en numerosas publicaciones y premiada por la crítica de varios países. Ha grabado con intérpretes como Joyce DiDonato, Diana Damrau, Philippe Jaroussky, Vivica Genaux o Rolando Villazón. Su álbum Sonatas for violin & guitar, de Paganini, fue Editor’s Choice por Gramophone y la BBC Music Magazine. Biondi es académico de la Accademia Nazionale di Santa Cecilia y oficial de la Orden Nacional de las Artes y las Letras por el Ministerio de Cultura de Francia. Fue artista residente en la temporada 18/19 del Centro Nacional de Difusión Musical. Toca un Gennaro Gagliano de 1766, propiedad de su maestro Cicero, que le cede la Fundación Salvatore Cicero de Palermo.

 

Europa Galante, una aventura musical

Tras su fundación en 1990 por Fabio Biondi, Europa Galante se estableció rápidamente como el principal conjunto de instrumentos del período italiano, insuflando nueva vida al repertorio barroco y clásico. El conjunto se especializó inicialmente en los compositores italianos de los siglos XVII y XVIII y, tras la publicación de su primer disco dedicado a los conciertos de Vivaldi, el conjunto ha recibido un reconocimiento mundial, ganando constantemente el más alto nivel de aclamación de la crítica, incluyendo el Diapasón de Oro de l’Année y el Choc de Musique. Europa Galante interpreta ahora una variedad de repertorio muy conocido y descubre gemas ocultas desde la ópera de Haendel hasta las suites orquestales de Bach, desde la ópera de Rossini hasta la música de cámara de Boccherini. Desde que fue fundada hace 30 años, Europa Galante ha realizado numerosas giras internacionales, actuando en muchas de las principales salas de conciertos y teatros del mundo, como el Teatro alla Scala de Milán, el Théatre des Champs Elysées, la Accademia di Santa Cecilia de Roma, el Concertgebouw de Ámsterdam, el Wiener Musikverein, el Lincoln Center y el Carnegie Hall de Nueva York, el Suntory Hall de Tokio y la Ópera de Sydney. Las últimas aportaciones a su discografía con Warner Classics, Virgin y Glossa incluyen los Conciertos para violín ‘Dell’addio’ o Conciertos para violín ‘La bohemia’ de Vivaldi, Capuleti e Montecchi de Bellini y Macbeth de Verdi, así como diversas óperas de Vivaldi: Bajazet, L’oracolo in Messenia y Ercole sul Termodonte, recuperadas por Warner Classics con la participación destacada de Joyce DiDonato, Diana Damrau, Philippe Jaroussky, Vivica Genaux o Rolando Villazón, entre otros. Y en 2019 se publicó la grabación de Argippo, de Vivaldi, en Naïve. Europa Galante es la orquesta residente de la Fondazione Teatro Due en Parma.

El joven contratenor polaco Jakub Józef Orliński se ha convertido en el último lustro en una de las grandes sensaciones de las escenas barrocas internacionales. Al Auditorio Nacional llegará esta vez junto a un grupo también polaco, fundado en Cracovia hace ocho años, para plantear una incruenta batalla entre repertorios vocales e instrumentales que involucran a dos de los héroes de la composición de la primera mitad del siglo XVIII , Haendel y Vivaldi. El duelo se disputará entre arias de ópera (la mayoría, del alemán) y conciertos para violín del veneciano.

Domingo 17 de enero a las 19:00 horas, sala Sinfónica.

Programa

Eroi. Battaglia tra lo strumento e la voce

Antonio Vivaldi (1678-1741)
Sinfonía-Allegro de L’Olimpiade, RV 725 (1733)
Allegro del Concierto para violín en mi menor, RV 273
‘Sento in seno’, de Giustino, RV 717 (1724)
Largo del Concierto para violín en mi menor, RV 273
Allegro del Concierto para violín en re menor ‘Per Pisendel’, RV 242 (1725)
Concierto para violín en re mayor ‘Il grosso mogul’, RV 208
Andante (Ciaccona) del Concierto para violín en re mayor, RV 222
George Frideric Haendel (1685-1759)
‘A dispetto d’un volto ingrato’, de Tamerlano, HWV 18 (1724)
‘Siam prossimi al porto’, de Rinaldo, HWV 7 (1711)
‘Furibondo spira il vento’, de Partenope, HWV 27 (1730)
De Tomoleo, re d’Egitto, HWV 25 (1728)
‘Stille amare’
‘Torna sol per un momento’
‘Cielo ingiusto’
‘Agitato da fi ere tempeste’, de Riccardo I, re d’Inghilterra, HWV 23 (1727)

Fotografía: Jiyang Chen

Philippe Jaroussky

El Teatro Real había anunciado un recital en el que el protagonista absoluto iba a ser el contratenor francés Philippe Jaroussky. En dos sesiones, una a las 19:00 y otra a las 21:30 horas (hay que echarle imaginación para sortear las restricciones de aforo causadas por el covid-19). Pero lo que nos encontramos fue todo un concierto barroco, un tanto peculiar, pero todo un concierto. Eso si, el protagonismo de Jaroussky fue compartido por la alta calidad del resto de intérpretes y orquesta.

Doce obras de Vivaldi, entre arias y fragmentos de óperas, se repartieron entre los cuatro intérpretes. Tres para cada uno que, de manera un tanto mecánica, salían a escena uno tras otro. Supongo que como consecuencia del apremio de las dos sesiones, por lo que hay que valorar el esfuerdo de Teatro e intérpretes,

A pesar de estas situaciones poco habituales, producto del tiempo que vivimos, el resultado artístico y musical estuvo a un muy alto nivel. Comenzó con el aria de La fida ninfa “Non tempesta che gl´alberi sfronda”, interpretado por el tenor alemán, de origen chileno, Emiliano González Toro. El volumen y la coloratura no suelen ser compatibles y, en el caso de González Toro, el primero es sacrificado, claramente, en beneficio de la segunda, al menos en esta primera obra, porque en sus dos intervenciones posteriores sorprendió con una voz luminosa y bien timbrada, una línea de canto elegante y limpia que supo lucir sobre todo en la última de sus arias, la delicada “Tu vorresti col tuo pianto”, de Griseelda, donde demostró una exquisita expresividad.

La pirotecnia vocal estuvo reservada para la soprano húngara Emóke Baráth. Realizó gran despliegue de coloratura en sus dos primeras arias, “Armatae face et anguibus”, de Juditha Triumphans y “Alma oppressa da sorte crudele”, de La fida ninfa. Pero fue también en la dramática “Vede orgogliosa l´onda”, de Griselda, donde expuso una delicadeza vocal muy bien modulada.

La contralto Lucile Richardot tiene un hermoso y original timbre. Posee una buena amplitud vocal que demostró en los giros hacia el registro grave, desde unos potentes y afilados agudos. Se lució tanto en la coloratura como en los momentos más dramáticos y delicados. Toda una sorpresa desde su primera intervención con “Sovente il sole”, de Andromeda Liberata o la segunda “Frema pur”, de Ottone in villa.

El más conocido y esperado era, sin duda, Philippe Jaroussky. Como siempre, el contratenor francés ofreció en sus tres interpretaciones la expresividad matizada y la delicadeza que son su seña de identidad. Comenzó con la pieza más conocida “Vedró con mio diletto” de Il giustino, después “Gelido in ogni vena”, de Il farnace y terminó su breve intervención con “Se in ogni guardo”, de Orlando fintto pazzo.

Como regalo final, los cuatro intérpretes ofrecieron un bis en conjunto, “De’ll aura al susurrar” de La fida ninfa, una especie de adaptación que Vivaldi realizó de su Primavera.

Le Concert de la Loge, grupo no muy conocida en España, sorprendió gratamente de la mano de su director y violín Julien Chauvin, que dirigió con gran dinamismo y acento barroco a unos músicos de una calidad extraordinaria.

Fotografía: Javier del Real

PhilippeJaroussky

La cita tendrá lugar el próximo 5 de octubre, como estaba previsto, en sesión doble a las 19.00 y a las 21.30 horas

Los abonados del ciclo Grandes Voces y los compradores con entrada para este concierto serán reubicados según las directrices del protocolo sanitario y en un nuevo horario

Bajo el título¡ Viva Vivaldi ! se ofrecerá un programa compuesto por arias y extractos de óperas del compositor veneciano

Jaroussky estará acompañado por la soprano Emóke Baráth, la contralto Lucile Richardot y el tenor Emiliano González Toro, junto a Le Concert de la Loge con dirección musical del violinista Julien Chauvin

El vínculo de Philippe Jaroussky con el Teatro Real siempre ha estado relacionado con el éxito artístico y con el enorme cariño que el público de Madrid le profesa desde su debut en este escenario en el año 2000 con Celos aun del aire matan, de Juan Hidalgo. Su rápida y brillante carrera, que le ha situado entre los mejores contratenores del mundo, señala al coliseo madrileño como testigo de grandes noches de lírica.

Por esta razón, y ante la actual situación provocada por el COVID-19, el artista francés y el Teatro Real han decidido ofrecer el concierto previsto para el próximo 5 de octubre, en una sesión doble, a las 19.00 y a las 21.30 horas, que permita reubicar al público con entrada para esta cita en las mejores condiciones de seguridad sanitaria.

Jaroussky se presentará en esta cita con una selección de arias y extractos de ópera de su compositor fetiche, Antonio Vivaldi, acompañado por la formación barroca Le Concert de la Loge, dirigida por el violinista Julien Chauvin. Junto a ellos participarán la soprano Emóke Baráth, la contralto Lucile Richardot y el tenor Emiliano González Toro.

El título del concierto lo dice todo, ¡Viva Vivaldi!. Las obras del compositor veneciano son el lugar en el que la voz de Jaroussky mejor exhibe su virtuosismo y sensibilidad dotando cada fragmento de una irrenunciable belleza. El timbre inconfundible de su voz se ensamblará, en algunos momentos del programa a las de Emóke Barát y Emiliano González Toro para interpretar el trío de La veritá in cimento, “Aura placide et serene” o compartirá las apasionadas notas de Il Giustino con Emiliano para contraponer la intensidad dramática y melódica de esta ópera que contiene algunas de las arias más redondas del compositor como “Vedrò con il mio diletto” e “Il piacer della vendetta”.

El Teatro Real se pondrá en contacto con todos los abonados del ciclo Grandes y Voces y con los compradores con entrada para este concierto para comunicarles el cambio de hora y la reubicación en nuevos lugares, con el fin de garantizar la distancia de seguridad sanitaria que permita disfrutar de una inolvidable velada.

Teatro Real

La Accademia Bizantina y Alessandro Tampieri

El famoso ensemble italiano Accademia Bizantina, dirigido por el clavecinista Ottavio Dantone, acaba de lanzar al mercado su octavo trabajo discográfico en la legendaria colección “The Vivaldi Edition”, del sello francés Naïve Classique. Se trata del volumen 62, y reúne los conciertos RV 389, RV 257, RV 371, RV 273, RV 367, y RV 390.

Bajo el título Concerti per violino VII – Per il castello, el nuevo disco de Accademia Bizantina y Ottavio Dantone recoge seis de los quince conciertos para violín de la colección que, un mes antes de morir, Vivaldi malvendió en Viena al conde Vinciguerra Tommaso Collalto (1710-1769), un noble veneciano que residía en su castillo de Brtnice, Moravia (el castello que da nombre al disco).

En estos conciertos tardíos para violín, Vivaldi se adaptó a las exigencias del estilo galante, de moda desde 1725, sin perder nada de su habitual brío e imaginación. Con una escritura solística extremadamente refinada y virtuosística, Vivaldi explota por completo el amplio rango expresivo del violín, haciendo gala de una rica ornamentación y excepcional creatividad.

Desde 2011, Alessandro Tampieri, es primer violín y concertino de la Accademia Bizantina. Tras recibir el aplauso unánime de la crítica especializada en 2018 con su grabación como solista de los Concerti per viola d’amore (Volumen 56), Alessandro Tampieri se suma con Concerti per violino VIIPer il castello a la distinguida lista de violinistas de la colección The Vivaldi Edition de Naïve, en la que figuran intérpretes como Fabio Biondi, Riccardo Minasi, Dmitry Sinkovsky o Enrico Onofri, entre otros.

La Accademia Bizantina, que siempre acompaña sus trabajos discográficos con originales vídeos que pretenden acercar la música barroca al público contemporáneo, presenta un nuevo videoclip del regista italiano Daniele Quadrelli, grabado en la localidad italiana Riviera dei Pini – Tagliata di Cervia, en Ravenna, provincia natal de Alessandro Tampieri.

Más información

Tras el extraordinario éxito de “Agitata”, galardonado en 2018 con el prestigioso Gramophone Classical Music Award en la categoría de mejor recital, la Accademia Bizantina, Ottavio Dantone, y la contralto francesa Delphine Galou, abordan su segundo proyecto discográfico conjunto: dos discos en los que interpretan música vocal sacra y profana para contralto de Vivaldi, que evidencian las conexiones entre ambos repertorios.

Se trata de los volúmenes 59 y 60 de la legendaria colección The Vivaldi Edition en el sello francés Naïve Classique: “Musica sacra per alto” (vol. 59), que además de la conocida Salve Regina, incluye dos introdutioni, “Filiae maestae Jerusalem” y “Non in pratis”, el Hymnus “Deus tuorum militum”, con la participación del tenor Alessandro Giangrande, y el Concerto in re maggiore “Per la SSma Assontione di Maria Vergine”, interpretado por Alessandro Tampieri. Y “Arie e cantate per contralto” (vol. 60), con las cantatas Cessate, omai cessate, O mie porpore più belle, Qual in pioggia dorata, y arias de las óperas Tito Manlio, Tieteberga, La Candace o siano li veri amici, La verità in cimento e Il Giustino.

El famoso conjunto italiano, que en los últimos años ha decidido apostar por el lenguaje audiovisual para acompañar sus trabajos discográficos y acercar así la música barroca al público contemporáneo, presenta, además, un videoclip, grabado en Rocchetta Mattei y dirigido por el regista Daniele Quadrelli.

Bartoli-Vivaldi

Casi 20 años después de su histórico álbum en honor a Vivaldi, Cecilia Bartoli recurre al compositor para su nueva grabación en solitario, ‘Antonio Vivaldi’. El álbum se edita el 23 de noviembre y es una colección de arias interpretadas junto a la orquesta barroca francesa Ensemble Matheus dirigida por Jean-Christophe Spinosi. Diez de las arias más hermosas de Vivaldi se presentan en este proyecto, nueve de ellas tomadas de óperas que no aparecen en el álbum de 1999. Este nuevo disco es un testimonio de la pasión de Bartoli por hacer música al más alto nivel y el deseo de apoyar a una nueva generación de artistas, lo cual la consagra como una de las artistas más asombrosas de una generación.

Cecilia Bartoli redefinió su condición de artista cuando en 1999 editó ‘The Vivaldi Album’, siendo alabada tanto por su papel de investigadora musical como intérprete apasionada. Este álbum ensalzó al italiano como compositor de obras vocales, lo cual produjo un renacimiento de sus óperas, alcanzando las 700.000 copias vendidas en cinco años.

En su trigésimo año en Decca, Cecilia Bartoli no solo lanza el nuevo álbum ‘Antonio Vivaldi’, sino también su primera caja, ‘The Rossini Edition’, y un nuevo sello ‘Mentored by Bartoli’ para impulsar la carrera de artistas notables, como el tenor mexicano, Javier Camarena.

Fabio Biondi

Fabio Biondi fundó Europa Galante en 1990. Al año siguiente, grabó con el conjunto una versión de Las cuatro estaciones de Vivaldi de una audacia tal que revolucionó la visión no sólo de esa obra, sino de todo el género del concierto barroco. Casi tres décadas después, con otra grabación entre medias que supuso una vuelta de tuerca más sobre el género, aquella mirada podrá contrastarse con esta nueva interpretación de las estaciones. Antes, y en compañía de dos grandes estrellas de la ópera barroca, Biondi visitará la infrecuente Gloria e Imeneo, serenata escrita para las bodas de Luis XV que acercó a Vivaldi en 1725 al estilo de la música francesa.

Nacido en Palermo, Fabio Biondi comenzó muy joven su carrera internacional impulsado por una temprana curiosidad cultural y musical que le llevó a conocer a los pioneros de la nueva escuela Barroca.

En 1990 fundó Europa Galante, que en pocos años, gracias a una actividad concertística extendida por todo el mundo y a un increíble éxito discográfico, se convirtió en el conjunto italiano, especializado en música antigua, más famoso y premiado internacionalmente. Con Europa Galante Fabio Biondi ha actuado en las salas de conciertos y teatros más importantes del mundo: desde el Teatr o alla Scala de Milán hasta la Accademia di Santa Cecilia de Roma, desde el Suntory Hall de Tokio hasta el Concertgebouw Ámsterdam, desde el Royal Albert Hall de Londres hasta el Lincoln Center de Nueva York, desde el Théatre des Champs-Elysées de París hasta el Sydney Opera House.

En pocos años el conjunto vendió casi un millón de discos, recibiendo los premios discográficos internacionales más importantes. Fabio Biondi encarna hoy el símbolo de una búsqueda perpetua de un estilo libre de influencias dogmáticas e interesado en la búsqueda de un lenguaje original. Esta inclinación le llevó a colaborar como solista y director de orquestas colaborando con la Orquesta Santa Cecilia de Roma, la Óperade Halle, la Orquesta de Cámara de Zúrich, la Orquesta de Cámara de Noruega, la Orquesta Mozarteum Salzburg, la Orquesta de Cámara de Mahler y la Orquesta Sinfónica de Chicago.
Fabio BIONDI, violín y dirección

Vivica GENAUX, mezzosoprano

Sonia PRINA, mezzosoprano

Auditorio Nacional (Sinfónica) | Madrid7 de octubre, 19:00

Entrevista Ottavio Dantone1

 

Entrevista Ottavio Dantone2

 

Entrevista Ottavio Dantone3

 

Entrevista Ottavio Dantone4

 

Entrevista Ottavio Dantone5

 

 

Su proyecto se llama “Revolution”. ¿Cuál es la verdadera revolución de la música Barroca?

La revolución de la música Barroca en los últimos cincuenta años ha experimentado diversas etapas, como la etapa del redescubrimiento de los instrumentos antiguos, la del lenguaje y la de su comunicación al gran público. Nuestro proyecto quiere extender el espacio temporal de la música antigua ampliando este término hasta el siglo XIX, con el fin de demostrar que la música del siglo XIX se nutre todavía de muchísimos gestos y códigos expresivos procedentes de siglos pasados, que pueden revelar al oyente de hoy aspectos y detalles todavía ocultos, capaces de producir nuevas emociones, ya olvidadas.

Compositores venecianos como Albinoni, Marcello, Vivaldi y Galuppi. ¿Qué particularidad aporta cada uno al barroco?

Todos estos compositores, junto a otros muchos, han contribuido a crear un estilo que en el siglo XVIII atraía a Venecia a músicos y melómanos de toda Europa. Un estilo que presenta unas soluciones rítmicas, melódicas y armónicas características, producto de influencias procedentes de las muchas culturas que se entrecruzaban en una ciudad multiforme y poliédrica como la Venecia de la época. Un estilo, además, que ha tenido una gran influencia en muchos músicos; el primero de todos, J. S. Bach.

¿Por qué la música barroca expresa con tanta precisión los sentimientos y las pasiones?

El vínculo que une al compositor de música barroca con el ejecutor y finalmente con el oyente se caracteriza por una estética que concibe las emociones y las pasiones según un orden que determina los momentos, en los que se experimentan determinadas sensaciones. Sin duda, estamos hablando de retórica musical, cuya aplicación nos permite entender esta época y revivir las emociones y pasiones más fuertes y sinceras.

¿Cree que los códigos que utilizamos actualmente para transmitir y percibir la música barroca son diferentes a los que se utilizaban en el momento de su composición? ¿Cómo está evolucionando el lenguaje musical?

En mi opinión, es totalmente necesario utilizar hoy los mismos códigos de entonces, porque es el único modo que tenemos para llegar lo más cerca posible a lo que estaba en la mente del compositor y de conseguir, por tanto, que el resultado musical y emocional sea más fuerte y comunicativo. Lo que cambia hoy con respecto al pasado es quizá la percepción sonora en relación a los espacios, con el consecuente riesgo de deformar el significado de la materia musical.

Adentrarse en el conocimiento de la música barroca abre un universo infinito de comunicación y conocimiento, no solo musical. Tras muchos años de carrera y de un profundo estudio, casi semiológico, de la música barroca, ¿Cuál es su diagnóstico para este género en la actualidad?

He dedicado más de cuarenta años al estudio de la música antigua y a todos los aspectos que la caracterizan, no solo musicales, sino también históricos, filosóficos, sociológicos, etc. Todo esto me ha permitido entender cuánto queda todavía por hacer para entender y aprender cosas nuevas que se puedan transmitir a otros. También me ha servido para darme cuenta de que esta música consigue hablarnos todavía hoy, y parecernos actual a pesar del paso del tiempo.

¿Qué nos puede contar se su nuevo disco: “Concerti per Archi III e Concerti per viola d’amore” para la prestigiosa Vivaldi Edition (Naïve classique)?

Nuestra última grabación quiere poner de relieve la extraordinaria habilidad de Vivaldi para contar algo siempre nuevo y original, aunque sea a través de una forma breve y aparentemente estereotipada como el Concerto per Archi. Quisimos adentrarnos, en profundidad, en los detalles, a veces, ocultos, que componen estas maravillosas “miniaturas”, para hacer que emerjan las miles de soluciones diferentes que es capaz de poner en práctica este genial compositor, aun manteniendo su reconocible y único estilo. Los Concerti per Viola d’amore representan un corpus de obras único en su género, que nos permiten conocer mejor las posibilidades tímbricas y expresivas de este instrumento misterioso y poco conocido.

A través de los vídeos de su último trabajo nos damos cuenta de la importancia de la imagen y la puesta en escena. ¿Qué importancia tiene la estética audiovisual como elemento de comunicación de su arte?

Creo que el elemento visual es, sin duda, importante para comunicar y transmitir emociones de forma rápida y eficaz a todos los niveles de escucha. No olvidemos que en la época barroca, el aspecto “sinestésico”, incluso de la música, tenía una gran importancia. Sonidos, colores, efectos, coreografías o cualquier espectáculo visual fascinaban al oyente y le condicionaban fuertemente la percepción.

¿Es una contradicción decir que la música barroca nos traslada al futuro?

El hombre moderno, a diferencia de los siglos anteriores, mira el arte y por tanto también la música, trasladando elementos del pasado a la estética y sensibilidad actual. Y, evidentemente, pasado y futuro se entrelazan con la investigación de las propias raíces, y de las exigencias y estéticas futuras.

¿Qué hace Ottavio Dantone cuando no está haciendo música?

Me relajo en mi casa de campo con mi familia, aunque la música no me abandona prácticamente nunca.

 

Accademia Bizantina

La Accademia Bizantina; el célebre ensemble fundado en la ciudad italiana de Ravenna en 1983, presenta su nuevo proyecto discográfico para el sello Naïve: un doble CD, que lleva por título “Concerti per archi III e Concerti per viola d’amore”, con Alessandro Tampieri, concertino de la Accademia Bizantina, como solista.

Se trata del vol. 56 de la prestigiosa Vivaldi Edition, el ambicioso proyecto discográfico creado en el año 2000 por el musicólogo italiano Alberto Basso, que ha sacado a la luz una extensa colección de obras compuestas por Antonio Vivaldi, conservadas en la Biblioteca Nazionale Universitaria di Torino, muchas de las cuales nunca se habían escuchado antes. Con un total de 450 obras, esta extraordinaria colección, con sus manuscritos originales, es la mayor colección de partituras que existe del compositor. Sin ella, tendríamos una imagen incompleta del que, indudablemente, fue el compositor italiano más importante de su tiempo.

Ottavio Dantone, director musical y artístico de la Accademia Bizantina, describe estos Concerti per archi III como “miniaturas musicales en las que, también hay lugar para ritmos sincopados, saltos de intervalos propios de la escritura veneciana, danzas típicas de múltiples orígenes, y ecos de culturas lejanas que inspiran dinámicas y fraseos, a menudo, atípicos y sorprendentes”.

Dantone, afirma que: “los Concerti per viola d’amore de Vivaldi representan un corpus anómalo, único y, muy probablemente, el primero en el ámbito de la forma del concierto solista. Estas cinco composiciones, que conforman el segundo disco de este doble álbum de la Accademia Bizantina, nos ofrecen, según el director de la Accademia Bizantina, “una imagen exhaustiva de las posibilidades técnicas y tímbricas de la viola d’amore, un instrumento muy apreciado por su sonido dulce y suave, capaz de evocar efectos orientalizantes, gracias a sus cuerdas de resonancia”.

Con el objetivo de acercar la música barroca al público contemporáneo, el famoso conjunto barroco italiano presenta, además, un original videoclip del Concierto RV 167 en si bemol mayor, dirigido por Daniele Quadrelli, y en el que participan traceurs de Parkour.

Agitata

El famoso ensemble de música barroca la Accademia Bizantina, fundado en la ciudad italiana de Ravenna en 1983, presenta su nuevo proyecto discográfico “Agitata”. Ottavio Dantone, clavecinista y director de la prestigiosa Accademia Bizantina y la contralto francesa Delphine Galou, interpretan motetes, cantatas y extractos de oratorios, que en el curso de los siglos XVII y XVIII se vieron influidos por el género de la ópera. Un CD lleno de obras inéditas, en el que, además de la conocida aria “Agitata Infidu Flatu” del oratorio Juditha Triumphans de Vivaldi, podemos escuchar el aria de otra Judith, “Prigionier che fa ritorno” del popular oratorio “Betulia Liberata” de Niccolò Jommelli, las Lamentations de Alessandro Stradella o, entre otras obras, el motete “In procella sine stella” de Nicola Porpora.

“Este programa de música sacra ofrece un recorrido variado para voz sola en diálogo con los instrumentos, tratando de resaltar el componente expresivo y el uso de los affetti, que caracterizaban en clave retórica los textos de argumento religioso. Nuestra idea es presentar desde la música de inspiración puramente sacra que se interpretaba en las iglesias, como las Lamentations de Stradella o la cantata de Torelli, y el oratorio, que en el siglo XVIII se vio muy influido por la ópera, como se puede apreciar en las obras de Porpora y Jommelli.”, señala Ottavio Dantone, director musical y artístico de la Accademia Bizantina.

Fieles a su filosofía de una auténtica baroque revolution y con el objetivo de acercar la música antigua a un público contemporáneo, el prestigioso conjunto italiano presenta, además, el videoclip de “Agitata”, la famosa aria del oratorio Juditha Triumphans de Vivaldi, que da título al disco. Dirigido por Marco Boarino, el film está grabado en el Convento di San Francesco en la ciudad italiana de Bagnacavallo (Ravenna), en el que se muestra la instalación artística “About Dreams” del Collettivo Magma.

Bejun Mehta
El domingo 23 de abril a las 19.30 horas, el ciclo Universo Barroco del Centro Nacional de Difusión Musical (CNDM) presenta su penúltima cita en la Sala Sinfónica del Auditorio Nacional de Música de Madrid con “Cantata” recital del contratenor Bejun Mehta acompañado por la reputada Akademie Für Alte Musik Berlin. Mehta vuelve a la temporada barroca del CNDM tras su espléndido Orfeo de Gluck de hace tres temporadas y tras el reciente éxito como Bertarido en la ópera Rodelinda de Haendel programada en el Teatro Real de Madrid. Mehta, uno de los contratenores más refinados de su cuerda, presenta un programa que nos acercará a la época álgida de los castrati, recreando un universo poliédrico que contiene arias de oratorios ingleses de Haendel junto a cantatas sacras y profanas de Bach y Vivaldi. Un viaje que nos transportará al corazón musical del siglo XVIII.

Considerado uno de los contratenores actuales más reputados, Bejun Mehta es invitado habitual de las principales salas internacionales de ópera y concierto. El estadounidense es, durante la presente temporada, Artista Residente en la Filarmónica de Dresde, donde está demostrando su versatilidad artística con cuatro programas diferentes como cantante y director, en los que presenta arias de las grandes óperas y oratorios de Haendel y Mozart además de la obra Dream of the Song de George Benjamin, cantata escrita para él y ya estrenada en Francia y Estados Unidos. En la escena operística acaba de obtener un gran éxito en el Teatro Real de Madrid como Bertarido en Rodelinda de Haendel.

Otras producciones le han llevado a interpretar a Farnace en Mitridate de Mozart en la Royal Opera House de Londres, el papel protagonista de Tamerlano de Haendel en Teatro alla Scala de Milán y Oberon en A Midsummernight’s Dream de Britten. Entre sus momentos más destacados de las últimas temporadas se incluyen el estreno mundial de Stilles Meer de Toshio Hosokawa para la Staatsoper de Hamburgo (papel de Stephan), que volverá a interpretarse en la temporada 17/18, y una nueva producción de Orfeo ed Euridice de Gluck bajo la dirección de Daniel Barenboim en la Staatsoper de Berlín. Además de su trabajo como cantante, Mehta está impulsando su faceta como director con un par de compromisos por temporada, caso de su labor con la Filarmónica de Dresde, y está ofreciendo clases magistrales de Canto, como las impartidas dentro del Proyecto de Jóvenes Cantantes del Festival de Salzburgo. Mehta cuenta con un amplio catálogo de discos, entre los que se encuentran Che Puro Ciel, una colección de arias clásicas con la Akademie für Alte Musik Berlin y René Jacobs, publicado en otoño de 2014 por Harmonia Mundi y galardonado con Le Diamant d’Opera Magazine y Choc de Classica y el disco en directo de Dream of the Song de George Benjamin con la Orquesta del Concertgebouw de Ámsterdam y George Benjamin dirigiendo, publicado en 2016 dentro de las series RCO Live, Horizon7 de dicha orquesta.

PROGRAMA:
George Frideric Haendel (1685-1759)
Siete rose rugiadose (1711/12)
Cantata Mi palpita il cor (ca.1709)
Antonio Vivaldi (1678-1741)
Concierto para cuerdas en re menor ‘Madrigalesco’ (ca. 1720)
Johann Sebastian Bach (1685-1750)
Cantata Ich habe genug (1727)
Johann Christoph Bach (1642-1703)
Cantata (lamento) Ach dass ich wasser g’nug hätte zum weinen
A. Vivaldi
Cantata Pianti, sospiri e dimandar mercede
Antonio Caldara (1670-1736)
De La Passione di Gesù Cristo Signor Nostro
Sinfonía para cuerdas y continuo nº 12 en la menor (1730)
Melchior Hoffmann (1679-1715)
Schlage doch, gewünschte Stunde (atribuida a J.S. Bach)
G.F. Haendel
I will magnify Thee (1717/18)

Fabio Biondi

Fabio Biondi dirige a la soprano Roberta Invernizzi y a la contralto Sonia Prina en “Gloria e Imeneo”, de Vivaldi, dentro del concierto que ofrece la Orquestra de la Comunitat Valenciana este jueves, 6 de octubre, en el Auditori del Palau de les Arts Reina Sofía.

Les Arts recibe por primera vez a dos de las grandes divas del barroco, que cantan también en la segunda parte de la velada otra obra de Vivaldi, su célebre “Gloria RV 589”, junto con la mezzosoprano del Centre Plácido Domingo Nozomi Kato y el Cor de la Generalitat Valenciana.

El concierto se enmarca dentro de la II Pretemporada con precios populares de Les Arts, con localidades entre 10 y 20 euros.

La obra de Vivaldi está fuertemente ligada a la trayectoria de Fabio Biondi desde que revolucionara en 1990 el mercado y la crítica con su edición de “Las cuatro estaciones”. La amplia discografía del director musical de Les Arts sobre el repertorio de ‘Il prete rosso’ ha recibido el aplauso de la prensa especializada: “Vivaldi’s concertos” fue merecedora de galardones como el ‘Premio Cini’ de Venecia; ‘Choc de la Musique’, cinco ‘Diapasons d’Or’, ‘Diapason d’Or de l’Année’ y el ‘Prix du Disque’ de Telerama en Francia; o el Premio de la RTL alemana, además de la ópera “Bajazet”, nominada en 2006 para los Premios Grammy estadounidenses.

La soprano Roberta Invernizzi es una de las grandes voces del repertorio barroco y clásico. La diva milanesa ha cantado en los teatros de más prestigio, dirigida por maestros como Claudio Abbado, Rinaldo Alessandrini, Fabio Biondi, Franz Bruggen, Ottavio Dantone, Nikolaus Harnoncourt, Gustav Leonhardt y Jordi Savall. Colabora con regularidad con las formaciones Concentus Musicus Wien, Accademia Bizantina, Il Giardino Armonico, Cappella della Pietà dei Turchini y Europa Galante, entre otras. Ha grabado cerca de setenta álbumes para los sellos discográficos más importantes.

Por su parte, Sonia Prina está considerada como una de las mejores contraltos de su generación. Formada en la academia de jóvenes cantantes de la Scala, su particular voz pronto comenzó a acaparar el interés de teatros y auditorios a nivel internacional. Entre sus interpretaciones más aclamadas destacan títulos como “Orlando” (Teatro de los Champs Elysées Ópera y Sídney), "Rinaldo" (la Scala y Zúrich), "Tamerlano" (Múnich), "Julio César" (Rávena, Génova y Lille), el rol de Polinesso en “Ariodante” (Festival de Aix-en-Provence) o "Ascanio in Alba" (Festival de Salzburgo).

"Gloria e Imeneo”

Gloria e Imeneo” es un encargo a Vivaldi del embajador francés en Venecia, Jacques-Vincent Languet, conde de Gergy, con motivo de los esponsales de Luis XV con la princesa polaca Maria Leszcynska. La obra se interpretó en una fiesta organizada en los jardines de la embajada el 12 de septiembre de 1725.

Sus dos personajes alegóricos representan al dios del matrimonio, Himeneo, y a la Gloria, que encarna para la ocasión a la casa real francesa. Se debe destacar que Antonio Vivaldi no establece entre dichos personajes una acción, sino que busca para ellos el único fin de entonar una loa a los recién casados, en la que parece, quizá, que ambas figuras, dotadas de voz de soprano y contralto, compiten por la exaltación del radiante futuro de la monarquía francesa, representada por los dos novios reales, en una sucesión de recitativos cortos y animados y amplias expansiones líricas de una belleza reconociblemente vivaldiana.

La Cetra

En las últimas décadas, la imagen pública de Antonio Vivaldi ha cambiado por completo: de autor casi exclusivamente de una brillantísima música instrumental ha pasado a ser considerado también un extraordinario compositor de óperas, género al que se dedicó con fruición. Andrea Marcon ofrecerá uno de sus más conocidos títulos de madurez, La fida ninfa, obra que sirvió en 1732 para la inauguración del Teatro Filarmónico de Verona. María Espada, Carlos Mena, Karina Gauvin, Romina Basso o Topi Lehtipuu son razones de peso para pensar que la propuesta será un nuevo éxito de la ópera vivaldiana en Madrid.

La Cetra Barockorchester se fundó en 1999 por iniciativa del Dr. Peter Reidemeister, entonces director de la Schola Cantorum Basiliensis, y rápidamente llegó a ser reconocida nternacionalmente como uno de los principales conjuntos en la práctica interpretativa histórica. El nombre de La Cetra se ha tomado del título de la colección de 12 conciertos para violín op 9 de Antonio Vivaldi, publicado por primera vez en Amsterdam en 1727. “La Cetra” se refiere a la antigua lira o cítara.

La mayoría de los músicos son graduados de la Schola Cantorum Basiliensis, el centro Suizo de entrenamiento de élite en música antigua. El conjunto colabora con el departamento de investigación de la Schola Cantorum que permite que el proceso de creación musical vaya acompañado de los últimos avances de la investigación musicológica. El descubrimiento de obras de compositores como Brescianello, Venturini o Paisiello han enriquecido el repertorio de la orquesta, el cual abarca desde las primeras obras de Monteverdi del siglo XVII hasta las sinfonías del clasicismo y primer romanticismo.

Desde 2009, el director artístico de La Cetra es Andrea Marcon, conocido internacionalmente como unode los directores más prominentes del repertorio barroco y de principios del clasicismo. Él ha traído nuevos impulsos y un nuevo enfoque para el rico y, a menudo redescubierto, repertorio de la época. Recientemente, por ejemplo, La Concordi de’ pianeti de Antonio Caldara fue interpretada por primera vez en casi 300 años y fue grabado por el sello Deutsche Grammophon.

Antonio Vivaldi (1678-1741): La fida ninfa, RV 714

Dramma per musica en tres actos con libreto de Francesco Scipione (1732)

La Certrabarockorchester Basel

Andrea MARCON, director

Carlos MENA, Osmino/Tirsi

Franziska GOTTWALD, Elpina

Ismael ARRÓNIZ, Eolo

Luca TITTOTO, Oralto

María ESPADA, Licori

Roberta INVERNIZZI, Morasto

Romina BASSO, Giunone

Topi LEHTIPUU, Narete

Domingo 19 de abril, 18.00h.

Auditorio Nacional de Música de Madrid

Sala Sinfónica

Marcello di isa

El pasado domingo 23 de marzo, a las 18h, el Centro Nacional de Difusión Musical (CNDM) cerraba la actual edición de su ciclo UNIVERSO BARROCO en la Sala Sinfónica del Auditorio Nacional de Música con un programa inédito en España: la versión escrita en Roma en 1720 de la ópera Tito Manlio de Vivaldi. Para este cierre, se ha contado con algunas de las principales voces del panorama barroco nacional e internacional, el Concerto de´Cabalieri, dirigidos por Marcelo di Lisa y con las voces de María Espada, Ann Hallenberg, Vivica Genaux, Magnus Staveland y Nerea Berraondo.
La recuperación de una ópera perdida Tito Manlio (Versión de Roma, 1720)
Como muy bien dice Frédéric Delaméa , “Durante el carnaval de 1719, siendo maestro di cappella del príncipe austríaco Philipp von Hess-Darmstadt, gobernador de Mantua, Vivaldi compuso la música de una ópera para ser representada en el Teatro de la Villa de Mantua. La ópera fue titulada Tito Manlio y fue compuesta sobre un libreto del poeta Matteo Noris. Este libreto, al cual se puso música por primera vez en 1696 en la Villa de Pratolino de Florencia, había obtenido ya un enorme éxito por los teatros de Venecia, Ferrara, Livorno, Nápoles, Génova, Verona, Reggio o Turín.
El éxito de la obra se debió tanto a la música como al libreto, el cual arrojó una luz completamente nueva sobre la trágica oposición entre el cónsul romano Tito y su hijo Manlio, según lo narrado por Tito Livio, a través de una trama inteligentemente construida alrededor de las sombras y las luces de las Vertus romaines, valores fundacionales y unificadores de la joven República. Por lo tanto, fue casi natural que al año siguiente, 1720, el Teatro della Pace de Roma hiciera a Vivaldi, el Prete rosso, su primer encargo romano, para que compusiera una nueva ópera sobre Tito Manlio, basada en el mismo libreto de Matteo Noris pero con música totalmente nueva y distinta de la compuesta para Mantua.
La invitación recibida por Vivaldi tenía, de todas formas, condiciones particulares: Vivaldi aceptó, pero según práctica común de la época la ópera fue escrita en colaboración con dos brillantes compositores romanos, Gaetano Boni y Giovanni Giorgi, quienes hicieron importantes contribuciones a la ópera. Vivaldi fue el encargado de escribir la música del tercer Acto de este nuevo Tito Manlio, pero sin duda supervisó los otros dos actos, respectivamente confiados a Boni y Giorgi.
A diferencia de la partitura de Mantua, la música de Tito Manlio de Roma desgraciadamente se perdió, pero su estela musical nos ha llegado a través de un reciente descubrimiento de tres colecciones de arias en Roma copiadas y guardadas en varias bibliotecas de Europa que hicieron posible resucitar la ópera. A día de hoy es posible identificar más de veinte arias, dos dúos y un coro, que ofrecen una imagen viva y entusiasta de esta obra y permiten su reconstrucción bajo la forma de un recital de arias y conjuntos, respetando la cronología dramática del libreto.
La representación de esta magnífica obra perdida y recuperada es la ocasión de revelar el último dramma per musica todavía inédito de Vivaldi. Ello permite igualmente, gracias a la reputación y a la fama del famoso veneciano, rescatar de la sombra a dos brillantes músicos romanos olvidados pero de los cuales, gracias a esta colaboración, podemos demostrar su enorme talento.”
Aunque la obra en su conjunto es extraordinaria, sin duda el genio era Vivlaldi, y así queda de manifiesto en las apreciables diferencias entre los dos primeros actos, de Boni y Giorgi, y el tercero, compuesto por Vivladi. Las arias, de una extraordinaria belleza y complejidad en este tercer acto, suponen todo un desafío para los intérpretes.
María Espada, que interpretó a Vitellia, posee una voz técnicamente uniforme, de gran solidez y expresividad. La extremeña emocionó con algunas de las más hermosas arias de la obra. Una voz nítida, tersa y llena de matices.
La mezzosoprano nacida en Alaska Vivica Genaux interpretó a Manlio. Es una de las voces más sólidas en el universo barroco. Su primer aria tuvo un exceso de reverberación, pero fue de menos a más y regaló unas arias dramáticas en el tercer acto de gran emotividad. Domina su instrumento con gran soltura.
Ann Hallenberg, como Servilia, demostró gran dominio de los registros agudos que también exigía el personaje. Como el resto del reparto, se lució más en las arias del tercer acto, más complejas y elaboradas.
El tenor noruego Magnus Staveland, recreó un Tito algo destemplado al principio. Sus problemas de afinación fueron resolviéndose a lo largo de la obra hasta llegar a un aria final de gran emotividad.
Nerea Berraondo interpretó a Lucio. Fue la sorpresa de la noche. Posee un amplio registro, agudos luminosos y graves cavernosos. Lástima su escaso volumen de voz, sobre todo en las agilidades, como en la segunda de sus dos arias donde apenas se escuchó. Es este un aspecto, el volumen de voz, que puede afectar la carrera de un cantante. Esperemos que no sea el caso de Nerea Berraondo ya que posee un bellísimo instrumento.