Entrevista a Ottavio Dantone, director de Accademia Bizantina

Entrevista Ottavio Dantone1

 

Entrevista Ottavio Dantone2

 

Entrevista Ottavio Dantone3

 

Entrevista Ottavio Dantone4

 

Entrevista Ottavio Dantone5

 

 

Su proyecto se llama “Revolution”. ¿Cuál es la verdadera revolución de la música Barroca?

La revolución de la música Barroca en los últimos cincuenta años ha experimentado diversas etapas, como la etapa del redescubrimiento de los instrumentos antiguos, la del lenguaje y la de su comunicación al gran público. Nuestro proyecto quiere extender el espacio temporal de la música antigua ampliando este término hasta el siglo XIX, con el fin de demostrar que la música del siglo XIX se nutre todavía de muchísimos gestos y códigos expresivos procedentes de siglos pasados, que pueden revelar al oyente de hoy aspectos y detalles todavía ocultos, capaces de producir nuevas emociones, ya olvidadas.

Compositores venecianos como Albinoni, Marcello, Vivaldi y Galuppi. ¿Qué particularidad aporta cada uno al barroco?

Todos estos compositores, junto a otros muchos, han contribuido a crear un estilo que en el siglo XVIII atraía a Venecia a músicos y melómanos de toda Europa. Un estilo que presenta unas soluciones rítmicas, melódicas y armónicas características, producto de influencias procedentes de las muchas culturas que se entrecruzaban en una ciudad multiforme y poliédrica como la Venecia de la época. Un estilo, además, que ha tenido una gran influencia en muchos músicos; el primero de todos, J. S. Bach.

¿Por qué la música barroca expresa con tanta precisión los sentimientos y las pasiones?

El vínculo que une al compositor de música barroca con el ejecutor y finalmente con el oyente se caracteriza por una estética que concibe las emociones y las pasiones según un orden que determina los momentos, en los que se experimentan determinadas sensaciones. Sin duda, estamos hablando de retórica musical, cuya aplicación nos permite entender esta época y revivir las emociones y pasiones más fuertes y sinceras.

¿Cree que los códigos que utilizamos actualmente para transmitir y percibir la música barroca son diferentes a los que se utilizaban en el momento de su composición? ¿Cómo está evolucionando el lenguaje musical?

En mi opinión, es totalmente necesario utilizar hoy los mismos códigos de entonces, porque es el único modo que tenemos para llegar lo más cerca posible a lo que estaba en la mente del compositor y de conseguir, por tanto, que el resultado musical y emocional sea más fuerte y comunicativo. Lo que cambia hoy con respecto al pasado es quizá la percepción sonora en relación a los espacios, con el consecuente riesgo de deformar el significado de la materia musical.

Adentrarse en el conocimiento de la música barroca abre un universo infinito de comunicación y conocimiento, no solo musical. Tras muchos años de carrera y de un profundo estudio, casi semiológico, de la música barroca, ¿Cuál es su diagnóstico para este género en la actualidad?

He dedicado más de cuarenta años al estudio de la música antigua y a todos los aspectos que la caracterizan, no solo musicales, sino también históricos, filosóficos, sociológicos, etc. Todo esto me ha permitido entender cuánto queda todavía por hacer para entender y aprender cosas nuevas que se puedan transmitir a otros. También me ha servido para darme cuenta de que esta música consigue hablarnos todavía hoy, y parecernos actual a pesar del paso del tiempo.

¿Qué nos puede contar se su nuevo disco: “Concerti per Archi III e Concerti per viola d’amore” para la prestigiosa Vivaldi Edition (Naïve classique)?

Nuestra última grabación quiere poner de relieve la extraordinaria habilidad de Vivaldi para contar algo siempre nuevo y original, aunque sea a través de una forma breve y aparentemente estereotipada como el Concerto per Archi. Quisimos adentrarnos, en profundidad, en los detalles, a veces, ocultos, que componen estas maravillosas “miniaturas”, para hacer que emerjan las miles de soluciones diferentes que es capaz de poner en práctica este genial compositor, aun manteniendo su reconocible y único estilo. Los Concerti per Viola d’amore representan un corpus de obras único en su género, que nos permiten conocer mejor las posibilidades tímbricas y expresivas de este instrumento misterioso y poco conocido.

A través de los vídeos de su último trabajo nos damos cuenta de la importancia de la imagen y la puesta en escena. ¿Qué importancia tiene la estética audiovisual como elemento de comunicación de su arte?

Creo que el elemento visual es, sin duda, importante para comunicar y transmitir emociones de forma rápida y eficaz a todos los niveles de escucha. No olvidemos que en la época barroca, el aspecto “sinestésico”, incluso de la música, tenía una gran importancia. Sonidos, colores, efectos, coreografías o cualquier espectáculo visual fascinaban al oyente y le condicionaban fuertemente la percepción.

¿Es una contradicción decir que la música barroca nos traslada al futuro?

El hombre moderno, a diferencia de los siglos anteriores, mira el arte y por tanto también la música, trasladando elementos del pasado a la estética y sensibilidad actual. Y, evidentemente, pasado y futuro se entrelazan con la investigación de las propias raíces, y de las exigencias y estéticas futuras.

¿Qué hace Ottavio Dantone cuando no está haciendo música?

Me relajo en mi casa de campo con mi familia, aunque la música no me abandona prácticamente nunca.

 

Etiquetado con: , , ,