Fabio Biondi

El domingo 28 de marzo a las 19 horas, el Centro Nacional de Difusión Musical (CNDM) prosigue su ciclo Universo Barroco en la Sala Sinfónica del Auditorio con la ópera Argippo, de Antonio Vivaldi, interpretada en concierto por un equipo de auténtico lujo: Europa Galante, con su director y fundador Fabio Biondi al frente y con un extraordinario elenco vocal encabezado por la mezzosoprano norteamericana Vivica Genaux, junto a la soprano Marie Lys, las mezzosopranos Giuseppina Bridelli y Delphine Galou y el bajo Luigi de Donato. Juntos darán vida a esta ópera recuperada en pleno siglo XXI y plasmada en un reciente trabajo discográfico firmado por Fabio Biondi y Europa Galante que ha cosechado grandes críticas en los medios especializados más influyentes y liderado ránkings como el reciente “Disco Excepcional” de la revista Scherzo. Fue el propio Fabio Biondi quien rescató en Darmstadt el manuscrito íntegro de esta enigmática obra de Vivaldi. No en vano el músico italiano está considerado como uno de los mayores especialistas mundiales en Vivaldi, siendo su multipremiada grabación de Las cuatro estaciones todo un referente en este repertorio. Según ha subrayado el propio Biondi, Argippo ocupa un lugar relevante en la obra de Vivaldi y es un trabajo ideal para demostrar el gran talento del compositor como operista, una faceta tardía pero fructífera del veneciano, con 40 títulos atribuidos a su autoría. Argippo llega a Madrid al día siguiente de su paso por Sevilla el sábado 27 en el marco del FeMÀS, en un concierto en colaboración con el CNDM que constituye el estreno en España y en tiempos modernos de esta ópera.

 

Las entradas para el concierto de Europa Galante tienen un precio general de 12€ a 40€. Pueden adquirirse en las taquillas del Auditorio Nacional y red de teatros del INAEM, en entradasinaem.es y por teléfono en el número 91 193 93 21.

 

Fabio Biondi, estilo y visión

Impulsado por una profunda curiosidad cultural, Fabio Biondi es un músico polivalente que busca sin cesar un estilo libre de limitaciones. Desde sus inicios, Biondi ha demostrado su capacidad para moverse en repertorios muy diversos abarcando tres siglos de música. En 1990, tras una amplia labor con conjuntos especializados, como Les Musiciens du Louvre y The English Concert, Biondi fundó Europa Galante, grupo que se ha forjado una altísima reputación, insuflando nueva vida a los repertorios barroco, clásico y romántico temprano en los principales festivales y escenarios internacionales. En las últimas temporadas, Biondi ha llevado de gira Silla de Haendel a China y Japón. Entre las actuaciones más recientes se encuentran sus conciertos con la Sinfónica de Chicago, la Orchestra dell’Accademia Nazionale di Santa Cecilia, la RAI de Turín, la NDR Radiophilharmonie, la Sinfónica de la Radio de Fráncfort, la Filarmónica de Bergen, la Sinfónica de la Radio Finlandesa, la Orquesta de Cámara de Mahler y la Mozarteumorchester de Salzburgo. Fue director artístico de música barroca de la Orquesta Sinfónica de Stavanger. Recientemente, ha trabajado en el Gran Teatro de Ginebra en Die Entführung aus dem Serailand, de Mozart, con la Orchestre de la Suisse Romande, o en la Staatsoper unter den Linden de Berlín en La Vergine addolorata, de Scarlatti, con la Akademie für Alte Musik Berlin. Asimismo, ha participado en otras importantes producciones de óperas de Donizetti, Rossini, Haydn o Verdi. Como violinista, es reconocido como un virtuoso y actúa en recitales en todo el mundo. Su amplia discografía en Warner, Virgin y Glossa le ha valido numerosos premios. Su aclamada grabación con Europa Galante de Las cuatro estaciones de Vivaldi fue nombrada disco del año en numerosas publicaciones y premiada por la crítica de varios países. Ha grabado con intérpretes como Joyce DiDonato, Diana Damrau, Philippe Jaroussky, Vivica Genaux o Rolando Villazón. Su álbum Sonatas for violin & guitar, de Paganini, fue Editor’s Choice por Gramophone y la BBC Music Magazine. Biondi es académico de la Accademia Nazionale di Santa Cecilia y oficial de la Orden Nacional de las Artes y las Letras por el Ministerio de Cultura de Francia. Fue artista residente en la temporada 18/19 del Centro Nacional de Difusión Musical. Toca un Gennaro Gagliano de 1766, propiedad de su maestro Cicero, que le cede la Fundación Salvatore Cicero de Palermo.

 

Europa Galante, una aventura musical

Tras su fundación en 1990 por Fabio Biondi, Europa Galante se estableció rápidamente como el principal conjunto de instrumentos del período italiano, insuflando nueva vida al repertorio barroco y clásico. El conjunto se especializó inicialmente en los compositores italianos de los siglos XVII y XVIII y, tras la publicación de su primer disco dedicado a los conciertos de Vivaldi, el conjunto ha recibido un reconocimiento mundial, ganando constantemente el más alto nivel de aclamación de la crítica, incluyendo el Diapasón de Oro de l’Année y el Choc de Musique. Europa Galante interpreta ahora una variedad de repertorio muy conocido y descubre gemas ocultas desde la ópera de Haendel hasta las suites orquestales de Bach, desde la ópera de Rossini hasta la música de cámara de Boccherini. Desde que fue fundada hace 30 años, Europa Galante ha realizado numerosas giras internacionales, actuando en muchas de las principales salas de conciertos y teatros del mundo, como el Teatro alla Scala de Milán, el Théatre des Champs Elysées, la Accademia di Santa Cecilia de Roma, el Concertgebouw de Ámsterdam, el Wiener Musikverein, el Lincoln Center y el Carnegie Hall de Nueva York, el Suntory Hall de Tokio y la Ópera de Sydney. Las últimas aportaciones a su discografía con Warner Classics, Virgin y Glossa incluyen los Conciertos para violín ‘Dell’addio’ o Conciertos para violín ‘La bohemia’ de Vivaldi, Capuleti e Montecchi de Bellini y Macbeth de Verdi, así como diversas óperas de Vivaldi: Bajazet, L’oracolo in Messenia y Ercole sul Termodonte, recuperadas por Warner Classics con la participación destacada de Joyce DiDonato, Diana Damrau, Philippe Jaroussky, Vivica Genaux o Rolando Villazón, entre otros. Y en 2019 se publicó la grabación de Argippo, de Vivaldi, en Naïve. Europa Galante es la orquesta residente de la Fondazione Teatro Due en Parma.

Vivica Genaux

La figura de Farinelli ha resultado siempre tremendamente atractiva para el público. Mucho tuvo que ver la película que Gérard Corbiau dedicó, con un tratamiento discutible en los aspectos históricos, al famoso castrati del siglo XVIII.

Tras uno de sus primeros trabajos con arias de Farinelli, con la colaboración de René Jacobs, llega ahora al Teatro de la Zarzuela con “Memoria de Farinelli”, la mezzosoprano estadounidense Vivica Genaux.

Con este trabajo, Genaux trata de mostrar la evolución vocal de Farinelli. Pero también la evolución de su propia voz. Lo ha hecho con arias de distintos compositores, sobre todo de Porpora. No en vano éste fue profesor de canto de Farinelli, quien mejor conocía sus cualidades vocales y el compositor de muchas de las arias que éste interpretó. Genaux demuestra en este recital un color y un timbre de extraordinaria belleza, pero, sobre todo, una técnica y una facilidad para las agilidades y el vibrato que le permiten reproducir arias de una coloratura endiablada. Así quedó demostrado en la primera de sus intervenciones, el aria de Nicomedes: “Vo´che in mezzo del futore”, del Pietro Torri, un aria muy poco conocida. Una se da cuenta al escucharla del porqué de sus escasas interpretaciones. En esta ocasión, Genaux ha interpretado el aria original que cantaba Farinelli, con más coloratura, no solo en el da cappo, sino en toda la partitura.

Otros momentos de locura pirotécnica llegaron con la interpretación de las dos arias compuestas para Farinelli por su hermano, Riccardo Broschi. El delirio llegó con la que cerraba el recital, el aria de Arbaces: “Son qual nave ch´agitata”, con texto de Pietro Metastasio. Una de las arias de Porpora, “Il pié s´allontana”, de Angelica e Medoro, fue compuesta para un joven Farinelli de 15 años cuya voz estaba más próxima a la de una soprano y que Vivica Genaux reproduce con brillantez y, como no, con su peculiar vibrato maxilar.

Les Musiciens du Louvre han sido sus músicos acompañantes en esta ocasión bajo la dirección desde el violín de Thibault Noally. El barroco italiano no es la especialidad de este grupo orquestal, se desenvuelve mejor en el repertorio francés, pero su labor, tanto en el acompañamiento de las arias, como en las obras orquestales, ha estado a gran altura.

La noche terminó con dos propinas, ante los insistentes aplausos, un aria muy poco conocida de Orlandini, y tal vez, la de mayor dificultad de toda la noche, y una muy conocida, “Agitata da due venti”, que hizo las delicias de un público totalmente entregado.

Serse

Franco Fagioli protagoniza la primera grabación mundial de la ópera “Serse” de Handel con un contratenor en el papel principal de Serse, originalmente cantado por un soprano castrato.

El contratenor encabeza un reparto estelar acompañado por el conjunto historicista Il pomo d’oro y la batuta de Maxim Emelyanychev.

REPARTO

Franco Fagioli, Serse
Vivica Genaux, Arsamente
Inga Kalna, Romilda
Francesca Aspromonte (courtesy Pentatone), Atalanta
Andrea Mastroni, Ariodate
Delphine Galou, Amastre
Biagio Pizzuti, Elviro
Cantica Symphonia, choir (Giuseppe Maletto, director del coro)
Il Pomo d´Oro Orchestra
Maxim Emelyanychev, director musical

“Franco Fagioli fue perfecto como el impredecible tirano… Verdaderamente confirmó su estatus como el contratenor estrella de su generación. Su paleta de colores vocales fue vasta, su coloratura, perfecta, y su musicalidad y sentido del estilo barroco asombrosos. […] El resto del reparto estuvo a la altura, todos ellos especialistas barrocos con una coloratura clara y brillante. […] La orquesta fue Il pomo d’oro, un conjunto de época creado en 2012, que se ha consolidado como uno de los más interesantes del panorama musical actual. Confirmaron su posición con una actuación precisa y reflexiva, dinámicas matizadas y un estilo perfecto. Maxim Emelyanychev dirigió desde el clave con energía e impulso; Su juventud, evidente en su aspecto juvenil, contrastó con su indiscutible experiencia y habilidad.

Fabio Biondi

Fabio Biondi fundó Europa Galante en 1990. Al año siguiente, grabó con el conjunto una versión de Las cuatro estaciones de Vivaldi de una audacia tal que revolucionó la visión no sólo de esa obra, sino de todo el género del concierto barroco. Casi tres décadas después, con otra grabación entre medias que supuso una vuelta de tuerca más sobre el género, aquella mirada podrá contrastarse con esta nueva interpretación de las estaciones. Antes, y en compañía de dos grandes estrellas de la ópera barroca, Biondi visitará la infrecuente Gloria e Imeneo, serenata escrita para las bodas de Luis XV que acercó a Vivaldi en 1725 al estilo de la música francesa.

Nacido en Palermo, Fabio Biondi comenzó muy joven su carrera internacional impulsado por una temprana curiosidad cultural y musical que le llevó a conocer a los pioneros de la nueva escuela Barroca.

En 1990 fundó Europa Galante, que en pocos años, gracias a una actividad concertística extendida por todo el mundo y a un increíble éxito discográfico, se convirtió en el conjunto italiano, especializado en música antigua, más famoso y premiado internacionalmente. Con Europa Galante Fabio Biondi ha actuado en las salas de conciertos y teatros más importantes del mundo: desde el Teatr o alla Scala de Milán hasta la Accademia di Santa Cecilia de Roma, desde el Suntory Hall de Tokio hasta el Concertgebouw Ámsterdam, desde el Royal Albert Hall de Londres hasta el Lincoln Center de Nueva York, desde el Théatre des Champs-Elysées de París hasta el Sydney Opera House.

En pocos años el conjunto vendió casi un millón de discos, recibiendo los premios discográficos internacionales más importantes. Fabio Biondi encarna hoy el símbolo de una búsqueda perpetua de un estilo libre de influencias dogmáticas e interesado en la búsqueda de un lenguaje original. Esta inclinación le llevó a colaborar como solista y director de orquestas colaborando con la Orquesta Santa Cecilia de Roma, la Óperade Halle, la Orquesta de Cámara de Zúrich, la Orquesta de Cámara de Noruega, la Orquesta Mozarteum Salzburg, la Orquesta de Cámara de Mahler y la Orquesta Sinfónica de Chicago.
Fabio BIONDI, violín y dirección

Vivica GENAUX, mezzosoprano

Sonia PRINA, mezzosoprano

Auditorio Nacional (Sinfónica) | Madrid7 de octubre, 19:00

Marcello di isa

El pasado domingo 23 de marzo, a las 18h, el Centro Nacional de Difusión Musical (CNDM) cerraba la actual edición de su ciclo UNIVERSO BARROCO en la Sala Sinfónica del Auditorio Nacional de Música con un programa inédito en España: la versión escrita en Roma en 1720 de la ópera Tito Manlio de Vivaldi. Para este cierre, se ha contado con algunas de las principales voces del panorama barroco nacional e internacional, el Concerto de´Cabalieri, dirigidos por Marcelo di Lisa y con las voces de María Espada, Ann Hallenberg, Vivica Genaux, Magnus Staveland y Nerea Berraondo.
La recuperación de una ópera perdida Tito Manlio (Versión de Roma, 1720)
Como muy bien dice Frédéric Delaméa , “Durante el carnaval de 1719, siendo maestro di cappella del príncipe austríaco Philipp von Hess-Darmstadt, gobernador de Mantua, Vivaldi compuso la música de una ópera para ser representada en el Teatro de la Villa de Mantua. La ópera fue titulada Tito Manlio y fue compuesta sobre un libreto del poeta Matteo Noris. Este libreto, al cual se puso música por primera vez en 1696 en la Villa de Pratolino de Florencia, había obtenido ya un enorme éxito por los teatros de Venecia, Ferrara, Livorno, Nápoles, Génova, Verona, Reggio o Turín.
El éxito de la obra se debió tanto a la música como al libreto, el cual arrojó una luz completamente nueva sobre la trágica oposición entre el cónsul romano Tito y su hijo Manlio, según lo narrado por Tito Livio, a través de una trama inteligentemente construida alrededor de las sombras y las luces de las Vertus romaines, valores fundacionales y unificadores de la joven República. Por lo tanto, fue casi natural que al año siguiente, 1720, el Teatro della Pace de Roma hiciera a Vivaldi, el Prete rosso, su primer encargo romano, para que compusiera una nueva ópera sobre Tito Manlio, basada en el mismo libreto de Matteo Noris pero con música totalmente nueva y distinta de la compuesta para Mantua.
La invitación recibida por Vivaldi tenía, de todas formas, condiciones particulares: Vivaldi aceptó, pero según práctica común de la época la ópera fue escrita en colaboración con dos brillantes compositores romanos, Gaetano Boni y Giovanni Giorgi, quienes hicieron importantes contribuciones a la ópera. Vivaldi fue el encargado de escribir la música del tercer Acto de este nuevo Tito Manlio, pero sin duda supervisó los otros dos actos, respectivamente confiados a Boni y Giorgi.
A diferencia de la partitura de Mantua, la música de Tito Manlio de Roma desgraciadamente se perdió, pero su estela musical nos ha llegado a través de un reciente descubrimiento de tres colecciones de arias en Roma copiadas y guardadas en varias bibliotecas de Europa que hicieron posible resucitar la ópera. A día de hoy es posible identificar más de veinte arias, dos dúos y un coro, que ofrecen una imagen viva y entusiasta de esta obra y permiten su reconstrucción bajo la forma de un recital de arias y conjuntos, respetando la cronología dramática del libreto.
La representación de esta magnífica obra perdida y recuperada es la ocasión de revelar el último dramma per musica todavía inédito de Vivaldi. Ello permite igualmente, gracias a la reputación y a la fama del famoso veneciano, rescatar de la sombra a dos brillantes músicos romanos olvidados pero de los cuales, gracias a esta colaboración, podemos demostrar su enorme talento.”
Aunque la obra en su conjunto es extraordinaria, sin duda el genio era Vivlaldi, y así queda de manifiesto en las apreciables diferencias entre los dos primeros actos, de Boni y Giorgi, y el tercero, compuesto por Vivladi. Las arias, de una extraordinaria belleza y complejidad en este tercer acto, suponen todo un desafío para los intérpretes.
María Espada, que interpretó a Vitellia, posee una voz técnicamente uniforme, de gran solidez y expresividad. La extremeña emocionó con algunas de las más hermosas arias de la obra. Una voz nítida, tersa y llena de matices.
La mezzosoprano nacida en Alaska Vivica Genaux interpretó a Manlio. Es una de las voces más sólidas en el universo barroco. Su primer aria tuvo un exceso de reverberación, pero fue de menos a más y regaló unas arias dramáticas en el tercer acto de gran emotividad. Domina su instrumento con gran soltura.
Ann Hallenberg, como Servilia, demostró gran dominio de los registros agudos que también exigía el personaje. Como el resto del reparto, se lució más en las arias del tercer acto, más complejas y elaboradas.
El tenor noruego Magnus Staveland, recreó un Tito algo destemplado al principio. Sus problemas de afinación fueron resolviéndose a lo largo de la obra hasta llegar a un aria final de gran emotividad.
Nerea Berraondo interpretó a Lucio. Fue la sorpresa de la noche. Posee un amplio registro, agudos luminosos y graves cavernosos. Lástima su escaso volumen de voz, sobre todo en las agilidades, como en la segunda de sus dos arias donde apenas se escuchó. Es este un aspecto, el volumen de voz, que puede afectar la carrera de un cantante. Esperemos que no sea el caso de Nerea Berraondo ya que posee un bellísimo instrumento.